Prueba

Probamos el Nissan Qashqai e-Power: la versión que faltaba

18 fotos

Ampliar

15 de julio, 2022

Nissan amplía la gama de su modelo superventas, el Qashqai, con la llegada de una versión híbrida que ofrece mejores prestaciones y consumo que sus hermanos de gama.

Aprovechando nuestro viaje a Estocolmo para conocer el nuevo Nissan Ariya, el SUV que inaugura una nueva familia de modelos 100% eléctricos en la marca, nos pusimos a los mandos del también novedoso Nissan Qashqai e-Power. Novedoso por lo que hay bajo el capó, ya que en lo que ha diseño exterior e interior, equipamiento o respuesta dinámica se refiere, no hay cambios notables respecto al modelo que ya conocemos y que hemos podido probar en profundidad en su versión Qashqai 1.3 MHEV 158 CV Tekna+.

La tercera generación del Nissan Qashqai llegó al mercado en 2021 con un motor con hibridación ligera que se ofrece en dos niveles de potencia: 140 y 158 CV. En ambos casos, se puede acoplar una caja de cambios automática Xtronic y la versión de 158 CV puede, además, incorporar un sistema de tracción total.

El nuevo Nissan Qashqai e-Power es un coche híbrido, pero con un sistema un tanto peculiar y distinto al de la mayoría de sus rivales. La principal diferencia frente a un híbrido convencional como el Toyota RAV4 Hybrid es que el motor de gasolina no tiene conexión directa con las ruedas, siendo un motor eléctrico de 190 CV el encargado de mover las ruedas.

El sistema híbrido del Nissan Qashqai e-Power se compone de un motor de gasolina de 158 CV (de tres cilindros y 1,5 litros de cubicaje), un motor eléctrico, un inversor y una pequeña batería de 2,1 kWh de capacidad.

En este sistema, la función del motor de gasolina es suministrar energía a la batería (a través de un generador) de la que se alimenta el motor eléctrico encargado de hacer girar las ruedas. En situaciones de alta demanda, el motor de gasolina puede enviar directamente la energía al motor eléctrico, en cuyo caso el inversor es el encargado de hacer la conversión. También es el inversor quién transforma la corriente alterna que produce el motor de gasolina en corriente continua para poder ser almacenada en la batería. El inversor podríamos decir que es la pieza central de este sistema, ya que es el elemento que controla todos los flujos de energía que produce el sistema.

Este tipo de hibridación es similar a la que emplea Honda en el Jazz y también en la nueva generación del Civic.

El Nissan Qashqai e-Power cuenta con la etiqueta Eco, igual que su hermanos de gama microhíbridos, y no cuenta con versiones de tracción total.

Nissan Qashqai e-Power: suave y eficiente

El Nissan Qashqai e-Power homolga 5,3 l/100 km de consumo medio.

18 fotos

Ampliar

El Nissan Qashqai e-Power es superior en prestaciones y eficiencia a los Qashqai MHEV, los híbridos ligeros. Durante la prueba de conducción por las carreteras de Estocolmo, las sensaciones fueron muy buenas por suavidad, confort de marcha y prestaciones.

Con un 0 a 100 km/h en 7,9 segundos, las prestaciones como ya he dicho son notables, mientras que el confort de marcha que brinda a los pasajeros, con un habitáculo bien aislado y unas suspensiones que filtran bien, también es un punto a destacar. La suavidad de funcionamiento del sistema híbrido y el poco ruido del motor que llega al interior contribuyen definitivamente  a viajar de forma agradable.

El Nissan Qashqai e-Power ofrece tres modos de conducción: Eco, Standart y Sport. Además, la palanca del cambio se puede colocar en la posición B para aumentar el nivel de retención. Si queremos aumentar aún más la retención, podemos activar desde la consola central el modo e-pedal heredado del Leaf. A diferencia de cómo funciona en el  eléctrico, en el Qashqai el coche no se detiene por completo, para eso deberemos pisar el freno que, por cierto, tiene un tacto algo peculiar al que hay que acostumbrarse.

El consumo, asimismo, fue extraordinario, poco más de 5 l/100 km, pero este dato hay que ponerlo entre comillas, ya que el recorrido, con apenas pendientes y a una velocidad moderada, era muy favorable y propicio para obtener un buen dato de consumo. En este sentido, hay que esperar a poder realizar una prueba en profundidad del modelo, aunque todo apunta a que este Qashqai, con un cifra homologada de 5,3 l/100 km en ciclo combinado, obtendrá buena nota en este apartado.

Gama y precio del Nissan Qashqai e-Power

El Nissan Qashqai e-Power está disponible con tres acabados.

18 fotos

Ampliar

El nuevo Nissan Qashqai e-Power está disponible con los acabados NConnecta, Tekna y Tekna+. El acabado de acceso Acenta de las versiones MHEV no está disponible en este caso.

Desde el acabado N-Connect contamos ya con pantallas de 12,3 pulgadas para el sistema multimedia y el panel de instrumentos, un completo listado de ayudas a la conducción y llantas de aleación de 18 pulgadas. Con el nivel Tekna, sumamos a lo anterior un Head-up Display de 10 pulgadas, Sistema ProPILOT con Navi-Link, tapicería en piel sintética y llantas de 19 pulgadas. El acabdo tope de gama Tekna+ añade el sistema de sonido Bose de 10 altavoces, la tapicería de piel y las llantas de aleación de 20 pulgadas.

El precio de partida del Nissan Qashqai e-Power es de 39.850 euros (sin descuentos), lo que supone un desembolso extra de aproximadamente 2.000 euros frente a la versión equivalente con el sistema híbrido ligero de 158 CV.

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche