Prueba

Primera prueba del Cupra Leon e-Hybrid: como la noche y el día

26 fotos

Ampliar

21 de octubre, 2020

El Cupra Leon se estrena con una variante tan deportiva como eficiente a la espera de que lleguen las petroleras. Así va y así luce el nuevo Cupra Leon e-Hybrid.

No dudamos. La guinda perfecta a la cuarta generación del Seat Leon es, sin duda, la llegada del Cupra Leon. Y quien piense lo contrario solo ha de seguir leyendo esta prueba. Porque el Cupra Leon que ha pasado por nuestras manos es el primero de su categoría que además de emociones y sensaciones deportivas, transmite eficiencia.

Te puede interesar: Primera prueba del Cupra Formentor

La estrategia comercial de Cupra es clara: llegar al mayor número de clientes convirtiéndose en la marca bisagra entre los generalistas y los Premium sin dejar de lado ni la deportividad que siempre le ha acompañado ni, en este caso, el respeto por el medio ambiente.

En el caso del Cupra Leon la ecuación tiene su resultado en la versión e-Hybrid que hemos conducido, dotada de todo el potencial dinámico de la firma al que se le añade el componente eléctrico que le permite lucir la etiqueta CERO de la DGT para convertirle en un compañero de viaje ideal para ahorrar entre semana y desmelenarnos el fin de semana. Variables que ganan incluso más al poder optar incluso por la carrocería Sportstourer (la familiar).

Nuestra valoración: 8,5

Diseño 9

Motor 9

Comportamiento 9

Interior 8

Equipamiento 8

Consumos 8

Destacable

  • Diseño exterior radical
  • Asientos deportivos de serie
  • Rendimiento dinámico y mecánico

Mejorable

  • Capacidad maletero reducida
  • Tacto pedal freno
  • Pantalla central demasiado presente

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: ADN Cupra

La tira de LED trasera le dota de una gran personalidad.

26 fotos

Ampliar

A la ya de por sí llamativa silueta de la cuarta generación del Seat Leon, Cupra le imprime todo su carácter estético. El mismo que determinan unas líneas agresivas y definidas que aumentan considerablemente la apariencia y la robustez del modelo. A destacar los paragolpes específicos, el capó más esculpido, la tira de LED trasera o los elementos cobrizos que se han convertido ya en marca de la casa.

Capítulo aparte merecen, como en el Formentor, tanto las llantas de aleación como los colores de la carrocería. Para las primeras se ha optado por un único tamaño, 19 pulgadas, proponiendo eso sí cinco diseños únicos que incrementan su vistosidad, mientras que para el tono exterior las pinturas mates realzan su figura.

Un detalle que no nos ha terminado de convencer lo observamos en su paragolpes trasero, con un difusor que incrusta dos embellecedores que simulan unas salidas de escape. Elemento que es propio de esta versión e-Hybrid puesto que los Cupra Leon más potente sí llevarán escapes reales.

Interior: Con asientos deportivos, de serie

La pantalla central cobra demasiado protagonismo.

26 fotos

Ampliar

El interior mantiene el patrón visto tanto en el Cupra Ateca como en el Formentor. Aquí el protagonismo se lo disputan tanto los asientos deportivos de tipo semi-bacquet como el inédito volante. Unas butacas que incrementan el valor visual del coche, más si van tapizados en el Azul Petrol, que recogen a la perfección nuestro contorno.

Por su parte, el volante no solo ofrece un tacto excepcional sino que con la inclusión de los comandos de arranque y del selector de modos parece casi de competición. Además, el hecho de que se hayan agrandado las levas situadas tras el volante dan más ganas de emplearlas.

El resto, conocido pero con el sello Cupra por todos lados determinados en principio por las molduras en tono cobrizo. A destacar el cuadro de instrumentos digital de 10” completamente configurable con múltiples vistas que en este Cupra Leon e-Hybrid ofrece un diseño específico del dial, con la típica sección del cuentarrevoluciones a la que se suman dos barras para la aceleración en modo eléctrico y la recarga de la batería.

Por cierto, punto a mejorar por Cupra para este Leon e-Hybrid: la colocación de un botón que nos permita seleccionar el programa EV para circular en modo cero emisiones. En caso de querer seleccionarlo, deberemos pasar por varios menús de la pantalla central de 10 pulgadas para elegirlo.

Más variables a tener en cuenta: el maletero. Su capacidad se ve reducida frente a las futuras versiones de combustión que llegarán (ver apartado motor). Concretamente pasaremos de los 380 litros del Cupra Leon 5 puertas a los 270 litros de este e-Hybrid, mientras que en el Leon Sportstourer obtendremos 470 litros frente a los 620 litros iniciales dejando claro que la opción más interesante y atractiva es sin duda la de corte familiar. Ahora bien, hay que tener en cuenta que ninguno de los dos ofrece un compartimento para guardar los cables y la bolsa (o bolsas en caso de adquirir opcionalmente un segundo cable) tendrán que ir en el maletero.

Motor: Potencia de sobra… a la espera de más

Sus prestaciones son muy dignas.

26 fotos

Ampliar

La normativa de emisiones europea ha obligado a la mayoría de fabricantes a electrificar su gama. En el caso de este Cupra Leon e-Hybrid se trata de la primera piedra de unos cimientos que se completarán con otras tres alternativas más, todas de gasolina y a partir del bloque 2.0 TSI de cuatro cilindros: los Cupra Leon con 245 CV, 300 CV y 310 CV. Esta última, eso sí, será exclusiva de la versión Sportstourer siendo además la única de  la gama que irá asociada a la tracción total.

En el caso de nuestro protagonista hablamos de un sistema híbrido compuesto por el 1.4 TSI de 150 CV que se combina con otro propulsor eléctrico de 115 CV. La batería que alimenta este segundo motor tiene una capacidad de 13 kWh permitiéndole recorrer un total de 52 kilómetros sin contaminar. La caja de cambios es la automática de seis relaciones y el rendimiento total del vehículo asciende a los 245 CV y los 400 Nm de par. Potencial con el que este Cupra Leon e-Hybrid consigue acelerar de 0 a 100m km/h en 6,7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 225 km/h (135k km/h en modo eléctrico).

Comportamiento: Salvaje y dócil al mismo tiempo

Pese al extra de peso de esta versión PHEV se comporta de manera muy dinámica.

26 fotos

Ampliar

A nivel dinámico este Cupra Leon e-Hybrid es capaz de ofrecer todas las virtudes de un eléctrico y la emoción de un deportivo. Su chasis rebajado en 25 mm delante y 20 mm detrás le aporta un nivel de estabilidad y agilidad altísimo. La dirección es rápida y precisa mientras que el motor, cuando funciona a pleno rendimiento, nos catapulta hacia delante.

Ahora bien, incluso si queremos realizar una conducción deportiva, podremos circular en modo cero emisiones. Basta activar el modo Cupra y seleccionar en la pantalla el modo EV que los 115 CV de potencia eléctrica también nos harán disfrutar… e incluso me atrevería a decir que mucho más que si nos moviésemos únicamente con el gasolina.

Y ojo porque la fuerza que genera el motor eléctrico está siempre presente consiguiendo que perdamos rueda en cada acelerón contundente. Cuenta con cuatro programas de conducción además del EV e Hybrid: Comfort, Sport, Cupra e Individual que varían la respuesta de varios parámetros así como el sonido que se cuela en el interior. Sonoridad que tiene cierto punto artificial en el modo Cupra pero que, como ocurre con el Formentor, no llega a desagradar.

En marcha no hay una penalización por el exceso de peso aportado por el sistema eléctrico, y el Cupra Leon e-Hybrid es todo un trazalíneas. Se le percibe durito de serie aunque dicha dureza se puede regular hasta en 15 posiciones gracias al reglaje del DCC a través de la pantalla. En cuanto a los frenos, los discos de 370 mm delanteros y las pinzas firmadas por Brembo aseguran una detención segura, aunque como es habitual en los híbridos enchufables notaremos un tacto bastante esponjoso del pedal.

Un capítulo que nos guardamos es el de conducir con el control de estabilidad a medio gas (ESC Sport) o completamente desconectado (ESC Off) ya que dadas las condiciones meteorológicas del día no pudimos comprobar cómo se desenvuelve.

 

Equipamiento: Bien dotado de inicio

El volante más deportivo es opcional.

26 fotos

Ampliar

Al tratarse de una versión considerada como tope de gama dentro de la familia Leon, es de recibo que este Cupra Leon e-Hybrid venga asociado a una dotación amplia. De fábrica trae elementos como las llantas de 19 pulgadas, los asientos delanteros deportivos, la luz LED ambiental, los faros Full LED, el sistema multimedia Full Link con Apple CarPlay y Android Auto inalámbricos, USB de tipo C, volante de piel calefactable, cristales traseros tintados, acceso y arranque sin llave, cuadro digital de 10 pulgadas, sistema de sonido con siete altavoces, cargador inalámbrico así como una amplísima dotación de elementos de seguridad. Todo ello por un precio que parte de los 42.300 € en el Cupra Leon e-Hybrid y de los 42.900 € para el familiar.

Como opcionales están las pinturas metalizadas y mates, algunos juegos de llantas de aleación, la tapicería de cuero, el techo panorámico, los faldones laterales Cupra, la toma de 230 voltios en el maletero, el cable de carga Modo 3 o el volante superdeportivo, entre otros.

Consumo: Capaz de todo

Los tiempos de cargan no superan las seis horas.

26 fotos

Ampliar

Dada la brevedad de la toma de contacto y que la batería se encontraba al 35% cuando lo cogimos, no podemos concluir un gasto certero de este Cupra Leon e-Hybrid. No obstante sí podemos afirmar que a poco que seamos dóciles con el pedal del acelerador y sepamos gestionar bien la carga de la batería podremos lograr registros más que notables.

Quizá sea difícil llegar a los 1,3 l/100 km y 15,1 kWh/100 km homologados, pero en marcha sí pudimos llegar a ver, sobre todo con gasolina, los 3 l/100 km. Ahora bien, en el momento en el que activamos el modo Cupra y nos desmelenamos, los registros subirán por encima de los 7 l/100 km. Igualmente, si decidimos cargar la batería en marcha, algo que podremos hacer a través de la pantalla eligiendo qué porcentaje queremos recuperar, el gasto también será elevado.

En cuanto a los tiempos de carga, este Cupra Leon e-Hybrid solo admite cargas de hasta 3,6 kW en corriente alterna, necesitando invertir 3 horas y 42 minutos si lo enchufamos a una toma de dicha potencia. En el caso de hacerlo a una menos potente, de 2,3 kW, el tiempo aumentará hasta las 5 horas y 48 minutos.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche