Prueba

Presentación y prueba del nuevo Porsche Macan 2019

92 fotos

Ampliar

13 de febrero, 2019

El Porsche Macan se pone al día para mantener el tipo frente a un elenco de rivales que cada vez es mayor y está mejor armado. Éstas son las novedades que incorpora el de la marca de Stuttgart y así lo vemos frente a su competencia en esta primera toma de contacto.

Porsche ya ofrece en el mercado español la puesta al día del Porsche Macan con las mejoras introducidas en el año modelo 2019 y que son más numerosas de lo que puede parecer a primera vista. Como de costumbre, los cambios estéticos son muy sutiles y en el fondo tampoco eran demasiado necesarios, pues en sus apenas 4 años de vida, el Macan sigue resultando llamativo y ha aguantado bien el paso del tiempo.

En esta presentación del Macan 2019 hemos podido probar las dos motorizaciones que de momento están disponibles: el Macan de 4 cilindros turbo de 245 CV y el Macan S V6 de doble turbo de 354 CV, además de las ediciones especiales Spirit del Macan, un acabado exclusivo para el mercado ibérico que se distingue por un equipamiento muy completo con un precio muy competitivo en el que ahorraremos más de seis mil euros respecto a un Macan al que añadamos todos esos extras.

Los precios en España del Porsche Macan y del Macan S son de 66.500 y 75.421 euros respectivamente. Puede que parezca mucho pagar esos 9.000 euros extra por 109 CV más de potencia, pero a los mandos de uno y otro, sin ser malas las sensaciones del Macan, está claro que el Macan S resulta mucho más gratificante y acorde con lo que uno espera al sentarse frente al volante de un Porsche. No sólo las aceleraciones y recuperaciones son mucho más vivas, también la sonoridad y el tacto del motor V6 generan una «puesta en escena» mucho más seductora.

En qué cambia el nuevo Porsche Macan

Manteniendo sin cambios la estructura metálica de la carrocería, el Macan cambia de cara por completo con un nuevo frontal en el que se añaden los faros full led con luces diurnas de 4 puntos que son la seña de identidad de los Porsche por la noche, una nueva coraza con unas entradas de aire más anchas y acentuadas que hacen que parezca más ancho y  bajo que antes y una nueva gama de colores con 4 nuevas pinturas que le dan un toque más moderno y llamativo. En la parte trasera también cambia la forma de los pilotos, el portón y el paragolpes, también con un difusor aerodinámico más deportivo, así como las nuevas llantas que ahora están disponibles tanto en 20 como en 21 pulgadas y con más calzado en el eje trasero que en el delantero.

En el interior las diferencias se focalizan en la consola central, donde se han tenido que redistribuir las toberas de aireación para dejar espacio a la nueva pantalla panorámica del equipo multimedia, que estrena nuevas funciones y una conectividad mejorada.

Además de lo que se ve, el nuevo Macan cuenta con un mayor nivel de equipamiento, nuevos elementos opcionales disponibles y también se ha aprovechado para afinar más la parte mecánica y el chasis, con una nueva puesta a punto del control de tracción y estabilidad.

Diseño: Más colores y luces

Cuatro nuevos colores y nuevos grupos ópticos son las novedades más llamativas del Macan 2019.

92 fotos

Ampliar

El color Verde Mamba del ejemplar que puedes ver encabezando este apartado es una de las novedades estéticas presentadas en el nuevo Macan y le sienta realmente bien a este SUV compacto de corte deportivo y buenas prestaciones. Los cambios estéticos introducidos logran darle un aire nuevo al Macan, sobre todo en el frontal, que gana en deportividad y hace que parezca más ancho y pegado al asfalto que antes.

La parte trasera es cuestión de gustos. Personalmente me aburre un poco que las marcas abusen de los juegos de luces para llamar la atención. El recurso de dar una continuidad en la luz trasera de lado a lado se ha generalizado tanto que ha dejado de cumplir su misión diferenciadora. Ahora por la noche al ver una franja de luz roja de lado a lado no sabes si lo que va delante es un Porsche, un Proceed o un Cylon de Galactica corriendo hacia nosotros.

La nueva gama de llantas de 20 y de 21 pulgadas es muy llamativa y contribuye a darle al Macan ese aspecto más moderno y deportivo, muy coherente con el resto de los cambios estéticos introducidos.

Con estos ligeros matices en los que se han introducido detalles de diseño presentes en concepts como el Mission E o en las últimas generaciones de modelos de la marca como el nuevo Porsche 911 o el Cayenne, el Macan ha rejuvenecido y parece más moderno que antes sin cambiar radicalmente.

Los acabados y ajustes siguen siendo igual de buenos que antes, lo cual es claramente positivo.

Interior: Digital

En el interior los cambios se aglutinan en la consola central, que debe dejar espacio a la nueva pantalla multimedia.

92 fotos

Ampliar

Si los cambios en el exterior son sutiles, lo mismo sucede en el interior y, aunque se ha adoptado la nueva pantalla multimedia de mayores dimensiones (que ha obligado a reubicar los aireadores de la climatización), se echa en falta que no se hayan atrevido a cambiar también las teclas clásicas para introducir los nuevos mandos hápticos introducidos en el Panamera, 911 y Cayenne, aunque confieso que a mí personalmente me gustan más las teclas clásicas que conserva este Macan, tanto a la vista como al tacto.

Por lo demás es el Macan de siempre, con una postura de conducción perfecta gracias a la multitud de reglajes del asiento y columna de dirección y la buena posición de los pedales. Pese a tratarse de un SUV, a sus mandos uno está sentado casi como en un deportivo, pero con un mejor campo de visión.

Las plazas traseras son algo escasas. Si delante van dos adultos de 1,85 m, en las plazas traseras nos pegarán las rodillas con los respaldos delanteros. Pese a que sus dimensiones exteriores son similares a las de un Seat Ateca, dentro el espacio es mucho menor. Es el precio a pagar por disponer de un motor colocado longitudinalmente para centrar más las masas, pero que ocupa más espacio, algo que también le sucede al Audi Q5 con el que comparte parte de la plataforma. Además, para mantener una buena altura para las cabezas, la banqueta trasera va algo baja y los pasajeros traseros apenas verán hacia delante, con unos respaldos delanteros que son un muro visualmente. Tampoco la cota de anchura es buena y tres adultos irán realmente apretados, aunque esto es un mal común.

El maletero del Macan 2019 es exactamente el mismo que antes, con una capacidad correcta, unas formas muy regulares y aprovechables y un portón muy amplio que facilita mucho el acceso.

Motor: La especialidad de la casa

Por ahora habrá dos motorizaciones: Macan y Macan S, todas sobrealimentadas.

92 fotos

Ampliar

Por ahora sólo hay dos mecánicas disponibles para el Macan 2019: el 4 cilindros turbo de 245 CV y el V6 biturbo de 354 CV. Ambos son motores de última generación, con un elevado rendimiento y, pese a ser sobrealimentados, con un tacto «muy atmosférico», sin retraso en la respuesta del turbo y muy alegres a la hora de subir de vueltas.

Los más de 100 CV de diferencia entre ambos motores parecen incluso más cuando se conducen. No es que el Macan sea lento (ni mucho menos), pero es que el Macan S es más contundente y, además, tiene un sonido y un tacto muchísimo más finos que hacen que parezca que va todavía más rápido.

Ambos motores van siempre asociados a la caja de cambios de doble embrague PDK de 7 marchas que va tan bien como siempre y que sigue siendo una referencia en el segmento. Mediante un mando giratorio en el volante podemos variar la respuesta tanto del motor como de la caja de cambios y pasar de un modo que prime el confort o la economía a un modo Sport o Sport + en los que el Macan saca todo su genio.

La tracción es siempre a las 4 ruedas y cuenta con un sistema de reparto de par variable en función de las necesidades, aunque siempre da algo de preponderancia al eje trasero para marcar ese toque picantón y deportivo que uno espera en un Porsche.

En materia de frenos, Porsche ofrece la posibilidad de equipar al Macan 2019 con frenos cerámicos, un extra muy caro y al que no sacaremos demasiado partido, al menos con estos niveles de potencia, otra cosa será cuando lleguen las versiones más prestacionales.

Comportamiento: Un modelo de referencia

El comportamiento del Macan sorprende por su agilidad.

92 fotos

Ampliar

Aquí  no hay sorpresas. El Macan nació siendo una referencia en este apartado y sigue siéndolo actualmente. Resulta sorprendente que un coche que pasa de los 1.700 kg en orden de marcha y con una altura libre al suelo de todocamino posea esta agilidad de respuesta y este tacto tan agradable. Uno se imagina qué sería capaz  de hacer Porsche si añadiese a su catálogo una especie de Audi A5 Sportback con un centro de gravedad más favorable. De todos modos, aunque algunos nos resistimos a sucumbir a la moda SUV, hay que rendirse a la evidencia y el Macan está en el segmento de moda. Si vemos los volúmenes de ventas de Cayenne y Panamera está claro que apostar por el SUV es lo razonable desde el punto de vista de la rentabilidad.

Una vez más queda claro que un buen chasis no necesita unas suspensiones rígidas como tablas para ser eficaz y el Macan sorprende por su confort de marcha y lo bien que filtra las irregularidades en todo momento, algo que no es nada fácil de conseguir calzado con unos rodillos 295/30-21 en el eje trasero y 265/35-21 delante, unas medidas excesivas, sobre todo en el Macan de 245 CV, demasiado lastrado por semejante calzado.

La dirección tiene un tacto excelente y todo sucede de forma muy natural a los mandos, incluso demasiado. Para tener la sensación de ir rodando rápido hay que ir muy muy rápido y es que la sensación de aplomo y control a sus mandos es muy elevada, al menos con el asfalto seco. Sobre mojado, el excesivo calzado y, sobre todo, la diferencia de anchura entre los neumáticos de uno y otro eje seguramente sean un inconveniente.

Los frenos cumplen de sobra con su cometido sin necesidad de recurrir a la opción de los discos de material cerámico, a los que sólamente se les sacará partido en una conducción muy agresiva, incompatible con el tráfico diario.

Equipamiento: El que imagines

Las llantas de 21 pulgadas están disponibles. Los estribos son totalmente inútiles.

92 fotos

Ampliar

El Macan 2019 viene mejor equipado de serie que antes (ver tabla adjunta de equipamientos y precios), pero también añade más extras a la lista de disponibles, de modo que el nuevo Macan es mucho más personalizable y se puede completar más que antes con elementos como los faros full led adaptativos o los asistentes avanzados a la conducción mejorados de última generación.

Uno de los aspectos que más ha mejorado ha sido el de la conectividad, clave en el mercado actual. La integración de la nueva pantalla multimedia supone mucho más que simplemente un soporte gráfico de mayor calidad y tamaño, también añade nuevas funciones de conectividad y utilidades a través de la plataforma My Porsche, con mejoras en el sistema de comandos de voz, la posibilidad de controlar ciertas funciones en remoto a través del móvil, poder programar una ruta en casa o en la oficina y que automáticamente se cargue en el navegador en cuanto entramos en el coche, etc.

Con estas mejoras el Macan logra volver a ponerse a la altura de sus rivales más recientes y equipararse con ellos en esta faceta, cada vez más importante en los modelos actuales que buscan la máxima interacción con los smartphones y un mundo interconectado.

Rivales: Rivales del Porsche Macan 2019

Vehículo

Porsche Macan S Aut.

Porsche Macan Aut.

Bmw X3 M40iA

Mercedes-benz GLC Coupé 43 AMG 4Matic Aut.

Precio Desde
76.100 €
Desde
69.719 €
Desde
75.900 €
Desde
76.880 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina Gasolina
Cambio 7 marchas 7 marchas 8 marchas 9 marchas
Potencia (CV) 354 245 354 367
Aceleración 0-100 km/h (s) 5,3 6,7 4,8 4,9
Consumo Medio (l/100 km) 8,9 8,1 9,1 9,6
Emisiones CO2 (g/km) 204 185 206 220

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche