Prueba

Primera prueba del Toyota Camry híbrido 2019

28 fotos

Ampliar

24 de septiembre, 2019

Nos subimos en el sedán más vendido del mundo. El nuevo Toyota Camry híbrido llega al mercado europeo para posicionarse como la berlina de representación de Toyota. ¿Estará a la altura?

Han tenido que pasar ocho generaciones y aparecer nuevas tecnologías sostenibles de movilidad para que el Toyota Camry debute en suelo europeo. Este sedán es un auténtico superventas en países como Estados Unidos. Suma ya más de 19 millones de unidades comercializadas desde 1982 y ahora llega a nuestro mercado para posicionarse como el noveno modelo híbrido de la marca en España y la alternativa de representación dentro de la gama japonesa. En esta prueba del Toyota Camry híbrido 2019 os contamos qué secretos guarda uno de los coches más importantes de la historia para el fabricante nipón.

Uno de los elementos más destacados del Camry VIII es la plataforma TNGA-K sobre la que se basa. Precisamente este esqueleto modular, que comparte con el Lexus ES, es el que permite una mayor libertad de diseño exterior y la posibilidad de equipar el sistema híbrido que le da vida (el mismo que vemos también en el RAV4.) Las previsiones de Toyota España con este producto pasan por vender unas 2.500 unidades al año, de las cuales cerca del 70% corresponderán a flotas.

¿Cuánto utilizan el motor eléctrico los coches híbridos?

Entre sus cualidades más positivas están, sin duda, el confort que ofrece la suspensión y el amplio habitáculo, los reducidos consumos que garantiza el sistema híbrido convencional de Toyota y el poderío que muestra el bloque mecánico, cuya potencia sobrepasa los 200 caballos. El diseño, muy al estilo de la marca premium del grupo en el frontal y algo más deportivo en la zona trasera, pretende ser elegante y dinámico a la par. Es por eso que mira a los Mondeo, Insignia, Talisman o, incluso, Arteon como principales rivales. Entremos en materia con este nuevo Camry…

Precios del Toyota Camry Hybrid 2019

  • Toyota Camry Hybrid Business: 36.500 euros.
  • Toyota Camry Hybrid Advance: 37.900 euros.
  • Toyota Camry Hybrid Luxury: 43.400 euros.

*Estos precios no incluyen descuentos promocionales, que pueden llegar a ser de hasta 5.400 euros. También se puede optar por el programa de financiación Toyota Complet (desde 285 €/mes con cuatro años de garantía, cuatro años de mantenimiento y un año de seguro a todo riesgo) o por la modalidad de renting (desde 450 €/mes con contrato de 48 meses y 15.000 km/año.)

Nuestra valoración: 7,7

Diseño 7

Motor 9

Comportamiento 8

Interior 7

Equipamiento 7

Consumos 8

Destacable

  • Prestaciones del motor
  • Consumos ajustados y etiqueta ECO
  • Confort de marcha

Mejorable

  • Funcionamiento del navegador

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: clásico, pero elegante

Esta berlina mide 4,89 metros de longitud y tiene una batalla de casi 2,83 metros. Su coeficiente de resistencia aerodinámica es de sólo 0,27 y lo cierto es que su enfoque se intuye a primera vista. El frontal, sobre todo la parte del paragolpes, guarda un estilo muy similar al que vemos en algunos modelos de la gama Lexus. Esta pista nos adelanta que estamos ante la berlina de representación de Toyota. Las lamas horizontales cromadas dan el toque elegante a la cara del conjunto y demás elementos, como los faros afilados, las nervaduras del capó o los extremos inferiores, terminan por añadir el punto deportivo.

Ese mismo mix se ve también en la zaga y en el perfil. Los trazos de coupé quedan patentes con los nervios del pilar C y con la aparición del spoiler trasero. Esto es algo que combina con un capó rebajado y con una línea de cintura baja que, junto con unos pilares delanteros bastante finos, dan una mayor sensación de espacio interior. Además, con la nueva plataforma se ha reducido el centro de gravedad y la altura libre para mejorar la agilidad.

En cuanto a calidades y acabados, el Camry cumple con nota su papel de punta de lanza en la gama de turismos de Toyota. Todas las piezas están bien enrasadas y dan sensación de cierta clase o refinamiento. La paleta de colores disponibles se compone de ocho tonalidades: Azul Cobalto, Blanco Classic, Blanco Perlado, Basalto Metalizado, Bronce Platino, Negro Cosmo, Plata y Rojo Emoción.

Interior: espacio y comodidad

El interior del Camry sí se centra más en ofrecer confort que dinamismo a sus ocupantes. El espacio es muy bueno en todas las plazas y el salpicadero ha sido diseñado con esas formas para dar una sensación de mayor envoltura. Quizá llega a ser agobiante por momentos, ya que a los más corpulentos les molestará bastante el acolchado que queda a la altura de la rodilla izquierda en la plaza delantera del pasajero.

Por lo demás, vemos superficies de tacto agradable y algunos plásticos que también son correctos, tanto en ajuste como en presencia. La posición de conducción es bajita, pero los amplios reglajes hacen posible encontrar la que mejor se adapte a nuestras preferencias. Eso sí, chirría un poco el mullido de los asientos de tela que equipa de serie el acabado intermedio Advanced. Los de cuero del Luxury son mucho más acordes a un coche de estas características.

En cuanto al infoentretenimiento, incorpora el sistema Toyota Touch con navegación, conectividad y una pantalla central de ocho pulgadas. El tope de gama añade además un equipo de audio firmado por JBL y un panel con dos pantallas ubicadas en las plazas traseras desde el que se pueden manejar prácticamente todos los sistemas electrónicos del interior.

El maletero cubica 524 litros (más que un Insignia o un Talisman), aunque, al ser un cuatro puertas, el acceso queda algo limitado.

Motor: ecológico y vigoroso

La única opción mecánica disponible para el Camry es un sistema híbrido que se compone de un motor 2.5 de cuatro cilindros y un motor eléctrico adicional. En conjunto declaran una potencia de 218 CV. Además, se suma una batería de níquel-metal hidruro con capacidad para 1,59 kWh. La respuesta del motor es muy directa y contundente. Sobrará potencia en cualquier circunstancia y sólo hará falta pisar a fondo el acelerador para notar un empuje importante.

En cuanto a la transmisión CVT de variador continuo, pese a que no muchas veces goza de buenas puntuaciones, en este coche sí se nota agradable -al menos, en comparación con otros Toyota como el Corolla, por ejemplo.-

El Camry cuenta con tres modos de conducción ditintos (Eco, Normal y Sport) que actúan en la respuesta del acelerador y, en menor medida, de la suspensión. Asimismo, para aumentar la eficacia energética, actúa en modo Eco un sistema llamado Auto Glide Control que reduce la deceleración (una especie de modo a vela.)

Comportamiento: suavidad y confort como esencia

La dinámica del Camry se define al instante en dos conceptos principales: suavidad y comodidad. Su enorme batalla implica un desahogo interior propio de las berlinas superiores. Para probar las plazas traseras, Toyota organizó una primera chauffeur experience desde las inmediaciones de la madrileña Plaza de Cuzco hasta la calle de Jorge Juan. Durante este trayecto, como si fuésemos usuarios de Cabify -es posible que la estrategia de la marca vaya en esa dirección-, comprobamos que ni la plena hora punta del centro de la capital evita la sensación agradable que se siente al viajar en este coche. Es muy silencioso y, a la hora de abordar baches o badenes, se los traga sin dejar que prácticamente nadie se dé cuenta de ellos.

Después nos trasladamos hasta Toledo, pasando por Arganda, Villarejo de Salvanés y Aranjuez. En este caso pudimos comprobar que, a pesar de lo suave que se muestra la suspensión, cuando llegamos a una zona de curvas no aparecen inercias o balanceos más acusados de lo normal. La dirección es bastante directa y precisa, y cuenta con un grado de asistencia variable que siempre, en cada una de las distintas situaciones (maniobras, modo Sport…), es el correcto.

Donde sí tendremos que tener cuidado será en los párquines: sus casi 5 metros de largo y sus generosos voladizos nos obligaron a estar muy pendientes de las esquinas y de las rampas en curva para no rozar en ellas.

Equipamiento: bien equipado, en general

El equipamiento del Camry híbrido se divide en tres niveles: Business, Advance y Luxury. El primero equipa de serie elementos como cristales tintados, faros led, llantas de 17 pulgadas, retrovisores eléctricos con calefacción, asiento del conductor con reglajes eléctricos, volante de cuero, climatizador bizona, sensores y cámara de aparcamiento, acceso y arranque sin llave, paquete de seguridad Toyota Safety Sense (control de crucero adaptativo, sistema precolisión con detección de peatones, aviso de salida de carril con asistente en dirección, reconocimiento de señales, luces largas automáticas, detector de fatiga) y Toyota Touch 2 con pantalla de 8 pulgadas, entre otros.

El segundo añade a lo anterior llantas de 18 pulgadas y navegación. Por su parte, el tope de gama incluye luneta trasera con cortinilla, parrilla delantera oscurecida, panel confort para plazas traseras con pantallas, HUD de 10,6 pulgadas, sistema de audio JBL, asientos delanteros calefactables, tapicería de cuero, climatizador trizona, cargador inalámbrico para smartphone, alerta de tráfico trasero y detector de ángulo muerto.

Consumo: cifras oficiales

Toyota homologa un consumo medio de 5,3 l/100 km. Lo cierto es que, durante nuestra toma de contacto -donde hubo momentos de un rodar tranquilo y otros de probar la aceleración- se quedó al borde de los 6 litros, una cifra que está realmente bien para un coche de estas dimensiones y de este peso (más de 1,7 toneladas en orden de marcha.) En mi opinión, no sería nada difícil contener aún más el consumo y bajarlo hasta los 5,5 litros. Con un depósito de 50 litros de gasolina, la autonomía media rondaría los 900 km.

Rivales: Rivales del Toyota Camry 2019

Vehículo

Toyota Camry Híbrido Advanced Aut.

Ford Mondeo Sedán 2.0 HEV Titanium

Renault Talisman dCi Blue Initiale Paris EDC 147kW

Opel Insignia 2.0CDTI Biturbo S&S Ultimate 4x4 Aut. 210

Precio Desde
37.899 €
Desde
37.550 €
Desde
45.950 €
Desde
48.199 €
Combustible Híbrido Híbrido Diesel Diesel
Cambio 1 marchas 6 marchas 6 marchas 8 marchas
Potencia (CV) 218 187 200 210
Aceleración 0-100 km/h (s) 8,3 9,2 - 8,7
Consumo Medio (l/100 km) 4,4 4,8 4,9 5,2
Emisiones CO2 (g/km) 101 96 130 187

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche