Prueba

Primera prueba del DS3 Crossback E-Tense: único en su especie

27 fotos

Ampliar

05 de diciembre, 2019

Nos ponemos al volante del nuevo DS3 Crossback E-Tense, la versión totalmente eléctrica del B-SUV francés. ¿Le robará protagonismo al Hyundai Kona EV?

La marca premium de PSA continúa su apuesta por el segmento de los B-SUV con una nueva alternativa que cada vez cobra más sentido, la 100% eléctrica. Así nace este nuevo DS3 Crossback E-Tense, el primer modelo eléctrico de DS que comparte prácticamente todo su esquema con el reciente Peugeot e-2008. Ambos intentarán unir fuerzas para reducir las cifras de venta del aventajado Hyundai Kona EV, pero todos ellos se benefician de ser los únicos cero emisiones del segmento (y el DS, además, de ser el único premium.)

Prueba del DS3 Crossback 155 CV EAT8 2019

Con respecto al DS3 Crossback térmico que ya hemos probado a fondo en Autocasión (enlace disponible sobre estas líneas), el E-Tense -submarca que englobará todas las variantes electrificadas de DS- cuenta con algunos detalles estéticos exclusivos. Sin embargo, como es lógico, los cambios de peso llegan al hablar del motor. Equipa un propulsor eléctrico que puede ofrecer hasta 100 kW de potencia, lo que traducidos vienen a ser 136 CV. La autonomía homologada por el nuevo ciclo WLTP es de 320 km, aunque en conducción real serán algunos menos. Eso sí, si la totalidad del uso se lleva a cabo en ciudad, puede que no sea un número tan ficticio. Además, llega con algunas modificaciones en el chasis en las que ahondaremos a continuación.

¿Cuánto cuesta el DS3 Crossback E-Tense eléctrico?

Los más interesados debéis saber que ya lo podéis reservar en los concesionarios oficiales que DS tiene en nuestro país. Su precio parte de los 38.300 euros y las primeras unidades empezarán a entregarse a principios de 2020. En un plazo máximo de dos semanas, la marca gala también se compromete a instalaros la Wallbox en casa si escogéis la opción. Esta es la lista de precios para España según acabados:

  • DS3 Crossback E-Tense So Chic: 38.300 euros.
  • DS3 Crossback E-Tense Grand Chic: 43.200 euros.
  • DS3 Crossback E-Tense La Première (ed. limitada de lanzamiento): 44.400 euros.
  • DS3 Crossback E-Tense Performance Line: 39.100 euros.

*Precios sin descuentos aplicados.

*Por medio de la app MyDS, DS da acceso al Charging Pass (recarga en más de 100.000 puntos repartidos por toda Europa), al Trip Planner (planifica el trayecto según los requisitos) y al Mobility Pass (ofertas en el alquiler de un coche térmico o híbrido en caso de necesidad.)

Nuestra valoración: 7,5

Diseño 8

Motor 7

Comportamiento 7

Interior 7

Equipamiento 8

Consumos 8

Destacable

  • Pocos rivales
  • Diseño con carácter
  • Opciones de personalización

Mejorable

  • Plazas traseras
  • Suspensión demasiado firme
  • Relación precio/producto

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: detalles sutiles

El exterior de la versión E-Tense se distingue de sus hermanos térmicos gracias a unos pocos elementos exclusivos. Mirándolo de frente, apreciamos el logo de E-Tense: una «E» bastante parecida a la letra sigma del alfabeto griego. Justo debajo, la calandra se viste en un característico color Gris Anthracite que también es propio de esta variante. En cuanto al resto de la carrocería, se suma a la gama cromática un nuevo Crystal Pearl y un nuevo diseño de llantas de 18 pulgadas. En la zaga, para paliar la ausencia de escapes y seguir ofreciendo sensación de deportividad, se añaden unos cromados inferiores que los imitan mejor que algunos coches de combustión actuales.

En lo referente a acabados y ajustes, todo da una sensación muy buena de calidad conforme a lo que exigimos en una marca premium. Incluso vemos detalles, como las manillas de las puertas enrasadas, que todavía son poco comunes en segmentos muy superiores.

Interior: muy personalizable

En el interior destacan los llamados ambientes, que no es otra cosa que la combinación de tapizados en asientos, salpicadero y volante. El cliente puede escoger entre cuatro distintos: DS Rivoli (cuero claro como veis en la imagen superior con opción a escoger un techo también en tono claro), DS Opera (cuero Nappa en color oscuro), DS Performance (Alcantara y tela -reservado al acabado Performance Line-) y DS bastille (tela o cuero opcional con detalles en cobre.) Tanto esto como todo lo demás referido al habitáculo es exactamente igual que en cualquier otro DS3 Crossback, por tanto, os emplazamos a la prueba en profundidad que ya hemos hecho del modelo.

El espacio es bueno, sobre todo en las plazas delanteras, donde también los asientos de cuero son comodísimos. La habitabilidad trasera queda demasiado justa para un adulto con estatura de 1,80 metros. Es cierto que estamos ante un segmento en el que no predomina una buena habitabilidad trasera, pero en el Kona, por ejemplo, este aspecto es mejor.

La mayoría de los materiales utilizados en el interior son nobles. En conjunto, da una buena sensación de calidad, aunque es verdad que las zonas inferiores (túnel central, guantera, etc.) están cubiertas de plásticos más duros que, no obstante, siguen teniendo un aspecto correcto. En materia de ergonomía le damos buena nota, con mandos táctiles con los que incluso se puede manejar la climatización, algo raro dentro del Grupo PSA. Eso sí, la botonera que encontramos junto a la columna de dirección es casi imperceptible desde el puesto del conductor.

En cuanto al apartado de infoentretenimiento, está bien cubierto gracias a una pantalla central con navegación integrada, menús específicos para el sistema eléctrico, conectividad por Android Auto y Apple Car Play… Por el contrario, la pantalla que se queda algo pequeña para mi gusto es la de la instrumentación digital.

El maletero cubica un volumen de 350 litros, lo que le coloca entre su hermano francés y el Kona EV, que es el menos capaz en este sentido.

Motor: 136 CV y unos 300 km

El motor eléctrico del DS3 Crossback E-Tense declara una potencia máxima de 100 kW (136 CV) y 260 Nm de par. Junto a él, es protagonista también una batería de 50 kWh que ofrece una autonomía de 320 km en ciclo WLTP (el consumo real ronda los 20 kWh/100 km.) Según DS, en una toma rápida de 100 kW de potencia obtendremos el 80% de la batería en solo media hora. Por supuesto, este método no es el recomendable para todos los días. De serie, el DS3 Crossback eléctrico viene con dos cables: uno de urgencia para uso doméstico (Schuko) y otro para Wallbox de estilo Mennekes. Con el primero, la batería estará llena tras 17 horas. Con el Mennekes, que será el más usado por el cliente, podremos cargarlo en 8 horas si el Wallbox es de 7,4 kW o en 5 horas si se aumenta la potencia hasta los 11 kW.

Durante nuestra brevísima toma de contacto (apenas pudimos conducir durante 25 km) pudimos comprobar que la respuesta del motor es suficiente para manejarnos a la perfección por ciudad y recorrer kilómetros por autovía y circunvalaciones sin mayor problema. Quizá donde más le cuesta mostrar contundencia es en las recuperaciones, aunque si optamos por activar el modo Sport terminamos notando un empuje mayor. ¿Por qué? Pues porque en el modo de conducción normal (Confort) la potencia que está a nuestra disposición se limita a 80 kW. Sólo cuando activamos el más deportivo obtenemos la máxima energía del motor. A ellos se suma un modo Eco que ralentiza la respuesta del acelerador y un modo Brake (B en el selector del cambio) que aprovecha con más vigor las frenadas regenerativas para cargar la batería.

Comportamiento: más duro de lo esperado

El comportamiento dinámico del E-Tense difiere ligeramente de cualquiera de los demás DS3 Crossback debido a que usa un eje posterior modificado. Como ya os hemos comentado, el tiempo que pudimos estar a los mandos fue muy limitado, pero fue suficiente para darnos cuenta de que es un coche con un chasis más seco de lo esperado en un segmento B. Sobre todo en ciudad (entorno que constituyó el 90% de nuestra prueba), al pasar por alcantarillas, baches o badenes nos pareció un poco más duro de lo que nos hubiera gustado. Incluso, el eje posterior llegaba a ser rebotón si aumentábamos la velocidad a la que pasábamos los obstáculos. Esto no es algo que llegue a incomodar si el trayecto urbano no supera los 15-20 km, pero sí puede repercutir en una mayor fatiga si empezamos a superar esa distancia sin salir de la ciudad.

Por lo demás, los componentes de dirección y frenos no cambian, por lo que, salvando las distancias que hay entre conducir un coche eléctrico y uno térmico, no apreciamos ninguna otra diferencia de lo que explicaba nuestro compañero Rubén Fidalgo en su prueba del DS3 Crossback tricilíndrico.

Rivales: rivales del DS3 Crossback E-Tense

Vehículo

Ds DS3 Crossback E-Tense Grand Chic

Peugeot 2008 GT Line Eléctrico 100kW

Hyundai Kona EV Tecno 100kW

Precio Desde
44.250 €
Desde
40.300 €
Desde
39.150 €
Combustible Eléctrico Eléctrico Eléctrico
Cambio 1 marchas 1 marchas 1 marchas
Potencia (CV) 136 136 136
Aceleración 0-100 km/h (s) 8,7 8,1 9,9
Consumo Medio (l/100 km) - - -
Emisiones CO2 (g/km) - - -

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche