Prueba

Primera prueba del Ford Puma ST: apuesta ganadora

68 fotos

Ampliar

16 de noviembre, 2020

Nos ponemos a los mandos del Ford Puma ST, la versión deportiva y de altas prestaciones de SUV más pequeño de Ford. Encuadrado en la categoría de moda y sin rivales que puedan hacerle frente, el último miembro de la familia Ford Performance parece una apuesta segura por parte de la marca.

El Ford Puma ST supone la llegada de un nuevo modelo a la familia Ford Performance, la gama más pasional y deportiva de la marca americana que, hasta ahora, estaba formada por Ford GT, Mustang, Ranger Raptor, Focus ST y Fiesta ST. Con este último comparte chasis y motor, el 1.5 Ecoboost de 3 cilindros y 200 CV, para convertirse en el primer SUV que pasa por la manos del departamento Ford Performance y en un modelo que prácticamente no encuentra rivales en el mercado.

La receta aplicada por Ford en este Puma ST parece que tiene todos los ingredientes para ser un éxito comercial. En primer lugar, se encuadra en categoría de moda, la de los SUV, y, más concretamente, en el segmento B-SUV que es el que mayor crecimiento de ventas está registrando en los últimos tiempos. En segundo lugar, no tiene rivales directos, ya que lo más aproximado que podríamos encontrar, por concepto, serían el Audi SQ2 o el Volkswagen T-Roc R, pero ambos modelos son más potentes y, sobre todo, mucho más costosos. Podríamos considerar el Fiat 500X Sport de 150 CV como un rival, pero por prestaciones, comportamiento y calidad realmente no lo es.

A los dos factores anteriores, tenemos que sumar la experiencia de la marca con el Fiesta ST, un producto de acreditada carrera y que, en principio, supone toda una garantía para que el nuevo Ford Puma ST cuente con una dinámica y prestaciones a la altura y, de hecho, así es.

Rápido, divertido, con un sonido muy sugerente y con una estética que potencia la ya de por si seductora imagen del Puma ST Line, la última incorporación a la gama deportiva de Ford parece una apuesta segura.

Sigue leyendo esta primera prueba del Ford Puma ST para conocer más detalles…

Nuestra valoración: 7,8

Diseño 9

Motor 8

Comportamiento 8

Interior 7

Equipamiento 8

Consumos 7

Destacable

  • Motor y comportamiento
  • Asientos Recaro de serie
  • Sonido natural

Mejorable

  • Tacto de la caja de cambios
  • El diferencial es un extra

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: detalles exclusivos

El atractivo color verde es exclusivo para el Puma ST.

68 fotos

Ampliar

El Ford Puma llegó al mercado a principios de este año y se ha convertido en todo un éxito de ventas para la marca. La buena aceptación que ha tenido por parte del público se debe en gran medida a su atractivo diseño exterior, sobre todo, en las versiones con acabado ST Line. Pues bien, el nuevo Ford Puma ST incrementa notablemente el atractivo del modelo, que presenta una imagen más musculosa y poderosa, y lo hace sin caer en excesos, lo que es de agradecer. Para entendernos, el Puma ST deja notar que estamos ante un modelo especial y de corte deportivo, pero no es una “macarrada”.

Estéticamente, el Ford Puma ST se diferencia claramente del resto de la gama Puma con un frontal en el que cambia el entramado de la parrilla para ofrecer una mayor capacidad de refrigeración del motor y la configuración del faldón, con unas entradas de aire diferentes y un labio inferior más prominente que, firmado por Ford Performance, incrementa la fuerza descendente del extremo delantero en casi un 80% para una mayor estabilidad y tracción.

En el lateral, la vista se nos clavará en las llantas de 19 pulgadas (disponibles en dos acabados) y en una moldura sobre la talonera, mientras que en la parte trasera veremos cambios en el tamaño del spoiler sobre el portón, el difusor del parachoques, el marco negro de los grupos ópticos y las dobles salidas de escape que, además, emiten un sonido de lo más sugerente.

El Ford Puma ST cuenta con un color de carrocería exclusivo denominado Verde Mean, aunque también está disponible en negro, azul, rojo, blanco y gris. Además, el acabado negro brillante del techo, los marcos de la parrilla, las varillas laterales, las cubiertas de los espejos retrovisores y el spoiler trasero del techo vienen de serie.

Interior: ambiente Recaro

Los excepcionales asientos Recaro forman parte del equipamiento de serie del Ford Puma ST.

68 fotos

Ampliar

Los detalles exclusivos no se acaban en el exterior, también el interior de Puma ST recibe su dosis de personalización.

Al abrir las puertas, lo primero que nos llamará la atención son los formidables asientos calefactados firmados por Recaro, pero también los umbrales de acceso personalizados por Ford Performance y la imagen con el logotipo ST que se proyecta en el suelo desde los retrovisores. Cuando te sientas en el Puma ST aprecias el valor de la marca Recaro. Los asientos te abrazan y cuentan con una sujeción lateral excelente, no sólo para las caderas y los riñones, también para la parte alta de la espalda.

El volante deportivo, que cuenta con un tacto excelente, también es exclusivo de esta versión, así como las costuras grises en contraste presentes en los asientos, cinturones de seguridad, palanca de cambio y alfombrillas.

Lo mejor de todo es que el Ford Puma ST no pierde ni un ápice de la versatilidad ni ninguna de las cualidades que hacen que el Puma sea uno de los SUV-B más espaciosos y prácticos. Las plazas, tanto delanteras como traseras, son idénticas en cuanto a espacio y su maletero, con más de 400 litros de cubicaje, no pierde nada de capacidad y conserva su práctica gaveta impermeable y con desagüe en la que podemos transportar bultos altos gracias a su profundidad extra.

Motor: pletórico

Ford ha conseguido una buena cifra de par en el motor del Puma ST.

68 fotos

Ampliar

El Ford Puma ST monta la misma mecánica que el Fiesta ST. Se trata de un motor turboalimentado de gasolina de tres cilindros y 1,5 litros de cubicaje que desarrolla 200 CV de potencia y entrega 320 Nm de par máximo. Esta buena cifra de par se debe a la elevada cilindrada unitaria de sus cilindros, con medio litro de cubicaje cada uno, y a la elaborada gestión electrónica.

Para transmitir esa potencia al suelo, contamos con una caja de cambios manual de 6 marchas y, opcionalmente, con un diferencial LSD de deslizamiento limitado que garantiza la máxima motricidad en aceleración. Gracias a este conjunto, el Ford Puma ST acelera de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos y alcanza una velocidad máxima autolimitada de 220 km/h.

A falta de una prueba en profundidad, podemos afirmar que el motor del Ford Puma ST pasa el examen con nota. Sí, es un tres cilindros y eso hará que, al principio, muchos tuerzan el gesto, pero bastará con montarse en el coche, pulsar el botón de arranque y escuchar el ronroneo de la mecánica para que empiece a desaparecer esa mueca de desaprobación.

Una vez en marcha, los prejuicios iniciales quedarán totalmente olvidados. Acompañados por el sugerente sonido que sale de los escapes, y que se incrementa cuando activamos el modo Sport, pisamos el acelerador para dar rienda suelta a los 200 CV y comprobamos que el motor empuja con fuerza al conjunto ya desde las 1.9000 rpm, entregando lo mejor de sí a partir a de las 3.000 rpm y llegando sin muestras de fatiga a las 6.000 rpm.  El Puma ST es rápido, muy rápido, y hace que los adelantamientos sean un abrir y cerrar los ojos.

En este punto, el único punto a mejorar sería el tacto de la caja de cambios. No es malo, ni mucho menos, pero sí es cierto que un coche de estas características esperas un tacto algo menos “esponjoso”. En cualquier caso, es un detalle menor que no empaña las buenas sensaciones generales.

Por cierto, el sonido es 100% natural y se debe al sistema de válvulas de escape activas que amplifican el sonido natural de la mecánica. Aquí no hay altavoces bajo el asiento ni artificios de ningún tipo para parecer lo que no es. Bravo por Ford.

El Ford Puma ST cuenta con programa de modos de conducción que varía respecto al de Puma normal. Aquí tenemos cuatro opciones. Disponemos de un modo Eco para mantener los consumos ajustados, un modo normal, el modo Sport y un modo adicional llamado Race Track o circuito en el que se desconecta el control de tracción y el control de estabilidad permite cierto nivel de deslizamiento. A mayores, podemos desconectar por completo los controles con una tecla en la consola central.

Los distintos modos de conducción actúan, además de sobre el control de  tracción y estabilidad, sobre la dirección y la respuesta del acelerador. También se modifica el sonido, haciéndose más patente y sugerente en los modos Sport y Circuito.

Comportamiento: un felino muy ágil

La respeusta dinámica del Puma ST es sorpredentemente buena.

68 fotos

Ampliar

El departamento Ford Performance ha llevado a cabo una profunda revisión del chasis para adaptarlo a las potentes prestaciones de la mecánica y dotar al Ford Puma ST de una respuesta dinámica excitante. Así, se ha mejorado la puesta a punto de los frenos, dirección y suspensión. También los neumáticos Michelin Pilot Sport 4S son específicos de esta versión y es que, con medidas 225/40-19, han sido desarrollados especialmente por el fabricante francés para la gama de altas prestaciones de Ford y cuentan en su flanco con el marcado FP (Ford Performance) de homologación.

Para compensar el centro de gravedad más alto del Puma ST respecto del Fiesta ST, la marca ha instalado unas barras estabilizadoras un 40% más rígidas que, sin duda, consiguen su propósito, aunque, eso sí, a costa de restar algo de confort a los pasajeros. La suspensión, por su parte, cuenta con muelles de fuerza vectorial patentados por Ford que se complementan con amortiguadores Hitachi de doble tubo en ambos ejes para conseguir que el, en principio, sencillo eje torsional del Puma ofrezca una respuesta tan eficaz como la de un más complejo esquema multibrazo.

La dirección, rápida y directa, también ha recibido interesantes mejoras. Con una desmultiplicación de 11,4:1 y apenas dos vueltas de volantes entre topes, es un 25% más rápida que las de las versiones estándar del Puma. El sistema de frenado también ha tenido que adaptarse a las exigencias, aumentado los discos delanteros en un 17% su diámetro hasta los 325 mm. A este respecto, es importante señalar que los frenos ofrecen una buena potencia y progresividad, resistiendo de manera notable un uso intensivo.

Otro elemento importantísimo a la hora de mejorar la respuesta dinámica del Ford Puma ST es la posibilidad de montar un diferencial autoblocante en el eje delantero. Actúa en combinación con el Control de Par Vectorial (el sistema electrónico frena la rueda interior en las curvas) consiguiendo reducir el subviraje y permitiendo dar gas antes de la salida de curva sin perder tracción.

Las sensaciones de conducción del Ford Puma ST tras esta toma de contacto son muy buenas. El coche apenas deja notar sus desventajas frente al Fiesta ST (más peso y centro de gravedad más alto), ofreciendo una respuesta dinámica sensacional. El coche se muestra reactivo, con unos rápidos y eficaces cambios de apoyo y un paso por curva excepcional. Además, el Puma ST pone las cosas fáciles al conductor, consiguiendo dibujarle una sonrisa en el rostro sin exigirle demasiado o ponerle en aprietos.

Equipamiento: tope de gama

El equipamiento del Ford Puma ST es muy completo.

68 fotos

Ampliar

Al tratarse de un tope de gama y, además, de última generación, el Ford Puma ST cuenta con un equipamiento muy completo en todos los aspectos, pero especialmente en materia de ADAS (asistentes avanzados a la conducción) y conectividad.

En el apartado de seguridad activa, el Puma ST cuenta con elementos como el asistente de mantenimiento en el carril, alerta de ángulo muerto, alerta de colisión con frenado de emergencia, limitador de velocidad inteligente, sensores de ángulo muerto, asistente de aparcamiento… no echaremos nada en falta en este sentido.

También en materia de confort estamos muy bien servidos, con un eficaz climatizador automático, asientos calefactados, techo panorámico (opcional), asientos mixtos de piel/Alcantara, volante deportivo de cuero perforado, espejo retrovisor fotocromático, etc.

Por su parte, el sistema SYNC de Ford cuenta con Apple Car Play y Android Auto, además de un excelente sistema de sonido firmado por B&O. No está mal, pero en este campo algunos rivales sacan ventaja al integrar asistentes inteligentes tipo Alexa y funciones que permiten una mayor integración con el smartphone y que nos permiten, por ejemplo, abrir y cerrar las puertas con el móvil, conocer la ubicación del coche, etc.

En definitiva, el Ford Puma ST cuenta con un nivel de equipamiento acorde con sus prestaciones y que hacen que sea un producto muy interesante.

En cuanto al precio del Ford Puma ST en España, la marca ha fijado un PVP de 34.000 euros, un cifra que se puede rebajar aplicando los distintos descuentos que ofrece Ford.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche