Presentación y prueba del nuevo Infiniti Q30 2016

Presentación y prueba del nuevo Infiniti Q30 2016

El Infiniti Q30 llega al mercado dispuesto a abrir brecha y dar a conocer, por fin, a un gran número de conductores lo mucho y bueno que la marca japonesa puede ofrecer. Un precio rompedor, un diseño diferenciado y un producto muy probado pese a su novedad son sus principales argumentos.

Nuestra valoración: 7,2 Notable

8

7

7

7

7

7

Destacable

  • Calidad de fabricación
  • Diseño diferenciado
  • Relación precio/producto

Mejorable

  • Interior casi de Clase A
  • Reposabrazos central delantero
  • Poca altura interior

Siempre he pensado que era una lástima que Infiniti no acabase de tomar la decisión de invadir Europa del mismo modo que lo había hecho en los EE.UU. Sus productos son excelentes y están haciendo lo mismo que en su día hizo Lexus para ganarse su hueco en un mercado dominado por los tres grandes alemanes: hacer un producto claramente mejor que su competencia y a un precio competitivo. En mi opinión, la otra marca de lujo japonesa ha levantado ya un poco el pie del acelerador en sus productos, ya se ha ganado la fama que buscaba, pero Infiniti está todavía en esa fase en la que lo quiere todo y sigue con el acelerador a fondo.

En trabajos anteriores he tenido que mantener y reparar algún modelo de Infiniti y puedo asegurar que su calidad de fabricación es extraordinaria. En la prueba del Infiniti M35h también me quedó claro este apartado y estaba predispuesto a encontrarme ese mismo nivel de calidad en el Infiniti Q30. De nuevo me vuelvo a quitar el sombrero ante todo lo que hace Infiniti en este coche, pero algunos elementos decepcionan, justo los que no son fruto de la marca japonesa.

Con el Q30 Infiniti quiere un coche de volumen (relativamente, ya que, aunque esperan triplicar sus ventas, los objetivos son de 1.500 unidades este año), que por fin ponga modelos de su marca en la calle y los conductores europeos por fin conozcan las mieles de una marca que puede medirse sin complejos con lo mejor del mercado, porque es así, sus coches son formidables. Para lograr algo así han decidido aprovechar las ventajas que la alianza Nissan-Renault y su ampliación con Mercedes-Benz proporcionan en cuanto a sinergias. Esto tiene dos enormes ventajas y un pequeño inconveniente. La ventaja principal es poder sacar un producto nuevo de gran calidad sin que los costes se disparen, pero también, que pese a ser algo completamente nuevo sea a la vez algo experimentado, lo que reduce al mínimo los temibles “fallos de juventud”. En efecto, aunque el Infiniti Q30 es un modelo completamente nuevo, sus cimientos son una base probada y que ha demostrado ya su fiabilidad. Gracias a ello han conseguido la máxima calificación en Europa y el valor residual de tasación de este modelo es el más alto de su categoría, lo que le permite ofrecer unos precios para las ventas “multi opción” y rentings de derribo, así de claro. La parte negativa es que el producto pierde parte de su encanto y su personalidad, especialmente al sentarnos al volante y encontrarnos prácticamente conduciendo un Mercedes Clase A, con sus mismos mandos, misma botonería, misma instrumentación, mismos asientos…

El balance final tras esta breve toma de contacto es muy positivo, el nuevo Infiniti Q30 realmente es una alternativa muy a tener en cuenta a modelos como el BMW Serie 1 y X1, Mercedes GLA (aunque lo posicionen comercialmente con el Clase A), Audi Q3, etc. con la ventaja de ser un coche menos visto y más exclusivo y con unos precios que van desde los 23.900 euros del 1.5 diésel de tracción delantera y cambio manual hasta los 42.900 € del tope de gama con el motor de gasolina de 211 CV, cambio automático y tracción total.

Vídeo presentación del Infiniti Q30

Diseño Contacto Infiniti Q30: curvas sinuosas

Presentación y prueba del nuevo Infiniti Q30 2016, Rubén Fidalgo
El Infiniti Q30 tiene un diseño llamativo y elegante.
Ampliar

El diseño del Infiniti Q30 es bastante seductor y uno rápidamente lo identifica como un Infiniti, con esas formas sinuosas que suelen caracterizar a los modelos de la marca. Exteriormente han sabido lograr que, pese a emplear la misma plataforma que el Mercedes GLA, no encontremos ningún parecido entre uno y otro.

Infiniti ofrece el Q30 con 4 niveles de acabado, tres de ellos (básico, Premium y Premium Tech) con una altura libre al suelo de 17,3 cm (mayor que la de muchos SUV del mercado) para facilitar el acceso al interior. El cuarto nivel de acabado, denominado Sport, tiene una distancia rebajada en 3 centímetros para mejorar su comportamiento en carretera, que es bueno en ambos casos, como veremos más adelante.

Además de la distancia al suelo, los modelos con el acabado Sport lucen un paragolpes delantero con unas entradas de aire más pronunciadas, también cambia el faldón trasero y unas llantas de estrella de 5 puntas muy atractivas, de aspecto ligero y fáciles de limpiar. Puedes ver las diferencias entre uno y otro en la galería de fotos de esta prueba, con una y otra versión aparcada una junto a la otra.

Personalmente, la vista que menos me seduce es la lateral. La forma de media luna del marco de la puerta trasera me resulta algo pesada y barroca visualmente, aunque es original y lo distingue del resto de competidores.

Los acabados y la calidad de fabricación, la estampación de los paneles de la carrocería, su pintura con imprimación al vapor, sus lacados cerámicos… la verdad es que el Infiniti Q30 impresiona visualmente en este aspecto y se distancia de sus competidores. Un detalle que no me convence demasiado de su diseño es el faldón que recorre la parte baja de las puertas, sobresale demasiado y nos rozamos los pantalones con él al subir y bajar del coche (también lo puedes ver en la galería de fotos). Como suele ser un elemento expuesto a salpicaduras, acabaremos manchándonos la ropa con él.

La paleta de colores disponible es de 9 tonalidades. Todas ellas (salvo el blanco) buscan destacar las complejas superficies de la carrocería del Infiniti Q30, repleta de ondulaciones que, además de elegancia, aportan rigidez a la estructura. Personalmente el Liquid Copper (un tono entre rosa y cobre) y el rojo metalizado me parecen los que mejor sientan a esta llamativa carrocería y más enfatizan esa pugna entre elegancia y deportividad del diseño de este coche.

En definitiva, el Infiniti Q30 es todo un adorno para las calles, una cara distinta, con mimo en los detalles y que llama la atención, además de resultar más exótico o exclusivo que sus rivales, mucho más vistos.

Todos los detalles en la galería de fotos del Infiniti Q30.

Interior Contacto Infiniti Q30: falta altura

Presentación y prueba del nuevo Infiniti Q30 2016
En el interior los materiales y ajustes son excelentes, pero falta altura.
Ampliar

Es una lástima que todo el esfuerzo llevado a cabo en lograr que por fuera nada nos recuerde a un Mercedes Clase A se desvanezca al abrir las puertas y darnos de bruces con, prácticamente, el mismo habitáculo de éste. En su defensa conviene aclarar que los ajustes y la calidad de algunos materiales (principalmente la piel de sus asientos y de partes del salpicadero y algunos plásticos) son mejores y que el diseño del habitáculo del Clase A no es en absoluto un mal punto de partida, pero sí que le resta identidad al Q30.

Otro detalle a mejorar es la altura libre al techo. No es un coche particularmente bajo, pero el asiento del copiloto de la unidad de pruebas carecía de regulación en altura y con el techo solar se pierde algo de espacio en esa cota, de modo que mi cabeza iba rozando el techo (mido 1,85 m). La solución: inclinar más el respaldo, lo cual me hace ir en una postura incómoda, sobre todo con unos asientos de banqueta algo corta.

En el lado del conductor este fallo no se aprecia tanto porque el asiento es regulable en altura y al bajarlo desaparece el problema, que también está presente en las plazas traseras.

La postura de conducción es buena, con un volante regulable en altura y profundidad de recorridos generosos y unos pedales bien ubicados. Lástima que el reposabrazos delantero sea tan alto (o la palanca de cambios demasiado baja) y continuamente me estorbase al cambiar a las marchas pares.

Cierto que se ha buscado algo de diferenciación con un diseño de la consola central y la parte superior del salpicadero propia, pero todo lo que tocamos cuando manejamos el Q30 procede del Mercedes Clase A, incluso el particular mando que integra la función de las luces, los limpiaparabrisas, el agua lavaparabrisas y el limpia luneta trasero. Hasta que te acostumbras a él, en lugar de limpiar el cristal vas dando ráfagas al resto del tráfico, pero es un problema que no tendrán sus propietarios, que se acostumbrarán a ello a las pocas semanas y luego se encontrarán raros si conducen otro coche… incluso otro Infiniti, pues el Q30 es el único con esta característica.

Otro detalle que podrían haber cuidado más es la llave del coche. Es lo único de nuestro vehículo que nos llevamos con nosotros a casa, es lo primero que le enseñamos a nuestros amigos y familiares, por lo que no está de más que sea algo llamativo, especialmente en este tipo de coches de cierta categoría. Encontrarte con la misma llave que la que emplea Mercedes pero con otro logo decepciona un poco, no porque sea fea o de mala calidad, al contrario, pero también le resta personalidad a un coche que lo que pretende es eso, que la gente identifique a una nueva marca (aunque lleve 20 años ganándose con su calidad real mercados tan duros como el estadounidense, en Europa es prácticamente desconocida por la mayoría de automovilistas).

Las plazas traseras son poco espaciosas (falta altura y la anchura hace que sólo 2 vayan cómodos) aunque algo mejores que en el Mercedes Clase A, lo mismo que el maletero, que con sus 370 litros de capacidad es el mayor de la categoría.

Los asientos traseros se pueden abatir si queremos ampliar el espacio de carga y bajo la tablilla sólo queda espacio para el típico kit repara pinchazos.

En resumen, el Infiniti Q30 ofrece un habitáculo bien rematado, con una calidad algo mayor que la de sus rivales, pero la falta de altura interior y el sentirnos sentados en un Clase A en lugar de en un Infiniti le restan puntos en este apartado.

Todos los detalles en la galería de fotos del Infiniti Q30.

Motor Contacto Infiniti Q30: alianza de motorizaciones

Presentación y prueba del nuevo Infiniti Q30 2016, Rubén Fidalgo
En total hay 5 motores, tres de gasolina y dos diésel.
Ampliar

En total son 5 las motorizaciones que están disponibles en el mercado español, dos diésel y 3 de gasolina. Todos ellos son propulsores empleados en otros modelos de la alianza entre Nissan-Renault y Mercedes y comunes con la gama del Clase A.

Los dos diésel disponibles son mecánicas más que probadas y que han demostrado su buen funcionamiento y su solvencia:

1.5 diésel: el modelo de acceso a la gama diésel es el 1.5 dCi de 109 CV, el motor diésel de mayor difusión en el mundo en este momento. Es el que tuve ocasión de probar en esta toma de contacto y su funcionamiento es más que correcto, con unas prestaciones suficientes, especialmente si tenemos en cuenta los límites de velocidad vigentes y la vigilancia exhaustiva de éstos. Esta mecánica se puede asociar a un cambio manual de 6 velocidades o bien al automático de 7 relaciones (7G-Tronic de Mercedes) que en Infiniti denominan 7DCT. Sólo está disponible con tracción al eje delantero.

2.2 diésel: es la versión más potente de gasóleo con 170 CV. Este motor de origen Mercedes es también una auténtica roca que siempre ha destacado por sus buenas prestaciones y bajos consumos. Su “pero” es su funcionamiento áspero y ruidoso, muy criticado en Mercedes y que en Infiniti han paliado gracias al sistema activo de anulación de frecuencias. Básicamente consiste en que los altavoves del equipo de audio emiten un sonido opuesto al que viene de la mecánica y la interacción de ambas ondas sonoras las anula, haciendo que el ruido virtualmente desaparezca. Este motor se puede elegir sólo con el cambio automático 7 DCT, ya sea con tracción delantera o tracción total mediante un Haldex.

1.6 gasolina: este bloque motor también es de procedencia Mercedes y se ofrece con dos niveles de potencia. En el caso de la versión de 122 CV sólo está disponible con cambio manual y tracción delantera.

1.6 gasolina: se trata del mismo bloque motor que el anterior, pero con una inyección diferente para subir hasta los 156 CV, sólo se ofrece con el cambio automático 7DCT y tracción delantera.

2.0 gasolina: por ahora es el tope de la gama Q30 en cuanto a prestaciones. Sus 211 CV van siempre asociados con la caja de cambios automática 7DCT y tracción total de reparto variable mediante Haldex.

Todos los detalles en la ficha técnica del Infiniti Q30 1.5d Sport.

Comportamiento Contacto Infiniti Q30: ágil y confortable

Presentación y prueba del nuevo Infiniti Q30 2016
El comportamiento del Infiniti Q30 es muy bueno.
Ampliar

El Infiniti Q30 parte de una buena plataforma y no defrauda, con unos retoques en cuanto a la firmeza de las suspensiones y geometrías (su altura libre al suelo es mayor que en el GLA del que deriva) que no le sientan nada mal.

En esta toma de contacto tuve oportunidad de probar el Infiniti Q30 1.5 diésel en el acabado Sport y me ha dejado un buen sabor de boca, con unas prestaciones suficientes, aunque algo escasas para el recorrido elegido, con bastantes rampas de montaña y tráfico de camiones que sacaban a relucir la falta de “fondo físico” de esta mecánica. Este detalle se notaba especialmente a la hora de hacer un adelantamiento y al llegar a los repechos.

La insonorización del habitáculo es buena y se oye menos tanto la mecánica como la rodadura que lo que recuerdo de la prueba del Mercedes A 180 CDi con idéntica planta motriz. La ausencia de ruidos aerodinámicos es total y la verdad es que el Q30 tiene un rodar suave que transmite calidad.

En ciudad, las formas angulosas de la carrocería son un incordio en las columnas de los garajes, mientras que la vista a través de la pequeña luneta trasera es mínima. También los gruesos pilares del parabrisas estorban a la hora de asegurarnos de que ningún peatón está a punto de cruzar al incorporarnos en un cruce de una calle. La visibilidad desde el interior no es buena. Da la sensación de que, como el coche tiene sistema de detección de peatones, cámaras de visión perimétrica y sensores de ángulo muerto…, les importe poco lo que vea realmente el conductor, dejando esta labor en manos de los sistemas equipados en el vehículo.

La dirección tiene un buen tacto y es bastante precisa. Me ha sorprendido en este aspecto cómo se sujeta este coche, me lo esperaba algo más torpe y con más inercias debido a su altura, pero la verdad es que es muy ágil y preciso, resulta agradable de conducir y transmite confianza, tanto por su aplomo en curva rápida como por su agilidad en zonas más viradas.

Los frenos tienen un buen tacto y detienen el coche en distancias correctas, y eso que los discos de freno se ven algo ridículos por su escaso tamaño dentro de unas llantas con neumáticos 235/45-19, una medida desproporcionada y poco apropiada para las prestaciones de esta mecánica.

La iluminación de sus faros LED inteligentes (con asistente de luz de carretera) es bastante buena en cruce, pero las largas no llenan de luz el asfalto. Gracias a lo blanca que es la luz que proporcionan los LED veremos bien los “ojos de gato”, balizas y señalización de la carretera, pero lo que es el asfalto permanece oscuro como la boca del lobo, además, la pantalla del sistema multimedia brilla demasiado incluso en el modo de menor intensidad, lo cual provoca que el interior del coche esté muy iluminado y veamos peor la carretera. Lo que funciona francamente bien es el asistente de luz de carretera, muy rápido de reacción incluso en vías de doble sentido.

El Infiniti Q30 resulta cómodo y fácil de llevar, incluso en el acabado Sport y con ruedas tan grandes filtra bien las irregularidades del asfalto y te invita a viajar en él. Se nota claramente que es un modelo pensado para llevar cambio automático. De lo contrario no entiendo qué sentido tiene un reposabrazos que nos molestará bastante a la hora de usar el cambio, algo que hay que hacer con bastante frecuencia para mantener el ritmo cuando llegamos a zonas con repechos, cada vez que metía una marcha par golpeaba con el codo en la consola central, lo cual me obligaba a adoptar una postura un poco “ortopédica” para evitarlo.

En defintiva, el Infiniti Q30 es un coche agradable de conducir, aunque algunos detalles empañan algo el resultado final. Algo más de par motor, unos neumáticos de medida más acorde con la potencia disponible y un selector del cambio mejor posicionado pondrían la guinda a un pastel de lo más apetitoso.

Todos los detalles en la ficha técnica del Infiniti Q30 1.5d Sport.

Equipamiento Contacto Infiniti Q30: un precio rompedor

Presentación y prueba del nuevo Infiniti Q30 2016, Rubén Fidalgo
En total suman 17 versiones con un precio de partida del motor diésel de sólo 23.900 euros.
Ampliar

Con un total de 17 posibles versiones, la gama del Infiniti Q30 es muy completa y racional, con motorizaciones bien escalonadas y acordes a lo que el mercado demanda en este momento, especialmente el Infiniti Q30 1.5 d Premium, con un equilibrio entre prestaciones/precio/equipamiento muy interesante.

El Infiniti Q30 está suficientemente bien equipado desde su versión básica, sobre todo en lo que a sistemas de seguridad pro-activa se refiere, contando con elementos como el capó activo para proteger a los peatones en caso de atropello, airbag de rodillas, sistema pre-Safe, alerta de colisión, faros de encendido automático con sensor de lluvia, etc. Gracias a ello, el Infiniti Q30 ha logrado la máxima puntuación EuroNCAP en su categoría.

Debido a que varios modelos del Q30 se quedan por debajo del límite de consumos y emisiones (por lo que pueden atenerse al plan PIVE), que al tratarse de un modelo fabricado en Europa no tiene que pagar los aranceles de los modelos asiáticos (un 11%) y las diferentes campañas de promoción del modelo (fidelización, financiación, etc.), es posible hacerse con un Infiniti Q30 1.5 diésel por sólo 23.900 euros (el precio de tarifa es de 26.700 euros), una cifra que me parece rompedora teniendo en cuenta la exclusividad de este modelo y lo que ofrece, así como su calidad de fabricación.

Otro detalle interesante es que este modelo llega al mercado con una tasación de su valor residual muy elevada, la mayor de su categoría. Gracias a ello es posible atenerse a modalidades de compra como las conocidas como “multiopción” (el cliente paga una cuota fija al mes y tras un período pactado, normalmente de 3 años, puede decidir entre pagar una última cuota, devolverlo o cambiarlo por otro nuevo) o para flotas muy interesantes y ventajosas. Por ejemplo, el Infiniti Q30 1.5 diésel puede ser tuyo por 195 euros al mes.

Para conocer todos los datos concretos aquí tienes los precios y equipamientos toda la gama del Infiniti Q30.

Los cuatro niveles de equipamiento disponibles para el Infiniti Q30 son: básico, Premium, Premium Tech y Sport. En el caso del salto del Premium al Sport, además de detalles de equipamiento hay diferencias estéticas entre ambos, con parachoques, llantas, frontales y suspensiones diferentes.

Todos los detalles en la ficha técnica del Infiniti Q30 1.5d Sport.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • ABS
  • Sensores de luz
  • Faros traseros combinados de LED
  • ESP con control de tracción
  • Sistema de advertencia de Colisión Frontal
  • Sistema de advertencia de abandono de carril
  • Faros delanteros y traseros antiniebla de LED
  • Faros delanteros antiniebla de LED
  • Faros delanteros halógenos con línea distintiva Infiniti de LED
  • 7 airbags
  • Sistema de control de Presión de Neumáticos (indicador)
  • Alarma
  • Faros LED,línea dist

Confort

Equipamiento de Serie

  • Control de crucero
  • Llantas aleación 19´´
  • Volante de cuero
  • Sensor de lluvia
  • Soporte lumbar para el asiento del conductor, ajustable electrónicamente
  • Espejo interior con antideslumbramiento automático
  • Asientos de cuero Alcántara
  • Interior Sport
  • Dirección asistida
  • Pintura metalizada Ink Blue
  • Limitador de velocidad
  • Elevalunas eléctricos
  • Ayuda de arranque en pendiente
  • Asientos traseros abatibles 40/60
  • Espejos eléctricos calefactados, autoabatibles electrónicamente y antideslumbramiento
  • Sistema de climatización dual
  • Asientos delanteros calefactados
  • Look Sport
  • Cierre centralizado

Equipamiento Opcional

  • 591.05 €Techo panorámico
  • 396.29 €Cristales tintados
  • 900 €Pintura metalizada
  • 700 €Pintura Black Obsidian

Multimedia y Audio

Equipamiento de Serie

  • Reproductor de CD con pantalla táctil de 7’’
  • 2 puertos USB
  • Sistema Bluetooth para conectividad con teléfonos móviles y reconocimiento de voz

Equipamiento Opcional

  • 2861.53 €Tech Pack
  • 792.59 €Bose premium audio system
  • 3063.62 €Safety Pack (Manuales)

Consumo Contacto Infiniti Q30: mecánicas eficientes

Presentación y prueba del nuevo Infiniti Q30 2016, Rubén Fidalgo
Los motores elegidos para el Q30 no son especialmente tragones.
Ampliar

Una vez más los datos de consumo obtenidos en estas tomas de contacto no me parecen lo bastante representativos como para poder ser considerados una referencia. A modo anecdótico, el consumo medio de la unidad de pruebas en un recorrido de alta montaña a ritmo ligero y con tráfico denso fue de 6,7 l/100 km, un valor que no está nada mal.

En concreto, para la unidad probada (Infiniti Q30 1.5 diésel Sport), la marca homologa un consumo medio de sólo 3,9 l/100 km obtenidos de promediar un consumo urbano de 4,5 l/100 km y de 3,6 l/100 km en carretera, cifras algo optimistas.

Además de estos consumos, esta versión de Infiniti tiene unas emisiones de CO2 de sólo 103 g/km, por lo que está exenta de impuesto de matriculación y puede atenerse al plan PIVE.

Con estos datos de consumo y un depósito de combustible de 50 litros, el Infiniti Q30 tiene una autonomía teórica de más de 1.000 km.

Para conocer los consumos de los demás modelos de la gama tienes en este enlace las fichas técnicas de toda la gama Infiniti Q30.

Todos los detalles en la ficha técnica del Infiniti Q30 1.5d Sport.

Rivales

Infiniti Q30 1.5d Sport

Desde
31.700 €

Diesel


6 marchas

109

12,0

3,9

103

Mercedes-benz GLA 200CDI Edition 1

Desde
37.558 €

Diesel


6 marchas

136

10,0

4,4

110

Bmw X1 sDrive 16d

Desde
32.400 €

Diesel


6 marchas

116

11,5

4,5

118

Lexus CT 200h F Sport + Cuero

Desde
37.000 €

Híbrido


4 marchas

136

10,3

3,8

87

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

dorata 12 abril, 2016

¿Precio rompedor?? 24000 euros el 1.5 de origen Renault….pufff…rompedor de dientes pk es carísimo y prestaciones justitas justitas…no se van a comer ni un rosco

Rubén Fidalgo 12 abril, 2016

Hola Dorata, si lo comparamos con un Mercedes GLA equivalente y lo igualamos en equipamiento, el japonés es claramente más económico. En cuanto al motor Renault, cierto que es la misma mecánica que monta un Dacia Duster, pero eso no quiere decir que sea un mal motor. Si fuese un mal motor no sería una de las mecánicas más vendidas del mundo. En cuanto a las prestaciones, sí se queda algo justo, pero hay mucha gente que no necesita más, quiere un coche cómodo, pintón y que le sea útil en el día a día sin que el consumo le agobie. Un saludo y gracias por compartir tu punto de vista.

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba