Presentación y prueba del Kia Optima Plug In Hybrid y gama 2017

Presentación y prueba del Kia Optima Plug In Hybrid y gama 2017

15 diciembre, 2016

Probamos toda la gama del Kia Optima que llega con novedades de cara al 2017 como la versión híbrida enchufable o el acabado GT Line, tanto para la berlina como para el Sport Wagon. Además, la marca ofrece a sus clientes particulares una interesante forma de hacerse con un Optima: el pay4use.

Nuestra valoración: 6,8 Bastante bueno

Diseño 7

Bastante bueno

Motor 7

Bastante bueno

Comportamiento 7

Bastante bueno

Interior 6

Bueno

Equipamiento 7

Bastante bueno

Consumos 7

Bastante bueno

Destacable

  • Espacio en plazas traseras
  • Facilidad de uso (híbrido)
  • Precio competitivo

Mejorable

  • Capacidad del maletero del híbrido
  • Brusquedad del cambio (salvo híbrido)
  • Aspecto de plásticos interiores

Con la llegada de la versión híbrida enchufable y la posibilidad de contar con la imagen deportiva de la versión más prestacional al incorporar el acabado GT Line al resto de motorizaciones (salvo al híbrido), la gama del Kia Optima es más completa e interesante que nunca. Kia, además, ofrece el acabado GT Line en las versiones con carrocería SW del Kia Optima Sport Wagon, es decir, las diésel con motor 1.7 CRDi de 141 CV, tanto con cambio manual como automático.

Junto con estas novedades, la marca coreana nos tenía preparada otra sorpresa: la nueva fórmula para adquirir un Kia Optima para particulares, denominada “Pay4Use”, cuya traducción sería algo así como “pago por uso”. Con una entrada de 700 euros, puedes hacerte con una unidad de Kia Optima y pagarás una cuota mensual en función de los kilómetros que hagas. Pasados 12 meses, podrás elegir entre tres opciones:

  • Si estás encantado con tu coche, te puedes quedar con él pagando el valor residual del vehículo.
  • Si prefieres hacerte con un modelo nuevo, entregas el tuyo y adquieres otro con el mismo método.
  • Entregas el coche y finalizas el contrato.

Las limitaciones de este sistema de “compra” (realmente no lo compras, el coche sigue siendo propiedad de Kia) son que no puedes realizar más de 13.000 km al año y que no lo pueden conducir personas de menos de 30 años de edad y 3 años de carnet de conducir.

Las ventajas son que la depreciación del vehículo, así como su mantenimiento y posibles averías, no son asunto tuyo, es decir, los problemas son de otro. El coste de la cuota que pagas se calcula en función de los kilómetros y del estado del coche.

En cuanto a los precios de los nuevos miembros de la familia Optima, son los siguientes:

  • Kia Optima Plug In Hybrid desde 45.750 euros, que se quedan en 38.215 euros con la promoción vigente.
  • Kia Optima GT 240 CV desde 43.380 euros, que se quedan en 35.238 euros con la promoción vigente.
  • Kia Optima Sportwagon GT 245 CV desde 44.580 euros, que se quedan en 36.438 € con la promoción vigente.
  • Kia Optima Sportwagon GT Line diésel 141 CV manual desde 38.130 euros (30.595 € con ofertas).
  • Kia Optima Sportwagon GT Line diésel 141 CV automático desde 40.130 euros (32.595 € con ofertas).
  • Kia Optima Sportwagon GT Line Luxury diésel 141 CV automático desde 41.730 euros (34.195 € con ofertas).

 

Diseño Kia Optima 2017: nueva carrocería Sport Wagon

Así es la gama Kia Optima 2017.
Así es la gama Kia Optima 2017.
Ampliar

Las formas generales del Kia Optima no han cambiado desde el lavado de cara presentado hace ahora justamente un año, pero sí hay diferencias en los dos nuevos modelos, el híbrido enchufable y el acabado GT Line.

El Plug in Hybrid tiene un frontal con una parrilla completamente diferente, llantas más lenticulares y un parachoques trasero también diferente para mejorar la aerodinámica. Con estos cambios el CX pasa de 0,27 a 0,25 y ayuda a mejorar aún más los consumos.

Distinguir esta versión de sus hermanos es muy fácil, además de por el frontal, las llantas y la zaga, por los grandes logos “Eco Plug In” presentes en los pasos de rueda delanteros y en la parte trasera. Los más observadores también se darán cuenta de la trampilla que deja acceso al puerto de carga del Kia Optima híbrido tras el paso de rueda delantero izquierdo o del fileteado en color azul en los aletines laterales y frontal.

Por lo demás, es idéntico a las berlinas del Optima, con unas líneas modernas y buenos ajustes en los distintos paneles de la carrocería.

En cuanto al acabado GT Line, pretende darle ese aspecto deportivo del potente Optima GT a las versiones diésel. Para lograrlo, se incluye una nueva parrilla frontal de efecto 3D, llantas de diseño específico acabadas en dos colores, un paragolpes trasero con difusor inferior y doble salida de escape ovalada y un pequeño spoiler sobre el portón en el caso del SW.

La carrocería del Kia Optima Sportwagon está muy bien resuelta. La cintura del coche sigue una línea ascendente, más marcada en el tercer cristal lateral, que le da una silueta de coupé, pues parece que el techo tiene mucha más caída de lo que parece. La verdad es que tiene una estampa mucho más juvenil y deportiva que la berlina.

Los acabados son buenos y, en todos los casos, las puertas del Optima son de muy buenas dimensiones y dejan un cómodo acceso al interior.

Interior La amplitud es su principal ventaja

El interior del Kia Optima destaca por su amplitud.
El interior del Kia Optima destaca por su amplitud.
Ampliar

En el habitáculo del Kia Optima tampoco se aprecian cambios frente a lo que ya conocemos. En el caso del híbrido enchufable, la mayor diferencia la encontraremos en el cuadro de instrumentos, que cambia el cuentavueltas por un indicador de consumo energético y el termómetro de refrigerante por el indicador del nivel de carga de la batería.

Los más observadores encontrarán otra diferencia en el asiento trasero, que cuenta con una rejilla en el lado izquierdo para permitir que las baterías del sistema híbrido se refrigeren. Por lo demás, en el habitáculo del híbrido nos sentiremos como en cualquier Kia Optima con cambio automático, con un enorme espacio para todos los pasajeros, unos asientos cómodos y un salpicadero de formas atractivas y buenos materiales, pero de aspecto algo sobrio y austero. Los plásticos de los paneles de puerta y salpicadero son de buena calidad y blandos al tacto, pero tienen un brillo y textura que los hace parecer de peor calidad que la que en realidad tienen. Es una lástima invertir en un buen material y que no lo parezca.

En el maletero encontraremos el principal handicap del Optima Plug in Hybrid. Las baterías ocupan mucho espacio y roban nada menos que 200 litros de capacidad, pero lo peor no es eso. El mayor inconveniente es que las formas cúbicas del maletero están interrumpidas por una especie de joroba que impide que sea útil abatir los respaldos traseros y también hace difícil acomodar en el espacio de carga una maleta grande.

Las versiones GT y GT Line están personalizadas con los logos GT en los respaldos de los asientos y en el volante, que además tiene las costuras en hilo rojo para darle un aspecto más sport. Todo lo demás es común con las otras versiones del Kia Optima.

En el caso del Sportwagon, el maletero es una gozada, con formas muy cúbicas y un buen espacio de carga que puede ser de 552 litros (42 más que la berlina) o 1.686 litros si abatimos los respaldos traseros, algo que se hace de manera muy sencilla y dejando un suelo completamente plano.

En definitiva, el interior del Kia Optima destaca por el generoso espacio que ofrece a sus pasajeros, especialmente en las plazas traseras, de las mejores de la categoría. Aunque los materiales son buenos, su aspecto no lo es tanto, y otro detalle que lo hace parecer algo más anticuado que sus rivales es la cantidad de botones que encontramos en él.

Aunque personalmente prefiero los botones a las pantallas táctiles (odio perder la pantalla del navegador para cambiar de emisora o subir la calefacción, por ejemplo), la mayoría de sus rivales emplean la pantalla táctil o mandos como touch pads, ruletas o joysticks para activar los distintos elementos. En este sentido, el Optima se ve algo anticuado.

Motor Híbrido con cambio de doble embrague

Motor Kia Optima Plug In Hybrid
Motor Kia Optima Plug In Hybrid
Ampliar

En el apartado mecánico lo más destacable es el Plug In Hybrid, pues las demás versiones son ya conocidas, con el motor 1.7 CRDi de 141 CV y el 2 litros turbo de gasolina de 245 CV y 353 Nm de par, asociado en este caso a una caja de cambios automática de 6 velocidades, mientras que el diésel puede montar un cambio manual de 6 marchas o el de doble embrague de 7 relaciones.

En el caso del Kia Optima Plug In Hybrid contamos con un motor de gasolina GDi de 2 litros de cilindrada en inyección directa que rinde 156 CV y que va asociado a un motor eléctrico de 68 CV. La potencia máxima del conjunto es de 205 CV (ambas mecánicas entregan su potencia máxima en distintas situaciones, de modo que la conjunta no es la suma directa de ambas). Los dos motores trabajan conjuntamente con un cambio automático de 6 marchas y el funcionamiento es de lo más agradable.

Mientras que los modelos con el cambio de doble embrague de 7 marchas resultan muy incómodos de conducir en embotellamientos y cuando maniobramos (el embrague es muy brusco y avanzamos a empellones), en el híbrido es todo suavidad.

El par instantáneo que proporciona el motor eléctrico y la suavidad con la que se pone en marcha el de gasolina hacen que sea un coche muy gratificante de conducir y con una buena respuesta al acelerador si demandamos potencia.

La autonomía máxima es de 54 km en modo 100% eléctrico y la real no está muy lejos, pues en el recorrido de prueba hicimos casi esa distancia en modo eléctrico y todavía quedaba carga. Con las baterías completamente descargadas el tiempo de carga es de 5 horas.

La otra versión que tuve ocasión de probar fue la del Kia Optima Sportwagon GT Line diésel con cambio automático. Los 141 CV mueven con suficiente soltura al conjunto y el cambio de 7 marchas y doble embrague es muy rápido en las transiciones, pero, como decía, su uso es incómodo cuando estamos en cola esperando para entrar en una rotonda, embotellamientos y, especialmente, a la hora de maniobrar, con un embrague demasiado brusco que nos hace avanzar a golpes.

Comportamiento En un punto medio

Las suspensiones del GT son algo secas.
Las suspensiones del GT son algo secas.
Ampliar

En esta toma de contacto con la gama he podido probar el nuevo híbrido enchufable y el Sportwagon con el acabado GT Line y el motor diésel de 141 CV, y confieso que me ha gustado más el híbrido.

Las suspensiones del GT Line hacen que el eje trasero sea algo seco y los rebotes que produce al pasar por los resaltes de las bandas reductoras de velocidad son bruscos. Tampoco los neumáticos 235/45-18 ayudan en este apartado. Puede que sean ideales en el caso del GT de 245 CV, pero para un modelo SW de 141 CV es una medida desproporcionada y su escaso perfil hace que sea más incómodo. En este sentido, los 215/55-17 del híbrido enchufable son mucho más racionales.

Otro de los factores por los que me ha gustado más el híbrido es la suavidad de conducción cuando circulamos en un embotellamiento. La brusquedad del cambio de doble embrague de 7 velocidades cuando vamos avanzando “al tran-tran” con tráfico denso o en las maniobras de aparcamiento creo que se debe mejorar.

En carretera abierta, ambos modelos son muy agradables de conducir. En el caso del híbrido sorprende la cantidad de tiempo que circularemos en modo 100 % eléctrico. Un factor que se debe mejorar es la insonorización respecto a la rodadura de los neumáticos. Al ser tan silenciosa la mecánica, se nota mucho la rumorosidad de las ruedas contra el asfalto.

La dirección tiene un buen tacto en ambos casos y la caja de cambios reacciona muy rápidamente a nuestras necesidades en todo momento.

El híbrido tiene una transición muy buena entre el funcionamiento eléctrico y cuando empieza a trabajar el de gasolina, por ejemplo al dar un fuerte pisotón al acelerador para realizar un adelantamiento. Destaca por lo fácil que es de conducir, todo sucede como en el coche que llevamos conduciendo toda la vida y el tiempo de adaptación a él es mínimo.

En curvas cerradas se nota el peso de las baterías en la parte trasera. La sensación es la de ir conduciendo el coche sin pasajeros, pero con el maletero cargado hasta el tope.  El Kia Optima híbrido pesa 130 kg más que el modelo equivalente.

Los frenos tienen un buen tacto y las distancias son correctas.

Resumiendo, el Kia Optima híbrido convence por su facilidad de uso y suavidad, mientras que el GT Line no resulta tan satisfactorio y pierde mucho en confort debido a la sequedad de la suspensión del eje trasero y a un cambio poco afinado para el uso urbano.

Equipamiento Buena relación precio/equipamiento

El equipamiento del Kia Optima es bueno para su precio.
El equipamiento del Kia Optima es bueno para su precio.
Ampliar

El Kia Optima tiene un equipamiento de serie muy completo en las versiones presentadas. Tanto el Plug in Hybrid como los GT Line se posicionan en la parte alta dentro de la gama Optima y es lógico que vengan muy bien dotadas; al fin y al cabo, se trata de modelos que superan los 40.000 euros, una suma considerable.

Tapicería de cuero, asientos eléctricos con multitud de reglajes, climatizador bi-zona, volante multifunción, un buen equipo multimedia, asientos calefactados y ventilados, control de crucero (adaptativo en algunos modelos), dirección con asistencia variable… La verdad es que no hay reproche posible en cuanto a su dotación de serie.

Un apartado en el que destaca especialmente el Optima es el de la seguridad pro-activa, la destinada a evitar accidentes. Kia ha incorporado a su buque insignia en España elementos como la alerta de ángulo muerto, el sistema de frenada de emergencia anti colisión, los faros con asistente de luz de carretera, el control de crucero adaptativo, la alerta de pérdida de carril, o el sistema de reconocimiento de señales de tráfico.

En el caso del híbrido enchufable, cuenta con un radar de corto alcance y otro de largo alcance que hace que sea capaz de detectar obstáculos o peatones a mucha más distancia o en condiciones adversas, lo que aumenta la eficacia del sistema de detección de peatones y de frenado de emergencia en ciudad de manera notable.

En definitiva, los Kia Optima ofrecen mucho a cambio de lo que cuestan y se posicionan como una alternativa muy interesante por su relación precio/equipamiento.

Consumo Datos oficiales

La recarga del híbrido lleva 5 horas.
La recarga del híbrido lleva 5 horas.
Ampliar

Al tratarse de una toma de contacto, no he podido realizar unas mediciones precisas de los consumos reales, por lo que sólo puedo dar los valores oficiales de consumo que ofrece la marca.

En el caso del Kia Optima Plug In Hybrid, la marca anuncia una autonomía en modo eléctrico de 54 km y no me parece nada descabellada, puesto que en la prueba circulamos más de 40 km en este modo y todavía quedaba algo de carga en la batería, aunque también he de decir que fuimos a ritmo suave y con poco tráfico.

Los consumos homologados de este tipo de coches hay que ponerlos un poco entrecomillados, puesto que el ciclo de homologación hace que los híbridos enchufables saquen valores poco representativos respecto al consumo real. Como es lógico, si nuestro recorrido diario es próximo al de la autonomía máxima en modo eléctrico, gastaremos muy poca gasolina, pero, cuando las baterías se agoten, su consumo será mayor que en un modelo sin 130 kg extras de lastre.

Las cifras concretas homologadas para cada modelo son las siguientes:

  • Kia Optima 1.7 diésel con cambio manual: 5,2 l/100 km en ciudad y 3,8 l/100 km en carretera.
  • Kia Optima 1.7 diésel con cambio automático: 5,2 l/100 km en ciudad y 4,2 l/100 km en carretera.
  • Kia Optima 2.0 GT con cambio automático: 11,8 l/100 km en ciudad y 6,1 l/100 km en carretera.
  • Kia Optima Plug in Hybrid: 0 l/100 km en ciudad y 5,3 l/100 km en carretera.

Debido al espacio que ocupan las baterías, el híbrido tiene un depósito de combustible de 55 litros, mientras que el resto de modelos Optima cuentan con 70 litros de capacidad, lo que les proporciona una autonomía excelente.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba