Probamos el Fiat Freemont AWD: ¡contra todos!20

Probamos el Fiat Freemont AWD: ¡contra todos!

22 Marzo, 2012, modificada el 23 Marzo, 2012 por

Fiat ha presentado en sociedad la versión 4×4 del Freemont, un todoterreno que también hace las veces de monovolumen y de Station Wagon. Un comportamiento digno de una berlina unido a unas posibilidades “off-road” a la altura de las de sus competidores lo convierten en una opción muy a tener en cuenta… ¡y nosotros lo hemos conducido!

Probamos el Fiat Freemont AWD: ¡contra todos!20

La primera pregunta que te haces cuando ves el Fiat Freemont es ¿qué es esto? Su apariencia es la de un todoterreno robusto, sus posibilidades interiores parecen delatar un monovolumen, pero su comportamiento y confort en carretera parecen indicar que estamos ante un Station Wagon. El objetivo de Fiat no ha sido otro que el de unir todas estas posibilidades en el mismo coche. ¿Lo han logrado? Definitivamente, sí.

Nos desplazamos hasta los alrededores de Alcalá de Henares, Madrid, para tener la primera toma de contacto con el tope de gama del Freemont, es decir, el que viene dotado de tracción a las 4 ruedas AWD (All-Wheel Drive) con el nuevo acabado Lounge, que incluye de serie pantalla táctil de 8,4” con navegador Garmin integrado, cámara de visión trasera, tapicería de cuero, asientos delanteros con calefacción (que se controlan desde la pantalla táctil), equipo de sonido Alpine y llantas de 19 pulgadas. A todo este equipamiento se le pueden añadir opciones como un equipo de reproducción de DVD cuya pantalla se sitúa justo delante de la segunda fila de asientos.

La presencia del Fiat Freemont es imponente.20
La presencia del Fiat Freemont es imponente.

Bajo el capó, el Fiat Freemont AWD cuenta con un propulsor diésel de 2 litros con 170 CV y un par máximo de 350 Nm, que va asociado obligatoriamente a una caja de cambios automática de 6 relaciones. Se trata de una transmisión simple, cuyo rendimiento no se acerca al de una de doble embrague, pero que en absoluto desmerece respecto a otros modelos del mercado.

Por lo demás se trata de una mecánica más que suficiente para mover con soltura los 2.004 kg que pesa la versión que hemos tenido entre manos del Fiat Freemont. Acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en 11,1 segundos y alcanza una velocidad punta de 184 km/h. En lo que al consumo se refiere, estamos hablando de un gasto oficial de 7,3 litros cada 100 kilómetros, si bien durante las dos horas y media que estuvimos al volante esta cifra superó ampliamente los 9 litros a los 100 km, si bien la ruta preparada por Fiat para la prueba del Freemont incluía una buena parte de caminos sinuosos e incluso embarrados donde el motor se vio exigido.

Comportamiento dinámico

Nuestro redactor Jorge Morillo, al lado del Fiat Freemont AWD.20
Nuestro redactor Jorge Morillo, al lado del Fiat Freemont AWD.

He de ser sincero. Cuando te montas en el Fiat Freemont AWD esperas que se comporte de una determinada manera, aunque rápidamente ves que no es así. Muchos de los modelos de su competencia, especialmente en el apartado de los SUV, tienen una dirección demasiado blanda, que da sensación de imprecisión, y un comportamiento en curva en el que el conjunto se mueve más de lo deseable. Nada de eso sucede en el Freemont.

Si no fuese por la altura del puesto de conducción y por las lógicas inercias que provocan las dos toneladas de vehículo que tenemos en nuestras manos, más de uno pensará que conduce una berlina. Una dirección precisa y un chasis que aporta una estabilidad sorprendente son sus cartas de presentación.

También influye en su estabilidad el sistema AWD, una tracción integral “activa” que no requiere de la activación de ningún control. Se trata de un sistema pasivo, ya que la tracción principal es transmitida sólo a las ruedas delanteras. La tecnología AWD interviene de tal forma que optimiza la tracción y la maniobrabilidad a través de una serie de estrategias como son el control preventivo, que analiza la acción del conductor sobre el pedal del acelerador, el control de deslizamiento, que determina el par apropiado a transferir a cada rueda, la mejora de la maniobrabilidad a velocidad moderada, que facilita los giros, y un control de deslizamiento durante las curvas de baja velocidad, que reduce el par sobre las ruedas traseras para evitar que el Freemont derrape.

El maletero del Freemont tiene una capacidad de carga inicial de 145 litros.20
El maletero del Freemont tiene una capacidad de carga inicial de 145 litros.

Vida interior a la carta

Además de todas las características dinámicas, el Fiat Freemont destaca por todas las posibilidades que ofrece en su interior. Con 7 plazas disponibles como máximo, se puede jugar con todos los asientos salvo con el del conductor plegándolos para aumentar los 145 litros de capacidad inicial del maletero hasta un total de 1.500 litros. O lo que es lo mismo, se puede hacer prácticamente lo que se quiera para poder transportar casi cualquier cosa. ¿Una pega? La visibilidad del espejo retrovisor interior no es muy clara cuando se utilizan las siete plazas disponibles.

El precio de esta versión del Fiat Freemont AWD Lounge, que es la más completa del mercado, es de 34.900 euros, precio que puede rebajarse hasta 31.200 euros con las diversas promociones que tiene Fiat vigentes a día de hoy. No obstante, podemos adquirir un Fiat Freemont en su versión más básica, con motor diésel de 2 litros y 140 CV, por 26.500 euros, un precio bastante competitivo teniendo en cuenta todo lo que ofrece este todoterreno tan versátil.

Te puede interesar...

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba