Prueba

Primera prueba del Suzuki Swace 2020: el gemelo… ¿bueno?

31 fotos

Ampliar

16 de diciembre, 2020

Suzuki regresa al segmento de los compactos con una apuesta que vuelve a derivar de un modelo de Toyota. En este caso el Swace 2020 es un calco del Corolla Touring Sport. La duda que nos surge es si esta es la opción más aconsejable.

Suzuki dio un golpe sobre la mesa con el Across lanzándolo meses antes de que Toyota comercialice el RAV4 PHEV del que deriva y aunque en esta ocasión la firma nipona no se ha adelantado a su marca amiga con el lanzamiento del Swace 2020 que acabamos de conducir, la realidad es que también parece haber dado un golpe de efecto.

Se trata de un modelo estratégico para Suzuki pues no solo le permite regresar al segmento C, uno de los mayores en volumen de matriculaciones, sino que también le permite seguir rebajando su media de emisiones gracias al sistema híbrido que lo impulsa.

Suzuki Swace o Toyota Corolla, ¿cuál renta más?

En este caso, el molde que se ha escogido no es otro que el del Toyota Corolla Touring Sports, uno de los modelos más exitosos de la firma de Aichi. Las diferencias son mínimas y se ciñen, exclusivamente, al equipamiento disponible y el precio de tarifa propuesto. En este sentido, la estrategia comercial es algo distinta a la del Across ya que el Swace y el Corolla Touring Sport se equiparan en precio siendo favorable al Toyota si sumamos los descuentos comerciales. En concreto hablamos de 395 € menos frente a los 23.545 € del Swace 2020 al que, eso sí, hay que sumar los asientos calefactables imposibles de montar en el acabado comparativo (Active Tech para el Corolla y GLE para el Swace 2020).

La ventaja del Corolla Touring Sports frente al Swace 2020, que suma igualmente llantas de 17 pulgadas frente a las de 16 del Swace 2020, sensores de aparcamiento delanteros y navegador. Pero es que si lo comparamos contra otros rivales directos, como pueda ser el Seat León 1.5 eTSI SportsTourer con acabado Xcellece Go, el precio del Swace 2020 es hasta un 18% inferior incluyendo los descuentos.

Nuestra valoración: 8,7

Diseño 8

Motor 9

Comportamiento 8

Interior 8

Equipamiento 9

Consumos 10

Destacable

  • Precio competitivo
  • Equipamiento de serie
  • Consumo

Mejorable

  • Diseño poco diferenciado
  • Solo llantas de 16 pulgadas
  • Respuesta del cambio CVT

Diseño: Busca las diferencias

La parte baja del frontal es la única zona diferenciada.

31 fotos

Ampliar

Como ocurre con el Across, este Swace 2020 presenta un diseño casi idéntico al modelo de Toyota del que deriva. Solo lo diferenciaremos, además de por los logos de Suzuki, obviamente, por la rejilla inferior, con un tramado en forma de panal de abeja característico de los vehículo de Suzuki. El resto, invariable.

Hablamos por tanto de un coche de 4,65 metros de largo convirtiéndole en el Suzuki más grande de la gama (es 20 mm mayor que un Across). Cota que completa con unas cotas de 1,79 de ancho y 1,46 metros de alto que propone un diseño bastante atractivo. Entre sus características, un frontal afilado con una calandra de pequeñas dimensiones que sirve de prolongación a unos faros finos que emplean tecnología LED de serie. Sin coste también son las barras sobre el techo cromadas y las llantas de 16 pulgadas que se tornan como la única opción disponible. El conjunto se completa con siete colores de carrocería.

Interior: Al fondo hay (mucho) sitio

El maletero cubica 596 litros.

31 fotos

Ampliar

En el habitáculo hay menos distinción frente a su molde y este Swace 2020 a excepción del logo del volante y de los comandos para los asientos calefactables no aporta diferencias estéticas ni de habitabilidad. En este sentido destacamos la notable calidad de fabricación, con materiales de buen tacto con ajustes sólidos.

El cuadro de instrumentos está formado por una pantalla central de 7 pulgadas a color que muestra un sinfín de información relativa al sistema híbrido (flujo de energía, consumo, sistemas de seguridad…).La pantalla central de 8 pulgadas es táctil pero cuenta igualmente con mandos físicos a los lados para acceder a los menús de manera más rápida e intuitiva. Como mandan los cánones actuales, cuenta con sincronización móvil mediante Apple CarPlay y Android Auto, siempre con cable.

Centrándonos en la habitabilidad, el Swace 2020 no solo destaca por los múltiples huecos portaobjetos de los que hace gala, sino principalmente por el gran maletero que atesora. De formas regulares, con una boca de carga ancha y próxima al suelo cuenta con 596 litros de capacidad inicial que pueden aumentar hasta los 1.232 litros cuando abatimos los respaldos posteriores (en una proporción 60/40). Acción que se realiza de manera sencilla con dos pulsadores situados a los lados dejando además un piso completamente plano que permite cargar bultos de hasta 1,86 metros de largo. Además posee una bandeja que puede colocarse en dos posiciones con un suelo reversible: un lado tapizado en moqueta y otro en goma dura, ideal para limpiar de manera sencilla.

Motor: Una única opción

El sistema híbrido genera 122 CV.

31 fotos

Ampliar

Mecánicamente tampoco hay diferencias con el Corolla Touring Sport más allá de que este Swace no puede escogerse con la versión de 180 CV que sí oferta su compatriota. En este caso solo podremos optar por el sistema híbrido de 122 CV dotado de la etiqueta ECO de la DGT que le permite, como decíamos, ajustar las emisiones generales de la marca de cara al año 2021. Y es que este Swace 2020 emite 78 g/km de CO2 bajo ciclo NEDC que se convierten en 103 g/km al pasarlo a WLTP. En ningún caso, pagará impuesto de matriculación.

Exención que consigue gracias a la altísima eficiencia de sus sistema híbrido compuesto por un bloque de gasolina de 1,8 litros atmosférico de ciclo Atkinson que genera 98 CV y 142 Nm y otro eléctrico de 72 CV y 163 Nm que al trabajar de manera conjunta entregan esos 122 CV. Un motor de sobra conocido que, como veremos en el apartado de consumo destaca por su gran ahorro de carburante, el cual combina con un rodar suave y silencioso… si sabemos hacer uso de él con mesura. Porque en aceleraciones prolongadas la actuación de la transmisión CVT hará que no haya relación entre el empuje y la sonoridad que transmite. Por eso, se trata de un bloque para circular de manera suave y sencilla aunque cuenta con un selector de modos de conducción compuesto por los programas:

  • Eco: para una conducción que priorice la eficiencia
  • Normal: una conducción normal
  • Sport: máximo rendimiento en todas las situaciones con la que alcanzamos las máximas prestaciones del coche, es decir, 180 km/h de punta y 11,1 segundos para pasar de 0 a 100 km/h.

A ellos se suma el modo EV que fuerza el uso del motor eléctrico, el cual se alimenta de la energía almacenada en una batería de iones de litio refrigerada por aire con una tensión nominal de 207V y 3,6 Ah de capacidad.

Comportamiento: Devora kilómetros

La estabilidad general es muy notable.

31 fotos

Ampliar

Dinámicamente no hay apenas diferencias reseñables frente al Corolla Touring Sport, como es lógico, y este Swace es una perfecta alternativa si nuestros trayectos discurren por zonas interurbanas. Ello no implica que sea un vehículo al que no le gusten las vías rápidas pero la realidad es que la eficiencia del sistema híbrido será mayor cuanto más podamos hacer uso del motor eléctrico.

En nuestro caso, la ruta alternó todo tipo de escenarios destacando su comportamiento en zonas urbanas, donde siempre es una ventaja echar mano del botón EV y poder rodar sin emitir ni gastar combustible. Su incidencia no será muy dilatada ya que se limitará a un par de kilómetros y una velocidad inferior a los 50 km/h, pero la realidad también nos dice que si somos gentiles con el acelerador podremos hacer que el sistema eléctrico cobre protagonismo rebajando el consumo.

Punto negativo, como ocurre con muchos Toyota, es el cambio CVT que, como hemos dicho rebaja el confort de a bordo en las aceleraciones prolongadas aunque para circular de manera tranquila se convierte en un perfecto aliado. Y en lo que a chasis se refiere, la configuración del mismo enfocado al confort hace que a ritmo alto las reacciones no sean tan nobles como podemos esperar, por ejemplo de un Seat León, pero el Swace 2020 se defiende bien siempre y cuando no andemos con brusquedades.

Equipamiento: No le falta de nada

De serie monta un sinfín de elementos.

31 fotos

Ampliar

Suzuki no ha querido complicar la vida de sus futuros clientes y propone una gama comercial compuesta por dos niveles: GLE y GLX. Poco hay que echemos en falta en lo que a elementos se refiere pues desde el ‘básico’ ya oferta: faros LED, sensores de lluvia y luces, llantas de aleación de 16 pulgadas, pantalla central de 8 pulgadas, cámara trasera, cristales tintados, climatizador bizona, volante y asientos delanteros calefactables, freno de estacionamiento eléctrico, botón de arranque y control de velocidad adaptativo. A ello hay que sumar el paquete Safety Sense compuesto por el sistema de precolisión, el asistente de luces de carretera, el asistente activo de cambio de carril con mantenimiento de la trayectoria o la alerta antifatiga. El precio del Swace 2020 GLE es de 23.545 € incluyendo los 4.450 € de descuento comercial.

Por encima, el acabado GLX suma faros bi-LED, sensores de aparcamiento delanteros y traseros con  asistente de aparcamiento, acceso y arranque sin llave, iluminación ambiental, alerta por tráfico cruzado trasero y detector de ángulo muerto. El precio final con promoción es de 25.350 €. A estas tarifas habría que añadir otros 1.000 € de descuento del Plan Renove y otros 1.400 € si se financia. Todo ello con una garantía de 3 años extensible otros dos más.

Consumo: Un mechero

Es relativamente sencillo acercarse al gasto oficial.

31 fotos

Ampliar

Llegamos a uno de sus puntos más fuertes. De siempre los sistemas híbridos de Toyota han destacado por su eficiencia y en este Swace al derivar de quien deriva, no iba a ser menos. Para hacernos una idea, la marca homologa un gasto de 4,5 l/100 km en ciclo WLTP que aunque quizá no veamos nunca sí podremos aproximarnos con facilidad llegando a valores cercanos a los 5,1 y 5,3 l/100 km.

Durante la prueba, en zonas urbanas sí pudimos ver los 4,1 l/100 km siempre y cuando sepamos gestionar la electricidad de manera favorable mientras que a ritmo algo más elevado y haciendo un uso intensivo del modo Sport veremos ya valores próximos a los 6,1 l/100 km. Sea como fuere, con los 43 litros de depósito de combustible no será muy complicado realizar cerca de 1.000 kilómetros entre repostajes.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche