Prueba

Probamos el BMW i4 más espectacular: un ///M eléctrico de 544 CV

BMW i4 M50 exterior

18 fotos

Ampliar

07 de abril, 2022

Hemos acudido a la presentación del nuevo BMW i4 100% eléctrico. Te contamos todos sus detalles y nuestras sensaciones al volante tras conducir la versión más prestacional y deportiva del modelo bávaro.

Poco después del lanzamiento del BMW iX, la firma de Múnich añade un nuevo modelo a su catálogo de cero emisiones con el BMW i4 que acabamos de probar por los alrededores de Madrid en su versión más radical. Hablamos del i4 M50 o, en otras palabras, la primera berlina 100% eléctrica de BMW M. Iremos al grano: ¿es un coche digno de llevar semejante letra? Rotundamente sí, pero en ello focalizaremos más adelante. Antes conviene deciros que este nuevo i4 no es más ni menos que la alternativa eléctrica del Serie 4 Gran Coupé y, por tanto, hereda la mayor parte de los elementos que ya conocemos del deportivo térmico de cinco puertas. A su vez, tanto la tecnología como el conglomerado de elementos relacionados con la propulsión los adopta del mencionado iX.

Primera prueba del nuevo BMW Serie 2 Coupé 2022: que viva la esencia

Claves del BMW i4 2022

El BMW i4 se ofrecerá, al menos por el momento, en dos versiones: el i4 eDrive 40 de tracción trasera y el i4 M50 que, aunque cuenta con motores en el eje delantero y en el trasero (tracción total), prioriza el reparto a las ruedas posteriores garantizando el comportamiento y la esencia de la marca. En cuanto a rendimiento, el primero declara 250 kW (340 CV) de potencia, 430 Nm de par y hasta 590 km de autonomía en ciclo WLTP; el segundo, 400 kW (544 CV), casi 800 Nm y 520 km. En ambos casos, la potencia máxima de carga es de unos 200 kW en DC (algo justo si lo comparamos con los 270 kW que acepta el e-tron GT de Audi.

El nuevo i4 ya está disponible en los concesionarios de nuestro país a un precio que parte de los 61.900 euros para el formato de acceso -más que suficiente por prestaciones, equipamiento y tacto deportivo.- Si aun así se prefiere el espectacular M50, la factura aumenta hasta los 76.500 euros (apenas 1.000 euros menos de lo que piden por el también formidable M440i xDrive Gran Coupé con motor de seis cilindros.)

Nuestra valoración: 8,0

Diseño 8

Motor 9

Comportamiento 9

Interior 7

Equipamiento 8

Consumos 7

Destacable

  • Autonomía
  • Comportamiento
  • Carrocería Gran Coupé

Mejorable

  • Potencias máximas de carga (en comparación con rivales)
  • ¿Precio de la luz?

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: hermano del Serie 4

BMW i4 eDrive 40 exterior

18 fotos

Ampliar

El exterior del nuevo i4 apenas añade algunos detalles exclusivos de BMW i, como ciertas molduras en azul claro (color corporativo de la submarca de eléctricos), la parrilla carenada para mejorar un Cx que se queda en 0.24 y unas llantas que van desde las 18 hasta las 20 pulgadas con diseños aerodinámicos como las que vemos sobre estas líneas. Lo demás ya lo conocemos del Serie 4 Gran Coupé. Eso sí, al tratarse de un modelo eléctrico, desaparecen también las salidas de escape.

En lo referente al M50, incorpora paragolpes con entradas de aire más grandes que, en buena parte, ayudan a refrigerar los frenos y a darle un look más deportivo. Asimismo, encontramos diseños exclusivos para las llantas, retrovisores exteriores de doble brazo (típicos de BMW M) y molduras en fibra de carbono como las propias carcasas de los retrovisores, el paragolpes inferior trasero o el pequeño spoiler que se ubica sobre el portón del maletero.

Interior: una configuración para cada versión

BMW i4 M50 interior

18 fotos

Ampliar

El interior es el mismo que el del Serie 4, tanto por elementos y tecnología como por espacio y calidad. Lo único que hay que tener en cuenta es que de una a otra versión del i4 cambian algunas piezas y tapicerías. Lo más notorio es el volante, que en el i4 M50 tiene un aspecto más deportivo.

Por lo demás, encontramos una buena habitabilidad en cualquiera de las dos filas de asientos, buena ergonomía y un buen equipamiento ya desde el acabado base (suspensión neumática trasera, cables Schuko-Mennekes y Mennekes-Mennekes, asistentes como el aviso de colisión frontal, limitador de velocidad, aviso por cambio involuntario de carril, sensores de parking y Parking Assistant con función reversing; sistema de recuperación adaptativa, BMW System Operating 8 con Curved Display, etcétera.)

Motor: 340 y 544 CV

BMW i4 M50 exterior

18 fotos

Ampliar

El sistema de propulsión del i4 eDrive 40 se compone de un motor síncrono más eficiente y con un 40% más de densidad de potencia (comparándolo con i3 actual) que envía los 340 CV de potencia y 430 Nm de par al eje trasero. Es capaz de completar el 0-100 km/h en 5,7 segundos y logra una velocidad punta de 190 km/h. La batería de 80,7 kWh homologa una autonomía de hasta 590 km (unos 80 km más que en el M50) y acepta una potencia máxima de carga de 200 kW en CC. Lo más frecuente será cargarlo en CA: utilizando una Wallbox de 11 kW, se puede cargar de 0 a 100% en 8 horas y media.

El i4 M50 recurre a dos motores (uno por cada eje.) Eroga 544 CV de potencia máxima -con la función Boost (durante más de 10 segundos) y el modo Sport activado- y casi 800 Nm de par. Esto le permite acelerar de 0-100 km/h en 3,9 segundos y catapultarse hasta los 225 km/h de punta limitada electrónicamente. Aunque en el caso del M50 hablamos de un tracción total, las potencias del motor delantero y trasero (258 y 313 CV, respectivamente) dejan claro que sigue priorizando el reparto al eje posterior.

Comportamiento: un auténtico ///M

BMW i4 M50 exterior

18 fotos

Ampliar

Nuestra toma de contacto fue con la variante más potente de la gama y lo cierto es que me sorprendió el empaque y la agilidad que mostró durante el breve tramo de curvas al que le sometimos. Ya habíamos probado antes con buen aval deportivos eléctricos como el Taycan o el e-tron GT. En ambos casos, las sensaciones deportivas son más que notorias gracias a una estabilidad que maravilla a pesar del sobrepeso de ambos conjuntos. Sin embargo, con el M50 notamos un plus en lo referente a la firmeza. Si los modelos del Grupo Volkswagen todavía acusan un pelín de subviraje cuando les exigimos el máximo en las curvas más cerradas, el bávaro (con casi los mismos kilos) directamente las devora pidiendo la siguiente de forma constante sin evidenciar un solo extraño. Es tremendo lo que han logrado hacer en Múnich.

Además de una dirección hiperprecisa y una suspensión neumática que contiene la carrocería a la perfección, los refuerzos que mejoran la rigidez torsional, la mayor caída del eje delantero para ayudar en la entrada de curvas y el ensanchamiento de las vías en 26 mm (delante) y 12 mm (detrás) hacen de este M50 un auténtico BMW M sin discriminación alguna con respecto a sus hermanos de combustión. Además, no rehúye de brindar un confort bastante ameno a la hora de circular por entornos urbanos y vías rápidas. Desde luego, si este es el comienzo de los deportivos eléctricos, podemos estar tranquilos…

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Aquí está tu coche