Novedad

Porsche Wet: la lluvia ya no es un problema

4 fotos

Ampliar

21 de enero, 2019

Porsche estrena un nuevo sistema de ayuda a la conducción en condiciones climatológicas adversas. Su nombre es Porsche Wet y es capaz de modificar diferentes aspectos del coche en función de la humedad del pavimento, haciendo que el coche sea mucho más noble.

La recientemente presentada octava generación del Porsche 911 ha supuesto todo un avance respecto a la generación anterior (991 y 991.2): es más potente, más confortable y más segura. Una novedad es el modo Porsche Wet, centrado en mejorar el comportamiento en carreteras mojadas. El sistema cuenta con una función para detectar si el asfalto está lo suficientemente húmedo y, en caso afirmativo, adaptar los ajustes del coche para aumentar la estabilidad de marcha sobre el pavimento.

Te puede interesar: Videoprueba del Porsche Panemera 4 e-hybrid

August Achleitner, responsable de la gama 911 durante un largo periodo de años, afirma: “El modo Wet se ha desarrollado para proporcionar ayuda al conductor en condiciones de asfalto mojado. Con él no se restringe la potencia del motor ni se limita la velocidad máxima y, por tanto, no debe utilizarse como un seguro para conducir muy rápido en esas circunstancias. Pero sí puede considerarse como un sistema de ayuda en el sentido más auténtico”.

Porsche Wet es capaz de detectar de manera automática si la carretera está húmeda y alertar al conductor en caso de haber posibilidad de sufrir aquaplaning. Unos sensores ubicados en los pasos de rueda se ocupan de comprobar si hay espray de agua en la zona. La diferencia con los sensores de lluvia para los limpiaparabrisas es que estos únicamente funcionan cuando detectan gotas, mientras que Porsche Wet detecta el agua en la carretera incluso cuando ya ha dejado de llover.

Porsche Wet funciona como unos sensores en los pasos de rueda que detectan si hay espray en la carretera

4 fotos

Ampliar

Porsche Wet incide sobre los controles de tracción y estabilidad y en el motor

En el momento en el que el dispositivo detecta humedad, el funcionamiento del control de estabilidad y del control de tracción se pone en sobre aviso para hacer una intervención. Por ello, los sistemas actúan antes y de manera más sensible a cómo lo hacen habitualmente, apareciendo además una alerta en el cuadro de instrumentos cuya intención es alertar al conductor de que es recomendable activar el modo Wet. La función se activa en un botón situado en la consola central o, en caso de montar el paquete Sport Chrono, se puede accionar por medio del conmutador integrado en el volante.

En caso de activar el modo, los controles de tracción y estabilidad, la aerodinámica activa y la respuesta del motor se adaptan en conjunto para garantizar la máxima estabilidad. Una vez superados los 90 km/h, el spoiler trasero sube hasta colocarse en la posición de carga aerodinámica, las aletas para el aire de refrigeración se abren, el pedal del acelerador tiene reacciones más dóciles y se impide activar el modo Sport. Además, la entrega de potencia es más suave y el cambio PDK de ocho relaciones hace unas transiciones más fluidas.

En caso de activar el modo Porsche Wet, el control de tracción, de estabilidad, el cambio y el motor se adaptan

4 fotos

Ampliar

En caso del Porsche Carrera 4S de tracción integral, se reparte más potencia en el tren delantero que en el trasero para tratar de evitar sustos desagradables. El conductor  notará de manera notable que el coche tiene un comportamiento más noble, pudiendo activarse también en carreteras cubiertas de nieve por ejemplo.

El modo Wet ya ha sido presentado y formará parte del equipamiento de serie de todas las versiones del icónico deportivo de la marca de Stuttgart, por lo que todos los afortunados compradores podrán disfrutar de este sistema de ayuda.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche