Prueba

Primera prueba del Opel Insignia 2021: ¿qué hay de nuevo?

7 fotos

Ampliar

16 de octubre, 2020

El Opel Insignia busca revitalizar sus ventas con esta nueva versión de la berlina alemana. ¿Qué hay de nuevo en el Opel Insignia 2021?, te lo contamos en esta toma de contacto.

Opel rejuvenece a su gran berlina con ligeros cambios en Opel Insignia que lo hacen más atractivo. Es el último modelo desarrollado por Opel antes de ser comprada por el grupo PSA, así que su plataforma es todavía de GM. El nuevo Opel Insignia año modelo 2021 ya está disponible con las mejoras que te contamos a continuación.

La gama del nuevo Opel Insignia, que ya está disponible en la red de concesionarios, se compone de dos variantes de carrocería (la berlina Grand Sport y el familiar Sports Tourer) y cinco niveles de acabado: Edition, Business Edition, GS Line, Business Elegance y GS Line Plus. Los precios del nuevo Opel Insignia 2020 en España parten de los 33.500 euros.

Los cambios estéticos son mínimos y se centran la mayoría en el nuevo frontal, en el que cambian los faros y algunos detalles del paragolpes y faldón. En cuanto a los faros, más que su forma cambia su tecnología, con una evolución de los matrix led adaptativos que ahora son de serie y ganan superficie iluminada sobre el asfalto respecto a la generación anterior.

Un equipamiento más completo y una nueva gama de motores terminan de perfilar las novedades introducidas en el nuevo Opel Insignia que ya está disponible.

Los rivales del Opel Insignia 2021

Los principales rivales del Opel Insignia ya no son las berlinas tradicionales sino los SUV, que han hecho caer en picado las ventas de los modelos como el Passat, el Insignia o el Talismán, que cada vez ceden más terreno frente a los todocaminos.

Si nos ceñimos a rivales estrictamente dentro del segmento de las berlinas grandes, los rivales naturales del Opel Insignia serían el Peugeot 508, el Volkswagen Passat, el Renault Talismán, Mazda6 o el Kia Optima. Frente a ellos, el Opel gana en apartados como la iluminación o el espacio interior (es de los más grandes, rozando los 5 metros de longitud) o el confort de viaje, que son las bazas más fuertes del modelo alemán.

Nuestra valoración: 7,2

Diseño 8

Motor 7

Comportamiento 7

Interior 7

Equipamiento 7

Consumos 7

Destacable

  • Confort de viaje
  • Calidad de materiales
  • Iluminación

Mejorable

  • Tamaño
  • Poca variedad
  • Altura para las plazas traseras

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Pocas diferencias

Los cambios estéticos son mínimos.

7 fotos

Ampliar

El Opel Insignia se ha puesto al día con un lavado de cara en el que su imagen rejuvenece con ligeros cambios. El más llamativo tal vez sea el nuevo frontal, con una nueva posición para los faros antiniebla y la configuración de la entrada de aire del faldón. Con este nuevo diseño parece un poco más ancho y bajo que antes, pero en realidad no varían las cotas.

En la vista trasera el único cambio está en las salidas de escape en el faldón, todo lo demás permanece idéntico. Con estos leves cambios, una nueva paleta de colores y nuevos diseños para las llantas, el Opel Insignia se mantiene al día hasta que llegue el fin de su vida comercial y PSA pueda implantar sus plataformas también en la berlina alemana, que ahora permanece con la desarrollada por General Motors.

En el frontal los faros no cambian sus formas, pero sí su tecnología. Ahora son matrix led de serie y en los modelos superiores con tecnología Pixel LED, cuentan con una mayor superficie iluminada, lo que mejora la seguridad en los viajes nocturnos.

Interior: Ya era bueno

El interior es muy acogedor y confortable.

7 fotos

Ampliar

Si fuera los cambios son mínimos, dentro es más difícil todavía ver las mejoras. En cierto modo lo cierto es que no eran necesarias. El Insignia ya sobresalía por el confort y por la calidad de materiales, con un diseño atractivo también.

Las únicas diferencias están en parte de la instrumentación, al desaparecer el voltímetro, y en los nuevos menús del sistema de infoentretenimiento, que ahora incluye navegación con información del tráfico en tiempo real.

Por lo demás sigue siendo el Opel Insignia que ya conocíamos, con unas plazas delanteras muy confortables y espaciosas, unos asientos ejemplares por ergonomía y unas plazas traseras en las que sobra espacio para las piernas, pero falta para las cabezas, un tributo a pagar por su afilada y aerodinámica carrocería.

En el maletero no hay cambios y sigue siendo igual de espacioso y práctico gracias al amplio portón trasero.

Motor: Nueva insignia

La gama cuenta con dos bloques diésel y uno de gasolina.

7 fotos

Ampliar

Éste es el apartado donde más mejoras se introducen en el Insignia. Se abandonan todas las opciones mecánicas anteriores y se introducen cuatro nuevos motores, derivados de sólo 3 bloques.

En la alternativa diésel tenemos el motor modular que está disponible con 3 o 4 cilindros y 1,5 o 2 litros de cubicaje respectivamente. Es un motor de última generación que supera la norma Euro 6.3 de emisiones.

La versión 1.5 de tres cilindros rinde 122 CV y está disponible con cambio manual de 6 marchas o automático de 8 velocidades.

El diésel 2.0 llega hasta los 174 CV y también se ofrece en versión manual o automática, como su hermano menor.

En la gama de gasolina tenemos un único motor de dos litros de cilindrada y que puede elegirse con 170 CV o en versión de 200 CV. Siempre se asocian a una nueva caja de cambios automática de 9 velocidades que es una de las causantes de sus bajos niveles de emisiones y consumos, además de su aerodinámica carrocería con un CX de sólo 0,25.

Comportamiento: Confort y nobleza

En carretera sobresale por su confort.

7 fotos

Ampliar

No hay cambios en el apartado dinámico. El Insignia sigue siendo un modelo que destaca por lo bien aislados que viajan sus pasajeros. Es un coche muy confortable para viajar y de reacciones seguras. En esta toma de contacto el modelo probado era la versión de carrocería familiar con el motor de gasolina de 200 CV con el cambio automático de 9 marchas.

Este motor dispone de sistema de desconexión selectiva de cilindros que apaga dos cilindros cuando circulamos a punta de gas llaneando. Así logra reducir los consumos y las emisiones. Cuando trabaja de este modo se percibe una leve vibración y un sonido diferente, pero en ningún caso llega a ser molesto y se reactivan instantáneamente al volver a solicitar más potencia.

La caja de cambios es muy suave y las marchas cambian sin que notemos el menor tirón en las transiciones.

Las prestaciones son buenas y sobre todo la facilidad de uso y la suavidad de funcionamiento son lo más destacable. La dirección tiene un buen tacto y las suspensiones filtran muy bien las imperfecciones del asfalto.

Equipamiento: Desde 33.500 euros

El equipamiento es muy completo.

7 fotos

Ampliar

Con la llegada del nuevo año modelo en el Insignia, Opel ha aprovechado para mejorar su equipamiento de serie, que ya era muy completo.  En este sentido, lo más llamativo está en los nuevos faros full led que son de serie en toda la gama, reservándose la tecnología pixel led para las versiones más altas.

Estos nuevos faros tienen una mayor superficie iluminada en la calzada y, sobre todo, tienen más zonas que pueden iluminar selectivamente, nada menos que 84 puntos de luz. Esto permite hacer mucho más precisa su función adaptativa.

Otra mejora la encontramos en el sistema multimedia, que se ha actualizado y ahora ofrece un navegador con servicios conectados que tiene en consideración los datos en tiempo real de la fluidez del tráfico para optimizar la ruta elegida.

Consumo: Cortando el aire

La aerodinámica es una de las bazas para reducir los consumos en el Insignia.

7 fotos

Ampliar

En esta toma de contacto no ha sido posible realizar una medición precisa de los consumos. La nueva gama de motores va encaminada a reducir las emisiones y los consumos, así que es de esperar una mejoría en este apartado.

Puedes ver los valores oficiales en las fichas técnicas adjuntas del nuevo Opel Insignia de cada una de las motorizaciones disponibles.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

  • jcl

    pues me parece muy mal que quiten el voltimetro…este y la temperatura del aceite lo deberian llevar todos los coches que se vendan…..¿ se han solucionado los problemas de motor de los motores diesel de 170 cv de la generacion anterior…?

    • Rubén Fidalgo

      Hola, ningún motor de la generación anterior se sigue comercializando ya. En realidad el Insignia es el ultimo coche que queda (junto con el Astra, que está ya al final de su vida comercial, al Insignia le quedan todavía un par de años más) de la era GM y PSA lo que quiere es liquidarlo cuanto antes para empezar a usar sus propias plataformas en todos sus modelos. Este lavado de cara es simplemente una transición, nuevos motores para cumplir emisiones, y vía.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche