Prueba

Probamos el Volkswagen ID.5: el ID.4 coupé que ya te puedes comprar en España

20 fotos

Ampliar

12 de mayo, 2022

Viajamos hasta Salzburgo para ponernos a los mandos de la variante coupé del ID.4, que adopta el nombre comercial de Volkswagen ID.5. ¿En qué cambia con respecto a su hermano?

Volkswagen no para de reforzar su nueva gama de vehículos 100% eléctricos. El último integrante es el Volkswagen ID.5 que acabamos de probar en su presentación internacional y que no es más que un ID.4 disfrazado con carrocería coupé. De hecho, como veremos a continuación, tan solo se diferencia de este en la caída del techo y en que, gracias a ello, mejora ligeramente su coeficiente aerodinámico. Todo lo demás (equipamiento, motorizaciones, elementos tecnológicos, comportamiento, etc.) es calcado a lo que estrenó el SUV alemán de cero emisiones a principios de este año.

VÍDEO| Volkswagen ID.3 vs Hyundai Kona: comparativa de coches eléctricos

¿Cuáles son sus rivales?

Además, fruto de las sinergias internas del Grupo Volkswagen, el ID.5 también guarda muchas similitudes con el Skoda Enyaq Coupé del que os hablamos hace apenas un par de meses. Lo cierto es que son dos clones vestidos con diferentes trajes, al igual que sucede con sus versiones GTX y RS. Tanto es así que ambos modelos rivalizan en el mismo segmento junto a otros duros competidores como los Ford Mustang Mach-e, Jaguar I-Pace o Tesla Model Y. De todos, los que más destacan por calidad percibida son sin duda el Enyaq y el I-Pace; mientras que el Mustang y el ID.5 tienen como cualidad distinguida la dinámica de conducción.

La gama del ID.5 se compone de tres versiones: Pro, Pro Performance y GTX (lo que sería un GTI en el catálogo de un Volkswagen térmico.) Las potencias van desde los 174 hasta los 299 CV y todas cuentan con una batería de 77 kWh. Eso sí, en lo referente a equipamiento existen multitud de extras interesantes que terminarán encareciendo el producto en quien quiera un full equip: suspensión DCC, acceso sin llave, Park Assist Plus con función memoria, Matrix Led IQ. Light, portón eléctrico, enganche para remolque, Head-Up Display con realidad aumentada, dirección progresiva… En fin, teniendo en cuenta que la deriva actual es ofrecer niveles de equipamientos cerrados con opcionales contados, el ID.5 se sale un poco de la tendencia.

Precios del nuevo Volkswagen ID.5 2022

  • VW ID.5 Pro: 48.980 euros
  • VW ID.5 Pro Performance: 50.550 euros
  • VW ID.5 GTX: 55.370 euros

*Precios P.V.P.

Nuestra valoración: 7,2

Diseño 7

Motor 8

Comportamiento 8

Interior 6

Equipamiento 7

Consumos 7

Destacable

  • Gama de motores
  • Diseño
  • Comportamiento

Mejorable

  • Calidad interior
  • Muchas opciones/extras que encarecen el producto

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: el atractivo de un coupé

Volkswagen ID.5 exterior

20 fotos

Ampliar

Como decíamos, la única diferencia con respecto al ID.4 que ya conocemos es la caída del techo a partir del pilar C, que es mucho más pronunciada. Esto le proporciona al ID.5 un atractivo visual mayor y le permite también reducir su Cx de 0,28 a 0,26, lo que repercute en unos 10 km más de autonomía con cada recarga, aprox.

Por lo demás, no hay novedades: hay llantas de 19, 20 y 21 pulgadas, ópticas full led con función matricial en opción y seis colores para la carrocería (negro, gris, blanco, rojo y dos azules -en todos los casos, el techo va en tono negro.-)

En cuanto al GTX, dispone de unos paragolpes específicos con tramado en panal de abeja que los hace más deportivos. Asimismo, en la zona central del portón trasero cambia la insignia de ID.5 por la de GTX.

Interior: muy tecnológico, pero corto de pedigrí

Volkswagen ID.5 interior

20 fotos

Ampliar

El habitáculo no cambia en nada con respecto al de un ID.4 si exceptuamos que el acceso a la segunda fila de asientos es algo más justo por la caída de techo al estilo coupé, así como que el espacio para las cabezas de los ocupantes traseros también queda un pelín afectado. En cualquier caso, el maletero sigue cubicando 549 litros en disposición normal, una capacidad que puede aumentar hasta los 1.561 litros si optamos por abatir los respaldos traseros.

La parte tecnológica queda resuelta con la pantalla central táctil de 12 pulgadas, que incluye todo tipo de conectividad y navegación, y con el Head-Up Display opcional con realidad aumentada. Para la instrumentación, Volkswagen recurre a una pequeña pantalla de 5,3 pulgadas que, si bien refleja toda la información necesaria para la conducción de una forma más o menos clara, no termina de convencernos ni por diseño ni por tamaño.

En el catálogo de extras también se incluyen unos asientos de aspecto deportivo con calefacción que pueden sustituir a los de serie. Igualmente, hay varias tapicerías de tela, de materiales reciclados y de cuero que pueden combinar con mandos (volante y varios botones) en color negro o blanco, aunque ya os adelantamos que esta última alternativa durará limpia solo unos pocos días…

Es en lo referente a materiales y calidades donde el ID.5 nos deja un poco más fríos, sobre todo cuando hace poco tuvimos la oportunidad de probar su homólogo en Skoda y analizar lo bien acabado y cuidado que está todo. En el ID.5, como en los demás ID., encontramos mucho plástico duro sin acolchado y de aspecto poco atendido para tratarse de una marca como la de Wolfsburgo.

Motor: tres potencias disponibles

Volkswagen ID.5 GTX exterior

20 fotos

Ampliar

El ID.5 se puede adquirir en tres versiones. Cada una brinda una potencia diferente. El Pro (básico) eroga 174 CV y 235 Nm de par máximo. Es capaz de acelerar de 0-100 km/h en 10,4 segundos y alcanza una velocidad punta de 160 km/h. El Pro Performance (intermedio) aumenta su rendimiento hasta los 204 CV y 310 Nm de par. Tiene la misma velocidad máxima pero es dos segundos más rápido que el Pro. Por su parte, el GTX (el único de tracción total; los otros son de tracción trasera) declara 299 CV y 460 Nm de par. Alcanza los 180 km/h de punta y los 100 km/h desde parado en poco más de seis segundos.

Todos equipan la misma batería de iones de litio y 77 kWh de capacidad. En el caso de los Pro, homologa 520 km de autonomía (30 km más que el GTX.)

Los tiempos de recarga dependerán del enchufe y del propio cargador, pero Volkswagen asegura que durante un viaje, cargándolo a una potencia máxima de 135 kW (CC), se puede obtener el 80% de la autonomía en una media hora. La potencia máxima que acepta en corriente alterna es de 11 kWh.

Comportamiento: una de sus bazas

Volkswagen ID.5 exterior

20 fotos

Ampliar

Cuando nos ponemos al volante del ID.5 nos encontramos con un coche bastante cómodo y noble en vías rápidas y en entornos revirados a un ritmo tranquilo, y con un conjunto sorprendentemente ágil para tratarse de un modelo que supera las dos toneladas de peso cuando aumentamos el ritmo y comprobamos sus cualidades deportivas. En este sentido, hemos de decir que las dos unidades que probamos (Pro y GTX) iban equipadas con la suspensión adaptativa DCC opcional, algo que sin duda repercute en ese buen recuerdo dinámico que nos queda del ID.5.

En cualquier caso, la dirección sigue priorizando el confort y la facilidad de conducción con un tacto suave que agradeceremos sobre todo en maniobras urbanas y que, aunque es cierto que penaliza un poco el feeling y la precisión que se demanda en un manejo más deportivo, no repercute en que el guiado sea el correcto en todo momento. En otras palabras, su asistencia no deriva en continuas correcciones cuando circulamos a un ritmo alegre por un puerto de montaña como sí sucede en otros eléctricos. Eso sí, no llega a ser tan precisa y directa como la del Megane E-Tech.

En conclusión, hablamos de un coche bastante equilibrado en cuanto a comodidad y firmeza, algo que es de agradecer porque no es fácil que los ingenieros terminen desviándose más de la cuenta hacia uno u otro lado…

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche