Primera prueba del Opel Grandland X21

Primera prueba del Opel Grandland X

1 Octubre, 2017, modificada el 6 Octubre, 2017 por

El Opel Grandland X llega a un mercado muy competido de modelos SUV compactos, en el que tendrá que enfrentarse a rivales superventas. Te contamos nuestras impresiones en esta primera prueba de conducción.

Nuestra valoración: 7,3 Notable

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 8

Notable

Consumos 8

Notable

Destacable

  • Espacio interior
  • Equipamiento

Mejorable

  • Oferta mecánica escasa
  • Tacto del cambio manual

Tras el restyling del Opel Mokka y el debut del Opel Crossland X, llega al mercado el tercer miembro de la nueva familia X de Opel, el Grandland. Mientras que los dos primeros se enmarcan en el segmento B-SUV, con 4,21 y 4,28 metros de longitud respectivamente, el Opel Grandland X lucha en la categoría compacta o C-SUV, por lo que tendrá que hacer frente a una larga lista de rivales: Renault Kadjar, Seat Ateca, Nissan Qashqai, Hyundai Tucson, Kia Sportage, Seat Ateca… y, cómo no, el Peugeot 3008, un modelo con el que comparte plataforma, motores y tecnología.

A pesar de su origen común, las diferencias entre el Opel Grandland X y el Peugeot 3008 son notables. Para empezar, el modelo alemán ha optado por una estética menos arriesgada y, en segundo lugar, el habitáculo, aunque menos lujoso y futurista, es más práctico que el del francés, que lo ha jugado todo a la carta del diseño con, entre otras cosas, la evolución de su controvertido i-Cockpit.

Tras esta primera prueba del Opel Grandland X, las conclusiones son buenas. Sobresaliente en nada, pero notable en todo, Opel ha diseñado un producto que agradará a un buen puñado de potenciales compradores, ya que cuenta con los elementos necesarios para hacerse un hueco en una categoría tan reñida.

Si quieres saber más sobre el nuevo SUV de Opel, sigue leyendo la prueba en detalle.

El nuevo Opel Grandland X, en vídeo

La parte trasera recuerda al Opel Astra.21
La parte trasera recuerda al Opel Astra.

El nuevo Opel Grandland X está construido sobre la plataforma modular EMP2 del grupo PSA, la misma que emplean el Peugeot 3008 y el próximo Citroën C5 Aircross. De hecho, el nuevo SUV de Opel se fabrica en la planta que PSA tiene en Sochaux, Francia. Dicho esto, Opel ha creado un producto completamente diferenciado de sus hermanos franceses, con personalidad propia y que sigue la línea marcada por los últimos modelos de la firma, el Astra y el Insignia.

En cuanto a términos de diseño se refiere, el nuevo Opel Grandland X no aporta nada novedoso a la categoría, nada que no hayamos visto en la reciente avalancha de SUV compactos que han llegado al mercado. Sin embargo, pese al poco riesgo que han querido asumir los diseñadores, el resultado final ha sido bueno, ya que han conseguido un coche elegante que reúne todas las características típicas de los SUV, el tipo de carrocería que triunfa actualmente.

En la parte frontal, nos encontramos con la nueva y atractiva firma lumínica de la marca en forma de doble ala y la posibilidad de contar con el sistema de faros inteligentes que la marca denomina IntelliLux. Además, las molduras cromadas que enmarcan el logo continúan hasta el interior de los faros y enlazan con las luces diurnas, todo un detalle de diseño.

En la vista lateral, vemos detalles típicamente SUV, como los pasos de rueda y los bajos de las puertas en plástico negro, y detalles propios de la marca, como la moldura cromada que recorre toda la parte acristalada para separar visualmente el techo del resto de la carrocería. Finalmente, la parte trasera resulta elegante a la par que robusta por su pronunciado parachoques y la cantidad de chapa a la vista. Los pilotos traseros, que no pueden negar su similitud con los del Opel Astra, cuentan con tecnología led.

El Opel Grandland X mide 4,47 metros de largo (2 cm más que el 3008), 1,86 m de ancho y 1,61 m de alto, con una distancia entre ejes de 2,7 metros.

En conclusión, Opel ha optado por un estilo más convencional que su hermano francés, pero con una calidad de construcción pareja.

Te puede interesar...

Marcos Diego

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba