Presentación y prueba del Citroën C-Elysée en España27

Presentación y prueba del Citroën C-Elysée en España

30 Octubre, 2012, modificada el 9 Agosto, 2017 por

Aunque su comercialización estaba prevista para la próxima primavera, la marca ha sabido reaccionar y anticipar el lanzamiento del Citroën C-Elysée en España para aprovechar el plan PIVE. El nuevo modelo estará disponible desde noviembre en nuestro país.

Presentación y prueba del Citroën C-Elysée en España27

El Citroën C-Elysée es uno de los modelos más importantes de los últimos tiempos para la firma francesa. Se trata de un proyecto muy ambicioso de automóvil global, destinado a cubrir las necesidades de las familias en un amplio espectro de mercados con culturas, necesidades y gustos muy diversos. Por si fuera poco, al tratarse de un vehículo que contará con una amplia difusión, Citroën deposita sobre sus hombros el objetivo de alcanzar unas cifras de ventas respetables, con 30.000 unidades comercializadas en 2013 (3.900 de ellas, en España) y alcanzar las 100.000 en 2014, cuando ya se haya lanzado en todos los países planeados.

Prueba presentación Citroën C-Elysee27
Vigo tiene capacidad para sacar 150.000 unidades al año.

Recordamos que el nuevo Citroën C-Elysée se produce exclusivamente en la planta de PSA en Vigo, que cuenta con una capacidad productiva de unas 150.000 unidades. Éstas se repartirán entre el Peugeot 301 (que, en principio, no se comercializará en nuestro país) y su “mellizo” de los chevrones.

El proyecto  M3/M4 (código interno de PSA para el 301 y el C-Elysée) nace casi desde cero con varias premisas, entre las que destacan:

  • Ser un coche eminentemente familiar (está planteado como vehículo único), por lo que debe ofrecer versatilidad.
  • Ser robusto y sencillo para facilitar su mantenimiento en muchos países.
  • Fiel a las señas de identidad de Citroën.

Para cumplir estas tres condiciones, los franceses lo han tenido claro; al igual que comentábamos en el reportaje sobre la obsolescencia programada, el truco para lograr un coche resistente ha sido optar por soluciones sencillas y probadas.

La plataforma del nuevo modelo es una variante de una de las más fiables y testadas del grupo PSA: la del Citroën C3. Sometida a ejercicios de estiramiento, la distancia entre ejes se ha llevado hasta superar los 2,6 metros, la mayor batalla en su categoría. Con ello, se ha logrado un espacio interior sobresaliente, como puedes ver en las fotos. El hueco para las piernas en las plazas traseras es enorme, al igual que el maletero, de formas muy cúbicas y cuyo único “pero” es una boca de carga algo pequeña. Habrá bultos que quepan en su espacioso interior, pero no pasarán por la portezuela.

Prueba presentación Citroën C-Elysee27
La boca de carga es pequeña en proporción al tamaño del maletero.

Ya que estamos con el maletero, otro detalle curioso es que carece de accionamiento desde el exterior. Sólo podremos abrirlo con el mando a distancia o con la tecla en el salpicadero. La ausencia de revestimiento en el umbral es una clara muestra del empeño puesto en contener los costes, pero el continuo roce del equipaje acabará por dejar la chapa al descubierto.

El interior es acogedor y la presentación, muy atractiva. El diseño supera los materiales empleados, que tienen mejor aspecto que tacto. Se emplean plásticos rígidos en el salpicadero, algo que se está poniendo de moda en otros posibles contrincantes, como el Seat Toledo.

La ergonomía es buena y el accionamiento de los mandos principales, también. La sensación general es de calidad, sobre todo en el acabado Exclusive (el que pudimos probar), con un volante forrado en cuero de dimensiones perfectas, aunque me gustaría más sin el “achatamiento” inferior.

El Citroën C-Elysée, en marcha

El confort es una de las señas de identidad de Citroën y en el C-Elysée está bastante cuidado. Los asientos tienen una ergonomía bien estudiada, aunque se echan en falta unos reposacabezas de mayores dimensiones en las plazas traseras. Todo queda a mano y, aunque algunos mandos están en sitios raros (como el de los retrovisores, junto a la columna de dirección) pronto te habitúas y empieza el viaje.

Prueba presentación Citroën C-Elysee27
El volante tiene muy buen tacto.

La mecánica diésel de 92 CV se nota más “alegre” que en otros modelos de PSA que he probado. El peso se ha contenido de forma considerable: es la mejor forma de ahorrar combustible. El cambio de 5 marchas tiene el tacto de siempre, con recorridos largos y no todo lo preciso que me gustaría, pero de accionamiento suave.

En marcha, el comportamiento es bastante más aplomado que el del modelo del que “hereda” el bastidor. La mayor batalla se nota a la hora de rodar en autovía y en curvas de amplio radio, y el nuevo tarado de las suspensiones y barras estabilizadoras lo hace mucho más preciso en tramos revirados que el C3.

También los frenos cuentan con mejor tacto, especialmente el asistente a la frenada de emergencia. Es menos sensible que en el modelo pequeño, donde -a veces- peca de “exceso de ayuda”. El Citroën C-Elysée cuenta con discos autoventilados delante y unos conservadores tambores traseros.

En las plazas posteriores se viaja de forma confortable gracias al enorme espacio que hay para las piernas (y eso que las mías son largas), pero la banqueta es demasiado corta y el cinturón me resulta incómodo: sale desde la tablilla y tira de mi hombro hacia abajo con demasiada fuerza. Aun así, esto de poder estirar las piernas a mis anchas en un coche de este tamaño es toda una novedad… que se agradece mucho.

Llega el turno del relevo y aprovecho para “escudriñar” algunos detalles. Por fuera, el diseño no está mal. Personalmente, me convence más el frontal que la zaga, donde los grupos ópticos me resultan un tanto anodinos, sin la personalidad que sí veo en su parrilla delantera.

Los retrovisores y las nervaduras del lateral de la carrocería alejan claramente el C-Elysée del concepto de coche low-cost y lo aproximan a la imagen de berlinas de mayor empaque. Estas líneas, además, proporcionan mayor rigidez a la chapa y evitan ruidos.

Prueba presentación Citroën C-Elysee27
Algunos detalles de acabado deberían estar más cuidados.

Abatimos los asientos para ver hasta dónde podríamos “llenar” nuestro Citroën C-Elysée y aquí encuentro un detalle que no me convence: la chapa vista del bastidor del coche y los tornillos que fijan el travesaño. Entiendo que tapizar esa zona cuesta unos euros y que a lo mejor hace ruido al rozar con el respaldo, pero el aspecto es algo pobre y desentona con los acabados más cuidados del resto del vehículo. En cualquier caso, observo la enorme capacidad de carga de que dispone este modelo, lo que me hace dudar sobre la idoneidad de montar frenos de tambor en el eje trasero. Con el coche cargado hasta donde puede (que en algunos países a los que está destinado, sin duda irá más allá de su PMA y se aprovechará su enorme volumen interior), los tambores me resultan anacrónicos por su mayor peso, peor dosificación y menor capacidad para disipar el calor generado en las frenadas. Su única ventaja es su mejor comportamiento como freno de estacionamiento.

El Citroën C-Elysée, en España

La gama del Citroën C-Elysée contará, en un principio, con tres motorizaciones (gasolina de 72 y 115 CV y diésel de 92 CV) y tres niveles de acabado… Aunque para el mercado español, de momento, no estará disponible el más básico. Así, la gama queda estructurada como sigue:

  • Citroën C-Elysée 72 VTi Seduction 5,2 l/100 km 119 g/km CO2, por 13,650 euros.
  • Citroën C-Elysée 92 HDi Seduction 4,1 l/100km y 108 g/km CO2, por 16.950 euros.
  • Citroën C-Elysée 115 VTI Seduction 6,4 l/100km y 148 g/km CO2, por 15.650 euros.
  • Citroën C-Elysée 72 VTi Exclusive 5,2 l/100 km 119 g/km CO2, por 14.750 euros.
  • Citroën C-Elysée 92 HDi Exclusive  4,1 l/100km y 108 g/km CO2, por 18.050 euros.
  • Citroën C-Elysée 115 VTi Exclusive 6,4 l/100km y 148 g/km CO2, por 16.750 euros.

Aunque cuenta con una amplia gama de accesorios para personalizarlo y hacerlo más práctico (porta-bicicletas, molduras laterales…) la única opción disponible será la pintura metalizada -por algo menos de 400 euros-, ofreciendo ya desde el acabado más básico un equipamiento que incluye todo lo necesario (aire acondicionado, dirección asistida eléctrica, maletero de apertura remota, etc.).

Prueba presentación Citroën C-Elysee27
La parte trasera es la menos personal del C-Elysee.

En definitiva, el Citroën C-Elysée resulta más atractivo en directo que en las fotos; ofrece bastante por lo que cuesta, sobre todo teniendo en cuenta su fiabilidad y robustez, con soluciones probadas, sencillas y bien resueltas. Los acabados son buenos en general, aunque creo que algunos detalles pecan de excesivo “celo ahorrador”, como el mencionado al abatir los asientos. Pero nadie puede negar que cumple con el fin para el que se ha diseñado: ser un vehículo familiar, cómodo, seguro y fácil de mantener.

Vídeo del Citroën C-Elysée

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

7 Comentarios

Rubén Fidalgo 30 Octubre, 2012

Me parece un coche interesante, pero sigo pensando que si sacasen un Xsara Picasso actualizado y un poco básico por 9000 euros, se lo sacaban de las manos.

Álvaro Ruiz 30 Octubre, 2012

Totalmente de acuerdo. Una de las claves del gran éxito de la Xsara Picasso fue su precio, no hay más que ver lo poco que se ha vendido, comparativamente hablando, su sucesor el C4 Picasso. La Picasso se vendía mucho mejor que el Almera Tino o el Corolla Verso por el precio, no porque fuese mejor (que no lo era).

Igar73 31 Octubre, 2012

El Xsara Picasso ha sido un siempre un coche con una relación calidad/precio EXCEPCIONAL.

No hay que perder la esperanza. Se sigue comercializando en Mercosur.
Si el mercado europeo continua por este camino. Es solo cuestión de tiempo que se vuelva a comercializar

jose carlos 1 Noviembre, 2012

SI citroen se dejara de tanta carallada y actualizara y corrigiera los modelos que tienen existentes, otro gallo cantaria.
Yo tuve un C2, gasolina y desde el primer dia comia aceite por todos los costados. Lo malo de esto es que Citroen, no quiso responsabilizarse del fallo y al final, tuve que quemarlo.
Mi mujer, me decia de no comprar Citroen y yo erre, que erre. Ahora tendo un Dacia Sandero y estoy encantado de la vida. Atenciones tengo todas las que quiera, muchas má que tuve en Citroen, de mi abusaron, pero no me volveran a pillar estos malandrines.
Donde no llego, mando recao.
Un saludo para todos.

man 27 Diciembre, 2012

Yo he tenido varios coches, hago muchos Km, y el de mejor resultado Citroen. Eso si es un diesel Hdi.

choquero 12 Enero, 2013

este coche es xsara se nota en los marcos de las puertas. y la plataforma y suspeciones son del xsara.y no del c3.por lo tanto sera agil estable y robusto como demostro los citroen xsara

Rubén Fidalgo 13 Enero, 2013

El C-Elyseé no emplea la plataforma del Xsara, han alargado la distancia entre ejes del C3 y usa su mismo esquema de suspensiones. Tiene mucho menos efecto autodireccional en el eje trasero que el Xsara y su comportamiento se parece mucho más al del C3, aunque lógicamente, su estabilidad lineal es mayor debido a su mayor batalla.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba