Presentación y prueba de la gama 4×4 de Skoda

Presentación y prueba de la gama 4×4 de Skoda

30 mayo, 2016

Tras las marcas premium, Skoda es uno de los fabricantes con más modelos 4x4 en su catálogo. La firma checa apuesta por la tracción total y la llegada de su nuevo SUV, el Skoda Kodiaq, en 2017 lo confirma. Veamos cuanto da de sí la gama 4x4 de Skoda.

Nuestra valoración: 7,2 Notable

7

7

7

8

7

7

Destacable

  • Versatilidad.
  • Amplitud interior.

Mejorable

  • Pocas opciones de gasolina.
  • Octavia sedán sin 4x4

La marca checa avanza con paso lento, pero firme, en el mercado español. Año tras año, Skoda gana presencia en las calles y así lo demuestran las cifras: en el año 2000 la cuota de mercado de la marca se situaba en 1%, porcentaje que se ha elevado hasta el 2,2% en la actualidad.

En 2016, las ventas de Skoda han crecido un 4,5% a nivel mundial, un 8% en Europa Occidental y un 7,5% en España. En nuestro país las ventas se distribuyen de la siguiente forma: 50% canal particular, 30% canal empresas y 20% canal rent a car.

Sin embargo, a pesar del crecimiento sostenido de la marca en el mercado español, Skoda ha decido dar un paso adelante y ha lanzado, en palabras de José Miguel Aparicio, director de la firma, “la mayor ofensiva de comunicación en la historia de Skoda en España”. La atrevida campaña ‘¿Para qué quieres un coche si no es para vivirlo?’ deja bien claras las intenciones y el mensaje de la marca: Skoda fabrica coches accesibles, duraderos, fiables, tecnológicos y espaciosos para que, según explica Aparicio, “el cliente sólo tenga que pensar en cómo vivirlos”.

Además, Skoda quiere cambiar la percepción de la marca que tiene el gran público para, de esta manera, desterrar la imagen de coches baratos y/o funcionales utilizados por los taxistas. Según explicó el director de Skoda en España, el perfil del cliente era, hasta ahora, el de un hombre conservador de entre 40 y 55 años con preferencia por los sedanes. Skoda no quiere renunciar a esa base, pero quiere atraer también a un público más joven y femenino.

Precisamente, parte fundamental de esa evolución y nueva imagen que quieren trasmitir pasa por la gama 4×4 que, según el fabricante, es, tras Volkswagen, la más numerosa entre las marcas generalistas. Entre 2008 y 2015, las entregas de los modelos con tracción a las cuatro ruedas de Skoda se han triplicado y, actualmente, un 15% (17% a nivel global) de los Yeti, Octavia y Superb vendidos se corresponden con estas variantes de tracción integral.

Para el presidente del Consejo de Dirección de la compañía, Bernhard Maier, la gama de tracción total de Skoda es “más fuerte que nunca” y “juega un papel muy importante en los éxitos de la marca”. Sin embargo, la firma no posee una gama de SUV extensa. De hecho, el peculiar Skoda Yeti es su único representante en este segmento al alza. Esta carencia se verá resuelta a principios del próximo año con la llegada del Skoda Kodiaq, un SUV de 4,7 metros de longitud que utilizará la misma plataforma del nuevo VW Tiguan y el Seat Ateca.

Además del Kodiaq, la marca ha confirmado que el sustituto del Yeti, que contará con un aspecto más típicamente SUV, llegará a partir de septiembre del próximo año. Asimismo, los responsables de la firma han asegurado que se está trabajando sobre nuevos proyectos que, si bien no han sido confirmados, tienen muchas probabilidades de ver la luz para, de esta manera, completar la oferta SUV de Skoda.

De momento, las novedades 4×4 de la firma checa para el año en curso son el Skoda Scout con el motor 1.6 TDI de 110 CV, lo que reduce el precio de acceso al modelo, y el Skoda Octavia RS con el 2.0 TDI de 184 CV en combinación con la transmisión automática DSG.

Precios de acceso a la gama 4×4 de Skoda:

Skoda Yeti 2.0 TDI 110 CV: 20.700 euros.

Skoda Scout 1.6 TDI 110 CV: 23.100 euros.

Skoda Octavia Combi: 1.6 TDI 110 CV: 21.800 euros.

Skoda Octavia RS y Octavia Combi RS 2.0 TDI 184 CV: 28.400 euros.

Skoda Superb y Superb Combi 1.4 TSI 150 CV: 27.800 euros.

Los precios incluyen descuentos y promociones de la marca.

Diseño En la sencillez está el gusto

Gama 4x4 de Skoda (11)
Skoda no arriesga con el diseño de sus vehículos.
Ampliar

La marca de la flecha alada no se caracteriza por unos diseños demasiado arriesgados, lo que, por otra parte, le asegura no errar en el apartado estético. Podrá no enamorar, pero, desde luego, tampoco será una decepción. Esto podría, en líneas generales, describir la esencia de Skoda en cuanto a estética se refiere, y digo en líneas generales porque el Skoda Yeti se escapa de la norma. El SUV compacto de la marca constituye uno de los mejores ejemplos de automóviles que no admiten término medio: o lo adoras o lo detestas. La principal ventaja de un diseño tan cúbico como el del Skoda Yeti se encuentra en el interior, dónde el espacio será muy aprovechable. En cualquier caso, el Yeti es un vehículo en vías de extinción y su sustituto seguirá la línea marcada por el prototipo Skoda Vision S Concept.

Sin duda, uno de los vehículos más atractivos de la gama 4×4 de Skoda es el Octavia RS. No es ninguna novedad, pero sigue llamando la atención gracias a los pequeños detalles (llantas de 18 pulgadas, faldones deportivos, doble salida de escape…) que aumentan la agresividad e indican que estamos ante algo especial. Es curioso que la variante familiar, y esto es una opinión personalísima, resulte más atractiva que la carrocería sedán.

Por su parte, el Skoda Superb 4X4 y el Skoda Superb Combi 4×4 no presentan diferencias estéticas respecto a las variantes de tracción delantera, por lo que se mantienen las líneas elegantes y los buenos acabados del buque insignia de la marca.

La variante con tracción total del Skoda Octavia solo está disponible para la versión familiar del modelo que la marca apellida Combi. Al igual que ocurre con el Skoda Superb, no existen diferencias respecto a las variantes de tracción delantera. Líneas sencillas y pensadas para ofrecer la máxima practicidad posible, lo que se traduce en un buen acceso al maletero y a las plazas traseras.

Finalmente, el Skoda Scout es la versión 4×4 y con estilo ‘off-road’ del Skoda Octavia Combi, es decir, es el Audi A4 Allroad de la marca checa. La altura sobrelevada de la carrocería, las protecciones de plástico imitando aluminio en el faldón delantero y la parte baja del parachoques trasero y los pasos de rueda en plástico negro le dotan de esa imagen aventurera que tanto gusta últimamente.

No te pierdas la galería de fotos de la gama 4×4 de Skoda.

Interior El espacio como norma

Gama 4x4 de Skoda (12)
La formas del Skoda Yeti permiten un espacio interior muy aprovechable.
Ampliar

Puede resultar difícil hacer una valoración general de modelos tan distintos y que se encuadran en diferentes categorías, pero lo cierto es que todos y cada uno de ellos destaca frente a sus rivales por el espacio disponible. Amplitud y buenos datos de cubicaje para el maletero son una de las señas de identidad de Skoda. Además, nos encontramos con interiores de diseño sobrio, al estilo de la casa matriz Volkswagen, pero con buenos ajustes y ergonomía. Asimismo, las soluciones ‘Simply Clever’ de Skoda (porta tiques, soporte para el móvil, paraguas escondidos en las puertas…) suponen un plus de utilidad y facilitan la vida al conductor y pasajeros.

Puesto que no existen diferencias en el habitáculo entre las versiones de tracción delantera y las variantes 4×4 de los distintos modelos ofertados por la marca, lo mejor es que consultes las pruebas en profundidad que ya hemos realizado sobre estos modelos, ya que encontrarás una información muy detallada los aspectos más relevantes del interior de estos modelos.

Pruebas del Skoda Yeti en Autocasion.com

Pruebas del Skoda Scout en Autocasion.com

Pruebas del Skoda Octavia en Autocasion.com

Pruebas del Skoda Superb en Autocasion.com

Motor Gasolina y diésel para los modelos 4x4 de Skoda

Gama 4x4 de Skoda (1)
Las potencias de las gama 4×4 de Skoda van desde los 110 a los 190 CV.
Ampliar

El Skoda Yeti de tracción total está en el mercado con los siguientes motores: 1.4 TSI 150 CV, 2.0 TDI 110 CV y 2.0 TDI 150 CV. Tanto los motores de gasolina como los diésel más potentes pueden combinarse con la caja de cambios DSG de 6 velocidades.

La oferta de motores disponibles para el Octavia Combi 4×4 son los diésel 1.6 TDI 110 CV y 2.0 TDI 150 CV, y la unidad de gasolina 1.8 TSI 180 CV. El Octavia RS y el Octavia Combi RS están disponibles con el motor 2.0 TDI 184 CV en combinación con la transmisión DSG.

El Skoda Scout, que solo está disponible en versión de tracción total, cuenta con cuatro motorizaciones: 1.6 TDI 110 CV, 2.0 TDI 150 CV, 2.0 TDI 184 CV y 1.8 TSI 180 CV. Las dos variantes más potentes están asociadas al cambio automático DSG.

Por último, el Skoda Superb, buque insignia de la marca, está disponible con las siguientes motorizaciones: 1.4 TSI 150 CV, 2.0 TDI 150 CV y 2.0 TDI 190 CV. La combinación de la tracción total con el cambio automático DSG solo está disponible para el motor 2.0 TDI de 190 CV.

La tracción total que emplea Skoda es herencia directa de Volkswagen, grupo al que pertenece desde hace 25 años, y se trata de un sistema de tipo Haldex. En buenas condiciones, el 96% del par es enviado al eje delantero, pero cuando el sistema detecta perdidas de tracción es capaz de distribuir el envío de par entre los dos ejes. A través de la unidad de control del motor, la centralita de control del ABS/ESC y el sensor de giro del volante, el sistema evalúa de forma continua las condiciones de tracción del eje delantero y determina de forma automática el reparto de par ideal siendo capaz de enviar hasta un 85% del par a la rueda con menor agarre para favorecer su motricidad.

Comportamiento El Skoda Yeti es una apuesta segura

Gama 4x4 de Skoda (10)
El Skoda Yeti permite salir del asfalto y afrotar con seguridad una pista de tierra.
Ampliar

Durante la presentación a la prensa de la gama 4×4 de Skoda solo tuve la oportunidad de probar el Skoda Yeti y de forma muy breve el Skoda Octavia RS.

El Skoda Yeti sorprende, pese a su mayor altura libre al suelo, por un comportamiento muy cercano al de un turismo, ya que no tienes las sensaciones que a menudo se producen a los mandos de los SUV, es decir, la falta de confianza a la hora de afrontar una tramo de curvas por el excesivo movimiento de la carrocería. No es un coche ágil ni mucho menos, pero los ingenieros de Skoda han logrado encontrar el equilibrio entre confort y eficacia. La suspensión sujeta bien la carrocería y,  al mismo tiempo, es un coche muy cómodo.

Además, el ruido procedente de la mecánica no resulta molesto en ningún momento y el cambio automático DSG de doble embrague gestiona con suavidad y eficacia la transición entre las marchas.

En carretera, el Skoda Yeti resulta un rutero perfecto porque es cómodo, la insonorización del habitáculo está muy conseguida y la estabilidad notable. En ciudad, sus formas cúbicas dan como resultado una muy buena visibilidad y facilitan las maniobras dónde no sobra el espacio.

En cuanto al Skoda Octavia RS, las sensaciones fueron magníficas, ya que pese a ser un coche con una puesta a punto más radical no resulta incómodo y puede ser utilizado en el día a día. La unidad de pruebas contaba con el bloque turbodiésel de 2 litros y 184 CV. El nivel de aceleración que ofrece esta mecánica no te dejará sin aliento, pero es bueno y la reserva de potencia bajo el pie derecho notable. Además, los asientos específicos con los que cuenta el RS son estupendos por sujeción y comodidad.

Consumo Cifras oficiales

Gama 4x4 de Skoda (8)
Los motores TDI de Skoda registran unas cifras de consumo realmente bajas.
Ampliar

Durante una toma de contacto resulta imposible medir las cifras de consumo real, por lo que me remito a las cifras homologadas por las marca.

Skoda Yeti 1.4 TSI 150 CV: 6,3 l/100 km.

Skoda Yeti 2.0 TDI 110 CV: 5,3 l/100 km.

Skoda Yeti 2.0 TDI 150 CV: 5,1 l/100 km.

Skoda Octavia Combi 1.6 TDI 110 CV: 4,4 l/100 km.

Skoda Octavia Combi 2.0 TDI 150 CV: 4,6 l/100 km.

Skoda Octavia Combi 1.8 TSI 180 CV: 6,4 l/100 km.

Skoda Octavia RS: 4,9 l/100 km.

Skoda Octavia RS Combi: 5,0 l/100 km

Skoda Scout 1.6 TDI 110 CV: No hay dato oficial.

Skoda Scout 2.0 TDI 150 CV: 4,8 l/100 km.

Skoda Scout 2.0 TDI 184 CV: 5,0 l/100 km.

Skoda Scout 1.8 TSI 180 CV: 6,6 l/100 km.

Skoda Superb 1.4 TSI 150 CV: 5,5 l/100 km.

Skoda Superb 2.0 TDI 150 CV: 4,5 l/100 km.

Skoda Superb 2.0 TDI 190 CV: 4,9 l/100 km.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba