Probamos el Suzuki Swift Sport 2011

29 noviembre, 2011, modificada el 1 diciembre, 2011 por

Suzuki acaba de presentar la nueva versión Sport de su Swift. Compacto, fácil de conducir, muy deportivo, estiloso… permite enlazar curvas sin balanceo, trazar como si el coche fuera sobre raíles, divertirse conduciendo e incluso hacerlo con una silla de niño en el asiento trasero.
Buscan amantes de la conducción deportiva y de los coches pequeños. ¿Te apuntas?

21

El Suzuki Swift Sport que acabamos de conducir por la sierra madrileña fue presentado en el pasado Salón de Frankfurt, basándose en la completa renovación del Swift realizada por la marca japonesa en 2010. La versión Sport nació en 2006, tomando el relevo del antiguo Swift GTI. Ahora se actualiza creciendo en dimensiones, mejorando rendimiento y consumos, adoptando una imagen más agresiva y dotándose de un equipamiento  más completo.

Por fuera, el Swift Sport ha materializado su carácter deportivo con una carrocería de 3 puertas, una gran parrilla y faros antiniebla en el frontal, pilares A y B (los que enmarcan la ventanilla delantera) pintados de negro, alerones laterales y en el remate del techo y llantas de aleación de 17 pulgadas.  Su presencia se hace así más atrayente, un punto más agresiva, algo de lo que Suzuki es plenamente consciente y que lleva a gala.

[auto_quote quote=”Oferta de lanzamiento del nuevo Swift Sport” quote_title=”Conducción deportiva por menos de 16.000 euros” quote_description=”El PVP es de 17.495 euros, aunque su precio de salida, con un descuento de 1.500 euros, es de 15.995 euros.”]

El nuevo Swift Sport, más grande

Comparada con la versión anterior, ésta crece, ya que es 12 cm más larga (sobre todo por los nuevos parachoques delanteros y traseros), llegando a los 3,89 metros. Mide casi 1,70 m de ancho y 1,51 de alto, con una batalla (distancia entre ejes) de 2,43 metros. Estas medidas configuran un coche compacto, que transmite aplomo sobre el asfalto y dinamismo.

Conducimos el nuevo Suzuki Swift Sport21
Suzuki define así el cliente tipo del Swift Sport: "personas activas, entre 30 y 40 años, que disfrutan de su estilo de vida, son activos, deportistas, deportivos y que aprecian una conducción dinámica".

En el interior, el estilo deportivo continúa manifiesto. El diseño de las plazas delanteras, que contornean lateralmente el cuerpo de los ocupantes,  mejora la sujeción, tan necesaria cuando se practica conducción deportiva;  además llevan pespuntes en hilo rojo, al igual que el volante y la base de la palanca de cambios, otro rasgo más de deportividad junto a las inserciones plateadas decorativas en la consola central, volante y palanca de cambio. Ese estilo se plasma igualmente en los relojes de la instrumentación y los pedales de aluminio, y se puede decir que se “respira” en todo el habitáculo.

Pero el estilo no lo es todo, claro. La deportividad se demuestra en marcha y en Autocasion.com la pusimos a prueba en un itinerario perfecto para ello: subida y bajada del puerto de Canencia, muy cerca de la población serrana madrileña de Miraflores. Las circunstancias eran perfectas: sol de otoño, buena visibilidad, suelo mojado por las recientes lluvias, zonas sombrías por el boscaje y un trazado en ocasiones ratonero (con vueltas y revueltas) y con un firme a tramos irregular.

Acomodarse en el puesto de conducción resulta fácil, por las posibilidades de regulación del asiento y del volante (éste en profundidad y en altura); salir acelerando –hemos dicho conducción deportiva, ¿verdad?– es un placer porque el aumento de par (de 148 a 160 Nm) nos da una disponibilidad muy inmediata de la potencia (136 CV) y las seis marchas del Swift Sport dan juego para remontar, acelerar deprisa, reducir, frenar y recuperar…  El motor 1.6 de 4 cilindros tiene un sonido agradable, sin grandes estridencias tampoco. No hay que olvidar sus prestaciones más dinámicas: 195 km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,7 segundos.

Interior del nuevo Suzuki Swift Sport21
El diseño de las plazas delanteras, que contornean lateralmente el cuerpo de los ocupantes, mejora la sujeción, tan necesaria cuando se practica conducción deportiva.

Las suspensiones reguladas ahora con mayor rigidez que en la versión anterior, garantizan, montadas en el chasis optimizado por el equipo de ingenieros de Suzuki, un manejo directo y un paso impecable por curva, sin compromisos de subviraje (el coche no se va de morro) ni sobrevirajes inesperados (no se va tampoco de atrás), consiguiendo una precisión de trazado que hace que uno disfrute a fondo de estar al volante (también gracias al control de estabilidad y de tracción, no hay que olvidarlo).

Nos divertimos muchísimo, la verdad, y eso que la conducción deportiva parece estar demonizada en muchos foros de opinión hoy en día. Lo cierto es que no sobrepasamos ningún límite de velocidad y que nos movimos sólo en nuestro carril y nuestro lado de la calzada. Además, si miramos los consumos y las emisiones, en el nuevo Swift Sport se han reducido: cada 100 kilómetros consume ahora 6,4 litros de gasolina en lugar de 7 y emite 147 g de CO2 por km (antes, 167).

Impresiones de conducción

Isabel Gª Casado y el Suzuki Swift Sport 2011En Autocasion.com hemos disfrutado a fondo de esta prueba de conducción.  La nueva versión del Suzuki Swift Sport nos parece un coche de talante claramente deportivo, con un tamaño perfecto para disfrutarlo a fondo, de aspecto moderno y atractivo y con un equipamiento que combina muy bien confort (climatizador, control de velocidad), seguridad (control de estabilidad, control de tracción) y tecnología (puerto USB, radio con MP3…).

Isabel Gª Casado

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba