Probamos el nuevo Ford Kuga 201224

Probamos el nuevo Ford Kuga 2012

13 Mayo, 2013, modificada el 9 Agosto, 2017 por

La segunda generación del Ford Kuga ya ha pasado por nuestras manos. Mayores dimensiones, más espacio y motores más eficientes están en su carta de presentación, pero, ¿cómo se traduce todo esto en el día a día? Vamos a verlo.

No valorado

Destacable

  • Espacio en plazas traseras y maletero.
  • Calidad del habitáculo.
  • Comodidad al volante.

Mejorable

  • Gasto de combustible.
  • Ángulo de giro de la dirección.
  • Tacto frenos.

La marca del óvalo no oculta el orgullo que siente hacia el nuevo Ford Kuga, fabricado en la planta valenciana de Almussafes. La segunda generación de este SUV tiene “nacionalidad española”… y alma americana; no podía ser de otra forma, ya que la plataforma empleada para su creación es la del Ford Escape, su “hermano yankee”. Así se unifican gamas y, sobre todo, se abaratan los costes.

El resultado final es un producto que impresiona a primera vista. Es más grande que su predecesor (aunque aumenta su longitud, su anchura disminuye y la distancia entre ejes no varía) y eso le otorga empaque, una nueva presencia en la carretera. Las líneas son más marcadas, más musculosas, y evidencian un gran trabajo aerodinámico. Desde ya te adelanto que este apartado se merece una buena nota en lo que al ruido se refiere: en el habitáculo, el silencio es sobresaliente.

Ford Kuga 1.6 EcoBoost24
El nuevo sistema de control antivuelco trabaja sobre el control de estabilidad.

Lo que hemos visto hasta ahora promete, sin duda, aunque el primer Ford Kuga ha dejado el listón muy alto a su sucesor. Una de las características más valoradas por los propietarios de este SUV es su comportamiento dinámico: la conducción del Kuga I es muy parecida a la de un turismo convencional, ya que se muestra estable y los balanceos de la carrocería típicos de los vehículos de este segmento quedan contenidos. ¿Cómo se defenderá en este terreno su “heredero”?

Nos vamos de excursión con el Ford Kuga

Pulsamos el botón de arranque y el motor 1.6 Ecoboost de 150 CV “cobra vida”. La marca asegura que los propulsores rebajan sus consumos respecto a la anterior generación: los de gasolina están ayudados por el dispositivo Start/Stop, que suelo desconectar inmediatamente. Pero en este Kuga, no. Quizá me estoy acostumbrando al sistema (de un tiempo a esta parte, es difícil encontrar un coche que no lo lleve)… o, más probablemente, será que su funcionamiento en este modelo apenas se nota: como el silencio en el interior es destacable, la detención del motor casi no se advierte. La mecánica vuelve a ponerse en marcha en cuanto pisamos el embrague, por lo que no hay retardos que entorpezcan nuestra salida de los semáforos.

Aunque nuestro Kuga no llega a encontrarse incómodo en la ciudad, echamos de menos un mayor ángulo de giro en la dirección, así que no tardamos mucho en salir a carretera. Aquí, las cifras de consumo medio empiezan a bajar, pero los 8 l/100 km que vemos de media en el ordenador de viaje siguen estando por encima de la cifra oficial. Aun así, hay que tener en cuenta que estamos al volante de un vehículo que pesa más de 1,5 toneladas, y que a bordo vamos 4 personas…

Ford Kuga 1.6 EcoBoost24
Gracias a sus nuevas líneas, este SUV gana presencia sobre la carretera.

Los kilos y las nuevas dimensiones también “pasan factura” a la hora de afrontar trayectos con curvas: el nuevo Ford Kuga se “bambolea” más que el anterior, auténtica referencia en su segmento. A pesar de contar con un avanzado sistema de control antivuelco, que reduce el ángulo de inclinación de la carrocería mediante el uso de control de estabilidad, el alto centro de gravedad de los SUV se hace notar. Ojo, su comportamiento no es malo, ni mucho menos; lo que ocurre es que su antecesor era sobresaliente por aplomo y estabilidad.

Sus medidas y peso, sin embargo, no parecen afectar especialmente al propulsor Ecoboost. Acelera con decisión durante el primer tramo del cuentavueltas, gracias al efecto del turbo; parece perder un poco de “fuelle” en la zona media, pero vuelve a recuperarse después. Ofrece la potencia de forma bastante lineal, sin aspavientos ni saltos bruscos, y a ello ayuda un cambio bien escalonado, con una sexta marcha muy larga –para rebajar el gasto de combustible– y cuyo manejo, por precisión y recorridos, es muy correcto.

No me ha gustado tanto el tacto de los frenos. A pesar de que detienen el coche con precisión, no es fácil dosificar la frenada: hay que insistir hasta rebasar cierto punto del recorrido del pedal y, a partir de ahí, aplican toda su eficacia.

Examinamos el habitáculo del Ford Kuga

Ford Kuga 1.6 EcoBoost24
La profusión de botones es patente en el volante y el salpicadero.

Hay una característica del nuevo Ford Kuga que se hace patente desde el momento en el que se abre la puerta: la calidad, que ya en el anterior era muy aceptable, ha mejorado. Plásticos más agradables a la vista y al tacto, mandos de accionamiento muy correcto, el ya comentado silencio en el habitáculo… y la enorme cantidad de botones que también mostraba la versión precedente.

Precisamente esta profusión de teclas hace que un primer manejo del sistema multimedia sea engorroso, casi complicado. Mi compañero Rubén Fidalgo siempre aconseja que, antes de “experimentar”, leas atentamente el manual de instrucciones de tu coche, para que sepas cómo funciona todo. Esta vez, secundo su propuesta: tardarás menos en “hacerte con los mandos”.

Su hermano pequeño: el Ford EcoSport

Al completo equipamiento del acabado Titanium (incluye incluso unos cómodos asientos de corte deportivo) se pueden añadir muchos extras, como un amplio techo solar, el control de velocidad adaptativo o el sistema de asistencia al aparcamiento. Funciona de forma sencilla e intuitiva y sirve, además de para “cuadrar” el coche a la primera, para dejar impresionados a tus pasajeros. Que el volante se mueva solo ejerce una fascinación absoluta en mayores y pequeños (sobre todo, como es lógico, en estos últimos: vas a ser el tío/tía favorito de tus sobrinos).

Hablando de los ocupantes, hay que mencionar el espacio que éstos van a encontrar para las piernas en las plazas traseras, ya que las cotas han mejorado. También lo ha hecho la capacidad del maletero –uno de los “peros” de la anterior generación-, que gana casi 50 litros (hay que tener en cuenta que en el hueco reservado a la rueda de repuesto encontrarás un spray reparapinchazos) y llega a los 456.

¿Será el Ford Kuga tu próximo coche?

Ford Kuga 1.6 EcoBoost24
Los asientos son cómodos; podrás realizar muchos kilómetros sin cansarte.

No es nada fácil elegir un SUV, ya que la oferta es amplia: la lista de contendientes que hay en el segmento (Honda CR-V, Toyota RAV4, Mazda CX-5, Nissan Qashqai, Subaru Forester, Volkswagen Tiguan…) parece ampliarse casi cada semana con nuevas versiones, motorizaciones y, por supuesto, modelos… Así que debes tener muy claro lo que necesitas: ¿5 o 7 plazas? ¿Motor diésel o gasolina? ¿4×2 o 4×4? Y, sobre todo, ¿cuál es tu límite de presupuesto?

Este Ford Kuga es muy equilibrado: va bien en ciudad y en carretera, puede sacarte al campo si vas a rodar por pistas sencillas (e incluso por alguna un poco complicada, ya que su altura al suelo no está mal, aunque debes recordar que hablamos de una versión 4×2), no es excesivamente “tragón” y tiene un precio competitivo: 26.900 euros. Además, la dotación de serie incluye una amplia lista de dispositivos de seguridad con los que proteger a tus pasajeros, que viajarán a sus anchas.

Por tu parte, agradecerás una postura de conducción correcta, aunque la ruleta de las luces queda situada un poco más abajo del sitio natural donde la mano va a buscarla. Es el único “pero” en un “puesto de mando” que te permite un gran dominio de la carretera y en el que podrás pasar horas sin acusar el cansancio. ¡Buen viaje!

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Ford Kuga, pero quizás con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del Ford Kuga puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Te puede interesar...

1 Comentario

Josema53 17 Marzo, 2014

Mi Kuga de 163 Cv y caja automatíca va muy bien; pero le veo tres pegas:
1ª Consumo: 9,3 L/100 km en autovia/autopista en 120/140 Km/h
2ª Avisador de Radares, pagado pero no existe o está configurado
3ª Ridícula pantalla de 5″ para un navegador en un coche de este precio

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba