Prueba

Primera prueba del Hyundai i30 Fastback N 2019: señores pasajeros, abróchense los cinturones…

53 fotos

Ampliar

14 de marzo, 2019

El nuevo Hyundai i30 Fastback N de 275 CV acaba de llegar al mercado y nosotros ya lo hemos conducido por la sierra madrileña... ¿Quieres saber cuáles son nuestras impresiones? Adelante.

Pese a que la historia de Hyundai en el Campeonato del Mundo de Rallies suma ya casi 30 años, no ha sido hasta estas últimas temporadas cuando la marca coreana ha empezado a gozar de un éxito mayor. El i20 WRC de 2014 logró colgarse la primera corona de laurel en Alemania con el belga Thierry Neuville a los mandos y, a partir de ahí, tras la hegemonía de Volkswagen, comenzaron a luchar nada menos que por los títulos absolutos de constructores y pilotos. Todo ello ha derivado, de algún modo u otro, en que hoy os traigamos a Autocasión esta prueba del Hyundai i30 Fastback N, un coche que te hace sentir las delicias de la conducción en todos los sentidos…

Prueba del Hyundai i30N Performance 2018

Hyundai N, una marca que llega para quedarse

Como resultado de esta era moderna y triunfante del equipo Hyundai Motorsport en el WRC -y en otras competiciones como la Copa Mundial de Turismos (WTCR) y el Campeonato de España de Rallies de Asfalto (CERA)-, el fabricante de Seúl ha decidido sumar a su gama una nueva ramificación de modelos prestacionales que se distinguen con el apellido N, una inicial que homenajea al mismo tiempo a los trabajadores del Centro de I+D que Hyundai tiene en Namyang (Corea del Sur) y al legendario circuito de Nürburgring Nordschleife, donde se ponen a punto prácticamente todos los deportivos que salen al mercado. Tras debutar en la parrilla del i30 hatchback, esta N con forma de chicane llega ahora a la variante Fastback para ofrecer una estética diferente a quienes buscan la deportividad en un compacto.

Prueba del Renault Mégane R.S. 2018: vivir de tramo en tramo

Lo cierto es que el nuevo Fastback N tiene como principales bazas con respecto a su hermano una mayor funcionalidad en el día a día (su maletero tiene capacidad para 55 litros más que el de la versión de 5 puertas), un mejor coeficiente aerodinámico, el mismo buen comportamiento dinámico (apenas pesa 12 kg más) y la ausencia de un precio adicional. ¿Es, por tanto, mejor alternativa que el N hatchback? ¿Y que otros rivales del segmento C? Veamos cómo es más en profundidad…

Precio del Hyundai i30 Fastback N

Hay que destacar que el Fastback N sólo está disponible en versión Performance (275 CV, diferencial autoblocante, válvula de escape diferente que hace más bronco el sonido y discos de freno más grandes), a diferencia del hatchback N, que puede adquirirse con 250 CV o con 25 CV más y todo lo que conlleva el paquete Performance. Por eso y porque es el mismo coche con algo más de culo, el Fastback N tiene el mismo precio que su hermano de una puerta más y 275 CV. En concreto, ambos están disponibles por 39.250 euros, aunque con todos los descuentos se pueden quedar en 32.750 euros.

Nuestra valoración: 8,0

Diseño 8

Motor 9

Comportamiento 9

Interior 7

Equipamiento 8

Consumos 7

Destacable

  • Comportamiento dinámico
  • Sonido del escape
  • Configuración en distintos modos de conducción

Mejorable

  • Autonomía
  • Reposabrazos
  • Carné por puntos

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Deportividad con estilo

Estéticamente, el Fastback N sólo se diferencia del hatchback en la mitad trasera. Este modelo adopta una zaga más larga, con una caída del techo muy pronunciada y un alerón en forma de cola de pato que pone la guinda al pastel. Por esta nueva configuración, la luz antiniebla triangular pasa a ubicarse en el centro del difusor -en lugar de estar sobre la luna trasera.- Todo lo demás continúa presente sin alteraciones: las dos salidas de escape, las líneas rojas propias de la familia N, los detalles oscuros y las llantas de 19 pulgadas tras las que se guardan unas pinzas de freno rojas con el logo N.

En relación a las dimensiones, este coche es 120 mm más largo y 21 mm más bajo. La distancia entre ejes no cambia y la anchura, tampoco. Eso sí, a causa de tener una carrocería más larga, mejora levemente el coeficiente aerodinámico (de 0,32 pasa a 0,29), algo que pasará inadvertido para un usuario común, pero no para los pilotos profesionales que rueden en circuitos. De hecho, esta pequeña especificación ha servido para que el equipo oficial del WTCR cambie sus vehículos hatchback N por unidades de la variante fastback con el objetivo de arañar así algunas centésimas de segundo por vuelta.

A los colores de carrocería ya existentes para el i30 N normal (Polar White, Micron Grey, Phantom Black, Engine Red y el precioso Performance Blue) se une uno exclusivo para el N más largo, el Shadow Grey que podéis ver en las fotos.  Para gustos, los colores; por diseño, yo me sigo quedando con el N de la carrocería hatchback, pero es innegable el estilo que desborda un deportivo con una luneta tan inclinada…

Interior: Maletero para una maleta más

Los diseñadores apenas han modificado detalles del habitáculo con respecto a lo que ya conocemos. Los más avispados únicamente encontrarán que los dos selectores de modos de conducción que se sitúan en el volante del Fastback N son negros (en el hatchback son azules) y que los marcos de los aireadores adoptan en este un marco rojo que le dan más colorido al interior, en línea con los detalles exteriores. Todos los demás elementos son los mismos: volante N multifunción con un aro de generoso grosor, asientos deportivos, pomo del cambio exclusivo, pantalla táctil flotante de 8 pulgadas con navegación y conectividad, instrumentación deportiva…

Por supuesto, la principal diferencia es la capacidad del maletero. El Fastback N cubica 450 litros (55 litros más que el hatchback.) Si abatimos la segunda fila de asientos, la cifra asciende hasta los 1.351 litros. Además, en él encontramos una barra antitorsión que mejora la estabilidad durante una conducción deportiva.

Motor: 275 CV para pisar el cielo

Tal y como ya hemos comentado, el i30 Fastback N está disponible en un sólo nivel de potencia. Su motor 2.0 turbo de cuatro cilindros declara 275 CV y 353 Nm de par (378 Nm en función overboost), y está asociado a una transmisión manual de seis velocidades que transmite toda la potencia al eje delantero. Según Hyundai España, es posible que tras un próximo facelift se incluya una caja de cambios secuencial. En cualquier caso, este bloque le permite al Fastback N pasar de cero a cien en seis segundos. Su velocidad punta está limitada a 250 km/h.

El sistema Control N Grin permite que el usuario pueda elegir entre cinco modos de conducción distintos: Eco, Normal, Sport, N (el más deportivo) y Custom o personalizable. En todos ellos, las respuestas de motor, escape, suspensión, dirección, ESC y diferencial cambian de manera notoria y correcta.

Comportamiento: Noble y rápido; referente entre sus rivales

El comportamiento deportivo de este coche me ha parecido sencillamente excepcional por dos cosas: lo fácil que resulta ir rápido con él y lo noble que es a la hora de transmitir al conductor cada viraje sin trampas ni peligros. Es un coche muy equilibrado en todo, aunque antes de llevarlo en las zonas altas del cuentavueltas es necesario conocer sus reacciones. ¿Por qué digo esto? Porque, a pesar del buen funcionamiento del diferencial (según Hyundai, permite hacer un paso por curva un 5% más rápido), resulta muy sencillo perder tracción y dirección a la salida de los giros con sólo ahondar un 50% el acelerador a partir de las 3.500-4.000 rpm. Corregir la trayectoria es fácil, pero has de ser consciente de tal réplica, por ejemplo, en los adelantamientos que vayas a hacer en una carretera estrecha.

De todos modos, la puesta a punto del chasis (con 29 puntos de soldadura adicionales al de un i30 estándar) y el ajustado peso que se añade a esta variante posibilitan que disfrutemos como niños pequeños en rutas montañosas o en cualquier vía revirada. Sólo contestará subvirando cuando encaramos bastante pasados una curva ciega y muy cerrada, pero con solo levantar el gas y reinscribir el morro entra a la perfección sin casi desaprovechar motricidad. Es cierto que ningún N cuenta con el plus del 4Control que tiene el Mégane R.S. -de hecho, ningún otro rival del mercado lo incluye-, pero, así como en el galo su rédito se hacía indispensable, en el Hyundai no se echa de menos.

La dirección es muy precisa y directa y, en el modo más extremo, su dureza también se vuelve radical. Hay que elogiar además la buena configuración de la suspensión adaptativa, que varía su dureza de manera correcta en cada uno de los diversos modos sin transferir ningún fallo, defecto o falsedad artificial.

Tampoco los frenos defraudan. Tras unos 60 km de incesantes curvas y frenadas bruscas, el tacto y la efectividad seguían dando una confianza total. El olor a ferodo sí apareció durante los momentos finales, pero sin rastro de un desfallecimiento preocupante.

Equipamiento: A la última

El equipamiento incluye el paquete de seguridad Hyundai Smart Sense (con alerta por cambio involuntario de carril, aviso de ángulo muerto, frenada autónoma de emergencia, sensor de luces y lluvia y aviso de fatiga), pantalla táctil de 8 pulgadas, conectividad USB, Bluetooth y Apple Car Play/Android Auto, navegación, llantas de 19 pulgadas, neumáticos Pirelli P-Zero 235/35, frenos deportivos, rueda de repuesto, iluminación led, volante de cuero, asientos semibaquets delanteros con reglajes eléctricos y banquetas extensibles, cargador de smartphone inalámbrico, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, cámara de aparcamiento trasera, acceso y arranque sin llave, control de crucero, diferencial electrónico autoblocante e-LSD, launch control, escape deportivo y chasis reforzado.

Consumo: Cifras oficiales

Hyundai homologa en WLTP un consumo medio de 8,1 l/100 km. Nosotros, durante la toma de contacto por los puertos de Morcuera, Cotos y Navacerrada, exigimos la parte más deportiva del Fastback N y anduvimos rozando los 18 l/100 km, pero es cierto que circulando por carretera de un modo habitual rondará las cifras oficiales. En ciudad, como es lógico, es muy probable que suba a los dos dígitos.

Rivales: Rivales del Hyundai i30 Fastback N

Vehículo

Hyundai i30 FB 2.0 TGDI N Performance

Renault Mégane 1.8 TCe GPF RS EDC 205kW

Ford Focus 2.0 Ecoboost Auto-S&S ST

Peugeot 308 1.6 GTi 263

Precio Desde
39.250 €
Desde
37.070 €
Desde
31.150 €
Desde
37.950 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina Gasolina
Cambio 6 marchas 6 marchas 6 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 275 280 250 263
Aceleración 0-100 km/h (s) 6,1 5,8 6,5 6,0
Consumo Medio (l/100 km) 5,6 6,9 6,8 6,5
Emisiones CO2 (g/km) 178 169 159 148

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche