Prueba

Primera prueba: nuevo Hyundai i20

22 fotos

Ampliar

17 de noviembre, 2014

Recién presentado en el Salón del Automóvil de París, el Hyundai i20, que se pone a la venta este mes, ya está listo para rodar. Entre las claves que destaca la marca aparecen su diseño, su espacio interior y su equipamiento, digno de categorías superiores. Pero también es muy importante la sensación que transmite al conducirlo, cosa que ya hemos tenido la oportunidad de hacer. Y esto es lo que nos ha parecido…

La mejora de los productos de la marca coreana en los últimos años es notable… y continúa, adaptando cada vez con mayor acierto sus diseños y propuestas a los gustos del Viejo Continente. Coches para Europa construidos en Europa, suele decir, y lo cierto es que funciona. Está inmersa en el lanzamiento de nuevos modelos (de 2013 a 2017 habrá 22 “estrenos”), se ha remozado toda su gama, las ventas crecen mientras el mercado cae… Y para seguir en esta línea renueva el Hyundai i20, que ha doblado su cuota de mercado en los últimos 5 años.

Las armas con las que cuenta este vehículo para seguir la senda del éxito son poderosas; entre ellas destaca un equipamiento “de categoría” y, sobre todo, un espacio y unos materiales que sorprenden en cuanto abres la puerta. En un segmento tan competido como el B, en el que el aprovechamiento de cada centímetro disponible es vital, la marca demuestra que sabe jugar con eficacia. Si su diseño no te dice nada, echa un vistazo a su habitáculo: el i20 estará en tus apuestas.

Nuestra valoración: 7,0

5

7

7

9

8

6

Destacable

  • Espacio pasajeros.
  • Calidad percibida.
  • Respuesta motor diésel 1.1.

Mejorable

  • Diseño impersonal.
  • Consumo motor diésel 1.1.
  • Suspensión demasiado blanda.

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Nuevo Hyundai i20: escultura fluida 2.0

La rejilla hexagonal cromada ha rebajado su posición; una segunda rejilla conecta los faros y enfatiza la anchura del nuevo Hyundai i20.

22 fotos

Ampliar

Diseñado en Europa para acomodarse a los gustos del Viejo Continente, fabricado en Turquía y adalid de la escultura fluida 2.0: este Hyundai i20 da otro paso, un nuevo giro, para atraer a más clientes y seguir incrementando sus cifras de ventas, con las que la marca se muestra más que satisfecha.

¿Cuáles son sus armas? Líneas tensas, limpias y refinadas, que configuran una primera impresión elegante. Queda subrayada por los colores elegidos para la carrocería, quizá un poco “serios” en un coche del segmento B, pero con presencia.

Se ayuda también de sus dimensiones: montado sobre una plataforma nueva, este i20 es 40 mm más largo, hasta alcanzar los 4,035 m. Su anchura crece (24 mm, lo que deja el total en 1,734 m) y se reduce su altura en 16 mm, llegando a los 1,474 m. Busca una apariencia más deportiva -su participación en el Mundial de Rallyes es un escaparate del que se nutren los productos “de calle”- y, aunque a primera vista quizá no haga que las cabezas se giren a su paso, sí provocará una sonrisa cuando lo mires con más detenimiento. Esa parrilla hexagonal, sus ruedas en las esquinas, los faros alargados…Esconde mucho más entre sus ejes, pero hay que abrir la puerta y pulsar el botón de arranque para descubrirlo.

Interior: Hyundai i20: compacto por fuera, grande por dentro

La consola está orientada hacia el conductor.

22 fotos

Ampliar

Este aumento en sus medidas se vertebra mediante el crecimiento de su distancia entre ejes, que ahora es 45 mm mayor (llega a los 2,57 m), lo que da más espacio a los pasajeros. El aprovechamiento de esta amplitud “extra” es sorprendente, ya que los ocupantes de las plazas delanteras y traseras cuentan con 1.892 mm para acomodar sus piernas, reza la teoría. En la práctica, te aseguro que hacía mucho tiempo que no me sorprendían los centímetros disponibles en los asientos posteriores tanto para las rodillas como para la cabeza. Incluso la banqueta central es medianamente utilizable, ya que el túnel de la transmisión no supone una muralla infranqueable.

En el puesto de conducción, más de lo mismo, pero mejor. Hay espacio, visibilidad y materiales de buena factura, que apetece tocar: la calidad percibida es alta. Los ajustes son correctos, todos los mandos están en una posición lógica, resulta sencillo encontrar la postura adecuada al volante… El habitáculo te hace sentir como en casa desde el primer momento. Una casa en la que hay mucha tecnología, como veremos más adelante.

Respecto al maletero, de nuevo Hyundai refiere cifras líderes en su segmento, con 326 l de capacidad. Cuenta con un portón amplio para que la carga y descarga sea más sencilla y un doble fondo al que se accede levantando el “suelo”. También podremos abatir los respaldos traseros (operación en la que no invertiremos más de cuatro segundos) y tendremos un piso plano para transportar los objetos más largos.

Motor: El motor diésel tricilíndrico del Hyundai i20

El motor diésel tricilíndrico entrega su potencia desde la zona baja del cuentavueltas, lo que permite aprovecharlo muy bien.

22 fotos

Ampliar

Es el que hemos elegido para nuestra primera toma de contacto: una mecánica 1.1 CRDI de tres cilindros y con 75 CV. Sus cifras no impresionan, cierto, pero su actuación sí: empuja con firmeza desde la zona baja del cuentavueltas y recupera bien gracias a su elasticidad. En Hyundai están tan convencidos de su entrega de fuerza que incluso la han asociado a una caja de cambios de seis marchas: te aseguro que la sexta no está “de adorno” o simplemente para reducir consumos; puede aprovecharse con bastante solvencia.

La otra cara de la moneda es que para lograr esto, los desarrollos son algo más cortos de lo que se esperaría en este tipo de propulsor, lo que repercute en el gasto de carburante. No se puede tener todo… Pero piensa que puedes afrontar un viaje largo sin problemas (con  el característico sonido de los tricilíndricos, eso sí, llegando al habitáculo, aunque no de forma excesiva).

Si quieres más potencia, existe otra opción de gasóleo, un motor 1.4 de 90 CV, y dos más de gasolina: la mecánica 1.2 -con 85 CV– y la 1.4, con 100 CV. Más adelante, a mediados de 2015, se sumará a éstas un propulsor turbo, con 3 cilindros y 120 CV, que promete hacer las delicias de los amantes de la deportividad. Me lo imagino asociado al Hyundai i20 Coupé, que llegará esta primavera, y no puedo evitar cierta ansiedad por tenerlo en mis manos, la verdad.

Comportamiento: Suspensiones revisadas para el nuevo Hyundai i20

La suspensión trasera del i20 ha sido revisada: tiene un mayor recorrido y cuenta con amortiguadores verticales.

22 fotos

Ampliar

La mayor distancia entre ejes y el aumento de la anchura de los que hablábamos antes han traído consigo una revisión de la suspensión trasera para adaptarse, además, a una estructura más rígida -en la construcción del nuevo i20 se emplean más aceros de alta resistencia- y a la modificación del reparto de pesos.

En la práctica, esto se traduce en un comportamiento correcto en las curvas y bastante agilidad, si bien se nota claramente que la amortiguación está orientada al confort de los ocupantes. Se agradece en la ciudad, donde además disfrutaremos de una dirección también revisada, más precisa, asegura Hyundai. Aquí, el conjunto te permitirá “ratonear” entre el tráfico sin problemas; su tamaño compacto, la rápida respuesta del motor y su viveza se alían para que puedas escapar entre los huecos o girar hacia esa calle en el ángulo más estrecho.

En vías más amplias, el propulsor respira a gusto y el trayecto se vuelve relajado: el manejo del volante y la palanca de cambios son suaves, la suspensión trata con mimo a los pasajeros y el sonido de la mecánica no se cuela en exceso en el habitáculo.

Equipamiento: El nuevo Hyundai i20 propone más

Arranque por botón, asientos y volante calefactados... Todo se ha pensado para que el conductor se encuentre lo más cómodo posible.

22 fotos

Ampliar

No sólo crecen las dimensiones del modelo; también su equipamiento aumenta y lo hace proponiendo elementos que suelen estar presentes en coches de segmentos superiores. Entre ellos, Hyundai destaca:

  • Un enorme techo panorámico capaz de abrirse por completo y único en el segmento B.
  • Sistema de aviso de cambio de carril.
  • Cámara de marcha atrás (la pantalla se integra en el retrovisor interior).
  • Sistema de arranque en pendiente.
  • Volante con calefacción -en el mercado español hay muchos que no lo ven necesario… Yo lo haría obligatorio. Y los asientos calefactados, también; los frioleros estarán de acuerdo conmigo-.
  • Preinstalación para smartphones.

Con todo ello, unido a las combinaciones de colores y carrocería, puedes configurar el coche casi a tu antojo. ¿A cuánto ascenderá la factura? Tienes más abajo los precios del nuevo Hyundai i20, pero puedes descontar 2.000 euros si decides financiarlo con la marca (además, te llevas 5 años de garantía).

Precios del nuevo Hyundai i20

  • 1.2 MPI 85 CV Essence: 14.750 €.
  • 1.2 MPI 85 CV Klass: 15.750 €.
  • 1.2 MPI 85 CV Tecno: 16.700 €.
  • 1.4 MPI 100 CV Manual Tecno: 17.700 €.
  • 1.4 MPI 100 CV Manual Style: 19.150 €.
  • 1.4 MPI 100 CV Automático Klass: 17.750 €.
  • 1.1 CRDI 75 CV Essence: 16.450 €
  • 1.1 CRDI 75 CV Klass: 17.450 €.
  • 1.1 CRDI 75 CV Tecno: 18.400 €.
  • 1.4 CRDI 90 CV Essence: 17.050 €.
  • 1.4 CRDI 90 CV Klass: 18.050 €.
  • 1.4 CRDI 90 CV Tecno: 19.000 €.
  • 1.4 CRDI 90 CV Style: 20.450 €.

Consumo: Hyundai i20: frugal, pero no tanto

Habrá que esperar a que pase más tiempo entre nuestras manos para sacar conclusiones sobre los consumos.

22 fotos

Ampliar

Partamos de una base: como siempre comentamos, los consumos homologados rara vez coinciden con los reales, ya que las pruebas de las marcas se realizan en condiciones alejadas de la circulación “normal”. Además, en una primera toma de contacto tampoco se suele cubrir el kilometraje necesario para hacernos una idea sólida de los datos: durante nuestro recorrido fueron sensiblemente mayores que los oficiales, si nos atenemos a la información que nos dio el ordenador de viaje. Esperaremos a un test más exhaustivo para hablar de cifras concretas; éstas son las que homologa Hyundai:

  • 1.1  CRDI 75 CV: 3,8-4 l/100 km
  • 1.2  MPI 85 CV: 4,8-5,1 l/100 km
  • 1.4  CRDI 90 CV: 3,9-4,1 l/100 km
  • 1.4  MPI 100 CV: 5,5 l/100 km (6,7 l/100 km  con cambio automático).

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • jl

    enhorabuena al fotógrafo por su trabajo….bonitas instantáneas; haber si probais el motor el 1.2 ó 1.4 gasolina que en mi modesta opinión estos coches el que los compra no es para hacer 35.000km/año……

    Esteticamente hablando me parece mucho mas pinton que el laureado vw polo por ejemplo….bonito coche que ya quisiera para mi tenerlo en mi posesión.

  • Keny.

    Por fuera es precioso, mucho más que el interior. A nivel dinámico no será el mejor pero no es un coche de rallys. Supongo que para ciudad y autovía será suficiente. Con motor gasolina de potencia parecida y equipamiento parejo…¿Este I20 o nuevo Fabia?
    Saludos.

  • Fito

    Yo lo he estado viendo ya en la tienda y es una pasada. Mí elección seria el 1.4 con la terminación superior por el techo panorámico ,asientos de piel y casi de todo. Próximamente lo quiero probar en carretera
    Saludos

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche