Prueba

Primera prueba del Toyota Yaris Cross 2021: gallo de pelea

25 fotos

Ampliar

17 de septiembre, 2021

Toyota entra directamente en la jungla urbana de los B-SUV con su Yaris Cross 2021 que nosotros ya hemos conducido. Un modelo que añade a las cualidades del Yaris ese look aventurero, esa posición dominante y, sobre todo, una tracción total que es tan llamativa como poco usual en su segmento.

Es representativo que las últimas pruebas, videopruebas e incluso contactos como el de hoy estén protagonizadas por vehículos pertenecientes al segmento de los B-SUV. Una categoría en la que, sorprendentemente, Toyota no estaba presente hasta ahora, momento en el que lanza su Yaris Cross 2021.

Te puede interesar: VÍDEO| Probamos el Toyota RAV4 Black Edition 2021

Un modelo que conocimos hace ya algunos meses en estático y que ahora por fin podemos conducir. Un vehículo que entra de lleno en el núcleo de una categoría que no hace más que crecer y crecer como bien confirman los más de 30 modelos que actualmente la conforman. Cierto es que para muchos Toyota quizá haya llegado un pelín tarde, más cuando el dominio por parte de coches como el Arona, el Captur e incluso el 2008 es aplastante.

Pero ahí, en la novedad, es donde la nipona pretende captar nuevos clientes. Una novedad que además viene acompañada de una característica propia de todos los modelos de la firma japonesa: la hibridación. Cualidad que analizaremos más adelante y a la que se suma otra de corte más exclusivo aún: la tracción total.

Precios del Toyota Yaris Cross 2021

Argumentos con los que Toyota, en general, y este Yaris Cross 2021, en particular, pretende entrar con fuerza en uno de los segmentos que más proyección tienen de crecer. Tanta que aunque en la actualidad está superada por los todocaminos compactos, diversos estudios ya aseguran que para final de esta década será la categoría más demandada, impulsada en buena medida por esa electrificación de la que Toyota ya hace gala.

Disponible en los cinco acabados que más adelante detallaremos, el Yaris Cross 2021 se puede adquirir con estos precios, incluyendo los descuentos a excepción de los Business Plus que no cuentan con campaña comercial:

  • Yaris Cross Business Plus: 24.000 €
  • Yaris Cross Business Plus Navi: 25.750 €
  • Yaris Cross Active Tech: 23.350 €
  • Yaris Cross Active Tech Pack Confort: 25.100 €
  • Yaris Cross Style: 24.350 €
  • Yaris Cross Style Bitono: 25.250 €
  • Yaris Cross Style Plus: 26.100 €
  • Yaris Cross Adventure: 27.600 €
  • Yaris Cross Premiere Edition: 30.300 €

Nuestra valoración: 8,5

Diseño 8

Motor 9

Comportamiento 8

Interior 8

Equipamiento 8

Consumos 10

Destacable

  • Diseño robusto y diferente
  • Capacidad del maletero
  • Consumo y equpamiento

Mejorable

  • Espacio en la zona trasera
  • Precio de partida elevado
  • Tracción total limitada

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Gana músculo

En comparación con el Yaris, crece 24 cm.

25 fotos

Ampliar

Tomando como base la plataforma GA-B sobre la que ya se sostiene el Yaris Hybrid, el utilitario, los diseñadores nipones han confeccionado una silueta robusta y de tintes aventureros que, además, difiere no solo de su hermano urbano sino también del resto de modelos del segmento B-SUV.

Mide 4,18 metros de largo por 1,77 de ancho y 1,56 metros de alto por lo que se coloca justo en el núcleo de la categoría. Si lo comparamos con el Yaris hablamos de un crecimiento de 24 cm a lo largo, 2 a lo ancho y 9 a lo alto. De un primer vistazo pocos elementos hay que nos recuerden al Yaris salvo si vemos determinados detalles de su lateral. El frontal desprende imagen con un capó elevado pero corto y un morro muy vertical secundado por una calandra en una parte media, una toma de aire de grandes dimensiones en el paragolpes y unos faros que tienen tecnología LED desde el acabado más básico.

Un elemento que se encarga de enfatizar su robustez y, sobre todo, de dotarle de ese look aventurero son sin duda los pasos de rueda cuadrados cuyas protecciones plásticas se extienden igualmente por toda la parte inferior del lateral. Este elemento además se encarga de aumentar todavía más la sensación de tener un coche muy separado del suelo aunque los 16,5 cm de altura libre que ofrece no son para tirar cohetes. En el caso del acabado Adventure, estos elementos se enfatizan con detalles exclusivos como el paragolpes delantero protegido o la placa protectora en la zona trasera. También se distingue por tener llantas de aleación de 18 pulgadas de exclusivo diseño y por incorporar raíles sobre el techo.

Hablando del techo, puede ir pintado en color negro a partir del acabado Style mientras que en la zaga lo más representativo es el uso de la tecnología LED en los pilotos traseros con intermitentes dinámicos así como de un paragolpes sobredimensionado.

Interior: Casi igual, pero más práctico

El puesto de conducción es robusto. El acceso es cómodo.

25 fotos

Ampliar

El acceso al interior mantiene ese toque diferenciador respecto al Yaris del que parte y con el que, curiosamente, comparte distancia entre ejes: 2,56 metros por lo que es evidente que el crecimiento del exterior se ha conseguido a base de alargar los voladizos delantero y trasero en 6 y 18 cm respectiva y concretamente.

Gracias a la mayor altura libre al suelo, el acceso es cómodo. A partir de aquí comienza el juego de buscar las diferencias. Porque el salpicadero es casi igual al de su hermano, pero no idéntico. Encontramos un nuevo cuadro digital de 7 pulgadas similar al que emplean el Corolla o el RAV4, por ejemplo. El monitor central mantiene su disposición flotante y reduce al mínimo los botones. Parte de las 8 pulgadas y se incrementa hasta las 9” a partir del acabado Style.

Independientemente de ello, propone completa sincronización así como todas las funciones de conectividad provenientes del sistema Toyota Touch 2. Además, en opción se puede sumar un Head-up display de 10” proyectado en el parabrisas. No obstante, la gran diferencia la determina el mando situado en la consola central vinculado al sistema de tracción total AWD-i del que te hablaremos en las impresiones al volante.

En cuanto a la habitabilidad, ya te hemos comentado que el acceso es más cómodo mientras que en la parte trasera contamos con el mismo hueco para las rodillas pero con mucho más espacio para la cabeza. En lo que a anchura se refiere, dos adultos viajarán bastante más cómodos que tres. Puestos a ser críticos, nos hubiera gustado contar con salidas de aire y que las puertas abriesen con algo más de ángulo .Pero si hay una zona que se ha beneficiado del incremento del voladizo trasero es el maletero, pues cubica hasta 390 litros lo que implica tener más de 100 litros adicionales respecto al Yaris y, sobre todo, colocarle en los puestos altos de su segmento. Ojo, capacidad que está adherida a los Yaris Cross 2021 con tracción delantera pues aquellos con AWD-i, al colocar otro motor trasero reducen su capacidad en cerca de 70 litros. La ventaja, que a partir del acabado Style podemos tener un abatido de los respaldos traseros en proporción 40:20:40 a lo que se suma el portón eléctrico con apertura manos libres (desde el Active Tech con paquete Confort)

Motor: Solo híbrido

El sistema híbrido tiene diferentes programas de conducción.

25 fotos

Ampliar

No creemos que te pille por sorpresa el hecho de que Toyota apueste por la tecnología híbrida para sus modelos pero a diferencia del Yaris normal que sí tiene una versión de gasolina, este Yaris Cross solo está disponible con el motor híbrido o, como lo denominan ellos, Electric Hybrid.

Tiene 1,5 litros de cilindrada, tres cilindros, ciclo Atkinson y genera de manera conjunta 116 CV de potencia, resultantes de combinar los 91 CV del gasolina y los 80 CV del eléctrico. El par máximo generado por el bloque de gasolina es de 120 Nm mientras que el del bloque eléctrico, de 140 Nm. En los Yaris Cross con sistema AWD-i se suma un motor eléctrico trasero de 7,2 CV aunque la potencia final es la misma en todos los casos.

Esto se debe a que dicho motor solo mueve las ruedas traseras en dos situaciones concretas: al arrancar bruscamente desde parado para aportar más motricidad al conjunto, o si detecta que hay una pérdida de tracción cuando circulamos entre 0 y 70 km/h. El sistema AWD-i va asociado a un control de tracción con varios programas de funcionamiento: Normal, Snow (nieve) y Trail (pista).

La batería de iones de litio almacena de manera rápida la energía cuando circulamos siendo capaz de mover el conjunto en modo cero emisiones durante unos pocos kilómetros y siempre que no superemos los 60 km/h. Pero lo que hemos notado durante la conducción es que la presencia de la energía es casi constante, ayudando a rebajar considerablemente el consumo (ver apartado).

Comportamiento: Versátil y fácil de llevar

En marcha prima el confort con unas suspensiones blandas.

25 fotos

Ampliar

En marcha lo primero que sorprende de este Yaris Cross es su confort. En comparación con el Yaris, los ingenieros han reducido ligeramente la firmeza de las suspensiones. Circunstancia que agradeceremos al circular por asfaltos rotos o por campo pero que le penalice a la hora de afrontar un tramo serpenteante ya que se le perciben más inercias. Sin embargo, el fin de este coche no es otro que ese, el viajar confortablemente y, sobre todo, reducir el consumo al mínimo.

Volviendo a la tracción, lo cierto es que la ruta que realizamos por terreno off road nos dejó con muy buen sabor de boca. Quizá el acompañarlo con unos neumáticos más óptimos aumente su eficacia pero en líneas generales responde bastante bien y no notamos demasiada pérdida de tracción. La pena, que el sistema solo funcione hasta 70 km/h si bien en las arrancadas sí notamos cómo los dos motores trabajan para asegurarnos el avance.

Además de los modos de conducción Trail y Snow específicos para cuando abandonemos el asfalto, tenemos los programas Power, Normal y Eco a los que se suma el modo EV.  En cuanto a la transmisión, Toyota mantiene su engranaje planetario con su caja de tipo CVT que según ellos es más eficiente. Así lo demuestra y aunque sigue sin ser tan refinada como otras de tipo convertidor o de doble embrague, la realidad es que se ha vuelto mucho más reactiva y precisa que en los Yaris precedentes.

Equipamiento: Muy completo

La pantalla central de 9 pulgadas es estándar a partir del segundo nivel de acabado.

25 fotos

Ampliar

Como ya te habrás dado cuenta al inicio del texto al ver los precios de lista, la gama comercial del Yaris Cross está estructurada en cinco acabados: Business Plus, Active Tech, Style, Adventure y Premiere Edition, todos ellos muy bien dotados. Dejando a un lado el primero de ellos, enfocado 100% al cliente de flotas y con un equipamiento casi exclusivo, desde el nivel Active Tech (el que Toyota prevé que será el más vendido) cuenta con faros LED e intermitentes secuenciales, llantas de aleación de 17 pulgadas, cuadro de instrumentos con pantalla TFT de 7 pulgadas, acceso y arranque sin llave, retrovisor interior electrocromático y retrovisores exteriores eléctricos, calefactables y de plegado automático. Sumando el Pack Confort se pueden incluir  el sistema de aparcamiento inteligente ‘Toyota Teammate Advance Park’, cámara de visión 360º, frenado automático de emergencia y portón del maletero eléctrico con apertura manos libres.

El acabado Style suma, entre otros, el climatizador bizona, una toma de 12V en el maletero, llantas de 18 pulgadas, asientos plegables en 40:20:40, detector de angulo muerto, pantalla de 9” con sincronización móvil inalámbrica y cristales traseros tintados. En cuanto al Yaris Cross Adventure, además de sumar obligatoriamente la tracción total y de tener ese aspecto más robusto añade el tapizado del techo en negro, las barras de techo y el sistema de control de descensos.

Por último, el Yaris Cross Premiere Edition lleva prácticamente todo de serie: portón eléctrico, Head-up display, sensores de aparcamiento delanteros y traseros con frenado automático, alerta de tráfico cruzado trasero con frenado automático y sistema de sonido JBL Premium con 8 altavoces. Como habrás comprobado desde el acabado más básico nivel de equipamiento de acceso lleva de serie Toyota Safety Sense, el conjunto de sistemas de seguridad y ayuda a la conducción de Toyota, y el airbag central.

Consumo: Un auténtico mechero

Es relativamente sencillo obtener consumos cercanos a los 5,5 l/100 km

25 fotos

Ampliar

Llegamos al punto quizá más determinante de este Yaris Cross porque como viene siendo habitual en los últimos productos híbridos de la marca lo que más va a notar el conducir es lo poco que gasta. Incluso yendo a un ritmo elevado y alternándolo con escenarios fuera del asfalto el gasto medio que registramos fue de 6,4 l/100 km. Pero a poco que sepas ajustar la conducción y llevar activado el modo Eco durante la mayoría del tiempo verás cómo la cifra no sube de los 5,5 l/100 km e incluso llega a ser inferior a los 5 litros si tu ámbito se ciñe al entramado urbano.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche