Prueba

Presentación del nuevo Jeep Cherokee 2019

70 fotos

Ampliar

07 de septiembre, 2018

El Jeep Cherokee se pone al día con una nueva imagen tal vez algo más convencional, pero que busca atraer a más público. Además de las mejoras estéticas, el nuevo Cherokee se presenta con nuevas mecánicas y mejor equipado. Aquí tienes nuestras primeras impresiones.

Jeep está viviendo un momento dulce con más ventas que nunca, habiendo crecido en Europa más de un 70% y en EE.UU. más de un 20 %. Gran parte de ese incremento de ventas ha sido gracias al Renegade y al Compass, pero también a uno de sus modelos más emblemáticos, el Jeep Cherokee, que acaba de ponerse al día con una estética completamente revisada, una gama reestructurada y mejoras de equipamiento.

Después de casi 4 años en el mercado, la quinta generación del Jeep Cherokee necesitaba una actualización para rejuvenecer un modelo que desde 1974 es uno de los pilares fundamentales de Jeep. El modelo presentado en 2013 no cuajó del todo en algunos mercados, entre ellos el nuestro, con una estética algo arriesgada, protagonizada por su frontal con unos grupos ópticos estratificados por niveles, algo en lo que se anticipó Citroën con el C4 Picasso lanzado unos meses antes y que ahora ha vuelto a copiar Hyundai con el Kona.

Con la puesta al día del Jeep Cherokee se ha apostado por una estética más atractiva y que sigue los trazos marcados por el Compass y el Grand Cherokee. Ha perdido algo de originalidad, pero ahora seduce a más gustos y tiene aspecto de mejor coche.

Precios de la gama del nuevo Jeep Cherokee 2019

El nuevo Jeep Cherokee ya está preparado para llegar a los concesionarios españoles. Ya se admiten pedidos y las primeras unidades se espera que lleguen en octubre a los concesionarios. Por ahora, a España llegará sólo una motorización, el diésel de 195 CV, disponible con tres niveles de acabado, cambio automático de 9 marchas y 3 tipos de tracción: delantera, 4×4 Active Drive I y 4×4 Active Drive II, que equipa reductora.

Para comienzos de 2019 se completará la gama con la llegada de la versión Trailhawk, especialmente orientada a los que buscan un verdadero 4×4 y que equipará en exclusiva el motor de gasolina que monta el Stelvio de 2 litros turbo y 270 CV.

De este modo, la gama del nuevo Jeep Cherokee queda como sigue:

  • Jeep Cherokee Longitude 2.2 diésel de 195 CV automático de tracción delantera desde 44.200 euros.
  • Jeep Cherokee Limited 2.2 diésel de 195 CV automático de tracción delantera desde 48.800 euros.
  • Jeep Cherokee Limited 2.2 diésel de 195 CV 4×4 automático desde 50.800 euros.
  • Jeep Cherokee Overland 2.2 diésel de 195 CV 4×4 automático desde 54.800 euros.
  • Jeep Cherokee Overland 2.2 diésel de 195 CV 4×4 con reductora automático desde 56.200 euros.

Nuestra valoración: 6,5

Diseño 7

Motor 6

Comportamiento 7

Interior 6

Equipamiento 7

Consumos 6

Destacable

  • Imagen de marca
  • Gama completa
  • Equipamiento de seguridad

Mejorable

  • Precio
  • Altura en plazas traseras con techo panorámico
  • Cortinilla del maletero

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Más convencional

Los cambios en el frontal y en la parte trasera hacen que sea mucho más atractivo, aunque ha perdido originalidad.

70 fotos

Ampliar

Los cambios más evidentes en el nuevo Jeep Cherokee nos los encontramos en lo primero que vemos, que es su carrocería. Mientras que en la vista lateral apenas se han modificado las llantas y algunas molduras, el frontal y la trasera son completamente nuevos.

Aunque se mantienen las 7 lamas verticales de la rejilla delantera (por cierto, un recurso que se ha querido recrear en la forma de los nuevos pilotos traseros), el nuevo Jeep Cherokee tiene una “cara” completamente nueva a la que le han depilado las cejas. Adiós a las luces de marcha diurna separadas de los faros principales y en el borde del capó como en el Kona o los últimos modelos de Citroën. Ahora el Cherokee tiene unos faros (por cierto, full led de serie en todos los acabados) que integran todas las funciones y de trazos rasgados, muy parecidos a los del Compass o el Grand Cherokee.

En la zaga también se ha reconfigurado todo: los pilotos son más alargados y hacen que parezca más ancho, la matrícula sube del paragolpes al portón y éste deja de ser tan soso y liso para tener un relieve en el que integrar la placa y el parachoques cambia por completo. Con estos cambios, la vista trasera gana en empaque, hace que el Cherokee parezca más ancho y, además, incluye el ya recurrente portón con apertura automática manos libres.

Aunque esto de la estética va en cada uno, creo que el Cherokee ha ganado en elegancia y que ahora gustará a más personas. Los acabados son correctos y en general causa una buena impresión, aunque hay que tener en consideración que, con un precio que parte de más de 44.000 euros, sus rivales también están muy bien hechos, especialmente el Volvo XC60, que causa una mejor primera impresión en este aspecto, con mejores ajustes y terminaciones.

Interior: Con soluciones prácticas

Pocos cambios en el interior, que tiene el mismo diseño.

70 fotos

Ampliar

El interior del Cherokee no había sido tan criticado como su aspecto exterior, así que ¿para qué cambiar algo que gusta?. El diseño es el mismo de antes y sólo cambia el acabado de algunas superficies y elementos como la pantalla de la última generación del sistema U-Connect, que ahora es compatible con Android Auto y Apple Car Play, además de integrar nuevas funciones.

En esta toma de contacto sólo había unidades con los acabados Limited y Overland, que son los que más se venden. En ellos el confort es notable, con unos asientos muy cómodos, una buena postura de conducción y un entorno acogedor. Eso sí, si vas a viajar con personas de más de 1,9 m de estatura, no elijas la opción del techo panorámico porque sus cabezas sufrirán en las plazas traseras, que cuentan con buen espacio para las piernas, pero pecan en la cota de anchura para llevar a tres adultos.

El maletero tiene una capacidad correcta para su categoría, pero su umbral de carga queda algo elevado y ninguna de las unidades probadas disponía de cortinilla para cubrir los objetos que llevemos en el maletero.

En cuanto a acabados, la primera impresión es buena. Los plásticos tienen buen tacto, no hay grillos ni desajustes en marcha y la mayoría de los mandos son accesibles desde el puesto de conducción con facilidad.

Motor: Nuevas mecánicas

La mecánica de gasolina con el acabado Trailhawk llegará más tarde.

70 fotos

Ampliar

Por ahora sólo se comercializará en España el motor diésel de 2,2 litros y 195 CV que tiene un tacto muy agradable gracias a su buena cifra de par (450 Nm) desde prácticamente el ralentí.

Aunque en algunos mercados se ofrece la posibilidad de equipar esta mecánica con el cambio manual de 6 marchas, en España se ha desestimado esta opción porque en este segmento y rango de precio la demanda de cambios automáticos es muchísimo mayor. Aquí sólo llegan (al menos por ahora) las versiones con el cambio automático de 9 marchas que ya conocemos y que funciona francamente bien en este caso.

Lo que sí podremos es elegir  si preferimos ahorrar dinero en cada kilómetro con la tracción delantera o si le vamos a sacar partido a la tracción total, ya sea por el clima de la zona en la que vivimos o porque nos gusta el ocio en el campo.

Si optamos por la tracción 4×4, Jeep ofrece dos alternativas: Active Drive I y Active Drive II. Ambos sistemas de tracción total cuentan con un control electrónico en el que podemos elegir varias configuraciones dependiendo del tipo de superficie (las típicas de grava, nieve, arena…) que varían la respuesta del control de tracción y del reparto de par entre cada eje. La diferencia está en que el Active Drive II, además de todo esto, cuenta con reductora y con la posibilidad de completarlo con un bloqueo del diferencial trasero y el central, dos herramientas muy útiles cuando salimos de verdad del asfalto.

Comportamiento: Para la familia

El Cherokee destaca por su confort y por las cualidades off road de las versiones con tracción total.

70 fotos

Ampliar

En esta presentación del Cherokee he podido sentarme a los mandos de la versión Limited con tracción delantera y con tracción total.

En carretera no se aprecian diferencias entre ambas, la presentación tuvo lugar en Sicilia con buen tiempo y el asfalto seco, condiciones en las que es imposible sacar ventajas de una u otra, sobre todo cuando se trata de un sistema que desconecta el eje trasero salvo que haya pérdidas de motricidad.

Sin embargo, en la ruta hubo un pequeño tramo con arena suelta en la que coincidió que a nosotros nos tocó el de tracción total con Active Drive I y a otros compañeros el 4×2 y, mientras que nosotros pudimos pasar sin más inconveniente que girar la ruleta del selector de modo hacia “Sand”, al otro equipo tuvieron que darle un pequeño empujón para salvar la trampa de arena, así que sí, la tracción total funciona.

Lo más destacable del Cherokee es el confort de marcha que ofrece. Las suspensiones son suaves, los asientos son muy cómodos y el cambio automático hace que sea un coche muy fácil de conducir. En zonas reviradas se siente algo pesado y con un morro algo torpe, pero en ningún caso llega a alarmarnos.

Si buscas un SUV con alguna pretensión deportiva mejor es que mires hacia otro lado. El Cherokee es un buen coche para viajar en familia a ritmos normales, sin que el motor suene demasiado en el habitáculo, sin notar los defectos del asfalto y con un climatizador, unos asientos y un equipo de sonido en el que los kilómetros pasarán sin fatiga.

En la marca afirman que las suspensiones se han optimizado para reducir el balanceo y mejorar también el confort. Confieso que no tengo tan fresco el recuerdo de la prueba del Cherokee en su día como para poder emitir un juicio infalible al respecto, pero tampoco me pareció que exista tanta mejora en esta generación, en la que, insisto, prevalece el confort frente a la eficacia, lo cual no es ni bueno ni malo, depende de lo que busques.

Equipamiento: Ahora con Mopar Connect

Los modelos Limited y Overland son los más equipados.

70 fotos

Ampliar

Jeep ha mejorado mucho la dotación de serie del Cherokee y ofrece desde el nivel básico elementos que se suelen pagar aparte en muchos de sus rivales. El apartado en el que más “se han estirado” ha sido en el de seguridad. Todos los Cherokee llevan de serie faros full led, sensores de ángulo muerto, alerta de colisión con frenado de emergencia, sistema de detección de peatones, alerta de pérdida de carril activa…  no está nada mal.

La gama Cherokee se estructura con 3 niveles de acabado: Longitude, Limited y Overland. Tal vez la más interesante sea la Limited, que ya cuenta con asientos de piel climatizados, pantalla de 8,4 pulgadas del sistema multimedia, un excelente equipo de sonido, portón con apertura manos libres, control de crucero automático… El salto al Overland implica un importante aporte de euros que mejoran mucho el lujo, pero ya son elementos más superfluos como el techo panorámico, el salpicadero en cuero o las molduras de madera en el interior.

El gran filón de Jeep está en el catálogo de accesorios Mopar, que ahora cuenta con nada menos que 90 referencias para el Cherokee, que podremos equipar y personalizar hasta el más mínimo detalle.

Mopar Connect: para los más conectados

El nuevo Jeep Cherokee también puede equiparse con Mopar® Connect, un conjunto de servicios de seguridad, protección y control remoto del vehículo, que se puede configurar en el automóvil como opcional en el momento de la compra, pero que también está disponible como una característica posventa.

Mopar® Connect se integra con los servicios UconnectTM LIVE y añade nuevas funciones tales como asistencia en carretera, incluida la asistencia en caso de colisión, o la ubicación del vehículo después de un robo.

El sistema también se puede usar para controlar algunas de las funciones del vehículo de forma remota, como enviar una alerta si el automóvil excede un cierto límite de velocidad o abandona una zona previamente delimitada en un mapa.

Por último, pero no menos importante, Mopar® Connect también permite a los usuarios ubicar fácilmente su vehículo estacionado y ver información sobre su estado, el nivel de combustible y la carga de la batería en sus smartphones.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche