Presentación y Prueba de los Porsche Panamera e-hybrid18

Presentación y Prueba de los Porsche Panamera e-hybrid

14 Octubre, 2017, modificada el 16 Octubre, 2017 por

Porsche presenta en España sus últimas novedades híbridas, los Panamera 4 e-hybrid y Panamera Turbo S e-hybrid. Berlinas de cinco puertas para cuatro ocupantes con las que circular a velocidades muy altas por autopista, que reciben un plus en forma de motor eléctrico.

Nuestra valoración: 6,5 Bastante bueno

Diseño 9

Sobresaliente

Motor 9

Sobresaliente

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 9

Sobresaliente

Equipamiento 5

Correcto

Destacable

  • Diseño
  • Acceso al habitáculo
  • Portón trasero

Mejorable

  • Elevado peso
  • Visibilidad en el 3/4 trasero
  • Equipamiento de seguridad opcional

Porsche mantiene una fuerte apuesta por la hibridación, ha pasado de modelos “híbridos tradicionales”, como el Panamera Hybrid, con dos o tres kilómetros de autonomía eléctrica a híbridos enchufables, como el Panamera 4 e-hybrid o el Panamera Turbo S e-hybrid (el más potente de la gama), modelos capaces de recorrer hasta 50 km de forma eléctrica. En esta ocasión, os traemos la primera prueba de una berlina muy rápida con algunos kilos extra debido a las baterías del sistema híbrido.

El nuevo Panamera explota lo mejor de su antecesor, aunque gana peso en todas sus versiones. Se trata de una berlina de altas prestaciones en la que te sientes completamente aislado del exterior. Un vehículo muy capaz, con prestaciones de infarto, pero que se centra en el confort, lo que buscan los clientes de este tipo de berlinas. Me da la sensación de que, con esta nueva generación, se han acercado al 911 en diseño y al Audi A8 en conducción.

El diseño de la firma lumínica del Panamera guarda ciertas semejanzas con el resto de compañeros del Grupo Volkswagen.18
El diseño de la firma lumínica del Panamera guarda ciertas semejanzas con el resto de compañeros del Grupo Volkswagen.

Las firmas alemanas no se caracterizan por arriesgar demasiado en sus diseños, Porsche no iba a ser menos y mantiene el característico perfil del Panamera, aunque en conjunto se acerca al diseño de un Porsche 911. Toda la carrocería parece estar correctamente montada con pequeñas separaciones entre paneles, lo que favorece la insonorización del habitáculo.

Las puertas, pesadas y robustas al tacto, abren en un ángulo generoso que permite entrar y salir con facilidad de ambas filas de asientos, estas equipan un sistema de retención continúa muy práctico que permite abrir sin golpear al vehículo de al lado o el nuestro con columnas en los aparcamientos. En ellas vemos la eliminación de un detalle ergonómico, que a mí me encantaba, de la generación anterior; las manillas exteriores basculantes hacia arriba para abrir la puerta.

El portón que da acceso al maletero, como siempre de lo mejor en el Panamera, es amplío y permite cargar bultos de grandes dimensiones. Lo único negativo sería el umbral de carga que queda algo elevado respecto al piso del área reservada a tal efecto.

Los grupos ópticos se han inspirado directamente en el 911 y el prototipo Mission-e, una berlina de cuatro puertas eléctrica que llegará a las líneas de producción en los próximos años. Adopta unos pilotos traseros más estilizados y que se unen mediante un elemento continuo, en los que la firma lumínica no puede negar su pertenencia al grupo Volkswagen (al frenar, las luces de parada se encienden con el mismo esquema que en otros productos del grupo alemán.).

Al frente, los faros son una fusión entre los del 911 991 y los de Mission-e, una tulipa transparente muy redondeada, que continúa los volúmenes del frontal, protege unos faros LED con los cuatro puntos característicos de las luces diurnas Porsche.

Te puede interesar...

Carlos Pascual

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba