Probamos el renovado Tata Xenon16

Probamos el renovado Tata Xenon

16 Junio, 2012, modificada el 18 Junio, 2012 por

El pick-up hindú recibe una puesta al día -sobre todo, mecánica- para cumplir la norma Euro 5. Más potencia y mejor rendimiento con menos emisiones y algunos detalles mejorados distinguen al renovado Tata Xenon, una herramienta para el día a día.

Probamos el renovado Tata Xenon16

Viñuelas (en los alrededores de Madrid) ha sido el lugar elegido por la nueva importadora de Tata (Nijuler Automoción Siglo XXI) para presentar el renovado Tata Xenon Euro 5.

Estéticamente, las diferencias respecto al modelo precedente lanzado en 2008 son mínimas y se centran en la forma de la parrilla delantera.

En el interior, las novedades asimismo son muy sutiles, tan sólo una nueva capilla para el reloj y recién estrenados mandos para la climatización serán los que más destaquen, aunque en los paneles de las puertas también hay ligeros cambios.

Donde más se notan las diferencias es en los ajustes y en la mecánica, que ha tenido que adaptarse a las más exigentes normas anticontaminación. También es de destacar la incorporación del ABS, por fin.

Los mejores ajustes se notan en detalles como la ausencia de ruidos aerodinámicos, el cierre de las puertas, el tacto de mandos como el de los limpiaparabrisas y luces, etc., que hacen que la sensación a bordo del Tata Xenon haya mejorado respecto a su predecesor.

Tata Xenon 2012, Viñuelas, Rubén Fidalgo16
En esta vista se aprecia la nueva EGR.

El motor, de fabricación propia, 2.2 Dicor (Diesel Common Rail) es esencialmente el mismo que tenía anteriormente y que rendía 140 CV. Ha sido sometido a una profunda revisión con el fin de cumplir con la normativa Euro 5, para lo que ha sido necesario instalar un nuevo turbo de geometría variable con el filtro anti partículas y el catalizador NOx integrado, un revisado sistema de recirculación de los gases de escape y recién estrenados inyectores. Lógicamente, la gestión electrónica ha tenido que revisarse para adaptarse a los nuevos parámetros de funcionamiento y, lejos de haber perdido prestaciones al reducir emisiones y consumo, ha mejorado sus cifras. Ahora, la potencia máxima es de 150 CV y el margen de utilización es mayor, con un par máximo de 320 Nm entre 1.500 y 3.700 rpm.

El sistema de tracción total sigue siendo el mismo: propulsión trasera (con diferencial trasero autoblocante) con posibilidad de acoplar el eje delantero, pero sin diferencial central, por lo que sólo debemos utilizar el 4×4 en zonas de muy baja adherencia. También cuenta con reductora de acoplamiento eléctrico -al igual que la tracción-, siendo necesario detener por completo el vehículo para engranarla, mientras que el sistema 4×4 puede conectarse en marcha por debajo de 60 km/h (aunque, si aceptas un consejo de mecánico, hazlo también en parado para cuidar el dispositivo).

Tata Xenon, una herramienta de trabajo

Estamos ante el pick up más barato del mercado y no lo es por una diferencia de unos cientos de euros, no. El Tata Xenon gana por goleada a todos sus rivales. Con un precio para profesionales (por temas fiscales, para particulares el importe sube hasta 18.751 euros) de sólo 17.320 euros, el siguiente pick up más asequible del mercado es el Nissan Navara, que pasa de los 25.000 euros y cuenta con algo menos de equipamiento.

Tata Xenon 2012, Viñuelas, Rubén Fidalgo16
El volante forrado en piel pretende dar un aire acogedor al interior.

Como es lógico, no podemos esperar unos materiales de lujo, ni un rodar en carretera similar al de un turismo, pero, teniendo en cuenta el coste, este Tata cumple bien su cometido (más aún si nos fijamos en su generosa dotación de serie). Como opciones sólo quedan las barras antivuelco traseras y las cubiertas de la zona de carga. Hay dos opciones: Full box por 1.902 euros o Hard Top por 2.103 euros. Todo lo demás viene de serie: aire acondicionado, ABS, reductora, antinieblas, airbag, luces de cortesía en las puertas, cierre centralizado… tan sólo falta el ESP como equipamiento de seguridad; no está disponible ni siquiera como opción.

Las suspensiones son muy sencillas y apropiadas para el trabajo duro. Delante cuenta con un paralelogramo deformable con barra de torsión como elemento elástico. Detrás tenemos un eje rígido con ballestas. Ideal para cargas pesadas, pero en vacío lo convierten en un canguro. Mucho ojo con la carretera mojada: “poner de costado” al Tata Xenon es muy sencillo si no estamos atentos y hemos sido muy valientes con la velocidad.

En carretera tiene el tacto típico de vehículo industrial. La mecánica se oye claramente en el interior y las suspensiones no trabajan bien con la caja vacía. Eso sí los frenos con ABS son una mejora considerable frente a los de la generación anterior.

Tata Xenon 2012, Viñuelas, Rubén Fidalgo16
Anacrónico, ningún 4x4 actual monta bujes tan abultados.

Las prestaciones del motor 2.2 Dicor son honestas y mueven al Xenon con bastante agilidad; en mi opinión, incluso corre “demasiado” para la geometría de suspensiones y, sobre todo, el sistema de dirección por bieletas y reenvíos que equipa. Una configuración muy robusta, ideal para el trabajo duro, pero imprecisa a ciertas velocidades.

Fuera del asfalto, el Tata Xenon se comporta como era de esperar. Si vamos vacíos, las ballestas traseras rebotan de forma muy brusca y nos hacen ir dando saltos; es mejor bajar el ritmo y elegir bien qué bache debemos pisar y cuál vamos a esquivar.

La altura libre al suelo es buena y también los ángulos de ataque y salida, pero ojo con la batalla -bastante larga- y el puente central del chasis de largueros: podemos empanzar si nos aventuramos demasiado.

La tracción 4×4 funciona bastante bien. Carece de diferencial central, así que ojo en las maniobras, porque no le gusta girar al tener un reparto constante de la fuerza del 50% para cada eje. Si la superficie no es muy deslizante, mejor desconéctala: te arriesgas a romper una transmisión.

Tata Xenon 2012, Viñuelas, Rubén Fidalgo16
El frontal ha modificado la defensa delantera.

Con las reductoras conectadas se puede “subir por las paredes”, si los neumáticos son buenos. Ojo con intentar ponerla con el coche en marcha. Se debe detener por completo el Tata Xenon y pisar el embrague en punto muerto mientras se acciona el mando de las reductoras. A veces no entran porque han coincidido dos dientes enfrentados: desconectamos la reductora, movemos un poco el coche y vuelta a empezar. Los que hayan hecho algo de conducción 4×4 de verdad saben a lo que me refiero; es algo muy frecuente y normal.

El generoso par motor es el mejor aliado para conducir fuera del asfalto. La verdad es que en este terreno es donde mejor se desenvuelve el Tata Xenon.

Respecto al coste de mantenimiento, los consumos no son muy elevados y están en la zona baja respecto a sus rivales. Las revisiones se hacen cada 25.000 km o un año.

Tata y el futuro

El gigante indio se encuentra en un momento de constante evolución. Hace poco os presentamos el nuevo Tata Vista, todo un salto cualitativo frente a su predecesor. Presente en España desde 1994, sus productos fueron evolucionando más lentamente de lo que lo están haciendo en los últimos años. Prueba de ello es este modelo, que se lanzó en 2008: hoy recibe una puesta al día y ya está previsto uno nuevo, completamente renovado para 2017.

Hasta esa fecha la marca, india espera disponer de 3 nuevos modelos en nuestro mercado: el Tata ACE (ya a la venta y con bastante éxito en Portugal, es una camioneta ligera), el Tata ACE EV –100% eléctrico- y el Tata Zip, una especie de ciclo-furgoneta ideal para el reparto urbano.

Conclusión

No son muchos los cambios en el nuevo Tata Xenon respecto a su predecesor, pero sí lo son en puntos clave. La calidad ha mejorado, pero, sobre todo, la incorporación del ABS y las optimizaciones en la respuesta del motor suponen todo un salto digno de agradecer.

Tata Xenon 2012, Viñuelas, Rubén Fidalgo16
La caja de carga de este pick up es suficientemente amplia.

Sigue sin ser un coche refinado, pero es que tampoco lo pretende. Es una herramienta de trabajo a un precio muy rentable que se puede amortizar rápidamente. Para ello, Tata cuenta en España con el respaldo de Cetelem, que propone unas interesantes ofertas de financiación sin entrada para la adquisición de uno de los vehículos de la marca.

Por calidad y ajustes, no puede competir con sus rivales, pero por precio y equipamiento, son los demás los que no pueden alcanzar al Tata Xenon.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba