Primera prueba del Peugeot 508 SW: un familiar con estilo

Primera prueba del Peugeot 508 SW: un familiar con estilo

5 diciembre, 2018

Tras ver y probar a fondo la nueva generación del 508, nos hemos puesto a los mandos de la variante familiar, un modelo que llegara al mercado en el segundo trimestre de 2019. Con un diseño muy atractivo, un interior de calidad, un completo equipamiento y un maletero de buena capacidad, el nuevo Peugeot 508 SW se plantea como una alternativa a los tan de moda SUV. Estas son nuestras impresiones, tras la primera prueba del Peugeot 508 familiar.

Nuestra valoración: 8,0 Notable

Diseño 9

Sobresaliente

Motor 8

Notable

Comportamiento 8

Notable

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 8

Notable

Consumos 8

Notable

Destacable

  • Diseño
  • Confort de marcha
  • Más práctico que la berlina

Mejorable

  • Volante pequeño y achatado
  • Acceso a las plazas traseras

Las tradicionales berlinas de tres volúmenes y sus correspondientes versiones familiares han sido, junto a los monovolúmenes, los grandes damnificados de la moda SUV. Aun así, el segmento D representa todavía un 8% del mercado en España. Con un gran peso del canal empresas, las marcas se resisten a abandonarlo y la nueva generación del Peugeot 508 es una buena muestra de ello. Sin embargo, la marca francesa, en vista del declive de la categoría y la preponderancia de las firmas alemanas en el segmento, ha dado un giro radical a su representante en la categoría.

La apuesta de Peugeot con el nuevo 508 se ha basado, sobre todo, en el diseño, con la adopción de unas líneas muy atractivas de corte coupé que pueden servir para reconquistar a los conductores que se han pasado a los SUV en los últimos años, pero también para atraer a un tipo de cliente más joven que se deje seducir por esta sugerente línea deportiva. Pues bien, con el nuevo Peugeot 508 familiar, la marca del león ha mantenido su idea de ofrecer un coche muy atractivo desde el punto de vista estético y ha inspirado su diseño en el de los ‘shooting break’, un tipo de carrocería que reinventó Mercedes con el lanzamiento de las versiones familiares del CLA y la anterior generación del CLS.

Esta decisión ha sido todo un acierto, ya que el nuevo Peugeot 508 SW mantiene un diseño que entra por los ojos (a algunos incluso les gustará más que la berlina), al tiempo que añade algo más de practicidad, con un maletero de mayores dimensiones y unas plazas traseras con más espacio en altura, uno de los puntos débiles de la berlina.

Respecto al puesto de conducción -el famoso i-Cockpit-, la calidad de los materiales y acabados, las posibilidades de equipamiento o la gama mecánica, no hay cambios respecto al Peugeot 508, manteniendo la variante familiar las mismas virtudes y defectos. En cuanto a su comportamiento dinámico, Peugeot ha modificado ligeramente la suspensión para mantener las mismas sensaciones al volante que en la berlina. Durante esta primera prueba del Peugeot 508 SW familiar no he sido capaz de apreciar los cambios, por lo que, en principio, mantiene su enorme confort de marcha y unas reacciones ágiles y seguras.

Rivales y precio del Peugeot 508 SW

El precio de partida del Peugeot 508 SW se situará en torno a los 30.000 euros.
El precio de partida del Peugeot 508 SW se situará en torno a los 30.000 euros.
Ampliar

El Peugeot 508 familiar llegará a los concesionarios en el segundo trimestre de 2019 y la marca todavía no ha comunicado las tarifas. En cualquier caso, su precio de partida será ligeramente más elevado que el de la berlina. Las primeras unidades en llegar se corresponderán con la edición especial de lanzamiento denominada First Edition, que cuenta con un equipamiento de serie muy abundante y está asociada a los dos mecánicas más potentes: la diésel de 180 CV y la de gasolina de 225 CV. Si tenemos en cuenta el precio de la berlina con este mismo acabado, el Peugeot 508 SW First Edition rondará los 50.000 euros. Es un precio elevado, sí, pero si nos fijamos en sus rivales alemanes con motores y lista de equipamiento similares, no lo es tanto. Asimismo, la variante de acceso, con motor diésel de 131 CV y cambio manual, rondará los 30.000 euros.

Con el 508 SW, Peugeot se quiere posicionar en el mercado como “la mejor opción entre las marcas generalistas”. En este sentido, sus dos mayores rivales serían el Volkswagen Passat Variant y el Mazda6 SW. Sin embargo, la lista de rivales es mucho más amplia e incluiría, entre otros, al Opel Insginia ST, Renault Talisman ST, Subaru Levorg y Ford Mondeo SB. Dada la calidad de acabados del nuevo Peugeot 508 SW, no sería descabellado pensar que se trata de una alternativa muy lógica también a modelos como el Audi A4 Avant, BMW Serie 3 Touring o Mercedes Clase C Estate, frente a los que gozaría de un precio más atractivo.

Diseño Peugeot 508 SW: porque los coches familiares también pueden ser atractivos

El Peugeot 508 familiar es 4 centímetros más largo que la berlina.
El Peugeot 508 familiar es 4 centímetros más largo que la berlina.
Ampliar

No tuve ocasión de verlo en persona durante su debut en el Salón del Automóvil de París 2018, pero, por las fotos que pude ver y los comentarios de mis compañeros de redacción que asistieron a la muestra, las expectativas eran altas. Pues bien, tras poder verlo y “toquetearlo” durante su presentación internacional a la prensa en Portugal, las expectativas no solo se han visto confirmadas sino que se han superado, ya que el diseño de este Peugeot 508 SW gana, y mucho, en persona.

El frontal es exactamente el mismo que el de la berlina, por lo que se mantiene esa mirada agresiva de la que le dotan las características luces de circulación diurna en forma de colmillo y los rasgados faros de tecnología Full LED que dan, por cierto, una buena iluminación. En la silueta, el Peugeot 508 SW mantiene la línea descendente del techo, aunque de forma no tan acusada como en la berlina, e incorpora unas barras de techo muy bien integradas en el diseño. Además, cuenta con unas ventanillas sin marco, un recurso habitual en los coupés e inédito en una marca generalista.

La zaga, como es natural, cambia de forma significativa respecto a la berlina, pero sigue manteniendo los atractivos pilotos led unidos por una pieza en negro y con la característica firma lumínica en forma de garras. Además, la variante familiar del Peugeot 508 SW añade la inscripción Peugeot justo por debajo de la luneta.

Las dimensiones del Peugeot 508 SW familiar varían respecto a las de la versión de 5 puertas, ya que, con 4,79 metros de largo y 1,42 metros de altura, es 4 centímetros más largo y 2 centímetros más alto. La anchura, por su parte, es, con 1,8 metros, la misma. Si lo comparamos con la anterior generación, el nuevo Peugeot 508 familiar es cuatro centímetros más corto y seis centímetros más bajo, pese a lo cual disfruta de mayor espacio en la plazas traseras y solo un poco menos de maletero: 530 litros frente a 560 litros.

En cuanto a la calidad constructiva, no hay dudas, el nuevo 508 cuenta con unos buenos acabados que dan sensación de solidez al conjunto.

Interior Más espacio

El volante del Peugeot 508 SW es pequeño y plano en su parte superior e inferior.
El volante del Peugeot 508 SW es pequeño y plano en su parte superior e inferior.
Ampliar

La mayor ventaja del Peugeot 508 SW familiar frente a la berlina se encuentra en la capacidad del maletero: 530 litros frente a 487 litros. La cifra no está nada mal y, aunque queda lejos de los 640 litros del VW Passat Variant o los 660 litros del Skoda Superb Combi, es superior a la de otras alternativas como el Ford Mondeo SB (525 l), Mazda6 (522 l), Renault Talisman (492 l) o Subaru Levorg (522 l). Con los asientos traseros abatidos, maniobra que se realiza de forma muy cómoda a través de dos mandos colocados en el maletero, la capacidad de carga se eleva hasta a los 1.780 litros con un suelo de carga ligeramente inclinado. Además, cuenta con una red para sujetar la carga y, en el acabado GT, unos raíles de suelo de aluminio.

El maletero del Peugeot 508 SW destaca también por lo bien rematado que está, con un umbral de acero inoxidable, un buen tapizado y, de forma opcional, un elegante acabado en madera. Las dos únicas pegas que se le pueden poner son, por un lado, la boca de carga, que es más pequeña que la de sus rivales, y, por otro, el espacio libre desde la bandeja hasta el techo, que limita su capacidad de carga respecto a las alternativas.

En cuanto a las plazas traseras, el Peugeot 508 SW se beneficia de 4 centímetros más de espacio hasta el techo y un acceso más cómodo, aunque sigue siendo necesario doblar el cuerpo más de lo deseable para acomodarse.

Por lo demás, el interior del Peugeot 508 SW familiar mantiene las mismas virtudes y defectos que advirtió mi compañero Rubén Fidalgo en la videoprueba del Peugeot 508 diésel de 180 CV GT. En este sentido, lo más reseñable es el i-Cockpit, santo y seña de Peugeot en sus últimos modelos. Se trata de un puesto de conducción caracterizado por el volante pequeño y plano en su parte inferior y superior y porque el panel de instrumentos, por cierto, totalmente digital, se lee por encima del volante y no por dentro del aro como es habitual. Aunque me siento más cómodo que en otros modelos de la marca, sigue sin convencerme el i-Cockpit sobre todo por el tamaño y forma del volante. En cualquier caso, es una opción personal y hay compañeros que sí se encuentran cómodos con esta disposición. Es cuestión de probarlo y ver si se adapta o no a tus gustos.

Motor Tres diésel y dos de gasolina

El Peugeot 508 SW contará con una variante híbrida enchufable de 225 CV.
El Peugeot 508 SW contará con una variante híbrida enchufable de 225 CV.
Ampliar

A la espera de la variante híbrida enchufable que llegará en el segundo semestre de 2019, la gama de motores del eugeot 508 SW se compone de cinco opciones.

En gasolina habrá dos versiones con el motor PureTech de 1,6 litros de cilindrada:

  • PureTech de 180 CV y 250 Nm de par.
  • PureTech de 225 y  300 Nm de par.

En diésel, se podrá elegir entre tres versiones BlueHDi, con cilindradas de 1,5 l y 2,0 l:

  • 1.5 BlueHDi de 130 y 300 Nm de par.
  • 2.0 BlueHDi de 160 CV y 400 Nm de par.
  • 2.0 BlueHDi de 180 y 400 Nm de par.

Salvo el motor diésel de 130 CV, que puede ser manual o automático, todas las mecánicas están asociadas de serie al nuevo cambio automático EAT8 de 8 relaciones que ofrece los modos de conducción Manual, Sport, Normal, Comfort y Eco. Según el modo elegido, varia la respuesta del acelerador y la gestión de la caja de cambios.

Respecto a la próxima versión híbrida enchufable, que contará con una autonomía 100% eléctrica de 40 kilómetros en ciclo WLTP, combinará el funcionamiento de un bloque de gasolina de 180 CV y otro eléctrico de 105 CV para lograr una potencia combinada máxima de 225 CV. Además, la colocación de las baterías no restará capacidad al maletero.

Durante esta primera prueba del Peugeot 508 SW he tenido ocasión de ponerme a los mandos la variante diésel de acceso, el BlueHDI de 130 CV, con cambio automático. Con dos personas a bordo y sin equipaje, la respuesta ha sido satisfactoria tanto en aceleraciones como en recuperaciones, pero creo que es mejor opción decantarse por cualquiera de las otras mecánicas de mayor potencia, sobre todo, si vas a viajar con más pasajeros y su correspondiente equipaje. En esas circunstancias, el motor de 130 CV puede quedarse algo justo.

En cuanto a las versiones de gasolina, he tenido oportunidad de probar la versión de 180 CV, cuyo rendimiento está fuera de dudas, con un buen nivel de empuje desde bajas vueltas y un sonido con cierto toque deportivo.

Comportamiento Confortable, ágil y seguro

El confort de marcha es una de las matores virtudes del Peugeot 508 SW.
El confort de marcha es una de las matores virtudes del Peugeot 508 SW.
Ampliar

El único cambio del Peugeot 508 SW está en la suspensión, que, según los responsables de la marca, ha sido modificada para obtener las mismas sensaciones dinámicas que el 508 berlina. Los cambios pasan por la nueva cartografía de los amortiguadores delanteros y traseros y una barra estabilizadora más gruesa.

Lo cierto es que no he apreciado diferencias entre el comportamiento dinámico del familiar y la berlina, por lo que el Peugeot 508 SW mantiene un excelente compromiso entre eficacia y confort, con unas reacciones predecibles y, por tanto, muy seguras.

En ciudad, es un coche muy cómodo gracias, sobre todo, al buen radio de giro que ofrece y al confort que siempre proporciona un cambio automático, siendo su único defecto la mejorable visibilidad. En vías rápidas, el Peugeot 508 SW se desenvuelve como pez en el agua, con un enorme confort de marcha y paso estable y seguro por curvas rápidas.

Si quieres una información más detallada en este apartado, te recomiendo que leas la prueba en profundidad del Peugeot 508 GT con motor diésel de 180 CV.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba