Skoda Karoq: primera prueba del hermano pequeño del Kodiaq23

Skoda Karoq: primera prueba del hermano pequeño del Kodiaq

30 Octubre, 2017 por

Skoda presenta su Karoq, un SUV más pequeño que el Kodiaq que sale a un mercado repleto de competidores (su primo el Seat Ateca entre ellos). Elegante, práctico y con las últimas tecnologías, este todocamino compacto está disponible a partir de 19.700 euros (incluyendo 3.700 euros de equipamiento extra).

Nuestra valoración: 7,8 Notable

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 8

Notable

Comportamiento 8

Notable

Interior 9

Sobresaliente

Equipamiento 9

Sobresaliente

Consumos 6

Bueno

Destacable

  • Espacio interior
  • Conectividad
  • Instrumentación digital

Mejorable

  • Dureza suspensiones
  • Diseño exterior

Si estás pensando en comprarte un SUV de tamaño medio (el que corresponde a un compacto), el Karoq es una de tus opciones. Skoda está inmersa en una “ofensiva SUV” y en pocos meses ha lanzado el Kodiaq, el hermano mayor con sus siete plazas, y ahora el Karoq. Son productos de buena relación calidad/precio, con sólidos argumentos para convencer a un comprador.

Nos lo acaban de presentar a la prensa especializada, pero lo cierto es que ya lo puedes configurar en la web de Skoda y hasta conducirlo si quieres. Han montado una caravana por toda España (“Karavanaq”) para que los interesados lo prueben y, claro, se aceptan pedidos. Es más, a los 600 primeros les regalan 4 años de mantenimiento, faros full led, sistema Varioflex y tapicería de alta gama (ojo, porque es de esas ofertas de “hasta acabar existencias”).

Vamos a analizar el Karoq en profundidad (solo tienes que seguir leyendo), pero, en síntesis y tras probarlo en la jornada de presentación, nos ha resultado muy agradable y fácil de conducir. Su interior, amplio y cómodo, multiplica el espacio (muchos huecos para objetos, polivalencia con el sistema Varioflex) y se anima con nuevas posibilidades tecnológicas: el infoentretenimiento bien resuelto, instrumentación digital opcional, ayudas a la conducción que optimizan la seguridad…

Llega con dos motores diésel (1.6 TDI de 115 CV y 2.0 TDI de 150 CV) y dos de gasolina (1.0 TSI de 115 CV y 1.5 TSI de 150 CV) y con posibilidad de tracción 4×4 y cambio automático DSG en todas las versiones.

Los precios, con campaña de lanzamiento, empiezan en los 19.700 euros que cuesta el 1.0 TSI con cambio manual, tracción 4×2 y acabado Ambition (2.000 euros más si lo quieres con cambio automático).

ŠKODA-KAROQ_exterior23
Capó más robusto, con faros y antinieblas separados y gran parrilla.

Cuando el diseño entra por los ojos, el observador siente esa emoción que puede desencadenar una decisión de compra. Los coches de Skoda no han sido de esa cordada nunca, más bien se han dirigido a compradores que tiran de lápiz y papel, hacen cuentas, se sientan en el coche, tocan la tapicería, comprueban acabados…

En esa compra racional, que a la larga suele dar mejores resultados, Skoda está muy bien posicionado, pero ¿qué fabricante de automóviles no quiere también dar un pellizquito en la emoción del público? Ese es el objetivo de Skoda en los últimos tiempos y tanto el Kodiaq como ahora el Karoq aspiran a impresionar a compradores emocionales, no solo racionales. De ahí proceden ciertos cambios en los criterios de diseño. ¿Lo han conseguido?

Observa el Karoq de las fotos: frontal con faros rectos que no se estiran hacia el lateral, luces antiniebla debajo, parrilla amplia y capó sobreelevado con nervio central y logo más grande; trasera con predominio de líneas horizontales, con las luces de freno en forma de “C” (quieren que sea una especie de firma lumínica Skoda) abrazando las de marcha atrás, línea central hacia abajo. En el lateral, superficies esculpidas, techo en caída hacia atrás, pasos de rueda marcados y voladizos muy cortos.

Mide 4.382 mm de largo, 2.025 de ancho y 1.603 de alto. Su gran distancia entre ejes (2.630 mm) le permite una gran habitabilidad interior.

Es hermano del Kodiaq y no lo puede negar, existe un evidente aire de familia.  La impresión general es de modernidad y equilibrio, pero no hay líneas atrevidas ni alardes de diseño, ni en el exterior ni en el interior. La funcionalidad y la calidad priman sobre el riesgo formal, lo que remite a una apuesta a largo plazo más que a un destello emocional que impulse una compra rápida.

En cualquier caso, el diseño no es valorable más que desde un punto de vista personal, así que os cedemos la palabra. Déjanos tu comentario: ¿el Karoq te resulta atractivo? ¿crees que Skoda se está volviendo más “emocional”, como los responsables de la marca quieren?

Te puede interesar...

Isabel Gª Casado

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba