Presentación y prueba del Nissan e-NV 200; el eléctrico de 2014

Presentación y prueba del Nissan e-NV 200; el eléctrico de 2014

Hemos podido asistir a la presentación del nuevo Nissan e-NV 200, un modelo 100% eléctrico que se fabricará en la planta de Barcelona y que nace de la combinación genética de la que ha sido nominada como mejor furgoneta del año 2010 y el Nissan Leaf, el coche eléctrico con más éxito del mercado.

Nuestra valoración: 7,2 Notable

6

7

8

7

7

8

Destacable

  • Economía de uso.
  • Versatilidad.
  • Amplia gama.

Mejorable

  • Postura de conducción.
  • Consola central.
  • Autonomía.

El Nissan e-NV 200 se convierte nada más llegar en un modelo muy interesante en el por ahora escaso segmento de coches 100% eléctricos. Aunque se trata de un modelo recién nacido, este Nissan se beneficia de toda la experiencia acumulada con el Leaf y el NV 200, lo cual es una garantía de madurez.

Para el desarrollo del e-NV 200 se ha tomado como punto de partida el modelo de combustión interna, al cual se le han sustituido los siguientes elementos:

  • Mecánica de combustión interna, en su lugar se monta el motor eléctrico del Nissan Leaf de 109 CV.
  • Caja de cambios: el motor eléctrico tiene tanto par de arranque que no necesita una caja de cambios. Sin embargo, su régimen máximo de giro son poco más de 3.000 rpm, por lo que para superar los 120 km/h necesita de una desmultiplicación. Es como una especie de caja de cambios pero con sólo una marcha. Eso sí, aunque sólo es una en vez de 5 o 6, los piñones y rodamientos son mucho más robustos para soportar el mayor esfuerzo, por lo que su tamaño sólo es 3 veces menor.
  • Sistema de escape y tratamiento de gases: parte del espacio libre ha sido empleado para ubicar las baterías.
  • Sistema de alimentación de combustible: tanto el depósito como las tuberías, filtros, bomba, etc., han dejado hueco para las baterías y el cableado.
  • Sistema de climatización: en lugar del aire acondicionado convencional, el e-NV 200 emplea el mismo dispositivo que el Leaf, que además de el habitáculo, se encarga de refrigerar las baterías (en algunas versiones).

Además de estos elementos trasplantados del Leaf, para acomodar las baterías (que se montan en un cofre exclusivo para este modelo en la propia planta de Barcelona) en el suelo del e-NV y que no roben ni un milímetro de espacio respecto al modelo convencional, han sido necesarios cambios en la plataforma del vehículo, por lo que el 30% del e-NV 200 es diferente por completo al de combustión.

Todo esto como introducción a este nuevo modelo. En cuanto a la prueba en sí, me ha parecido un vehículo muy práctico y bien resuelto, aunque algunos detalles son mejorables como os iré explicando en cada apartado.

Respecto a sus rivales (todos ellos franceses: Kangoo Z.E. y Partner/Berlingo), el Nissan tiene la ventaja de su mayor espacio de carga, al estar basado en una furgoneta en lugar de un modelo mixto. Frente al dúo del grupo PSA Peugeot Citroën, el e-NV se desmarca al ofrecer versiones tanto para carga (el Van) como para pasajeros (Combi y Evalia), siendo esto último imposible en los Berlingo y Partner eléctricos. Sobre el Kangoo, la mayor ventaja del Nissan está en su mayor autonomía, con 170 km teóricos, que se quedan en unos 130 km en uso real.

Diseño Nissan e-NV 200 2014: Práctico ante todo

Presentación y prueba del Nissan e-NV 200 2014, Barcelona, Rubén Fidalgo
Nissan ha integrado la tecnología del Leaf en el NV-200.
Ampliar

Al tratarse de un modelo derivado de una furgoneta, el Nissan e-NV 200 busca por encima de todo la máxima amplitud interior y la mayor facilidad de carga. Esto condiciona mucho el diseño, lograr unas líneas audaces cuando el mayor volumen se consigue con unas formas cúbicas es complicado. Las proporciones de este Nissan no resultan muy atractivas al ojo; es un coche alto y más bien estrecho, pero esto tiene su lado práctico y es que es muy fácil callejear con él.

El nuevo frontal sin la rejilla (innecesaria para refrigerar un motor de combustión que no existe) y los faros con el filo azulado le dan un aire más futurista, lo mismo que las llantas de aleación (de serie en las versiones más equipadas) o los pilotos traseros LED.

Si tenemos en cuenta la premisa de “forma y función”, el e-NV 200 está muy bien resuelto. El espacio interior es impresionante en un coche que apenas mide 10 cm más que un Golf, por ejemplo. El volumen de la zona de carga es de 4.200 litros o un peso de 770 kg en el caso del modelo comercial, idénticas cifras que el NV 200 convencional (que pesa casi 250 kg menos que el eléctrico).

Interior Nissan e-NV 200 2014: Claros y sombras

Presentación y prueba del Nissan e-NV 200 2014, Barcelona, Rubén Fidalgo
El interior es amplio, pero muy industrial respecto a sus rivales.
Ampliar

Lo primero que sorprende al entrar en este coche es la altura a la que nos encontramos los asientos. Esto facilita el acceso, ya que nos sentamos con mucha naturalidad. El aspecto del interior deja en evidencia que estamos en un modelo claramente enfocado al mercado de comerciales e industriales, con plásticos duros y formas rectas que buscan sencillez y facilidad de limpieza. Lo raro es encontrarse detalles como los soportes de los asientos en chapa vista en el Evalia, que se supone que pretende competir en el mercado de los monovolúmenes.

La postura de conducción es muy “de furgoneta” con el volante muy inclinado y los pies en los pedales casi en la misma vertical que las rodillas. Personalmente no me gusta esta postura, ya que tengo la parte baja del volante cerca del abdomen y la superior alejada. Siempre nos dicen que hay que colocar el asiento de forma que pueda apoyar la muñeca, sin separar la espalda del respaldo, sobre la parte superior del volante. Si hago esto en el e-NV 200 me pegan las rodillas contra el salpicadero. El volante sólo es regulable en altura.

Tampoco me ha gustado encontrarme una consola central que dificulta el poder pasar de un lado a otro. Un coche destinado al reparto debería permitir que el conductor se pudiera bajar por la puerta derecha, bien porque no tenga espacio para abrir la de su lado, o simplemente por seguridad y no tener que abrir la puerta del lado de la calzada. En el e-NV 200 no tiene sentido haber instalado una palanca de cambios tan voluminosa. Además, para terminar de entorpecer el paso, hay una pequeña gaveta en el suelo, que no sirve de mucho porque apenas tiene profundidad y lo que dejemos en ella se nos echará encima de los pies en la primera curva a la derecha.

Los asientos tienen un buen mullido y resultan cómodos. Gracias a ellos y al eficaz sistema de climatización podemos trabajar o viajar con bastante confort en este modelo que, además, tiene una buena visibilidad.

La calidad de los ajustes es buena y la ausencia de grillos total. Esto es importante en un coche en el que el silencio es notable al no emitir casi ruido la mecánica. Mientras nos movamos por ciudad lo único que oiremos es el resto del tráfico que nos rodea. En carretera, en cuanto superamos los 80 km/h el zumbido del motor eléctrico y la desmultiplicadora se hace evidente. En decibelios es claramente menor que el ruido que escuchamos en un coche de combustión interna, pero ese zumbido agudo típico de los coches eléctricos, personalmente me resulta molesto y me cansa bastante con el paso de los minutos.

Las versiones Van están disponibles con doble puerta lateral corredera y la trasera a elegir entre un portón de apertura vertical, o las típicas de doble hoja asimétrica de apertura lateral. El Evalia sólo se ofrece con portón trasero. Ambas opciones son muy válidas, pues el suelo del e-NV 200 está muy bajo y resulta muy fácil de cargar y descargar.

El tablero de instrumentos es muy legible y la información mostrada muy fácil de entender, lo cual se agradece.

Motor Nissan e-NV 200 2014: el corazón del Leaf

Presentación y prueba del Nissan e-NV 200 2014, motor, Rubén Fidalgo
El motor ocupa poco espacio y va muy centrado en el vano delantero.
Ampliar

La base mecánica está directamente trasplantada del Nissan Leaf, lo cual es toda una garantía de éxito, por algo es el coche eléctrico más vendido del mundo. Los 109 CV están disponibles desde parado, por lo que impresiona la aceleración. Desde 0 hasta 60 km/h no hay deportivo que nos pueda seguir.

En el e-NV 200 podemos elegir entre el modo normal y el de máxima capacidad de retención (B) que hace que al levantar el pie del acelerador por completo tengamos mucho freno motor, o lo que es lo mismo, recargaremos mucho las baterías.

A las velocidades permitidas en la actualidad podremos circular con total solvencia en el e-NV 200, y eso que, para la prueba, la gente de Nissan lastró cada coche con 250 kg de carga para simular condiciones reales de uso.

El hecho de no tener que usar la caja de cambios y la buena respuesta al acelerador hacen que sea un vehículo muy agradable de conducir, desde luego es mejor en este sentido que sus hermanos de combustión interna.

Lo único criticable del grupo propulsor es ese zumbido que emite al que hacía referencia antes. En el interior a 80 km/h apenas superamos los 50 dB (casi todo el ruido proviene de las ruedas), pero el sonido del motor eléctrico es muy agudo y acaba aturdiendo un poco, aunque puede que el viaje en avión me hubiese dejado los oídos algo sensibles el día de la prueba.

Comportamiento Nissan e-NV 200 2014: Estable y fácil

Presentación y prueba del Nissan e-NV 200 2014, Barcelona, Rubén Fidalgo
Una furgoneta muy respetuosa con el medio ambiente.
Ampliar

Con las baterías montadas en el el suelo del coche y muy centradas, el comportamiento del e-NV 200 no se ve comprometido en absoluto pese a su mayor masa ( casi 250 kg más que el de combustión). Este Nissan resulta muy fácil de conducir y bastante estable pese a no ser muy ancho.

La suspensión es cómoda, aunque en una de las zonas de la ruta de prueba de la presentación, el asfalto estaba algo ondulado y provocaba una extraña resonancia que hacía que el Nissan e-NV 200 cabecease bastante, algo que me pasó tanto con el modelo Van como con el Evalia.

Por ciudad es comodísimo movernos en un silencio absoluto, aunque tenemos que tenerlo en cuenta. Una de las rutas urbanas incluía un tramo por la zona de la Boquería en el centro de Barcelona. Son unas calles estrechas atestadas de gente que a veces se baja de la acera al asfalto para poder pasar. Como no emitimos ningún sonido tuve que frenar y esquivar a más de uno para evitar atropellarlo. No estaría de más que Nissan tomase prestado de su alianza con Renault el sonido de aviso que emite el Zoe.

Los frenos me han parecido muy buenos, el coche retiene bastante con el motor eléctrico y también con los 4 discos de freno que posee.

Salvo por la postura de conducción, el e-NV 200 me ha resultado muy agradable y fácil de conducir.

Equipamiento Nissan e-NV 200 2014: Tres niveles de acabado

Presentación y prueba del Nissan e-NV 200 2014, precios, Rubén Fidalgo
Éstos son los precios del Nissan e-NV 200 en España.
Ampliar

Para poder competir en precio en un segmento muy reñido, el e-NV 200 se ofrece con un nivel de acabado muy básico que no incluye el aire acondicionado, un elemento casi imprescindible en nuestro mercado, pero gracias a ello hay un e-NV 200 disponible desde 13.665 € con las baterías en régimen de alquiler por 73 euros mensuales. Personalmente, esto de comprar el coche sin las baterías y pagar una cuota mensual por ellas me parece la alternativa más razonable. Por un lado porque lo podemos tomar como una financiación de los casi 5.000 euros que cuestan, pero sobre todo, porque el mayor problema de los coches eléctricos han sido y serán siempre las baterías, así que mejor que sean de otro.

Si subimos de escalón en la gama ya nos  encontramos por unos 16.500 euros un modelo que cuenta con un equipamiento en el que no echaremos en falta nada, aunque a mí me sigue intrigando porqué en un coche que debe buscar el mínimo consumo energético se siguen empleando exclusivamente lámparas halógenas en los faros principales con una potencia de 120 watios frente a sistemas LED o de Xenón que además de más luz, apenas necesitan 60 watios, la mitad.

La versión Evalia cuenta ya con una dotación de serie y un nivel de acabado mucho mejores. Contar con llantas de aleación, climatizador automático, control de crucero, volante y asientos calefactados, cámara de marcha atrás, navegador, etc… por apenas 20.000 euros me parece mucho más que razonable.

Eso sí, en un coche con un enfoque claramente práctico he echado en falta la posibilidad de abatir el respaldo del asiento delantero derecho para poder meter dentro objetos largos como tablas de surf, tablones de carpintero, etc.

Consumo Nissan e-NV 200 2014: 100 km con 1,4 euros

Presentación y prueba del Nissan e-NV 200 2014, baterías, Rubén Fidalgo
Las baterías están ubicadas de forma que no roban espacio y bajan el centro de gravedad.
Ampliar

Así de contundentes son las cifras que ofrece Nissan sobre el coste por kilómetro recorrido a bordo del Nissan e-NV 200. Además del bajo coste para movernos (siempre que saquemos partido de los tramos baratos en la factura de la luz), la marca habla de unos gastos de mantenimiento 4 veces menores que los modelos de combustión. La explicación es que al no tener un motor que emplee aceite, ni refrigerante, ni correas, etc., los precios de las revisiones son ridículos (aunque no nos los facilitaron). Tan sólo un ligero incremento en el precio de la póliza de seguro -las reparaciones en caso de siniestro son más caras- y en el desgaste de los neumáticos, debido al mayor par de arranque del motor eléctrico pueden suponer un mayor gasto, ridículo frente a lo ahorrado en combustible.

La autonomía anunciada por Nissan para el e-NV 200 es de 170 km. Esto es en condiciones ideales. Durante la prueba, con un lastre de 250 kg en el compartimento de carga he intentando simular un uso real (con arranques bruscos para hacer el reparto con rapidez, etc.) la autonomía que considero más real está alrededor de los 120-130 km, que no está nada mal.

En cuanto a la pérdida de rendimiento de las baterías, Nissan calcula que éstas pierden un 20% de su capacidad a lo largo de los 5 primeros años, cifra que asciende hasta el 30% en los cinco años siguientes. La garantía de las baterías es de 5 años y se sustituyen en el momento en el que de las 12 barras que se encienden en el indicador del nivel de carga, sólo seamos capaces de ver encendidas 9 pese a efectuar una recarga completa.

En cuanto a las recargas, el e-NV 200 dispone de dos modos de carga:

  • Carga normal: para cargar la batería desde cero hasta el 100% se necesitan entre 6 y 8 horas. Sirve cualquier enchufe doméstico o el conocido wallbox.
  • Carga rápida: en 30 minutos se recupera el 80% de la carga de la batería, lo que en teoría sería suficiente para recorrer 136 km, que se quedan en unos 100 en uso real.

Echa cuentas. Si eres uno de esos conductores que no recorre más de 130 km diarios con su coche, el Nissan e-NV 200 es una alternativa muy recomendable, siempre y cuando tengas posibilidad de cargarlo cada noche en tu casa… o en el trabajo.

Rivales

NISSAN

Desde
0 €


marchas

Citroen Berlingo Furgón Electric Largo

Desde
32.790 €

Eléctrico


1 marchas

67

19,1

0,0

0

Peugeot Partner Furgón Electric Confort L2

Desde
33.040 €

Eléctrico


1 marchas

67

19,1

0,0

0

Renault Kangoo Z.E. Furgón Maxi 5pl. Flexi

Desde
27.220 €

Eléctrico


1 marchas

60

22,4

0,0

0

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Manu 13 junio, 2014

Muy bueno el razonamiento de las baterías alquiladas… pero tiene una trampa, y es que hay gente que no gasta 73 euros al mes en combustible… y tampoco tiene que pagar 5.000 euros por unas baterías.

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba