Prueba

Skoda Karoq: primera prueba del hermano pequeño del Kodiaq

23 fotos

Ampliar

30 de octubre, 2017

Skoda presenta su Karoq, un SUV más pequeño que el Kodiaq que sale a un mercado repleto de competidores (su primo el Seat Ateca entre ellos). Elegante, práctico y con las últimas tecnologías, este todocamino compacto está disponible a partir de 19.700 euros (incluyendo 3.700 euros de equipamiento extra).

Si estás pensando en comprarte un SUV de tamaño medio (el que corresponde a un compacto), el Karoq es una de tus opciones. Skoda está inmersa en una “ofensiva SUV” y en pocos meses ha lanzado el Kodiaq, el hermano mayor con sus siete plazas, y ahora el Karoq. Son productos de buena relación calidad/precio, con sólidos argumentos para convencer a un comprador.

Nos lo acaban de presentar a la prensa especializada, pero lo cierto es que ya lo puedes configurar en la web de Skoda y hasta conducirlo si quieres. Han montado una caravana por toda España (“Karavanaq”) para que los interesados lo prueben y, claro, se aceptan pedidos. Es más, a los 600 primeros les regalan 4 años de mantenimiento, faros full led, sistema Varioflex y tapicería de alta gama (ojo, porque es de esas ofertas de “hasta acabar existencias”).

Vamos a analizar el Karoq en profundidad (solo tienes que seguir leyendo), pero, en síntesis y tras probarlo en la jornada de presentación, nos ha resultado muy agradable y fácil de conducir. Su interior, amplio y cómodo, multiplica el espacio (muchos huecos para objetos, polivalencia con el sistema Varioflex) y se anima con nuevas posibilidades tecnológicas: el infoentretenimiento bien resuelto, instrumentación digital opcional, ayudas a la conducción que optimizan la seguridad…

Llega con dos motores diésel (1.6 TDI de 115 CV y 2.0 TDI de 150 CV) y dos de gasolina (1.0 TSI de 115 CV y 1.5 TSI de 150 CV) y con posibilidad de tracción 4×4 y cambio automático DSG en todas las versiones.

Los precios, con campaña de lanzamiento, empiezan en los 19.700 euros que cuesta el 1.0 TSI con cambio manual, tracción 4×2 y acabado Ambition (2.000 euros más si lo quieres con cambio automático).

Nuestra valoración: 7,8

Diseño 7

Motor 8

Comportamiento 8

Interior 9

Equipamiento 9

Consumos 6

Destacable

  • Espacio interior
  • Conectividad
  • Instrumentación digital

Mejorable

  • Dureza suspensiones
  • Diseño exterior

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Aire de familia con el Kodiaq

Capó más robusto, con faros y antinieblas separados y gran parrilla.

23 fotos

Ampliar

Cuando el diseño entra por los ojos, el observador siente esa emoción que puede desencadenar una decisión de compra. Los coches de Skoda no han sido de esa cordada nunca, más bien se han dirigido a compradores que tiran de lápiz y papel, hacen cuentas, se sientan en el coche, tocan la tapicería, comprueban acabados…

En esa compra racional, que a la larga suele dar mejores resultados, Skoda está muy bien posicionado, pero ¿qué fabricante de automóviles no quiere también dar un pellizquito en la emoción del público? Ese es el objetivo de Skoda en los últimos tiempos y tanto el Kodiaq como ahora el Karoq aspiran a impresionar a compradores emocionales, no solo racionales. De ahí proceden ciertos cambios en los criterios de diseño. ¿Lo han conseguido?

Observa el Karoq de las fotos: frontal con faros rectos que no se estiran hacia el lateral, luces antiniebla debajo, parrilla amplia y capó sobreelevado con nervio central y logo más grande; trasera con predominio de líneas horizontales, con las luces de freno en forma de “C” (quieren que sea una especie de firma lumínica Skoda) abrazando las de marcha atrás, línea central hacia abajo. En el lateral, superficies esculpidas, techo en caída hacia atrás, pasos de rueda marcados y voladizos muy cortos.

Mide 4.382 mm de largo, 2.025 de ancho y 1.603 de alto. Su gran distancia entre ejes (2.630 mm) le permite una gran habitabilidad interior.

Es hermano del Kodiaq y no lo puede negar, existe un evidente aire de familia.  La impresión general es de modernidad y equilibrio, pero no hay líneas atrevidas ni alardes de diseño, ni en el exterior ni en el interior. La funcionalidad y la calidad priman sobre el riesgo formal, lo que remite a una apuesta a largo plazo más que a un destello emocional que impulse una compra rápida.

En cualquier caso, el diseño no es valorable más que desde un punto de vista personal, así que os cedemos la palabra. Déjanos tu comentario: ¿el Karoq te resulta atractivo? ¿crees que Skoda se está volviendo más “emocional”, como los responsables de la marca quieren?

Interior: Espacio y tecnología

El Skoda Karoq ofrece muchos huecos para guardar objetos.

23 fotos

Ampliar

El interior del Karoq responde de nuevo a líneas muy rectas, con buenos acabados y alto nivel de calidad percibida. El salpicadero mezcla texturas de plásticos blandos y duros y superficies mates y brillantes. Transmite una gran sensación de espacio, lo que acentúa el confort a bordo, y, en efecto, tiene múltiples huecos para dejar objetos: en las puertas, bajo el volante, en la parte superior del salpicadero, sobre el retrovisor (para las gafas), bajo el asiento del acompañante… y la guantera, claro. Almacenaje resuelto, no hay duda.

En el puesto de conducción puedes regular el volante en altura y profundidad, los asientos sujetan bien y todo está a mano. La gran novedad es la instrumentación, que, como opción y por primera vez en Skoda, puede ser digital y se puede programar con cuatro configuraciones distintas (relojes de velocímetro y cuentarrevoluciones a los lados y en medio el mapa, solo mapa de la navegación con pequeños complementos de datos de viaje, mapa en pequeño y muchos recuadros adicionales con datos específicos, solo dos pantallas básicas… lo que el conductor desee).

La columna central agrupa todo el control del infoentretenimiento (navegación, música, radio, teléfono…). Tiene diversos niveles de funcionalidad según la opción elegida y cuenta con pantalla táctil, en tamaño de hasta 9,2”, control gestual para algunas funciones y, en general, gran facilidad de manejo siguiendo solo nuestra intuición.

En cuanto al maletero, cuenta con 521 litros, que, con los asientos traseros plegados (60:40) aumentan hasta los 1.630. Si se necesita más espacio y más versátil, Skoda ofrece para el Karoq la opción (320 euros) “VarioFlex”, ya existente en el Yeti. Este sistema permite que los asientos traseros se plieguen en una ratio 40:20:40 y sus respaldos lo hagan de manera independiente. Además, pueden empujarse hacia delante e incluso extraerse para obtener un espacio máximo de 1.810 litros.

El portón trasero se abre y cierra eléctricamente, apretando el correspondiente botón o pasando el pie por debajo de la trasera.

Y, como es característico de Skoda, el Karoq cuenta con soluciones “Simply Clever”, como falso suelo ajustable para el maletero, ganchos para bolsas y redes de almacenamiento, pinza para los tickets de parking, rascador de hielo guardado en la boca del depósito, etc.

Motor: 2 gasolina y 2 diésel… de momento

El Karoq llega a los concesionarios en enero de 2018.

23 fotos

Ampliar

Los compradores de vehículos SUV se inclinan más hacia motores diésel, pero Skoda tiene previsto vender más mecánicas de gasolina, que ofrece combinadas -para todas las versiones de motor- con cambio manual de 6 velocidades o automático DSG de 7 (sí, made in VW), además de tracción total, bien 4×4 o bien 4×2.

Los dos motores disponibles por el momento son, para gasolina, el 1.0 TSI de 115 CV y el 1.5 TSI de 150. En diésel, el 1.6 TDI de 115 CV y el 2.0 TDI de 150 CV. Este último, el 2.0 TDI, llegará más adelante con una potencia de 190 CV.

El gasolina más básico, el 1.0 TSI, es un tres cilindros con sistema de tecnología activa (ACT) que desconecta el segundo y tercer cilindro por unos momentos cuando su potencia no es necesaria. Eso permite ahorrar medio litro de combustible por cada 100 km recorridos (también depende de cómo conduzcas, claro, es una cifra media).

El 2.0 TDI dispone de sistema SCR (Reacción Catalítica Selectiva), que inyecta urea en el sistema de escape de gases para provocar una reacción química que elimine los NOx (óxidos de nitrógeno) de los gases de escape.

La tracción total, en un vehículo con ciertas capacidades todo terreno como el Karoq, resulta muy útil sobre terrenos escarpados o resbaladizos (buena elección si te lo vas a llevar a esquiar o te gusta hacer excursiones por la montaña en la época fría).

Más par o una respuesta más agil, además de una mayor polivalencia de uso en todo tipo de situaciones y firmes, son las variables que tendrás que manejar a la hora de elegir un motor u otro.

Además, se pueden seleccionar diferentes modos de conducción: Normal, Eco, Sport e Individual. Con tracción total existe también el modo Snow para aplicarlo en superficies con poco agarre y, como opción, el modo “Off Road”, que mejora la tracción en terrenos accidentados.

En el apartado de comportamiento de esta primera prueba del Skoda Karoq te contamos nuestras primeras impresiones sobre ellos, combinados o no con tracción total o con caja manual o automática.

 

Comportamiento: Aplomo y seguridad

Skoda quiere que sus coches sean “para vivirlos”.

23 fotos

Ampliar

Durante la presentación del nuevo Skoda Karoq, hemos podido conducir la versión de gasolina 1.5 TSI de 150 CV, con cambio automático, y la 2.0 TDI, con caja manual, tracción 4×4 y también 150 CV de potencia. El trazado de la prueba no ha tenido grandes complicaciones, con muchos kilómetros de autopista y una parte por carreteras secundarias, en ocasiones de firme mal conservado.

A falta de un análisis más en profundidad, que publicaremos en cuanto podamos contar con una unidad de pruebas, nuestra primera impresión es muy positiva. Al sentarte a los mandos del Karoq, logras acomodarte sin problema, y, gracias a la altura típica de un SUV, disfrutas de una visibilidad completa, aunque es cierto que, sobre todo en rotondas, el gran tamaño de los retrovisores obliga a mover la cabeza para obtener una visión completa del entorno.

El tacto y manejo de la palanca de marchas, tanto en las versiones manuales como en las DSG, nos ha gustado y resultado preciso. El buen aislamiento acústico, por último, contribuye a que viajar en el Karoq no resulte cansado.

Las suspensiones tiran a duras, incluso en el modo de conducción normal, y transmiten bien las irregularidades del firme, lo que en cierto modo facilita el trabajo a quien está al volante, que recibe una información muy precisa del trazado por el que circula.

Sí nos ha parecido que, para disfrutar de una conducción más alegre, en las versiones con más peso (claramente en las 4×4) y menos caballos, es preciso reducir de marcha en repechos, adelantamientos más comprometidos y situaciones semejantes. Si las circunstancias del tráfico te obligan a frenar levemente y tratas de recuperar solo acelerando, los metros empezarán a pasar y acabarás bajando una o dos marchas para salir airoso y recuperar en un tiempo prudente. Nada de eso ocurre con las versiones más potentes, naturalmente.

Equipamiento: Conexión y asistencia online

La instrumentación digital se puede configurar.

23 fotos

Ampliar

En el equipamiento del Karoq hay que destacar los sistemas de seguridad y de asistencia a la conducción. Se potencia con ellos la seguridad activa (para evitar que el accidente se produzca) y la pasiva (para minimizar las lesiones de los implicados una vez que el accidente se ha producido).

En seguridad activa, cuenta con alerta de tráfico posterior, cámara de visión trasera, ayuda al aparcamiento, detector de fatiga, reconocimiento de señales de tráfico, control de pendiente, control de cambio de carril, control de crucero adaptativo, freno de emergencia en ciudad, asistente de emergencia… (consulta la ficha de equipamiento y comprueba toda la lista).

En seguridad pasiva, va equipado de serie con siete airbags, a los que se añaden dos opcionales (los traseros laterales izquierdo y derecho)

En el apartado de conectividad, el Karoq dispone de dos tipos de servicios: los que proporcionan infoentretenimiento online y los agrupados bajo el concepto “Care Connect”, que brindan asistencia. Estos últimos incluyen la llamada de emergencia automática, que se activa un sistema de retención, como el airbag. En ese caso, el vehículo transfiere toda la información necesaria. También el conductor puede activar la llamada de modo manual. En ambos casos, se conecta con un centro de asistencia que le atiende en su propio idioma.

El sistema Care Connect incluye otros servicios interesantes, como el aviso si el vehículo sale de una zona determinada o sobrepasa una determinada velocidad previamente establecida (los padres que prestan el coche a sus hijos encontrarán muy útil esta función).

Aunque los acabados y equipamientos de Skoda se distribuyen en tres niveles, el lanzamiento del Karoq se hace con la versión media, la Ambition , como punto de partida.

 

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche