Prueba

Primera prueba del Skoda Octavia 2020 Combi: ¿qué nos parece?

44 fotos

Ampliar

20 de julio, 2020

Nos ponemos al volante de la nueva generación del Skoda Octavia en su versión Combi con motor TSI de 150 CV. ¿Qué similitudes y diferencias tiene con el León y el Golf?

El Skoda Octavia llega a su cuarta generación haciendo gala de la última tecnología que el Grupo Volkswagen ha lanzado con los nuevos León y Golf. Además, mejora su calidad percibida y su ya de por sí buena habitabilidad interior. El resultado es un coche que sin duda convence por la comodidad y la funcionalidad que ofrece a cambio de muy poco. Eso sí, como veremos a lo largo de esta prueba del Skoda Octavia 2020, pese a compartir la misma plataforma MQB con los parientes que acabamos de citar (dos de sus principales rivales), el modelo checo se distancia de forma clara en lo que respecta al comportamiento dinámico.

El chasis del León cuenta con tal puesta a punto que resulta una delicia manejarlo en conducción deportiva. Sin embargo, el cliente del Octavia aprecia mucho más el confort en viajes largos y en recorridos cotidianos, por lo que en Skoda han querido (y sabido) darle ese toque dócil y característico a nuestro protagonista. A falta de probar aún el Golf, sí puedo decir que, si su dinamismo concuerda con la diferenciación que la directiva del consorcio alemán pretende hacer entre las distintas marcas, quedaría a medio camino entre ambos.

Primera prueba del nuevo SEAT León 2020: mejorando lo excelente

Ahora bien, a sus primos de Volkswagen y SEAT se pueden añadir otros rivales como el Honda Civic de cinco puertas o el Ford Mondeo, por ejemplo. En todo caso, el Skoda tiene la mejor (o al menos la más completa) oferta mecánica y la tecnología de seguridad e infoentretenimiento más actual del panorama en su segmento. Por si fuera poco, a las variantes berlina y Combi (ya disponibles) se unirán en septiembre las versiones Scout (crossoverizada) y RS (la más deportiva, con opción híbrida enchufable disponible), así como un nuevo acabado Sport que le dotará de un mayor atractivo visual. Antes de entrar en más detalles, vamos con la lista de precios…

Precios del nuevo Skoda Octavia 2020

  • Skoda Octavia 1.0 TSI 110 CV manual Ambition: 24.900 euros.
  • Skoda Octavia 1.5 TSI 150 CV manual Ambition: 26.650 euros.
  • Skoda Octavia 2.0 TDI 115 CV manual Ambition: 27.550 euros.
  • Skoda Octavia 2.0 TDI 150 CV DSG Ambition: 30.550 euros.
  • Skoda Octavia 1.5 TSI 150 CV manual Style: 28.950 euros.
  • Skoda Octavia 2.0 TDI 150 CV DSG Style: 32.850 euros.
  • Skoda Octavia Combi 1.0 TSI 110 CV manual Ambition: 25.600 euros.
  • Skoda Octavia Combi 1.5 TSI 150 CV manual Ambition: 27.350 euros.
  • Skoda Octavia Combi 2.0 TDI 115 CV manual Ambition: 28.250 euros.
  • Skoda Octavia Combi 2.0 TDI 150 CV DSG Ambition: 31.250 euros.
  • Skoda Octavia Combi 1.5 TSI 150 CV manual Style: 29.650 euros.
  • Skoda Octavia Combi 2.0 TDI 150 DSG Style: 33.550 euros.

*Las demás opciones mecánicas (microhíbrida, híbrida enchufable y de gas) llegarán al mercado próximamente.

Nuestra valoración: 7,7

Diseño 8

Motor 7

Comportamiento 8

Interior 8

Equipamiento 8

Consumos 7

Destacable

  • Relación precio/producto
  • Espacio interior
  • Tecnologías y motores

Mejorable

  • Aglutinación de funciones en la pantalla
  • Limitaciones deportivas con chasis DCC

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: lo que empezó el Scala

Primera prueba del Skoda Octavia 2020

44 fotos

Ampliar

Estéticamente, el nuevo Octavia adopta los elementos que debutaron en la marca de la flecha alada con el lanzamiento del compacto Scala: una calandra hexagonal mucho más ancha, ópticas full led con una nueva firma lumínica e intermitentes traseros dinámicos y un portón del maletero salido hacia fuera creando como una especie de spoiler integrado con la peculiaridad además de incorporar el nombre de la marca a lo ancho, en lugar de la insignia que sí vemos sobre el capó.

Asimismo, este nuevo Octavia crece en tamaño. Con una longitud de 4,7 m, el Combi es 22 mm más largo que su predecesor y la berlina, 19 mm. La anchura también aumenta 15 mm en los dos modelos hasta alcanzar los 1,83 m. Su distancia entre ejes llega hasta los 2,68 m (+5 mm), lo que ha permitido recomponer el habitáculo para mejorar tanto el espacio en las plazas traseras como la capacidad del maletero, como veremos luego.

Teniendo en cuenta que el Octavia estrenará versiones especialmente eficientes, los diseñadores han tenido que poner todavía más énfasis al aspecto aerodinámico. De hecho, el coeficiente Cx parte de 0,24 en la berlina y 0,26 en el familiar.

En cuanto a llantas y a colores de carrocería, hay nuevos diseños de hasta 19 pulgadas y una paleta de colores a la que se añaden los nuevos tonos Negro Crystal, Azul Lava y Azul Titanio. Los acabados actuales Ambition y Style se pueden combinar con los paquetes opcionales Chrome y Dynamic, que aportan un carácter más definido al Octavia según cada gusto.

Interior: el espacio y la tecnología lo definen

Primera prueba del Skoda Octavia 2020

44 fotos

Ampliar

El aumento de cotas en el interior es apenas imperceptible para el conductor. Quienes sí lo agradecerán serán los ocupantes traseros, que ganan casi 8 cm en espacio para las rodillas. También ha crecido el volumen del maletero, con 10 l más para el de la berlina (600 l) y hasta 30 l más para el del Combi (640 l), lo que le convierte en una de las referencias del segmento en este sentido.

Todavía más notorio es el cambio estético que apreciamos desde el puesto del conductor. La instrumentación digital que ofrece en opción y la pantalla central de hasta 10 pulgadas protagonizan el aspecto tecnológico. Sus funciones, como en el Golf y en el León, son prácticamente infinitas (comparten el mismo sistema MIB III con conectividad y navegación), aunque en este caso han dejado una fila de botones que nos facilitan el acceso al menú de los modos de conducción y de la climatización, entre otros. No obstante, es bastante recomendable que nos familiaricemos con todos los menús de la pantalla central antes de ponernos en marcha para evitar después faltas de atención a la carretera.

En las versiones automáticas, el selector del cambio Shift-by-Wire también adopta la forma que vemos en los compactos del grupo VAG e incluso en el espectacular Porsche 911. Se trata de un selector que se conecta a la caja DSG de forma electrónica, en lugar de mecánica. Esto, por tanto, permite unas maniobras algo más rápidas a la vez que ahorra espacio y permite nuevas opciones de diseño.

Otro componente que llama mucho la atención es el volante de dos radios. Personalmente, he de confesar que me parece menos atractivo que el tradicional de tres radios que sigue estando disponible en el catálogo como extra, pero es cierto que su tacto es muy bueno y que los nuevos botones multifunción que han rediseñado le sientan de cine. En opción, el cliente puede escogerlo con calefacción.

En lo que respecta a la ergonomía, la calidad percibida y el espacio en general, como ya venía siendo habitual en el modelo, todo es más que correcto, aunque en esta cuarta generación se nota el uso de materiales más nobles al tacto y a la vista.

Motor: la gama más completa en la historia del Octavia

Primera prueba del Skoda Octavia 2020

44 fotos

Ampliar

El nuevo Skoda Octavia va a estar disponible con motores diésel, de gasolina, microhíbridos, de gas natural e híbridos enchufables. Por el momento, los que ya están en los concesionarios son los térmicos tradicionales de gasoil y gasolina. La lista completa es la siguiente.

En gasolina (etiqueta C):

  • 1.0 TSI 110 CV manual
  • 1.5 TSI 150 CV manual
  • 2.0 TSI 190 CV DSG (Scout) y 245 CV (RS)

En diésel (etiqueta C):

  • 2.0 TDI 115 CV manual y DSG, 150 CV manual y DSG y 200 CV DSG (Scout y RS)

En Mild-Hybrid (etiqueta Eco):

  • 1.0 TSI (e-Tec) 110 CV DSG
  • 1.5 TSI (e-Tec) 150 CV DSG

En GNC o Gas Natural Comprimido (etiqueta Eco):

  • 1.5 TGI (G-Tec) 130 CV manual y DSG

En híbrido enchufable (etiqueta Cero Emisiones):

  • 1.4 TSI (iV) 205 CV manual y DSG y 245 DSG (RS)

Como apuntes, hay que destacar que los Octavia iV equiparán una batería de 13 kWh de capacidad con una autonomía homologada de unos 40 km en modo 100 % eléctrico y que tanto el 2.0 TSI de 190 CV como los 2.0 TDI de 150 y 200 CV podrán acoplar un sistema de tracción total.

Hasta el momento están en el mercado los 1.0 TSI de 110 CV, 1.5 TSI de 150 CV, 2.0 TDI de 115 CV y 2.0 TDI de 150 CV DSG. El microhíbrido menos potente se espera para agosto y todos los demás llegarán en el período de septiembre a octubre.

Durante la toma de contacto pudimos conducir durante unos 120 km el Octavia Combi con motor 1.5 TSI Evo de 150 CV y cambio manual. En todo momento se siente una mecánica con un poder más que suficiente para mover el conjunto en cualquier circunstancia. Eso sí, para ser el gasolina más potente de la gama básica (sin necesidad de irnos a por un Scout o, por supuesto, a por un RS), puede parecer poco enérgico a la hora de querer sacarle más partido. Lo cierto es que el turbo no entra con fuerza hasta que rozamos las 2.000 rpm y eso implica que en recuperaciones vayamos a tener que revolucionarlo más de lo que normalmente revolucionaríamos un bloque turboalimentado. El consumo medio que registré durante el recorrido fueron unos 8 l/100 km, aunque más o menos la mitad de esos 120 km los hice por carreteras reviradas alternando entre la segunda, la tercera y, a veces, la cuarta marcha, por lo que en condiciones normales la cifra será en torno a dos litros menos.

Comportamiento: priorizando el confort

Primera prueba del Skoda Octavia 2020

44 fotos

Ampliar

Como ya hemos comentado, lo que más le gusta al Octavia es recorrer kilómetros y kilómetros sea donde sea, pero siempre con la tranquilidad y el sosiego de nuestra parte. Para unas aspiraciones deportivas deberemos recurrir a una de las futuras versiones RS o a otros modelos del grupo. En cualquier caso, lo que más repercutirá en el comportamiento del Octavia será el tipo de chasis que escojamos para él. Skoda pone sobre la mesa tres alternativas al chasis de serie: el chasis con suspensión deportiva que rebaja la altura en 15 mm, el chasis Rough Road que sube la carrocería 15 mm más o el Control de Chasis Dinámico (DCC) que ajusta la dureza de los amortiguadores al modo de conducción que elijamos desde el puesto de conducción (Eco, Confort, Normal, Sport e Individual o configurable.)

En nuestro caso, hemos probado una unidad con DCC y cabe destacar que, si en otros modelos del grupo como el propio León, el A4 o el Passat R-Line Performance sí hemos notado claras diferencias al cambiar del modo más confortable al más deportivo, en el caso del Octavia hay más semejanza entre uno y otro (quizá por esa condición de modelo más familiar.) Si bien es verdad que tanto la dirección como la suspensión se endurecen en el modo Sport, no se termina de notar un coche del todo firme y siguen saliendo a la luz balanceos propios de un vehículo destinado al placer a bordo. Por tanto, como coche para viajar no admite queja o crítica alguna.

La dirección se muestra siempre precisa y directa y es muy fácil guiar al Octavia exactamente por donde queremos. Los frenos son eficaces y duran más tiempo del que la mayoría de sus usuarios dedicará llevándolos cerca del límite.

Equipamiento: no se echa en falta nada

Primera prueba del Skoda Octavia 2020

44 fotos

Ampliar

El equipamiento del Octavia se divide en los niveles Active (para septiembre), Ambition, Style y Sport (septiembre.) Además, las versiones Scout y RS contarán con elementos distintivos y exclusivos. En cualquier caso, ya desde el acabado más básico, el modelo contará con faros led, llantas de 16 pulgadas, retrovisores calefactables, sistema Isofix, detector de fatiga, sensores traseros de aparcamiento, conectividad SmartLink sin cables, pantalla táctil de 8,25 pulgadas, etcétera.

El Ambition añade a lo anterior retrovisores con ajuste eléctrico, distinta tapicería, climatizador bizona, Virtual Cockpit o instrumentación digital con pantalla de 10,25 pulgadas, sensores delanteros de aparcamiento, volante multifunción, cuatro altavoces adicionales, asistente en pendientes (manual), sensor de lluvia y luces…

El Style incorpora llantas de 17 pulgadas, faros led con función matricial, pilotos traseros con intermitentes dinámicos, retrovisores con luz de bienvenida, molduras cromadas en el interior, iluminación ambiental, lavafaros, cámara de visión trasera, pantalla central táctil de 10 pulgadas, Head-Up Display, control por voz, asientos traseros abatibles por secciones, acceso y arranque sin llave y navegación integrada, entre otros.

Los asistentes a la conducción también están muy presentes en esta nueva generación. Tenemos los comentados Front Assist y asistente de carril, el detector de ángulo muerto, el asistente de atascos, el Park Assist o estacionamiento automático, el control de crucero predictivo, el asistente de emergencia con protección para los ocupantes ante un impacto, el asistente de maniobras con sensores o el asistente de giro.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche