Probamos la gama deportiva Lexus F Sport13

Probamos la gama deportiva Lexus F Sport

7 Noviembre, 2012, modificada el 9 Agosto, 2017 por

Lexus RX 450h F Sport, Lexus IS F e IS F Sport, Lexus GS 450 h F Sport y la “joya de la corona”, el Lexus LFA. Todos ellos han pasado por nuestras manos en una intensa jornada de pruebas que tenía un objetivo: demostrar que un vehículo híbrido no siempre significa “aburrido”.

Probamos la gama deportiva Lexus F Sport13

Lexus quiere demostrar que sus berlinas, además de ofrecer un lujo exquisito, también pueden provocar que se acelere el pulso, incluso aquellas dotadas de un “corazón” híbrido. La marca nipona confirma su apuesta por el dinamismo; ya indicó que ése era su camino con el concept LF-CC, presentado en el pasado Salón del Automóvil de París. Así, su ADN cambiará: paulatinamente, los acabados F y F Sport, los más deportivos, se incorporarán a toda su gama. Por ejemplo: en enero de 2013 se lanzará el Lexus CT 200h F Sport, dotado de Performance Dumpers -unos amortiguadores laterales, diseñados por Yamaha, que refuerzan la parte superior de la suspensión y aportan mayor rigidez al chasis y un mejor paso por curva-, nueva parrilla y llantas de 17”, cristales oscurecidos…

Lexus CT 200h F Sport13
La F es un homenaje al circuito de Fuji, un trazado de gran importancia para el desarrollo de los modelos más deportivos de Lexus.

Tras esta primicia, llega la siguiente: tenemos ante nosotros, para ver y tocar, la primera unidad del Lexus LS 600h F Sport que ha “aterrizado” en España, con sus frenos Brembo, llantas de 19”, pedales deportivos perforados, parrilla específica y el sistema Dynamic Handling de la marca, similar al que está presente en el GS 450h F Sport; vamos a comprobar las cualidades de este dispositivo en primera persona a lo largo de esta jornada.

Lexus RX 450h F Sport

La versión deportiva del todocamino Lexus RX 450h se ha lanzado este año y es la primera que vamos a probar. Nos espera sobre una pista de barro en la que comprobaremos las bondades del Dynamic Hybrid Balance; se trata de un dispositivo pionero en este tipo de vehículos, afirma la marca, que emplea actuadores (alimentados con la batería del sistema híbrido) en las barras estabilizadoras delantera y trasera. La teoría reza que se reduce la inclinación en las curvas y aumenta la precisión de la dirección. La práctica lo corrobora: la conducción es ágil y, a pesar del mal estado del trazado, sólo hace falta apuntar con el volante hacia donde queremos ir para que el RX 450h obedezca. Pedales con inserciones de aluminio y una imagen más agresiva que la de sus “hermanos” completan el conjunto.

Lexus GS 450h F Sport

También ha aparecido este año el Lexus GS 450h F Sport, con el que completaremos un circuito con largas rectas y todo tipo de curvas (un par de ellas, sobre pintura deslizante). Empezamos a acelerar y sus 345 CV se hacen notar con un empuje constante. Damos un toque al pedal del freno y actúan el aluminio y el acero empleados en este sistema. Una insinuación de volante y nos inscribimos en el giro. Todo sucede de forma suave, sin aspavientos, sin malas formas, y buena parte de la “culpa” la tienen la suspensión adaptativa y el Lexus Dynamic Handling System. Este último hace trabajar de forma conjunta la dirección con relación variable y la dirección trasera dinámica; así, las ruedas posteriores pueden modificar su trayectoria en función de la velocidad y ayudarnos en los trazados más retorcidos.

El resultado es un coche que se conduce de forma sencilla aunque el ritmo sea alto, ya que sus sistemas de seguridad son muy indulgentes con los errores. Es francamente difícil que pierda la compostura y, cuando se rueda deprisa -algo que sucede casi sin darte cuenta, dada la progresividad de la entrega de potencia y la gestión intachable del cambio automático, cuyo objetivo es llevar el motor siempre en el régimen de par máximo para optimizar la eficiencia-, se agradece.

Su imagen ha sido modificada para adaptarla a la del resto de la gama F Sport (con parrilla delantera específica y spoiler trasero, pedales deportivos perforados, inserciones de aluminio, asientos tipo baquet…), pero puede que aún tengas alguna duda sobre el “alma racing” de un vehículo de casi cinco metros. Echa un vistazo al Lexus GS F Sport que se emplea como “safety car” en el circuito de Sídney (Australia) y te convencerás.

Vídeo: conducimos el Lexus GS 450h F Sport

Lexus IS F Sport

En esta prueba no hay descanso: tras bajar del GS 450h F Sport, subimos al Lexus IS F Sport. Para distinguirlo de la versión “convencional”, se le ha dotado de una suspensión deportiva rebajada, asientos con refuerzos laterales y unas llamativas llantas de 18” -recubiertas, como el resto de la gama, por neumáticos Michelin-.

De aspecto afilado y dinámico, encara un larguísimo “slalom” que realizamos dos veces, seguido de una frenada con esquiva. De nuevo, las reacciones son nobles: un motor elástico hace que apenas sea necesario tocar el freno en los cambios de apoyo (eso sí, cuando necesitamos hacer uso de este pedal, el equipo actúa parando el coche de forma más que disciplinada), mientras que la amortiguación contiene los balanceos de la carrocería sin restar ni un ápice de confort. Pero buscamos algo más…

Lexus IS F

… Lo encontramos en su “hermano mayor”, el Lexus IS F. Nació en el circuito de Fuji (de ahí la “F” símbolo de estos modelos, cuyo logo, además, reproduce las siete primeras curvas del trazado), durante el tiempo libre de unos ingenieros empeñados en crear un vehículo de altas prestaciones. Lo dotaron de un motor V8 con 423 CV, inyección directa e indirecta, diferencial Torsen, una caja de cambios de 8 velocidades, tecnología Lexus Hybrid Balance, dirección trasera dinámica… Todo ello ponía las bases para los F Sport actuales.

Realizamos la misma prueba que antes y la potencia de la mecánica te sacude el cuerpo para lanzarte de forma despiadada hacia los conos del “slalom”. Sin embargo, al igual que con el IS F Sport, todo se resuelve con un par de movimientos precisos de volante, a pesar de que el ritmo es mucho más alto. También los frenos actúan con mayor contundencia.

El dinamismo se deja sentir en cada detalle; no es extraño que, tras el lanzamiento del IS F, hace cinco años, apareciera su “alter ego” de competición, el Lexus IS F CCS R, que ya ha participado en la subida a Pikes Peak. Lo más llamativo de esta versión es el empleo masivo de la fibra de carbono, presente en la carrocería -realizada enteramente en este material- y en varios detalles del interior. Unas ventanas de policarbonato ayudan a rebajar el peso total del conjunto nada menos que en 314 kg.

La verdad es que pasar del IS F Sport al IS F es comparable a jugar en otra liga; la propia marca anuncia que, a día de hoy, el segundo es lo más cercano al LFA… Pero siempre teniendo en cuenta que este último es superlativo, único, el escalón más alto de todo lo que va a pasar por nuestras manos en esta jornada. Es tan especial que se merece un capítulo aparte; pincha en el enlace para descubrir todo sobre el Lexus LFA.

Te puede interesar...

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba