Prueba

Primera prueba del Citroën C3 Aircross 2021: mejorando lo presente

25 fotos

Ampliar

17 de junio, 2021

Ya nos hemos puesto a los mandos del actualizado C3 Aircross cuyo principal foco de actuación es, sin duda, el apartado estético. Pero el B-SUV galo se guarda más secretos que aquí te contamos.

El segmento de los B-SUV sigue su escalada alcista. Segundo en cuota de mercado por detrás de los todocaminos compactos (representan el 24% del total), la competencia es cada vez mayor. Basta conocer un dato: en la actualidad existen hasta 28 alternativas diferentes, por lo que la diferenciación se torna como un elemento clave para lograr el éxito.

Te puede interesar: Citroën C5 X: ¿vuelve la X a Citroën?

En este caso, Citroën ha sabido hacer muy bien las cosas ofertando un C3 Aircross que, desde su nacimiento en 2017, ha conseguido llegar a un total de 42.000 clientes en España, dentro de los 340.000 usuarios que lo conducen en todo el mundo. Una globalización que tiene adherido el sello de ‘marca España’ pues el C3 Aircross se fabrica en exclusiva en la factoría zaragozana de Figueruelas, compartiendo línea de montaje con su primo-hermano, el Opel Crossland.

Un total de 55 países, entre los que también se encuentra Japón, recibirán desde ya esta renovación de mitad de vida comercial en la que la firma del doble chevrón ha sabido fortalecer algunos de sus puntos fuertes. Para conocerlos y analizarlos nos hemos desplazado hasta su lugar de origen, Zaragoza, en donde además hemos tenido la oportunidad de realizar una visita a la propia fábrica y descubrir cómo son los procesos de calidad del que es todo un superventas en el segmento de los B-SUV.

Nuestra valoración: 8,2

Diseño 8

Motor 9

Comportamiento 7

Interior 9

Equipamiento 7

Consumos 9

Destacable

  • Diseño exterior
  • Modularidad interior
  • Capacidad del maletero

Mejorable

  • Sin electrificación
  • Ausencia de levas en caja automática
  • Grip Control solo en acabado más alto

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Cambio de cara

Los cambios en el frontal le hacen ganar robustez.

25 fotos

Ampliar

Dejando intactos sus 4,16 metros de largo, el nuevo C3 Aircross presenta un frontal completamente renovado que le aporta más robustez. Mantiene la doble línea de iluminación con una tira diurna en la parte superior y unos faros principales que ahora están más estilizados y presentan tecnología LED en todos los acabados.

Bajo el doble chevrón, el cual también ha ganado en superficie se coloca ahora una tira plástica negra que le dota de más presencia, mientras que la calandra se ha rebajado y ha ganado en anchura. El paragolpes también se ha modificado incorporando una protección que le aporta una silueta más off-road.

Los juegos de llantas de aleación son completamente nuevos, con una opción de 16 pulgadas y dos de 17 (incluyendo una en negro), mientras que la personalización aumenta considerablemente gracias a los 3 nuevos colores de carrocería para hacer un total de siete. En este sentido destaca el tono Gris Kaki con el que aumenta su elegancia. Estos tonos se pueden combinar con cuatro packs color, dos de ellos inéditos, tres decoraciones nuevas para la custodia del pilar C y 2 tonos de techo. En total, 70 combinaciones diferentes.

Interior: Nueva pantalla

El puesto de conducción se moderniza con la nueva pantalla de 9″.

25 fotos

Ampliar

De puertas para dentro también mantiene uno de sus puntos fuertes: la habitabilidad. Con una segunda fila que propone hasta 15 cm de desplazamiento longitudinal esta solución permite ampliar la capacidad del maletero pasando de los 410 litros iniciales a los 520 litros que es capaz de cifrar. Todo ello acompañado de un excelente hueco para las piernas y para la cabeza así como de una anchura considerable.

No obstante, el protagonismo de esta actualización recae sobre la inédita pantalla central de 9 pulgadas. Suponen  dos más que la actual y ha mejorado en el manejo general siendo mucho más intuitiva. Lo malo, que sigue incluyendo los comandos de la climatización. También ha mejorado la conectividad y servicios conectados. Un monitor que se complementa a la perfección con el Head-up display, siendo el C3 Aircross de los pocos de su categoría que lo ofrece.

El otro punto distintivo son los asientos Advanced Comfort que aumentan, valga la redundancia, el confort de a bordo. Estrenan tres nuevos tapizados y se ofertan de serie desde el segundo nivel de acabado. La renovación se completa con un túnel central revisado en el que cambia el freno de mano y se suma una pequeña guantera.

Motor: Sin etiqueta ECO

Hay cuatro motores, dos con caja manual y dos con caja automática.

25 fotos

Ampliar

Donde menos cambios aporta este C3 Aircross es en la gama mecánica. Sorprende que Citroën en particular y el Grupo Stellantis en general hayan decidido mantener la opción de no electrificar este tipo de vehículos, más teniendo en cuenta la estrategia hacia la que se han encaminado. Sin embargo, la propia plataforma sobre la que se sostiene es la que limita dicha electrificación.

Ahora bien, el C3 Aircross mantiene, a nuestro juicio, una virtud en forma de motores diésel. Cierto es que el 70% de la categoría apuesta por la gasolina pero tener en la gama dos alternativas de gasóleo permitirá que muchos usuarios que devoran kilómetros se fijen en él. En estas, la doble alternativa es la conocida, el 1.5 BlueHDi de 110 CV y caja manual de seis relaciones o el de 120 CV con transmisión automática, también de seis velocidades.

En gasolina, la elección se concentra bajo el 1.2 PureTech de 110 CV y 130 CV estando asociado el primero a la caja manual y el segundo a la automática, ambas de seis marchas. Nosotros hemos conducido tanto el diésel de acceso como el gasolina más potente y nos costaría tener que elegir uno porque aportan diferentes cualidades.

Comportamiento: Prima el confort

Es un perfecto rodador.

25 fotos

Ampliar

En lo que a su dinámica de conducción se refiere tampoco hay cambios respecto a lo conocido. El C3 Aircross no puede equipar la amortiguación con topes hidráulicos del C4 o C5 Aricross pero no lo necesita porque el tarado de su suspensión es lo suficientemente suave como para disfrutar del trayecto sin fatiga. Cierto es que en carretera secundaria se deja notar algo de balanceo pero no es un coche pensado para correr más de la cuenta.

Y eso que la marca nos propuso una ruta revirada para sacarle todo el jugo a su dinámica. El C3 Aircross respondió con buena nota pero se le nota falto de agilidad en los cambios de apoyo rápidos. La dirección podría ser también más informativa aunque los frenos soportaron bien los envites del trazado.

En cuanto al motor, el diésel sigue destacando por su progresividad, con un empuje satisfactorio a partir de las 1.700 rpm mientras que el gasolina de 130 CV se convierte quizá en la solución más contundente. Eso sí, es una pena que el cambio automático no pueda gestionarse mediante unas levas pero lo decimos desde un pensamiento más dinámico y no desde el confort para el que ha sido concebido. Un punto muy favorable, la excelente visibilidad que tiene en todos los ángulos, destacando los fronto-laterales gracias a las superficies acristaladas que incorpora en el pilar A.

Otra ventaja, la incorporación del sistema Grip Control de motricidad avanzado. Dado que carece de modos de conducción convencionales per sé, equipar este elemento se convierte en casi algo esencial sobre todo si el entorno ofrece condiciones adversas. Tiene cuatro programas sumando además un control de descenso de pendientes y unos neumáticos M+S bastante efectivos. Solución esta que le diferencia de muchos de sus rivales y también del Crossland.

Equipamiento: Tira por lo alto

Para optar por algunos elementos hay que elegir los acabados más altos.

25 fotos

Ampliar

La gama comercial se estructura en los conocidos niveles Live Pack, Feel, Feel Pack y Shine a los que se suma el acabado especial C-Series. Desde el más básico ya incorpora elementos como los faros LED, radio DAB, ayuda al arranque en pendientes, alerta por cambio de carril, indicador de descanso, regulador y limitador de velocidad, retrovisores exteriores eléctricos y calefactables, sensor de luces…

Para optar por elementos como las llantas de aleación, la pantalla de 9 pulgadas, el cargador inalámbrico, el climatizador, el sensor de lluvia, el freno de emergencia en ciudad, las lunas traseras tintadas o el navegador, entre otros, hay que dar el salto al nivel Feel Pack. Ya con el Shine se obtiene acceso y arranque sin llave, cámara trasera, carrocería bicolor, sensores de parking delanteros, cortinillas en las ventanillas traseras, llantas de 17 pulgadas o retrovisor interior electrocrómico. Decisión que no extrañará pues según Citroën el 60% de las ventas tiene que ver con los acabados más altos. Sea como fuere, los precios de la gama C3 Aircross son los siguientes:

  • C3 AIRCROSS PureTech 110 S&S 6v LIVE PACK: 19.880 € (16.290 € con descuento)
  • C3 AIRCROSS BlueHDi 110 S&S 6v LIVE PACK: 20.870 € (17.270 € con descuento)
  • C3 AIRCROSS PureTech 110 S&S 6v FEEL: 20.960 € (17.360 € con descuento)
  • C3 AIRCROSS BlueHDi 110 S&S 6v FEEL: 21.950 € (18.350 € con descuento)
  • C3 AIRCROSS PureTech 110 S&S 6v FEEL PACK: 22.780 € (19.180 € con descuento)
  • C3 AIRCROSS PureTech 130 S&S EAT6 FEEL PACK: 24.860 € (21.260 € con descuento)
  • C3 AIRCROSS BlueHDi 110 S&S 6v FEEL PACK: 23.770 € (20.170 € con descuento)
  • C3 AIRCROSS PureTech 110 S&S 6v SHINE: 24.630 € (21.030 € con descuento)
  • C3 AIRCROSS PureTech 130 S&S EAT6 SHINE: 26.710 € (23.110 € con descuento)
  • C3 AIRCROSS BlueHDi 110 S&S 6v SHINE: 25.620 € (22.020 € con descuento)
  • C3 AIRCROSS BlueHDi 120 S&S EAT6 SHINE: 28.370 € (24.770 € con descuento)
  • C3 AIRCROSS PureTech 110 S&S 6v C-SERIES: 22.830 € (19.230 € con descuento)
  • C3 AIRCROSS BlueHDi 110 S&S 6v C-SERIES: 23.820 € (20.220 € con descuento)

Consumo: Muy ahorrador

Es fáccil conseguir consumos bajos.

25 fotos

Ampliar

Dado que la ruta fue bastante larga y alternó todo tipo de escenarios nos permitió realizar una medición bastante fiable del gasto. Con el diésel de 110 CV y caja manual el peor dato se obtuvo en conducción deportiva donde la cifra aumentó hasta casi los 7,5l/100 km. Sin embargo, al rodar con tranquilidad y sosiego por autopista, vía secundaria y ciudad, el consumo de este bloque no supera los 5,7 l/100 km. En cuanto al PureTech de 130 CV con la caja EAT6, hemos medido 6,3 l/100 km circulando principalmente por autopista y cubriendo también una buena distancia en carretera secundaria.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche