Primera prueba del nuevo Renault Captur 2017

Primera prueba del nuevo Renault Captur 2017

Lo pudimos ver por primera vez en el Salón de Ginebra y ahora llega el momento de examinar sus mejoras en esta toma de contacto previa al lanzamiento en España del renovado Renault Captur, un modelo clave para la marca y para la categoría. No te pierdas todos sus detalles.

Nuestra valoración: 6,8 Bastante bueno

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 6

Bueno

Interior 7

Bastante bueno

Equipamiento 7

Bastante bueno

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Mejor apariencia
  • Más opciones
  • Lo bueno se mantiene

Mejorable

  • Tacto del cambio
  • Techo panorámico no abrible
  • Sin GLP

El 9 de junio llega a los concesionarios españoles el nuevo Renault Captur 2017, el pequeño crossover de Renault que, tras cuatro años de exitosas ventas, se pone al día con ligeros cambios estéticos y mejoras de equipamiento y mecánicas disponibles.

Las mejoras en el apartado estético son cuestión de gustos, pero sí se han logrado los dos principales objetivos fijados por el equipo de diseño: acercar la imagen el Captur a la de modelos más recientes de la marca (como el Mégane o el Talismán) y darle un aspecto más moderno y seductor.

De igual manera, en el apartado de equipamiento y mecánica se han añadido elementos de última generación y nuevos grupos propulsores que completan la gama por la parte alta, con los nuevos motores de 120 CV de gasolina y 110 CV diésel.

Aunque los cambios estéticos lo hacen más atractivo y la gama es más completa, la mayor mejora que he podido notar en esta toma de contacto es la calidad percibida del Captur, especialmente en el interior, con plásticos y guarnecidos de mejor calidad en aquellos elementos más visibles.

Por lo demás, sigue siendo el Renault Captur de siempre, con soluciones muy prácticas para el día a día que lo convierten en una alternativa muy razonable para una amplia mayoría de clientes que lo que quieren es un coche útil, práctico y accesible, además de atractivo, pues el diseño es el factor más importante en la decisión de compra de este coche según sus estudios.

Gama y precios del nuevo Renault Captur 2017

El Captur llega con 10 versiones a España, a las que se sumarán otras dos un mes más tarde, la diésel de 90 CV con cambio manual y automático.
El Captur llega con 10 versiones a España, a las que se sumarán otras dos un mes más tarde, la diésel de 90 CV con cambio manual y automático.
Ampliar

Hasta que llegue la mecánica diésel de 90 CV (que lo hará al comenzar el verano) y mientras se decide si se incluye el acabado Initiale Paris en nuestro mercado, la gama Captur está compuesta por un total de 10 versiones, repartidas entre 4 niveles de acabado, dos mecánicas de gasolina (una de ellas con posibilidad de elegirse con cambio manual o automático) y una diésel.

En concreto, la gama y los precios del Renault Captur 2017 en España son los siguientes:

  • Renault Captur TCe 90 CV Live desde 14.790 euros
  • Renault Captur TCe 90 CV Intens desde 16.468 euros
  • Renault Captur TCe 90 CV Zen desde 17.737 euros
  • Renault Captur TCe 90 CV Xmod desde 18.912 euros
  • Renault Captur TCe 120 CV Zen desde 18.677 euros
  • Renault Captur TCe 120 CV Xmod desde 19.852 euros
  • Renault Captur TCe 120 CV Zen automático desde 20.087 euros
  • Renault Captur TCe 120 CV Xmod automático desde 21.262 euros
  • Renault Captur dCi 110 CV Zen desde 20.416 euros
  • Renault Captur dCi 110 CV Xmod desde 21.591 euros

Además de esta gama y equipamientos, el Captur se puede “vestir” un poco más de manera sencilla con 3 packs:

  • Pack Look: disponible sólo con el acabado Intens incluye llantas de 17 pulgadas y cristales traseros tintados.
  • Pack Techno: disponible con el acabado Zen incluye sensores de aparcamiento perimetrales, cámara de marcha atrás, asistente de aparcamiento, sensor de ángulo muerto y sistema R-Link con Android Auto.
  • Pack Premium: también para el acabado Zen, este pack está pensado para el confort e incluye parasoles con espejo de cortesía iluminado, portagafas, retrovisor interior fotosensible y pedales deportivos.

Los detalles del nuevo Captur en vídeo

 

Diseño Cambios sutiles

Los cambios estéticos son pocos pero acertados y hacen que el Captur se vea más moderno y más Renault.
Los cambios estéticos son pocos pero acertados y hacen que el Captur se vea más moderno y más Renault.
Ampliar

El argumento más importante para los compradores del Captur es su diseño. El coche gusta estéticamente y en ello tiene un importante papel las opciones de personalización que ofrece y, especialmente, la carrocería en dos colores. En total, el nuevo Captur está disponible en nada menos que 30 posibles combinaciones de colores, a las que hay que sumar las opciones de tonos para la moldura del lateral de las puertas.

En cuanto a los cambios estéticos, además de la nueva gama de tonos, los más llamativos están en el frontal, con un nuevo paragolpes cuya parte baja en color gris imita a un cubrecárter y le da un aspecto más SUV al Captur. También se incluye en este nuevo diseño del faldón las nuevas luces diurnas LED en forma de C, que buscan cierta semejanza estética con los frontales del Mégane y Talismam.

En la parte trasera las diferencias están en los pilotos posteriores, con luz de posición y freno LED, así como en la parte baja del paragolpes.

Lateralmente los cambios son mínimos y se ciñen al nuevo diseño de las llantas disponibles, de 16 o 17 pulgadas.

Una mejora importante en el nuevo Captur es la incorporación de los faros delanteros Full LED en las versiones Zen y Xmod, que mejoran tanto la apariencia del coche como la seguridad en los viajes nocturnos.

Si elegimos el techo en un tono diferente de la carrocería tendremos disponible la otra gran novedad del Captur 2017, el techo panorámico de vidrio. Es fijo (no se puede abrir) y su principal aportación es hacer más luminoso el interior, haciéndolo más acogedor y dando una mayor sensación de amplitud.

Interior Con techo panorámico

El techo panorámico da más luz y sensación de amplitud al Captur 2017.
El techo panorámico da más luz y sensación de amplitud al Captur 2017.
Ampliar

Este es el apartado en el que más mayor es la mejora percibida por el cliente. Se han mejorado las texturas de los plásticos en las piezas que más vemos y tocamos, lo que hace que tengamos una sensación de entrar en un coche más serio y cuidado.

La instrumentación abandona el extraño tono amarillo de la grafía y pasa a ser blanca y roja, se ha reposicionado la guantera de la parte superior del salpicadero y la pantalla del sistema R-Link también mejora.

Las tapicerías también tienen mejor tacto y aspecto y la insonorización ha mejorado, especialmente en la versión diésel, que destaca en este apartado con un rodar muy silencioso.

Por lo demás es el Captur de siempre, con una postura de conducción cómoda y un fácil acceso a su interior gracias a su altura y a la amplitud de sus puertas.

La amplia guantera en forma de cajón, el maletero amplio y muy modulable gracias a la banqueta trasera desplazable y el doble fondo (hay varias configuraciones que van desde alrededor de los 350 litros de capacidad hasta superar los 1.200 litros de volumen), las gavetas en las puertas… todo en el Captur está muy bien pensado desde el punto de vista práctico y hace que sea un coche muy útil y aprovechable.

Motor Misma gama mecánica

El Captur 2017 está disponible con dos motores diésel y tres de gasolina que se pueden asociar con cambios manuales o automáticos.
El Captur 2017 está disponible con dos motores diésel y tres de gasolina que se pueden asociar con cambios manuales o automáticos.
Ampliar

En esta toma de contacto tuvimos la oportunidad de probar los dos nuevos motores de la gama, el TCe de gasolina de 120 CV y el dCi diésel de 110 CV, ambos con cambio manual de 6 marchas.

Me ha sorprendido el diésel por lo poco que se oye en el interior y una respuesta muy agradable que hace que apenas tengamos que usar el cambio gracias a su generoso par motor.

El 120 CV de gasolina es algo más ágil, pero la respuesta es más brusca y menos lineal que en el diésel, pero resulta también muy agradable de conducir.

Ambas mecánicas cuentan con un sistema start & stop muy rápido de reacciones y que no resulta molesto.

La caja de cambios de 6 marchas tiene un escalonamiento correcto, con una sexta muy larga, pensada para reducir el consumo y el ruido en los viajes por autopista. Gracias a la sobrealimentación de ambos motores, el par que ofrecen es generoso y puede de sobra con unos escalonamientos algo abiertos (hay bastante salto entre marchas) de modo que el cambio y el motor forman un buen matrimonio.

Lo que ya no es tan bueno es el selector, algo alejado del volante y de recorridos largos y poco precisos, muy del gusto de la marca.

En el apartado técnico no hay muchas más novedades salvo la incorporación de los sistemas de alerta de ángulo muerto y de colisión, que poco a poco se van convirtiendo en un estándar incluso en las categorías como ésta.

Comportamiento Sin cambios

El Captur es agradable y fácil de conducir, claramente enfocado para un uso urbano.
El Captur es agradable y fácil de conducir, claramente enfocado para un uso urbano.
Ampliar

Renault ha elegido la ciudad de Copenhague para esta presentación internacional del modelo, una capital que destaca por su orden, su civismo y unas calles y tráfico claramente pensados para que la mayoría de los desplazamientos se hagan en bicicleta o a pie. Por otro lado, Dinamarca es un país en el que no hay grandes desniveles, con una diferencia de cota de menos de 200 m entre la zona más elevada y la más baja.

Esto, sumado a la brevedad de esta toma de contacto no permite un examen muy pormenorizado del nuevo Captur, en el que lo que más he notado es una mejor insonorización, pero por lo demás parece el mismo de siempre, con una dirección suave (ideal para un coche que se va a desenvolver principalmente en la ciudad), buena manionbrabilidad y visibilidad, etcétera.

No se han realizado cambios importantes en su bastidor, de modo que no es de esperar que su comportamiento cambie respecto a lo que he podido sentir en las pruebas exhaustivas del Renault Captur en Autocasion.com que he hecho con anterioridad. Lo poco que he podido probar apenas difiere, salvo la citada rumorosidad interior.

En este entorno el Captur resulta un coche muy agradable de utilizar, con un radio de giro correcto que hace muy fáciles las maniobras en zonas angostas y unos motores que gracias a su buena cifra de par hacen que no tengamos que estar muy pendientes del cambio.

Como digo, aparentemente no hay cambios en la suspensión ni en los frenos. De hecho, incluso se mantienen los frenos traseros de tambor en las versiones más potentes.

Las suspensiones son confortables, aunque tampoco te encuentras en estos países del primer mundo los pasos de cebra elevados que hay en España, ni las tapas de alcantarilla 10 cm más profundas que el asfalto ni bandas reductoras de velocidad para intentar mantener a los más impetuosos a raya, de modo que no puedo afirmar que no sea tan saltarín como lo he notado en pruebas anteriores ni que su tendencia al vuelco sea corregida drásticamente por un ESP que provoca un claro subviraje del eje delantero. Como digo, no ha habido ocasión, pero lo más probable es que estos puntos sigan igual y que incluso se vean agravados en el caso de elegir la versión con las llantas opcionales de 17 pulgadas.

Equipamiento Nuevas opciones

Android Auto está ahora disponible en el nuevo Captur.
Android Auto está ahora disponible en el nuevo Captur.
Ampliar

En esta presentación hemos podido comprobar el nuevo aspecto de las versiones Zen y del Initiale Paris, un nivel de acabado que, por ahora, no llegará a nuestro mercado, pues la gama ya es lo bastante completa tal y como está. Aunque es una pena que existiendo el modelo se deje “desierto” un hueco que tiene su clientela, la verdad es que el Initiale Paris no tiene excesivo sentido. Sí, su interior en dos tonos, sus asientos de cuero y sus colores exclusivos son muy atractivos, pero su precio final lo pondría prácticamente al nivel de un Mégane Zen con motor de 110 CV, un coche claramente superior al Captur, aunque- como decía antes- el Captur tiene un público muy concreto.

A la espera de que llegue o no el tope de gama, la oferta inicial del Captur 2017 es suficientemente variada y está bien estructurada. En cuanto a la dotación incorporada en esta segunda juventud del Captur se ha puesto un especial énfasis en la seguridad activa y en la conectividad.

En el lado de la seguridad activa nos encontramos con los faros LED (en ZEN y Xmod) y las alertas de ángulo muerto y de colisión, mientras que en el lado de la conectividad la gran novedad es la posibilidad de contar con las ventajas de Android Auto en el sistema de infoentretenimiento.

El equipamiento que traen de serie es suficientemente completo en toda la gama, aunque el Zen es, tal vez, el más “rentable” por lo que ofrece a cambio de lo que vale. Una evidente prueba de que esto es así es que nada menos que el 70% de las ventas de Captur son con este nivel de acabado, que cuenta con climatizador automático, control de crucero, faros LED, pintura en dos tonos, volante de cuero multifunción, etc.

Un detalle que no me ha gustado es la imprecisión del navegador. Varios cruces los ha alertado casi una vez pasados. De hecho, han sido frecuentes las veces en las que estábamos parados en un semáforo justo encima de la intersección y en la pantalla del navegador aparecer el aviso de girar a un lado o a otro todavía 25 metros más adelante. Este retraso en los avisos hace que resultase fácil perderse en el itinerario.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Ir arriba