Prueba

Primera prueba del Citroën ë-Spacetourer eléctrico 2021: cambiando mentalidades

24 fotos

Ampliar

09 de abril, 2021

Conducimos la versión de cero emisiones del monovolumen Spacetourer, disponible hasta en tres longitudes de carrocería y con dos niveles de autonomía diferentes. ¿Una alternativa viable?

Cerca del 70% de las familias tienen hijos a su cargo (casi una de cada 10 son además numerosas) y, si a ello le sumamos que el 75% de los clientes de Citroën conducen menos de 40 km al día, queda claro que optar por un monovolumen eléctrico no es ningún disparate. Al menos, no lo es para quienes lo usen principalmente como medio de transporte en ciudades grandes, como Madrid o Barcelona, sin la necesidad de renunciar por eso a algún que otro viaje largo planificado. Los que también sacarán provecho de este Citroën ë-Spacetourer eléctrico 2021 que acabamos de probar serán, sin duda, los servicios transfer de los hoteles, los taxis y compañías de vehículos con conductor (VTC) e incluso, teniendo en cuenta la existencia de su variante comercial (ë-Jumpy), las empresas de reparto de última milla.

Prueba a fondo del Citroën Spacetourer XS: cuando el tamaño no lo es todo

Citroën ë-Spacetourer: luces y sombras

Lo cierto es que, a pesar de los prejuicios que todavía despiertan los coches a batería, el ë-Spacetourer cuenta con las mismas cualidades dinámicas que su versión diésel, ya que ambas se basan sobre la misma plataforma. Esto le posibilita disponer de un equipamiento extraordinario que no envidia al de ningún otro turismo. También destaca su facilidad de conducción y, obviando los temas de la autonomía y de la recarga, no encontrarás muchas más diferencias entre uno y otro.

En lo que se refiere al primero de esos dos puntos, basta con tener bien claras nuestras necesidades. Si vamos a ser de los que recorren 30, 35 o 40.000 km anuales, resulta evidente ir a por el Spacetourer diésel. Sin embargo, el eléctrico sí puede ser compatible con las familias que solo aprovechan las contadas vacaciones que tenemos al año para darse un homenaje y viajar a cualquier punto de la geografía nacional. Desde mi punto de vista, es más sensible el aspecto de la recarga, puesto que, como veremos, dependeremos de una Wallbox de hasta 7,4 kW de potencia para que los tiempos de carga desde cero no sean desmesurados.

Nuestra valoración: 7,7

Diseño 8

Motor 7

Comportamiento 8

Interior 8

Equipamiento 8

Consumos 7

Destacable

  • Confort a bordo
  • Espacio interior
  • Tres versiones de carrocería

Mejorable

  • Solo una potencia disponible
  • Dependencia de Wallbox de 7,4 kW para unos tiempos de carga aceptables

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: detalles que lo identifican como eléctrico

Citroën ë-Spacetourer exterior

24 fotos

Ampliar

La estética del ë-Spacetourer cambia muy poco con respecto al modelo que ya conocemos. No obstante, sí encontramos nuevos elementos como el logo «ë» que identifica a todos los modelos eléctricos de la marca o las parrillas tapadas. Además, en la trasera llama la atención la ausencia de salidas de escape. Sobre el paso de rueda delantero izquierdo es donde se encuentra la tapa para la recarga de la batería.

El ë-Spacetourer está disponible en tres longitudes de carrocería distintas:

  • Talla XS: 4,6 metros
  • Talla M: 4,95 metros (+35 cm de batalla)
  • Talla XL: 5,3 metros (+35 cm de voladizo trasero)

Asimismo, existe en el catálogo de la marca gala el ë-Jumpy, que viene a ser la variante comercial ligera del ë-Spacetourer destinado al transporte de personas.

Interior: hasta 9 plazas

Citroën ë-Spacetourer interior

24 fotos

Ampliar

En el interior ocurre lo mismo. El conductor solo apreciará cambios muy leves. El más notorio, la instrumentación con relojes y detalles referentes al sistema eléctrico. Los acabados y ajustes de los materiales, aunque encontramos plásticos duros, son buenos y la sensación de confort que ofrece, como viene siendo habitual de nuevo en los modelos Citroën, es altísima.

La modularidad también es un punto fuerte en el ë-Spacetourer. Podemos viajar hasta nueve personas dividiéndonos en 3+3+3, aunque también podemos hacer uso de cinco asientos (o seis si optamos por la fila delantera de tres banquetas) si queremos aumentar el volumen del maletero, de dos (o tres asientos) si queremos convertir nuestro ë-Spacetourer en un ë-Jumpy de carga o de siete u ocho. Como vemos, es un vehículo inmensamente configurable.

El volumen del maletero va desde los 225 litros del XS con 9 plazas hasta los más de 2.000 litros con dos filas de asientos disponibles en el XL.

Motor: un sistema que ya conocemos

Citroën ë-Spacetourer exterior

24 fotos

Ampliar

El motor eléctrico de los ë-Spacetourer es el mismo que montan los Corsa-e, DS3 Crossback E-Tense, e-208 y e-2008. Hablamos, por tanto, de que genera 100 kW de potencia (136 CV) y 260 Nm de par que lo llevan hasta los 130 km/h de velocidad punta. Aunque pueda parecer poca potencia para los modelos más grandes, lo cierto es que durante nuestra prueba las sensaciones sobre el comportamiento mecánico fueron positivas. Las aceleraciones y recuperaciones son bastante lineales, pero satisfactorias. Lo que sí desconocemos hasta que llevemos a cabo una prueba más exhaustiva es cómo responderá con todas las plazas ocupadas y con el maletero lleno, sobre todo en las zonas de más repecho.

En cualquier caso, el cliente puede escoger su ë-Spacetourer con una batería de 50 kWh (230 km de autonomía) o con una de 75 kWh (330 km de autonomía.) La más capaz, eso sí, no puede vincularse a la talla más pequeña. Los tiempos de carga son los siguientes:

  • Punto de carga doméstico con 1,8 kW de potencia: 31 horas (50 kWh) y 47 horas (75 kWh)
  • Green’up con 3,6 kW de potencia: 15 y 23 horas
  • Wallbox con 7,4 kW de potencia: 7,5 horas y 11 horas y 20 minutos
  • Wallbox con 11 kW de potencia: 5 horas y 7,5 horas
  • Carga rápida con hasta 100 kW de potencia (hasta el 80%): 30 y 45 minutos

Por medio del selector de modos de conducción, el usuario puede limitar la potencia a 60 kW (Eco) u 80 kW (Normal), así como demandar el máximo rendimiento recurriendo al modo Power. Además, pulsando el botón B del selector del cambio, se acentúa la retención del motor eléctrico aprovechando al máximo las frenadas para regenerar energía.

Comportamiento: estable y cómodo

Citroën ë-Spacetourer exterior

24 fotos

Ampliar

En marcha, el ë-Spacetourer es muy cómodo, fácil de conducir y sorprendentemente ágil. Durante la toma de contacto apenas pudimos circular con él unos 30-35 km alternando vías rápidas y entornos periurbanos, pero fueron suficientes como para darnos cuenta de que estamos ante un modelo estable con una dinámica de conducción muy buena. Por más que intentamos buscarle las cosquillas en apoyos y giros acusados no apreciamos ninguna respuesta fuera de tono o insegura, gracias en buena parte al bajo centro de gravedad que ya de por sí sentimos en un Spacetourer normal y que se agrava en el caso del eléctrico debido a la colocación de la batería.

En zonas con asfalto roto y con presencia de pasos sobreelevados o badenes se muestra igual de confortable. La verdad es que, en materia de comodidad, está muy por encima de la mayoría de SUV compactos que tanto éxito tienen actualmente en el mercado.

La dirección tiene una asistencia correcta y, aunque bien es cierto que su grado de precisión no es el más alto, es algo que supone una ventaja en este tipo de vehículos, ya que de esta manera no transmitimos a los pasajeros ningún zarandeo brusco en caso de viraje o contravolante.

Equipamiento: tres acabados

Citroën ë-Spacetourer interior

24 fotos

Ampliar

El equipamiento del Citroën ë-Spacetourer, como en el caso de las versiones térmicas, se divide en tres niveles: Feel, Shine y Business. Algunos de sus elementos más destacados son la ayuda a la salida en pendiente, los faros inteligentes Smartbeam, la cámara de visión trasera, el acceso y la apertura de puertas manos libres, el Head-Up Display, la luneta trasera abrible, el techo acristalado panorámico, los diferentes huecos portaobjetos que en conjunto ofrecen casi 100 litros de capacidad o los numerosos asistentes de ayuda a la conducción que enumeramos a continuación, entre otros.

  • Alerta de cambio involuntario de carril
  • Sistema de vigilancia de ángulo muerto
  • Alerta por riesgo de colisión
  • Reconocimiento de señales de límite de velocidad y recomendación
  • Alerta de fatiga
  • Active Safety Brake

Además, puede contar con llantas de 17 pulgadas, sistema de infoentretenimiento con pantalla de 7 pulgadas, conectividad y navegación, climatizador automático bizona, sistema Grip Control, cargador de 11 kW, etc.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche