Presentación y prueba Toyota Prius 201642

Presentación y prueba Toyota Prius 2016

17 Febrero, 2016, modificada el 22 Febrero, 2016 por

Nos ponemos a los mandos de la cuarta generación del Toyota Prius, el embajador tecnológico de la marca japonesa. Un diseño muy arriesgado, el nuevo sistema híbrido y un mejor comportamiento son sus cambios más notables.

Nuestra valoración: 7,2 Notable

8

7

7

7

7

7

Destacable

  • Silencio en ciudad
  • Confort de marcha

Mejorable

  • Plástico negro de la consola
  • Precio

En 1997, aterrizó en el mercado la primera generación del Toyota Prius y, aunque en nuestro mercado pasó sin pena ni gloria, supuso una auténtica revolución. Era un pionero, ya que se trataba del primer vehículo híbrido producido en serie del mundo. De esta forma, Toyota abría camino a una tercera vía, una alternativa a las tradicionales mecánicas diésel y gasolina.

La segunda generación, que llegó en 2003, impulsó la popularidad del modelo y la tercera, en 2009, consolidó el éxito de la apuesta, lo que ayudó a que Toyota fuera desplegando la tecnología híbrida en otros modelos.

Lo que en un primer momento fue una decisión arriesgada, hoy se ha convertido en una ventaja competitiva clave para la marca. La tecnología híbrida es casi sinónimo de Toyota y es que, a pesar de que ahora son muchas las marcas que han sumado a su oferta mecánica sistemas de propulsión alternativos, es la marca japonesa quien lidera el mercado. Así lo reflejan al menos las cifras de ventas, ya que más del 50% de los vehículos con motorizaciones alternativas al diésel o la gasolina vendidos en Europa son de Toyota.

En este sentido, a la marca nipona le está funcionando su política de “democratizar” el híbrido, ya que en España, por ejemplo, un 58% de los Auris y un 43% de los Yaris vendidos en el segundo semestre de 2015 se correspondieron con las versiones de propulsión híbrida. El pasado año un 26% de la ventas totales de Toyota en nuestro país se correspondieron con este tipo de mecánica, porcentaje que pretende incrementar al 40% en 2016 y al 60% en 2020.

La innovación, acercar el futuro al presente, en definitiva, ser el primero forma parte del ADN del Prius. Con esta cuarta generación, la marca quiere seguir cumpliendo con esa premisa. Por esta razón, el nuevo Toyota Prius estrena la primera plataforma desarrollada en base a la nueva filosofía TNGA de la marca (Toyota New Global Architecture) y denominada GA-C. La C hace referencia al segmento en el que milita, el de los compactos, ya que posteriormente llegarán plataformas para los segmentos A y B y, también, una de mayor tamaño para los modelos de tracción trasera, pero siempre diseñadas en torno al nuevo enfoque de la compañía.

Y, ¿en qué consiste la filosofía TNGA? Pues es, ni más ni menos, que la respuesta de la marca japonesa a las plataformas modulares MQB de Volkswagen o EMP2 de PSA. El objetivo es conseguir coches mucho más eficientes, con mejores prestaciones y comportamiento y, además, ahorrando costes de producción para reinvertirlos en investigación y desarrollo de nuevas tecnologías para los modelos futuros. Todo ello, acompañado de nuevas técnicas de fabricación y materiales enfocados a mejorar notablemente la sostenibilidad.

Teniendo en cuenta esto, podríamos decir que la cuarta generación del Prius 2016 inaugura una nueva época para Toyota en la que cambia de forma radical la forma de desarrollar y fabricar los coches de la marca. Una vez más, el Toyota Prius marca el camino a seguir.

Además, en el caso particular de España se ha querido reposicionar al Toyota Prius, ya que esta nueva generación no será homologada para su uso como taxi en Madrid y Barcelona. Es una decisión sorprendente, ya que los profesionales de este sector han sido, según reconoce la propia marca, unos excelentes embajadores de la tecnología híbrida de Toyota y un perfecto escaparate. Sin embargo, la firma tiene otros planes para el nuevo Prius. Durante la presentación, los responsables de Toyota España han afirmado que el Prius no es un vehículo de volumen, para eso ya tienen el Auris, el Yaris y el RAV con sus correspondientes versiones híbridas. El nuevo Toyota Prius es el buque insignia de la marca, su embajador tecnológico y el híbrido de referencia. Por esta razón han querido desligar la imagen de la nueva generación del sector del taxi. Sin embargo, la firma ofrecerá a los profesionales el Toyota Prius+ a precio de Prius, por lo que no se quedarán sin la posibilidad de tener este vehículo.

En abril, se abre el plazo de pedidos y, en mayo, se entregarán las primeras unidades de los 350 Prius que han previsto vender. Con un precio de 29.990 euros (promociones incluidas y sin Plan PIVE), el nuevo Toyota Prius solo estará disponible con un acabado y la tapicería de cuero (1.500 euros) será el único equipamiento opcional que se podrá escoger.

El nuevo Prius se podrá adquirir mediante el sistema Pay Per Drive, que concentró un 40% de las ventas el pasado año, por una cuota de 290 euros al mes.

Toyota Prius 2016 (17)42
El nuevo Toyota Prius presenta una imagen inconfudible.

Según la marca, el nuevo Prius se sustenta en tres pilares básicos: la nueva plataforma, el sistema híbrido combinado Full Hybrid de nueva generación y el diseño. En este sentido, el objetivo de los encargados de la estética era claro: conseguir un vehículo impactante, diferente y de imagen inconfundible.

Sin duda, lo han conseguido. El nuevo Prius resulta muy diferente a cualquier otro vehículo, pero la apuesta ha sido muy arriesgada, tanto que no admite término medio: o te enamora o lo detestas.

La nueva plataforma basada en el concepto TNGA ha permitido reducir en 20 mm la altura del vehículo. Esto se ha aprecia de forma notable en la parte frontal, ya que cuenta con un capó mucho más bajo y la insignia de la marca está situada a la misma altura sobre el suelo que en el Toyota GT86. Además, el nuevo Toyota Prius es 60 mm más largo, por lo que la longitud total es de 4.540 mm. También es 15 mm más ancho, con 1.760 mm.

El morro del vehículo recoge el legado de los anteriores Prius. Lo actualiza y moderniza, pero se mantiene la misma línea, aunque con trazos más angulosos que recuerdan al diseño de Lexus. Sin embargo, la zaga rompe totalmente con las anteriores generaciones y será la parte que más controversia genere. Sigue la línea de diseño marcada por el Toyota Mirai y presenta una estética muy arriesgada. Además, la posición y forma de las ópticas parece que las dejan muy expuestas a posibles golpes. Por su parte, la silueta más baja y la línea de cintura que converge con el alerón posterior, le confieren al Prius una imagen más atlética en la vista lateral.

El Toyota Prius es un abanderado de los coches ecológicos y eficientes, por lo que la aerodinámica ha sido una de las partes fundamentales a la hora de diseñar el vehículo. La plataforma TNGA ha sido pensada para conseguir un mejor flujo de aire por debajo del vehículo. Además, en la parte inferior del paragolpes una persiana eléctrica se abre y cierra en función de las necesidades de refrigeración del flujo de aire del motor. Con estas medidas, entre otras, se ha conseguido un coeficiente de resistencia al aire de 0,24 CX. El modelo con mejor coeficiente aerodinámico del mundo es el Mercedes CLA con 0,22 CX, por lo que la cifra del nuevo Toyota Prius es de primera.

Te puede interesar...

Marcos Diego

1 Comentario

Carlos 23 Febrero, 2016

Premio a los diseñadores. Hay que tener coj… para hacer esto, pero más coj.. los de los jefes cuando se lo presentarón y dieron su OK. ¿Habían fumado maría? Hay apuestas arriesgadas y luego está el Prius. Igual han pensado en quitarle el primer puesto en la lista de coches más feos de la historia al Multipla.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba