Presentación y prueba del Mazda MX-5 RF

Presentación y prueba del Mazda MX-5 RF

El Mazda MX-5 RF es la versión con techo duro del descapotable de la gama Mazda. Sale a la venta con motores gasolina de 160 y 131 CV y por un precio base de 27.500 euros.

Nuestra valoración: 8,7 Sobresaliente

Diseño 9

Sobresaliente

Motor 9

Sobresaliente

Comportamiento 9

Sobresaliente

Interior 8

Notable

Equipamiento 9

Sobresaliente

Consumos 8

Notable

Destacable

  • Diseño elegante
  • Capota rápida
  • Motores

Mejorable

  • Espacio interior
  • Cambio automático en todas las versiones

Mazda quiere ampliar las cifras de ventas del MX-5, su modelo más emblemático, el que concentra toda la esencia de la marca, aunque sea el menos vendido de su gama actual en estos tiempos de SUVs triunfantes. Esta cuarta generación sólo contaba hasta ahora con la capota de lona, que los puristas adoran, pero que no es la que mejor funciona a nivel de ventas.

De hecho, de la tercera generación del MX-5 se vendieron más unidades con capota dura que con capota blanda y, puesto que los números mandan, la marca japonesa ha decidido poner en marcha la misma estrategia. Esa es la razón de ser de esta versión RF (siglas de “Retractable Fastback”), haciendo alusión precisamente a capota retráctil que se pliega o se despliega en 13 segundos y en parado o circulando hasta los 10 km/h.

Pero, haciendo de la necesidad virtud, los diseñadores de Mazda se han empleado a fondo para que este ingenio mecánico sea ligero, rápido, silencioso y dote al MX-5 de una belleza distinta, con su sofisticada silueta de tipo targa.  En efecto, el peso total del modelo sólo se incrementa en 45 kilos y las suspensiones y el chasis se han variado lo justo para que el comportamiento del ya legendario deportivo de Mazda no pierde nada de agilidad y precisión.

He estado probando este MX-5 RF en los alrededores de Barcelona, por trazados urbanos, tramos de autopista y varias decenas de kilómetros de carreteras de montaña (estrecha, con curvas y firme desigual); he observado el coche por dentro y por fuera, con la capota cerrada, en formato coupé, y en versión descapotable y he puesto a prueba su mecanismo (ahora abierto, ahora cerrado, ahora abierto, ahora cerrado). He circulado, en fin, con la capota cerrada, disfrutando de más silencio, y con el techo descubierto (sí, a 9 grados en el exterior, pero con la calefacción encendida) sin ni una turbulencia en el interior que pudiese mermar el confort de marcha y ese gusto que da conducir un coche precioso, bien hecho y en el que importa sobre todo que el conductor se sienta parte de él, como el jinete y su caballo. A esa armonía y compenetración lo llaman Jinba Ittai -en japonés- las gentes de Mazda. Para nosotros ha sido, sencillamente, una gozada.

El Mazda MX-5 RF se empieza a vender en febrero de este año 2017 que acaba de empezar por un precio de salida (sin incluir descuentos) de 27.500 euros.

Vídeo: Así se mueve el MX-5 RF

 

Diseño Un coupé con silueta targa

Mazda MX-5 RF
El esfuerzo del equipo de diseño de Mazda por dar personalidad a la versión RF ha merecido la pena.
Ampliar

Cambiar una capota blanda y sustituirla por una cubierta dura y retráctil no es algo banal. Varía la silueta de la carrocería, que es la mayor seña de identidad de un modelo, pero además presenta problemas técnicos difíciles de resolver que atañen al peso del coche, a su coeficiente aerodinámico, al confort con el que se viaja en su interior (niveles de sonido, temperatura, etc).

Los diseñadores del Mazda MX-5 RF tenían que resolver, antes de nada, el problema del peso que añade una capota dura a un coche que necesita toda la ligereza que se pueda conseguir.  En ello va su calidad de comportamiento y los consumos contenidos que la marca quiere ofrecer a sus clientes. No olvidemos que el MX-5 nació para ser un coche deportivo destinado a una mayoría, con la exigencia de ser asequible a un conductor medio tanto por precio como por facilidad de conducción. Los elementos sustentadores y el conjunto de las suspensiones también sufren modificaciones, pero los diseñadores de Mazda sabían que no debían variar la distancia entre ejes del modelo ni disminuir el espacio en el maletero. La gran incógnita fue… ¿dónde guardar la capota entonces? Pronto se dieron cuenta de que la solución era no esconderla completamente: el techo eléctrico puede replegarse y dejar ciertos elementos por fuera, configurando la estructura tipo targa que tanta clase le da a esta versión RF. Esa es justamente la crítica de los amantes de la versión clásica: que el RF ya no es un descapotable.

La estructura y funcionamiento de la nueva capota hacen al coche más pesado, pero el equipo de desarrollo de Mazda ha logrado quitar detalles de aquí y de allá (por ejemplo, el carenado que tapaba el doble tubo de escape, que ahora está pulido y se ve) para lograr que el MX-5 RF pese sólo 45 kilos más.

Su funcionamiento es impecable: se aprieta el botón de la consola central y la capota se pliega o se despliega suavemente, sin hacer ruido y en sólo 13 segundos. Además, en el tablero de instrumentos se muestra una animación indicando en qué punto se halla el proceso. Al abrirse, las secciones delantera y central del techo, junto con la luneta trasera, quedan ocultas detrás de los asientos, mientras los pilares traseros del techo targa vuelven a su posición exterior

Ese ha sido el gran reto en un coche que, por lo demás, es una versión del MX-5, del que conserva todas las características. Sí contará con un color de carrocería exclusivo, el Machine Grey, además de heredar los cinco colores básicos de la gama MX-5.

Sobre si es más atractiva la silueta con la capota blanda o con este techo duro, las opiniones varían, aunque la realidad del mercado deja claro lo que piensan los clientes: de la tercera generación se vendieron más unidades con techo duro que con capota blanda.

Interior Todo para el puesto de conducción

Mazda MX-5 RF
El interior está pensado, antes que nada, para el conductor.
Ampliar

Al volante del MX-5 uno se sumerge en un espacio hecho para la conducción, en el que otros criterios pasan a segundo plano. Con su nueva línea de comunicación, Mazda hace hincapié en otro de sus conceptos filosóficos: Jinba Ittai. Pocas risas, que son esas “ideas fuerza” las que permiten después una traslación de los objetivos de la marca, de sus modelos, de su diseño a toda su organización y a sus clientes y simpatizantes. Recordemos que, en diseño, el concepto es Kodo o “Alma en movimiento”. Pues, en placer de conducción, Jinba Ittai simboliza la unión perfecta entre un jinete y su montura, situando así en estos tiempos tecnológicos un sentir ancestral.

Viene todo a esto a cuento, porque el puesto de conducción está diseñado para que todos los mandos (instrumentación, consola central, palanca de cambio) estén orientados al conductor y sus funciones le ofrezcan la información precisa en cada momento de un viaje que se presume siempre placentero: el MX-5 RF no es un coche para llevar los niños al cole ni para hacer la compra en el súper. Aquí se sube uno a disfrutar.

Si eres alto y corpulento no tendrás tan fácil encontrar esa adaptación perfecta, pero, tocando los reglajes del volante y el asiento, podrás aproximarte a ese jinete ideal del que hablábamos. El volante de tres radios tiene tacto y tamaño de lo más agradable y los asientos recogen el cuerpo como un guante (en las versiones más equipados son Recaro y con tejido Alcantara o piel además de costuras vistas con pespunteado en rojo). También los pedales tienen el emplazamiento óptimo para que la postura de conducción sea idónea. Una vez acomodado, las fuentes de información te ayudarán en tu tarea: relojes grandes y analógicos, pantalla ligeramente orientada al conductor, buena visibilidad a través de retrovisores y luneta.

Los materiales se han elegido, como veis, para dotar al MX-5 RF de una impresión de calidad que acrecienta ese placer de sentirse a bordo de un deportivo premium.

El espacio no es su fuerte, claro. Sigue contando con la guantera con llave situada entre los respaldos de los asientos, con minúsculos huecos en las puertas y con el “vaciabolsillos” de la columna central. El maletero, de 127 litros, no varía respecto a la versión de capota blanda. Mazda lo ve con “capacidad para dos bolsos de mano normales”. En esta prueba, mi compañera periodista y yo logramos meter dos maletas pequeñas (de las que te permiten en la cabina de un avión), dos bolsos de mano (en el interior no caben, salvo que agobies al copiloto poniéndoselos en los pies) y dos abrigos.

En marcha y descapotado, este RF se disfruta de verdad, aunque no sea un descapotable total, sino un “coche sin techo”, por decirlo así; y, cuando circulas en versión cerrada, el confort sonoro es muy aceptable (en esto sí gana al MX-5 de capota blanda, claro). Además, se han añadido más materiales de aislamiento y de amortiguación de vibraciones para hacer el habitáculo más cómodo.

Motor Dos gasolina de 160 y 131 CV

Mazda MX-5 RF
Se han realizado ajustes en el chasis y las suspensiones para garantizar el mismo comportamiento.
Ampliar

El MX-5 RF sale al mercado con dos motores de gasolina: el 2.0 de 160 CV y el 1.5 de 131, que pertenecen a la línea Skyactiv y son, por supuesto, Euro6. Son los mismos que ofrece la versión con capota blanda (sólo la transmisión automática opcional marca la diferencia, y sólo en el mercado europeo).

El 2.0 entrega el par en una banda más amplia de revoluciones (tiene más bajos, acelera desde menos vueltas del motor), aunque el máximo es de 200 Nm a 4.600 rpm. Puede ir asociado como opción al i-stop (denominación de Mazda para el sistema de start and stop). Su velocidad máxima es de 215 km/h (194 km/h si el cambio es automático).

El 1.5, con sus 131 CV, ofrece un par máximo de 150 Nm a 4.800 rpm. Velocidad máxima, 203 km/h.

El cambio es en ambos casos manual de 6 velocidades, que es el que pudimos probar asociado a los dos motores, aunque existe una transmisión automática sólo para Europa y para la versión con el motor 2.0 en acabado Luxury, cuyo funcionamiento no pudimos comprobar en esta ocasión. Queda pendiente para una prueba en profundidad del MX-5 RF.

El motor 2.0, por cierto, puede llevar el sistema de freno rege­nerativo i-ELOOP, capaz de convertir la energía de deceleración en electricidad para surtir a elementos como los faros o el climatizador, lo que acaba ahorrando combustible.

Comportamiento Diversión con o sin capota

Mazda MX-5 RF
Las luces led consiguen ensalzar el diseño de la parte trasera.
Ampliar

El objetivo de los ingenieros de Mazda para este proyecto de tener el mejor MX-5 con capota dura posible ha sido no perder nada de lo que ofrece la versión con capota blanda, con todo lo que ello supone en cuanto a aumento de peso y de variación en las cotas aerodinámicas.

Para ello, han modificado el chasis para adaptarlo a ese mayor peso y a la mayor altura también. La misma revisión se ha aplicado a suspensión, dirección y freno. El trabajo se ha centrado sobre todo en reforzar las piezas, minimizar vibraciones y controlar las turbulencias (se ha añadido un faldón al radiador para que el aire que circula desde los pasos de rueda delanteros a los flancos de la carrocería no desestabilice al RF cuando circula en línea recta o cuando cambia de carril).

El conductor disfrutará de esos ajustes sin darse cuenta de todos los esfuerzos realizados para proporcionarle esa sensación de seguridad y precisión. Esas han sido nuestras impresiones en los kilómetros que hemos recorrido -en abierto o en cerrado- con este MX-5 RF. Las pequeñas diferencias que puede haber con la versión de capota blanda se podrán analizar sólo en una prueba comparativa y probando los dos coches en una misma sesión de conducción.

 

Equipamiento A la altura de un deportivo

Mazda MX-5 RF
En sólo 13 segundos, la capota se pliega o despliega, de manera eléctrica y completamente automática.
Ampliar

El equipamiento de seguridad, activa y pasiva, es el ya conocido de la gama MX-5. Os lo recordamos.

Seguridad activa:

Control de ángulo muerto: mediante un radar, detecta los vehículos que se acercan desde atrás por los carriles conti­guos. Si el conductor del MX-5 señaliza un cam­bio de carril mientras se le acerca otro vehículo, el sistema hace parpadear un indicador en el retrovisor del lado correspondiente y emite una señal acústica.

-Alerta de tráfico trasera: complementa al control de ángulo muerto advirtiendo de la presencia de otros vehículos durante las maniobras marcha atrás.

Sistema de alerta de cambio involuntario de carril: identifica las líneas de la carretera con ayuda de una cámara y avisa al conductor cada vez que se sale de su carril de forma no deliberada.

-Sistema de control de luces de largo alcance: con una cámara monitoriza las luces delanteras o traseras de los vehículos a la vista, y cambia automática­mente entre las luces largas y las cortas para no estorbar la visión de los demás conductores.

Sistema de iluminación direccional: predice las curvas de la carretera y adapta las luces cortas a la trayectoria esperada del ve­hículo.

 

Seguridad pasiva:

La concepción de la carrocería es tal que, en un impacto, permite canalizar las fuerzas del choque a través de una estructura que dispersa esa energía. Empleo de aceros y aluminio ligeros pero de alta resistencia en puntos estratégicos; por ejemplo, alrededor del habitáculo y en los travesaños de los parachoques delantero y trasero.

Se ha mejorado el bastidor para que los ocupantes estén mejor protegidos en caso de impacto lateral (travesaño adicional en los respaldos de los asientos y refuerzo de los pilares delanteros  (A) y de los estribos laterales.

En caso de un impacto frontal leve, diversos elementos atornillados, fáciles de sustituir, se encargan de absorber la energía del golpe, limitando los daños al motor y los costes de reparación. Varias estructuras y materiales optimizados mejoran la resistencia a los impactos, protegiendo el habitáculo y el depósito de combustible.

Para casos de atropello, el MX-5 lleva capó activo con tecnología de sensores, para limitar lesiones en la cabeza de los peatones; para proteger sus piernas se usa  espuma que absorbe la  energía en en la viga del parachoques y en el refuerzo de su par­te inferior.

Seguridad

Equipamiento de Serie

  • Control de estabilidad (DSC) con control de tracción (TCS)
  • Testigo presión neumáticos
  • Detector de tráfico trasero (RCTA)
  • Faros Full LED: Luces delanteras y traseras con tecnología LED
  • Control de luces de largo alcance (HBC)
  • ABS + EBD
  • Sensores de aparcamiento
  • Luces diurnas LED
  • Control de Ángulo Muerto avanzado (BSM)
  • Sistema de iluminación direccional (AFLS)
  • Airbags frontales y de cortina
  • Sistema de alerta de cambio involuntario de carril (LDWS)

Confort

Equipamiento de Serie

  • Aire acondicionado
  • Elevalunas eléctricos delanteros
  • Sensor lluvia y luces
  • Diferencial trasero autoblocante
  • Asientos calefactados delanteros
  • Volante y palanca de cambios de cuero
  • Climatizador automático bi-zona
  • I-Stop & i-Ellop
  • Cierre centralizado con mando a distancia
  • Retrovisores exteriores en color de la carrocería
  • Deflector trasero
  • Retrovisores eléctricos
  • Tapicería cuero
  • Dirección asistida
  • Retrovisores calefactados y eléctricos
  • Retrovisor interior antideslumbramiento automático
  • Control de crucero
  • Acceso inteligente sin llave
  • Llantas aleación 17´´ Bright Silver 205

Equipamiento Opcional

  • 400 €Pintura metalizada
  • 550.01 €Pintura metalizada Premium Soul Red
  • 550.01 €Pintura metalizada Premium Machine Gray

Multimedia y Audio

Equipamiento de Serie

  • Radio AM/FM con 4 altavoces
  • 6 altavoces
  • Sistema de sonido BOSE
  • Radio digital DAB
  • 2 conectores USB y entrada Auxiliar (AUX)
  • 9 altavoces
  • Navegador
  • Ordenador de viaje
  • Bluetooth
  • Sistema MZD Connect con pantalla táctil de 7´´ y mando HMI Commander

Consumo Peso liviano, buen consumo

Mazda MX-5 RF
El MX-5 RF tiene dos motores ya conocidos de la versión normal: gasolina Skyactiv 2.0 y 1.5.
Ampliar

En una presentación no podemos realizar una prueba real de consumos, así que os ofrecemos las cifras oficiales que nos ha facilitado Mazda.

Para el 2.0, los consumos y las emisiones varían según el tipo de cambio y la existencia o no del i-stop y del sistema de freno regenerativo ELOOP:

-MX-5 RF con cambio manual de seis velocidades: 6,9 l/100 km y 161 g/km

– MX-5 RF con cambio automático de seis velocidades: 7,2 l/100 km y 167 g/km

– MX-5 RF con cambio manual con i-stop y i-ELOOP: 6,6 l/100 km y 154 g/km

– MX-5 RF con cambio automático con i-stop y i-ELOOP:  6,4 l/100 km y 149 g/km

Para la versión con motor 1.5, el consumo oficial es de 6,1 l/100 km y las emisiones de CO2, de 142 g/km.

 

 

Ficha Mazda MX-5 RF

Carrocería

  • Largo 3.915 mm
    Ancho 1.735 mm

    Alto
    1.230 mm

  • Batalla (mm)
  • Capacidad del maletero min/max (l) /
  • Peso (kg)1.305
  • CarroceríaRoadster
  • Número de puertas2
  • Número de plazas2

Motor

  • CombustibleGasolina
  • Cilindrada (cm3)1.998
  • Número de cilindros4
  • Sobrealimentación--

Transmisión

  • TracciónTracción trasera
  • Tipo de transmisiónManual
  • Número de marchas6

Prestaciones

  • Potencia (kW)118
  • Potencia (CV)160
  • Par (Nm)200
  • Velocidad máxima (km/h)214
  • Aceleración 0-100 km/h (s)7,3

Consumos y emisiones

  • Urbano (l/100 km)9,3
  • Carretera (l/100 km)5,5
  • Medio (l/100 km)6,9
  • CO2 (g/km)154
  • Depósito de combustible (l)48

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

Ir arriba