Prueba

Primera prueba del Volkswagen Passat 2019: el VW semiautónomo

42 fotos

Ampliar

21 de noviembre, 2019

Acudimos a la presentación nacional del renovado Volkswagen Passat 2019 y, tras conducirlo, te contamos nuestras impresiones...

La marca de Wolfsburgo acaba de presentar la actualización de la octava generación del Passat, un modelo icónico que se posiciona como el segundo Volkswagen más exitoso del mundo con más de 30 millones de unidades vendidas, sólo superado por el Golf. A pesar de que el 75% de sus clientes son empresas, también es un coche muy interesante para el particular que esté buscando un turismo cómodo, funcional, tecnológico e, incluso, prestacional y polivalente. A lo largo de esta prueba del Volkswagen Passat 2019 te iremos contando los porqués… pero antes daremos un ligero repaso a los cambios más importantes que muestra con respecto a su predecesor.

 

Las novedades estéticas son pocas, pero haberlas, haylas. Sobre todo, se centran en unos paragolpes rediseñados, en una nueva parrilla y en unas ópticas que ahora incorporan faros led de serie desde el acabado más básico. También se ha reestructurado la configuración de equipamiento en cuatro nuevos niveles: Passat, Business, Executive y R-Line. Por supuesto, continúan las versiones Variant, Alltrack (solo disponible en carrocería Variant) y GTE (híbrido enchufable.) A ellas se suma una edición especial y limitada que recibe el nombre de R-Line Performance. Esta última equipa elementos específicos y se asocia únicamente al motor más potente de 272 CV (con caja DSG 7 y sistema 4Motion) y a la carrocería familiar.

Ya te puedes comprar el Volkswagen ID.3

La gama mecánica gana en eficiencia y cambia en algunos aspectos en los que profundizaremos a continuación. Sin embargo, donde más gana es en el apartado de tecnología y conectividad gracias a la integración de un avanzado asistente a la conducción y del sistema de infoentretenimiento MIB3 con servicios mejorados. Veamos la lista oficial de precios y entremos en materia con el nuevo Passat…

Precios del Volkswagen Passat 2019

BERLINA

  • Passat 1.5 TSI 150 man.: 30.600 euros.
  • Passat 1.6 TDI 120 DSG: 33.520 euros.
  • Passat 2.0 TDI 150 man.: 33.680 euros.
  • Business 1.6 TDI 120 DSG: 34.730 euros.
  • Business 2.0 TDI 150 man.: 34.890 euros.
  • Executive 1.5 TSI 150 man.: 33.880 euros.
  • Executive 1.5 TSI 150 DSG: 35. 170 euros.
  • Executive 1.6 TDI 120 DSG: 36.680 euros.
  • Executive 2.0 TDI 150 man.: 36.840 euros.
  • Executive 2.0 TDI 150 DSG: 38.920 euros.
  • R-Line 1.5 TSI 150 man.: 36.310 euros.
  • R-Line 1.5 TSI 150 DSG: pendiente.
  • R-Line 2.0 TSI 190 DSG: 38.970 euros.
  • R-Line 2.0 TDI 150 man.: 39.170 euros.
  • R-Line 2.0 TDI 150 DSG7: 41.250 euros.
  • R-Line 2.0 TDI 190 DSG7: 42.570 euros.
  • GTE 1.4 TSI e-Power 155 DSG: 48.670 euros.

VARIANT

  • Passat 1.5 TSI 150 man.: 31.770 euros.
  • Passat 1.6 TDI 120 DSG: 34.650 euros.
  • Passat 2.0 TDI 150 man.: 34.810 euros.
  • Business 1.6 TDI 120 DSG: 35.860 euros.
  • Business 2.0 TDI 150 man.: 36.020 euros.
  • Executive 1.5 TSI 150 man.: 35.150 euros.
  • Executive 1.5 TSI 150 DSG: 37.810 euros.
  • Executive 1.6 TDI 120 DSG: 37.890 euros.
  • Executive 2.0 TDI 150 man.: 38.060 euros.
  • Executive 2.0 TDI 150 DSG7: 40.130 euros.
  • R-Line 1.5 TSI 150 man.: 37.480 euros.
  • R-Line 1.5 TSI 150 DSG: 40.150 euros.
  • R-Line 3.0 TSI 190 DSG: 40.140 euros.
  • R-Line 2.0 TDI 150 man.: 40.300 euros.
  • R-Line 2.0 TDI 150 DSG7: 42.380 euros.
  • R-Line 2.0 TDI 190 DSG7: 43.700 euros.
  • R-Line Performance 2.0 TSI 272 4Motion DSG7: 49.770 euros.
  • GTE 1.4 TSI e-Power 155 DSG: 49.850 euros.
  • Alltrack 2.0 TSI 272 4Motion DSG7: 47.610 euros.
  • Alltrack 2.0 TDI 190 4Motion DSG7: 48.160 euros.
  • Alltrack 2.0 TDI 240 4Motion DSG7: 51.980 euros.

Precios sin descuentos ni ofertas de financiación.

Nuestra valoración: 8,2

Diseño 9

Motor 8

Comportamiento 9

Interior 8

Equipamiento 7

Consumos 8

Destacable

  • Variedad de gama
  • Comportamiento dinámico
  • Tecnología

Mejorable

  • Algunos aspectos de equipamiento
  • Levas pequeñas

Diseño: pequeños retoques para ganar en elegancia

VW Passat Variant R-Line 2019.

42 fotos

Ampliar

Los cambios en diseño no son revolucionarios pero sí notorios. La longitud es prácticamente la misma (4,7 metros para berlina y familiar.) A simple vista, vemos nuevos paragolpes, nuevos faros con tecnología led de serie (en opción se pueden equipar los IQ Light Matrix led) y nueva calandra. Además, la inscripción «Passat» de la zaga adopta una disposición horizontal y centrada. También se han añadido nuevos diseños de llantas, que van desde las 16 hasta las 19 pulgadas, y tres colores inéditos hasta el momento en este modelo: Azul Eléctrico (seña de identidad de los modelos R), Verde Botella (característico de las variantes Alltrack) y Dorado Níquel.

Junto a la berlina, están disponibles las versiones Variant, GTE y Alltrack. Cada una de ellas, al igual que ocurre con el acabado R-Line y la edición especial R-Line Performance, cuenta con algún que otro distintivo. Por ejemplo, en el exterior del GTE vemos detalles en azul eléctrico que resaltan su capacidad de rodar en modo cero emisiones. En el Alltrack, la mayor altura libre al suelo (unos 3 cm más), los pasos de rueda terminados en plástico y algunas protecciones inferiores enfatizan su carácter offroad. En los más deportivos también encontramos componentes que los definen como tal. De hecho, el color Moonstone Grey es exclusivo del R-Line Performance, así como las llantas Pretoria de 19 pulgadas y otras piezas en negro brillante.

Lo que sí está claro es que, por ajustes y acabados, en todos estos Passat percibimos una sensación de calidad propia de lo que exigimos a Volkswagen, que supera por mucho a la inmensa mayoría de fabricantes generalistas.

Interior: puesto de conducción rejuvenecido

VW Passat R-Line Performance 2019.

42 fotos

Ampliar

En el interior nos encontramos un nuevo diseño de volante (mucho más agradable al tacto porque ahora incorpora cuero perforado en la zona de sujeción), una nueva instrumentación digital -y opcional- con pantalla de 10,25 pulgadas, superficies con materiales acolchados y un sistema de infoentretenimiento que estrena tercera generación (MIB3.) El tamaño de la pantalla puede ser de 6,5, 8 y 9,2 pulgadas, según acabados. Eso sí, en Alemania han decidido que era buena idea acabar con el tradicional reloj analógico que se ubicaba sobre la pantalla central… En su lugar, han colocado el botón de los warning y la inscripción «Passat.» También es novedad la iluminación ambiental, que puede reflejar hasta 30 colores distintos.

Por lo demás, el habitáculo no cambia demasiado en referencia a lo que ya conocemos. Hay buen espacio para cualquier persona de alrededor de 1,70 metros de estatura en cada una de las plazas y el maletero cubica 586 litros de capacidad en la berlina y 650 litros en el familiar (1.152 y 1.780 l si abatimos los respaldos traseros.)

Motor: una gama muy amplia

VW Passat GTE 2019.

42 fotos

Ampliar

La gama mecánica del Passat se compone de versiones diésel, gasolina y una híbrida enchufable (GTE) que ha mejorado su batería para aumentar la autonomía en modo eléctrico hasta los 57 km. Este PHEV combina un motor 1.4 TSI de 155 CV con otro eléctrico que, en conjunto, declaran 218 CV. Se asocia a una transmisión automática DSG y, como comentábamos, la batería pasa a ser de 9,9 kWh a 13 kWh. Permite una carga rápida con hasta 50 kW de potencia máxima para obtener un 80% de la carga en media hora.

En cuanto al resto, hay cuatro alternativas de gasóleo y tres de gasolina. El 2.0 TDI Evo de 150 CV (con versiones manuales y automáticas) es completamente nuevo y, como tal, reduce las emisiones de CO2 de forma considerable si lo comparamos con su predecesor. Además, hay un TDI 1.6 de 120 CV asociado a una caja manual y un 2.0 TDI que casa con la transmisión DSG y con el sistema de tracción total 4Motion. Este último está disponible en dos niveles de potencia: 190 y 240 CV.

Los de gasolina son un 1.5 TSI Evo de 150 CV (con versiones manuales y automáticas) y un 2.0 TSI que va siempre con caja automática y que se puede elegir con una potencia de 190 o de 272 CV (esta última opción, con tracción 4Motion.)

Durante nuestra toma de contacto pudimos probar el bloque más potente montado en el exclusivo R-Line Performance, del que solo se venderán 60 en España. Su respuesta es instantánea y la labor del turbo es encomiable en las recuperaciones, cuando consigue dejarte pegado al respaldo con el simple gesto de bajar una marcha. Lo cierto es que, aun siendo turboalimentado, sube de vueltas de una forma muy ligera y sin dejar de empujar incluso en las zonas más altas y cercanas al corte.

En ocasiones crees manejar un coche con mayor caballaje aún y es que no debemos olvidar que estamos en cifras superiores a las de un Golf GTi Performance. La función que desarrolla el DSG 7 también es muy positiva. Se trata de un cambio directísimo que además obedece a la primera cuando optamos por activar los modos secuencial y Sport. La tracción 4Motion termina de darte esa seguridad necesaria al volante para salir de cada curva sin perder ni un ápice de motricidad. Como os contaré en el apartado de comportamiento, en materia de sensaciones, me ha dejado mejor sabor de boca que cualquier Golf GTi que he probado… Y no me aventuro si digo que está muy cerca de ofrecer lo que brinda el Golf R.

Lógicamente, para cualquier tipo de uso que se aleje del deportivo, están todos los demás (algunos de ellos, ya probados en otros modelos.)

Comportamiento: camaleónico

VW Passat R-Line Performance 2019.

42 fotos

Ampliar

Dejando de lado la mayor altura libre al suelo del Alltrack y el ligero mayor peso del GTE, ninguna versión cuenta con especificaciones técnicas propias que deriven en un comportamiento diferente de una y otra. Sin embargo, sí hay un componente que es protagonista a la hora de influir en el dinamismo: la suspensión adaptativa. El comportamiento del nuevo Passat sorprende por su capacidad de adaptarse tan bien a condiciones tan diferentes. Durante nuestra prueba circulamos con el R-Line Performance de 272 CV por carreteras reviradas de la sierra madrileña y por vías rápidas. También, aunque en menor medida, por entornos urbanos.

En cada uno de los lugares sentimos un coche absolutamente acoplado a lo que le pedíamos. La verdad es que siempre nos encontramos muy cómodos y satisfechos, sobre todo, por el buen reglaje de la suspensión adaptativa (que en la mayor parte de la gama es opcional.) Es cierto que llevábamos la versión más prestacional y, de hecho, la sacamos mucho partido en zonas cercanas a Navacerrada, donde el termómetro apenas marcaba cinco grados y donde algunos brillos en las cunetas advertían del riesgo por heladas. No obstante, pese a que en todo momento jugamos con el coche circulando de un modo alegre, nunca respondió de mala manera (aquí también juega un papel fundamental la tracción 4Motion.)

La suspensión adopta en modo Sport un tarado bastante duro pero que no flaquea ni en los apoyos más comprometidos. Hasta ahora era bastante común ver en otros coches con este tipo de suspensiones (no solo en modelos de Volkswagen) que ni en el modo más confortable eran plenamente confortables ni en el modo más deportivo eran plenamente deportivos. La suspensión adaptativa de este Passat tira eso por tierra. En el momento de entrar a la autovía notamos un coche radicalmente distinto con el modo Confort activado. Era capaz de tragarse y filtrar cada bache o irregularidad del asfalto de una forma apabullante. Incluso a veces -salvando las distancias-, el comportamiento nos parecía bastante similar al de una suspensión neumática. Este hecho nos ha llamado mucho la atención porque denota un trabajo importante realizado en la factoría.

La dirección también nos ha gustado mucho. Igual que la suspensión, se adapta a cada situación muy correctamente. Es directa y durita cuando queremos que lo sea y bastante más llevadera y blanda cuando cambiamos el chip, por ejemplo, para aparcar. Por su parte, los frenos nos respondieron bien durante los más de 60 km de ruta revirada que hicimos a un modo más alegre. En este tipo de conducción conviene apoyar las frenadas con reducciones de marchas para hacerlas más efectivas, pero no llegaron a manifestar mucha fatiga.

Equipamiento: la diferencia entre lo barato y lo caro

VW Passat Alltrack 2019.

42 fotos

Ampliar

La tecnología es el aspecto fundamental de toda actualización y en este Passat no iba a ser menos. Sobre todo, vemos novedades en lo relacionado con la seguridad, la conectividad y el infoentretenimiento. A las ayudas ya existentes se añade el llamado Travel Assist, un asistente a la conducción que combina las funciones del Lane Assist y del control de crucero inteligente para ir un paso más allá en la conducción semiautónoma. Lo que permite es un apoyo automático al usuario en dirección, aceleración y frenos. Para que comprendáis cómo es su mecanismo, podríamos equipararlo al sistema ProPilot de Nissan. Eso sí, no es algo que implique desatender la conducción, ya que el volante es capacitivo y sensible al tacto y si apartamos las manos de él no tardará en alertar del peligro.

Además, han evolucionado el sistema de infoentretenimiento con el estreno del MIB3, que mejora factores de la navegación integrada, entre otras cosas. Asimismo, se han añadido nuevos servicios online, como los We Connect, We Connect Plus, We Park y We Deliver (explicados más en profundidad aquí) o el acceso por teléfono móvil.

Ciñéndonos al equipamiento de cada acabado, el Passat de base trae de serie faros led, detector de peatones, Lane Assist y Front Assist. El siguiente paso (Business) está enfocado al mercado de flotas y añade Climatronic de tres zonas, Park Pilot, luces automáticas y sensor de lluvia. El Passat Executive suma llantas de 17 pulgadas, control de crucero inteligente, Wireless AppConnect, cargador inductivo para smartphones y sistema media con pantalla de 8 pulgadas, entre otros.

El tope de gama R-Line ofrece el sistema de navegación Discover Pro con pantalla de 9,2 pulgadas, los paquetes estéticos R-Line para el exterior y el interior, VW Digital Cockpit (instrumentación digital), cámara trasera y llantas de 18 pulgadas. En opción se pueden equipar más elementos como las llantas de 19 pulgadas, tapicería de cuero Nappa o Vienna, suspensión adaptativa, asientos calefactados, etcétera.

A lo que nos referimos en el cuadro superior de atributos mejorables es concretamente a algunos aspectos del equipamiento de la edición especial R-Line Performance. Teniendo en cuenta su exclusividad y que tiene un paquete de equipamiento cerrado, no nos termina de convencer el hecho de que no incluya techo solar practicable, detalles en Alcantara o una placa identificativa de cada unidad, por ejemplo.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche