Porsche Cayenne / VW Touareg 3.0 TDi

27 Agosto, 2008, modificada el 24 Enero, 2011 por

El año que viene veremos un Porsche diésel. Será un Cayenne y disfrutará de la tecnología VW al montar el motor V6 TDI que sin ir más lejos mueve al Touareg de esta comparativa. No nos hemos podido resistir a ver al Cayenne en apuros frente a su futuro diésel.

13

Más información en hoyMotor16, número 1298


Ya no hay lugar para las especulaciones. Porsche tendrá un diésel en sus filas mal que les pese a los incondicionales de la marca que ya comienzan a calentar los blogs de Internet con frases como ‘¿para cuando un Porsche homologado para taxi?’. Pero había que ser muy mal estratega para no intuir que las ventas del Cayenne bajarían cuando los rivales se aprovecharan de las brillantísimas mecánicas de gasóleo desarrolladas en los últimos años.


Wendelin Wiedeking, presidente de Porsche, se resistió mucho, pero eran tiempos de despachar más que vender los deportivos de la marca alemana. Tiempos que lamentablemente se alejan a gran velocidad. Wiedeking aseguraba hasta hace muy poco que a Porsche no le interesaban los motores diésel a pesar de que algunos fabricantes le habían ofrecido acuerdos interesantísimos. Además, criticaba abiertamente este tipo de mecánicas tachándolas de contaminantes, pesadas y no mucho más económicas que la nueva generación de motores de gasolina de inyección directa.


Como el que lleva el Cayenne que hoy comparamos precisamente con un VW Touareg V6 TDI, dotado del motor que Porsche está adaptando a su todocamino. En realidad poco trabajo les debe haber dado dicha adaptación ya que recordemos que el Cayenne comparte buena parte de la plataforma del Audi Q7 y del VW Touareg. Y hay que decir que Wiedeking ha tardado, pero ha elegido bien. El V6 TDI de 240 caballos ofrece una interesante relación prestaciones-consumos (luego veremos cómo planta cara al Cayenne), no pesa mucho más que uno equivalente en gasolina (nuestro Touareg sólo pesaba 100 kilos más que el Cayenne), sería el mínimo exigible en un Porsche aunque eso sí, potenciado en unos 10 o 20 caballos, y a la marca alemana le saldría mucho más barato que desarrollar uno propio o que comprarle al grupo Volkswagen un V8, un V10 o un V12 TDI.


Motor 16 ya publicaba hace unas semanas fotos de un Cayenne camuflado al que nuestros espías cazaron in fraganti repostando diésel en una gasolinera del Círculo Polar Ártico. Ahora se sabe que VW suministrará 15.000 V6 TDI 3.0 a Porsche para abrir boca. El primer Porsche diésel debería ver la luz oficialmente una vez se presente el Panamera, es decir que hablamos de no mucho más tarde de mediados de 2009. Pero ¿merecerá la pena realmente comprarse un Cayenne ‘petroleta’? ¿No defraudará a la comunidad Porsche?


REFERENCIA » el Touareg lleva las de ganar


La referencia para esta comparativa no podía ser otra que un Touareg dotado de la misma mecánica diésel que llevará el Cayenne. Era la mejor forma de establecer comparaciones directas y conocer si de verdad a un amante de la mítica Porsche le iba a dar vergüenza subirse a un Cayenne turbodiésel. Y la conclusión es que no, porque si los ingenieros de Weisach hacen sólo medianamente bien su trabajo, el Cayenne no va a perder ni una sola de las características que le han hecho convertirse en el todocamino más deportivo del mercado. Y estamos seguros de que el ‘invento’ saldrá bien porque el Touareg V6 TDI ha ganado claramente esta comparativa. Y la ha ganado sobre todo por su relación prestaciones-consumos, la misma de la que gozará el Porsche el año que viene.


El motor V6 de gasolina que monta el Cayenne más barato es una delicia ahora que cuenta con inyección directa, mayor cilindrada y 290 caballos, 40 más que el anterior. Su empuje no deja pegado al asiento como el salvaje turbo ni pone los pelos de punta como la versión S, pero se muestra coherente con los tiempos que corren en cuanto a prestaciones, gracias en parte a un cambio Tiptronic S rápido y suave. Está claro que la gasolina es otra historia y que el rendimiento de un motor movido por este tipo de carburante apurando el cuentavueltas hasta las casi 7.000 rpm genera otro tipo de sensaciones. Pero aunque el consumo se ha reducido considerablemente, parece misión imposible bajar de los 12 litros y se llega con facilidad a los 20 en la ciudad y su entorno, cifras que en principio están dispuestos a asumir los compradores de un vehículo de estas características pero que terminan minando la moral cuando cada 500 kilómetros hay que dejarse en el surtidor 120 euros.


Sorprendentemente el Touareg TDI, con 50 caballos menos, consigue poner contra las cuerdas al Cayenne en recuperaciones y prácticamente le iguala en aceleración. El secreto reside en la utilización de un motor con turbo, inyección directa, sistema de rail común y un tremendo par de 56,1 mkg desde 2.000 rpm. frente a los 39,3 mkg del Cayenne disponibles a 3.000. Además, el V6 TDI está asociado a un cambio Tiptronic de acertados desarrollos y suave transición entre marchas.


Pero lo mejor de todo llega a la hora de analizar las cifras de consumo. Ya no se puede tener en cuenta el menor precio del gasóleo porque cuesta lo mismo que la gasolina, sin embargo el ahorro llega del menor consumo. Así, en nuestras pruebas reales de gasto de combustible, hemos medido diferencias de hasta 11 litros favorables al Touareg aunque lo normal es que este último gaste alrededor de 6 litros menos que su rival. Pero no hay que olvidar además que un menor consumo permite parar menos a repostar (en algunas situaciones y con un depósito el Volkswagen Touareg puede recorrer casi el doble de kilómetros que su rival) lo que se agradece en viajes largos.


El Touareg es el Volkswagen más caro de la marca y sus clientes gozan de un estatus elevado. Los más de 50.000 euros que cuesta lo sitúan como un producto exclusivo aunque proceda de una marca generalista. No es un Porsche pero su imagen se acerca más a la de un Audi, BMW o Mercedes que a la de un Jeep o un Land Rover. Su acabado y su aplomo en carretera, sobre todo si solicitamos sistemas al estilo de la suspensión neumática, es comparable al de la mejor berlina ‘premium’ y su eficacia en campo podría asemejarse a la del mejor 4×4.


Por su parte el Cayenne, también dotado de ayudas similares y 100 kilos más ligero, nos parece el todocamino ‘premium’ más ágil en carreteras viradas y puede llegar a competir en efi cacia en campo con el Touareg y los mejores exponentes del 4×4 en el mercado. Cuesta mucho más caro que su rival pero esa diferencia está justificada hasta cierto punto porque tener unas llaves de un Porsche en el bolsillo ha tenido siempre un sobrecoste diferenciador.


¿Será un éxito el Porsche Cayenne TDI? Está claro que sí, siempre que cuente con un precio final atractivo. La paridad en los precios de la gasolina y del gasóleo no proporciona tanta ventaja al modelo diésel en este sentido y se tiene que basar además de en el menor consumo, en un precio de salida no más caro que su equivalente en gasolina. Si no, seguirán sin salir las cuentas.

    0 Comentarios

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba