Porsche Panamera Diesel: el más ahorrador

22 septiembre, 2011, modificada el 26 septiembre, 2011 por

Porsche presenta la versión diésel de su berlina Panamera, un modelo creado para hacer razonable la emoción de conducir un Porsche. Se trata de la más eficiente en consumo, conserva unas prestaciones de corte deportivo y cuesta… 87.646 euros, la mitad que la versión Turbo S, el tope de gama.

20

Parece raro empezar la prueba de un Porsche nombrando la palabra “crisis”, pero lo cierto es que las dificultades económicas que son el telediario nuestro de cada día acaban por llegar hasta los bolsillos más pudientes, que varían sus comportamientos de compra en cualquier tipo de producto del que hablemos. Y, si al mundo del automóvil nos referimos, el comprador empieza a guardar las emociones y se centra en las compras prácticas, sensatas, razonables. ¿Qué le ocurre entonces a una marca centrada en la emoción de la conducción, como Porsche? Pues que tiene que adaptarse y, en el fondo, renunciar un poco a sus valores de siempre para sobrevivir en un mercado altamente competitivo. En 2003, uno de los altos ejecutivos de la firma  sentenció su escasa capacidad adivinatoria con un “Nosotros nunca fabricaremos un diésel”… Ahí está el Cayenne, que no le dejará mentir ;-)) y ahora este Panamera, una berlina, sí, perteneciente a un segmento del mercado en el que el 80% de las ventas son motores de gasóleo. Toca, pues, hacer caso a la demanda y ofrecer eso que el público quiere, pero –nobleza obliga- aderezándolo de todos los valores de la casa Porsche: deportividad, exclusividad, altas prestaciones, confort extremo, belleza…

En el apartado estético no vamos a entrar: el Panamera ya es conocido y esta versión diésel sólo añade el anagrama “Diesel” inserto en las puertas delanteras y en los embellecedores de los tubos de escape. Su longitud de 4,97 metros sigue imponiendo, pero aún más lo hace su tremenda batalla (distancia entre ejes) de 2,92 metros. En la galería de fotos que incluimos podéis deleitaros – o no- en sus líneas y proporciones, quizás de las más debatidas de la extensa historia Porsche.

Hasta 1.200 km sin repostar

La verdadera apuesta de la versión diésel del Panamera es la eficiencia de su motor sin pérdida de prestaciones, lo que hace que forme parte de la familia Gran Turismo de Porsche AG. Presume de 1.200 km de autonomía con un depósito de 80 litros gracias a unos consumos medios de 6,5 litros cada 100 km (emisiones de CO2 de 172 g/km). Si los neumáticos que monta son los Michelin de 19 pulgadas con baja resistencia a la rodadura, el consumo baja a 6,3 l/100 km y las emisiones, a 167 g/km. Porsche incluye de serie el sistema Start and Stop para gestionar aún mejor esa eficiencia en consumos. Es sin duda el más ahorrador de la gama Panamera, que con ésta cuenta ya con 8 versiones en el mercado (la diésel se acaba de poner a la venta y va por los 170 pedidos en el momento de escribir esta prueba).

Porsche nos presenta el Panamera Diesel con un recorrido por La Toscana

Estamos ante un motor poderoso –no esperábamos menos-: un 6 cilindros en V, con 3 litros de cilindrada y 250 CV de potencia, con el que alcanza los 242 km/h.  El par máximo, de 550 Nm, se entrega en la parte baja y media del cuentavueltas (entre las 1.750 y las 2.750 rpm), lo que le permite acometer pendientes y recuperar sin esfuerzo. Está gestionado exclusivamente por una caja automática Tiptronic S de 8 velocidades, con posibilidad de uso manual mediante botones en el volante o presión sobre la palanca de cambios. Con esta configuración, el Panamera Diesel –sólo disponible con tracción trasera- alcanza los 100 km/h desde parado en 6,8 segundos (el coche pesa 1.880 kg). El peso es precisamente otro de los elementos fundamentales para el logro de la eficiencia en consumo y, para contenerlo al máximo, se han tomado decisiones como fabricar ciertos elementos  en aluminio (ejes, puertas, capó del motor, aletas y capó trasero) o renunciar a la posibilidad de una tracción a las cuatro ruedas.

En la ruta que hemos realizado por y por pequeñas carreteras  de la sierra de Madrid, hemos comprobado la solvencia de este motor en aceleraciones, su entrega de par sin dilación y la suavidad del cambio, imperceptible salvo en aceleraciones más bruscas (al hacer un adelantamiento rápido, al salir de un stop o entrar en una glorieta, por ejemplo), en las que se nota un momento de retención antes de salir impulsado.

En cuanto a suspensiones, monta delante brazos portantes con amortiguadores bitubo y, detrás, eje multibrazo de aluminio. Como opción está disponible la regulación PASM activa, que varía de forma continua la dureza de la amortiguación en función del estado de la calzada y del estilo de conducción, pudiendo además el conductor ajustar la amortiguación en tres niveles: Comfort, Sport y Sport Plus. Los frenos son de disco con 360 mm de diámetro delante y 330 mm detrás.  El conjunto permite un paso por curva sin complicaciones incluso a alta velocidad –cuya percepción, la de la velocidad, engaña si uno no mira el velocímetro, tal es la suavidad y el confort de marcha que se experimentan en el habitáculo–.

En resumen, estamos ante una berlina de 4 plazas y casi 5 metros, capaz de recorrer grandes distancias sin obligarnos a repostar, con los consumos más bajos de la gama Panamera y que, con un precio de 87.646 euros, es también la segunda más asequible… dentro de lo que supone poseer la exclusividad y el prestigio de la marca Porsche.

Isabel Gª Casado

1 Comentario

Mayte 23 septiembre, 2011

A mí lo de Porsche y Diesel, como que no me cuadra…

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba