Prueba

Presentación y prueba de la gama SUV de Mercedes Benz

33 fotos

Ampliar

25 de noviembre, 2015

No cabe duda de que 2015 será recordado como "el año G" para Mercedes. En estos últimos 12 meses ha renovado por completo su gama SUV y la ha reorganizado y renombrado. Hemos podido probar toda su gama, desde el GLA hasta el Clase G, a excepción del GLS que llegará en primavera.

Mercedes está reorganizando su gama, o más bien sus nomenclaturas, a la vez que va mejorando sus productos. El año 2015 ha supuesto toda una revolución para su segmento de modelos SUV, con la llegada de nuevos miembros como el GLA o el GLE Coupé (inexistentes hasta ahora) y a los que se sumará un nuevo SUV Coupé, del que han dado fechas (el año próximo) pero no más detalles, aunque es muy probable que puesto que el Mercedes GLE Coupé ha sido la respuesta al BMW X6, el futuro modelo de la estrella sea la respuesta al X4, por lo que lo esperable es un GLC Coupé.

Con el reciente lanzamiento en el Salón de Los Ángeles del nuevo Mercedes GLS (que no tuvimos ocasión de probar porque no llegará hasta la primavera, aunque ya se aceptan pedidos), la marca alemana posee una versión todo camino de cada una de sus gamas, y como el precursor de los modelos más aventureros de Mercedes ha sido el icónico clase G, cada crossover se corresponde con su equivalente en berlina por la última letra de su nombre. Así podríamos decír que el Mercedes GLA es el SUV del Clase A, el GLC el del Clase C (y sustituye al GLK) y así sucesivamente.

Además de los nombres de sus modelos, Mercedes también va a racionalizar “sus apellidos”. La verdad es que la compañía tiene una gama tan completa que ya empezaban a ser un verdadero galimatías, con nomenclaturas más largas que las de algunos compuestos químicos. A partir de ahora, los modelos diésel simplemente se designarán con una “d”, los eléctricos e híbridos enchufables con una “e”, los híbridos no enchufables con una “h”, los de gas natural comprimido con una “c”… sencillo y breve.

Para ponernos al día de todos estos cambios, Mercedes nos ha invitado a tener una breve toma de contacto con todos sus modelos SUV (a excepción del GLS y del misterioso futuro miembro) de su gama: GLA, GLC, GLE, GLE Coupé y el incombustible precursor de la saga, el Mercedes Clase G. Con todos estos representantes, Mercedes posee una oferta de modelos en la que es casi imposible no encontrar el modelo ideal para nuestras necesidades.

Personalmente, el modelo que más me ha llamado la atención en esta presentación es el Mercedes GLC, me parece el más novedoso y el que supone una verdadera revolución respecto a su predecesor, el GLK.

Nuestra valoración: 7,0

8

7

7

7

6

7

Destacable

  • Diseño muy mejorado (GLC)
  • Gama Completa (GLE)
  • Atemporal (G)

Mejorable

  • Gama reducida (GLE Coupé)
  • Imagen algo anticuada (GLE)
  • Espacio plazas traseras (GLA)

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Gama SUV Mercedes Benz: excelente el Mercedes GLC

El Mercedes GLC es todo un acierto estético.

33 fotos

Ampliar

De todos los modelos presentes en esta reunión, el que más me llamó la atención ha sido, sin duda, el nuevo Mercedes GLC. El GLE no deja de ser un ligero lavado de cara del anterior ML, el GLE Coupé es algo diferente y el GLA ya es un viejo conocido, pero el GLC supone un avance impresionante respecto a su predecesor, el GLK. Cierto que en esto de los gustos hay de todos los colores. Habrá quienes encuentren más impersonal al nuevo modelo que las marcadas aristas del predecesor, pero son una minoría. Mercedes ha puesto tanto empeño en este nuevo modelo que esperan multiplicar por cuatro las ventas respecto a las del GLK. De este modo, el GLC se convierte en uno de los pilares económicos para la marca alemana, y la verdad es que atributos tiene para serlo.

Su carrocería tiene unas proporciones correctas y disimula bien sus dimensiones. Es elegante, tiene empaque y sus acabados son buenos. Crece en dimensiones frente al GLK (también el Clase C 2015 es notablemente mayor y más espacioso que el precedente), pero no lo parece hasta que aprecias su mayor habitáculo y maletero. Es un coche que gana al verlo en directo y que va directo a la línea de flotación de rivales como el BMW X3, Lexus NX, Audi Q5 (al que ya se le notan los años…), etc.

El GLE Coupé también es un producto interesante por su novedad. Me parece mejor resuelto que el BMW X6, especialmente en el apartado que veremos más adelante. Resulta proporcionado y, pese a que su enfoque es bastante “Sport”, no cae en estridencias.

El Clase G es todo lo contrario al resto de modelos SUV de Mercedes, de líneas aerodinámicas y matices futuristas. O se odia o se adora, no hay término medio. Su diseño supera las cuatro décadas pero sigue siendo atractivo para muchos, entre los que me incluyo. Ahora que Land Rover anuncia el fin de la producción del Defender, se convierte en el coche que más años lleva en producción con prácticamente las mismas formas (del Porsche 901 al 991 hay un universo, aunque se sigan llamando 911, al igual que en el Toyota Land Cruiser).

Interior: Gama SUV Mercedes Benz: sorprende el Mercedes GLE Coupé

El Mercedes GLE Coupé ofrece 5 plazas aprovechables.

33 fotos

Ampliar

Si por fuera hay pocos cambios entre el GLE y el ML, en el interior hay algunos más, principalmente centrados en el sistema multimedia y algunos detalles de acabado. Aprovechando el lanzamiento del GLE Coupé, se han podido emplear algunas de sus novedades en el sucesor del ML.

El GLC me ha sorprendido tanto por dentro como por fuera. Su presentación es muy buena, con un salpicadero de diseño muy elegante y unas formas que hacen que uno se sienta arropado por el coche una vez sentado a sus mandos. Al tomar como punto de partida el Mercedes Clase C actual, toma prestadas muchas de sus innovaciones, como el touch pad que controla las funciones del sistema multimedia, la pantalla táctil, la disposición de los mandos, etc. Además de acogedor, el GLC ofrece un buen espacio a sus pasajeros y cuenta con un maletero de formas muy cúbicas y buena capacidad. Los centímetros de más frente al GLK también se notan dentro y ofrece más confort y un mayor volumen de carga.

Aunque el GLC me ha gustado mucho y me ha parecido estar a un nivel muy elevado, la mayor sorpresa me la he encontrado en el GLE Coupé. Sus líneas exteriores parecen condicionar demasiado su capacidad interior, pero esto es cierto sólo en parte. Donde peor parado sale respecto al GLE es en la capacidad del maletero debido a la caída del portón trasero, pero las plazas traseras son mucho más amplias que las del BMW X6 y, aunque pierden algo de altura frente al GLE, un tipo de 1,85 m de estatura como yo puede sentarse con total confort en los asientos traseros, algo que no me sucede en el bávaro. En ese sentido el GLE Coupé me parece un gran acierto, pues han sabido lograr un perfil que pretende recordar a un coupé, pero sin que esto limite a 4 plazas su interior, pues el GLE Coupé está homologado para 5 pasajeros.

El GLA  es ya algo más conocido. Su mayor espacio interior y su el hecho de que los SUV están de moda han logrado que sea, con mucha diferencia, el derivado del Clase A más vendido, con más de seis mil quinientas unidades matriculadas en 2015 frente a las poco más de setecientas del resto de Clase A (tanto 5 puertas como CLA).

En cuanto al Clase G, si por fuera no ha cambiado apenas en más de cuatro décadas, por dentro es todo lo contrario. Este modelo nació como un 4×4 rudo para el ejército alemán y fue fruto de la colaboración con la compañía austríaca Steyr-Puch. Era básico, rudo, tosco… cierto que con los años se ha ido volviendo poco a poco más lujoso y equipado, pero a día de hoy, el interior del Clase G no tiene nada que envidiar al de las berlinas de la marca.

Motor: Gama SUV Mercedes Benz: brutal el Mercedes GLE 63 AMG

El motor V8 biturbo tiene una respuesta demoledora.

33 fotos

Ampliar

En esta toma de contacto de toda la gama he tenido ocasión de probar 4 mecánicas: el Mercedes GLE Coupé 350 d 4Matic con el motor de 258 CV diésel, el Mercedes GLC 220 d 4Matic con el conocido motor de 4 cilindros diésel, el Mercedes GLA 220d y el GLE 63 AMG. Anedóticamente pude hacer alguna trialera sencilla con el Clase G, pero no lo suficiente como para emitir un veredicto sobre su mecánica, aunque lo he podido probar en otras ocasiones dando cursos de 4×4 a algunos alumnos y siempre me ha parecido espectacular con cualquiera de sus mecánicas de cualquier época.

Como es lógico, el más impresionante ha sido el V8 biturbo de 557 CV del GLE AMG, una verdadera máquina de acelerar y con un sonido que enamora y hace que uno quiera llevar apagado el estratosférico equipo de audio que monta este tope de gama.

El motor del GLE Coupé 350d era desconocido para mí y me ha sorprendido muy gratamente. Con 258 CV mueve con mucha soltura este coche que supera con creces la tonelada y media. Su respuesta es muy agradable y la caja de cambios automática es el matrimonio perfecto para este motor. Además, su sonido es agradable pese a tratarse de un diésel, auque una vez empezamos a rodar y estamos a la temperatura de servicio del motor, éste apenas se oye.

La mecánica 220d ya la he podido probar en otros modelos. No me gusta su sonoridad, pero lo cierto es que el GLC va muy bien aislado y apenas se oye. En este caso va asociado a la caja de cambios de 9 velocidades, con un comportamiento muy bueno.

Comportamiento: Gama SUV Mercedes Benz: de nuevo gana el GLC

El Mercedes Clase G es el rey en su categoría.

33 fotos

Ampliar

Aunque el modelo que he probado en esta ocasión que más me ha impresionado es el brutal Mercedes GLE 63 AMG (por motivos obvios), del que mejor impresión me he llevado es del nuevo GLC, aparte del Clase G en las pruebas fuera del asfalto, por supuesto.

El Mercedes GLC 220d 4Matic me ha llamado la atención por lo bien aislados que van sus pasajeros, que no percibirán ni la rodadura ni el sonido de la mecánica, todo ello sin necesidad de suspensión neumática y pese a que la unidad de pruebas, con el acabado AMG montaba unos neumáticos de perfil bajo en llanta 19.

Además de la buena respuesta de su motor, me ha llamado la atención su dirección, muy precisa y directa. Los últimos productos de Mercedes me están sorprendiendo muy gratamente en este apartado. Su nivel de asistencia me parece perfecto y son muy directas. En apenas dos vueltas de volante entre topes, el GLC gira una barbaridad, pero esto no lo hace especialmente nervioso a alta velocidad, aunque sí muy ágil en zonas viradas y comodísimo a la hora de maniobrar.

Fuera del asfalto, las limitaciones del GLC están más motivadas por su altura libre al suelo y los recorridos de suspensión que por su sistema de tracción total, capaz de modificar el reparto de potencia de forma instantánea. Además, el control de tracción actúa rápidamente para frenar la rueda que se quede en el aire o sin tracción, de forma que basta con que una tenga algo de adherencia para salir del apuro, sin necesidad de diferenciales bloqueables.

Por supuesto, el Clase G juega en otra liga cuando se trata de su uso en campo. Sus suspensiones tienen unos recorridos mucho mayores incluso que las del GLE con suspensión neumática. Esto garantiza que tendremos las 4 ruedas pegadas al suelo casi en cualquier situación. Si a esto unimos que su carrocería de formas cuadradas proporciona unas buenas cotas de ataque y salida, podemos afrontar obstáculos que para otros modelos acabarían con una petición de un faldón nuevo al departamento de postventa.

Equipamiento: Gama SUV Mercedes Benz: buen lanzamiento Mercedes GLC

Existen versiones híbridas enchufables en gran parte de la gama SUV de Mercedes.

33 fotos

Ampliar

Mercedes prefiere apostar por mejorar el equipamiento de sus modelos en lugar de bajar su estatus. Es cierto que a día de hoy no se puede decir que falte nada verdaderamente importante en sus modelos, pero también es verdad que su lista de opciones es casi interminable y las desviaciones entre el precio de tarifa de partida y el final una vez configurado el coche a nuestro gusto pueden asustar.

Al ser el último en llegar, en el Mercedes GLC se toman como estándar algunos elementos que en otros modelos algo más veteranos son opcionales, por eso me parece la gama con la mejor relación precio/equipamiento de las presentadas en esta ocasión. Todos ellos cuentan de serie con faros con tecnología Full Led y disponen de la nueva caja de cambios de 9 velocidades. Además, existen paquetes de equipamiento como el Command que suponen un ahorro de casi 4.000 euros respecto a la suma de cada uno de los elementos que lo componen.

Mercedes ofrece los Packs Off Road para sus modelos. En el caso del GLC se componen de un control de tracción con varios modos de funcionamiento y el sistema de control de velocidad de descenso, además de protecciones para los bajos, neumáticos mixtos, etc. Este pack incluye la caja de cambios con reductora y la suspensión neumática de altura variable en el GLE.

El GLE Coupé, debido a su planteamiento más deportivo no cuenta con esta posibilidad y, aunque sí hay versiones con suspensión neumática de altura variable, no dispone de caja reductora en ningún caso.

Por supuesto, la lista de opcionales es interminable en cada modelo y entre sus elementos están disponibles los más modernos, especialmente en el GLC que es el de más reciente concepción. La seguridad siempre ha sido un tema clave en Mercedes, por lo que es posible equiparlos con toda clase de asistentes a la conducción: alerta de cambio de carril, sensor de colisión, sensor de ángulo muerto, sistema anti colisión múltiple, aparcamiento automático, rádar de alerta de tráfico cruzado para las maniobras marcha atrás… absolutamente de todo.

En nuestro apartado de fichas técnicas puedes encontrar todos los precios y equipamientos de todas las versiones que se han presentado.

Consumo: Gama SUV Mercedes Benz: cifras oficiales

Los consumos de los modelos SUV de Mercedes son correctos.

33 fotos

Ampliar

Como es lógico, en una toma de contacto tan breve y con tantos modelos resulta imposible poder hacer mediciones precisas de sus consumos. En las pruebas exhaustivas que he hecho con otros modelos de la marca nunca he obtenido los valores oficiales, pero con diferencias que no me parecen escandalosas, por lo que los valores oficiales me parecen suficientemente orientativos.

Por otro lado, pese al aumento de tamaño del GLC respecto al GLK ( 12 cm más de longitud y 5 cm más de anchura) y su mejor equipamiento, el nuevo modelo es 80 kg más ligero que su predecesor, por lo que está claro el empeño puesto por Mercedes en mantener los consumos a raya en sus modelos.

Aquí puedes ver las fichas técnicas de todas las motorizaciones de los distintos modelos SUV de Mercedes:

Ficha técnica Mercedes GLA.

Ficha técnica Mercedes GLC.

Ficha técnica Mercedes GLE y GLE Coupé.

Ficha técnica Mercedes G.

Rivales

Vehículo

Mercedes-benz GLE Coupé 350d 4Matic Aut.

Mercedes-benz GLA 220CDI AMG Line 4Matic 7G-DCT

Mercedes-benz GLC 220d 4Matic Aut.

Mercedes-benz GLE Coupé 63 AMG 4Matic Aut.

Precio Desde
81.200 €
Desde
42.374 €
Desde
49.100 €
Desde
141.500 €
Combustible Diesel Diesel Diesel Gasolina
Cambio 9 marchas 7 marchas 9 marchas 7 marchas
Potencia (CV) 258 170 170 557
Aceleración 0-100 km/h (s) 7,0 8,3 8,3 4,3
Consumo Medio (l/100 km) 7,2 4,8 5,0 11,9
Emisiones CO2 (g/km) 189 127 129 278

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche