Porsche Cayenne

17 Junio, 2010, modificada el 24 Enero, 2011 por

La gama 2010 del brutal todoterreno alemán se completa con dos nuevas motorizaciones V6 con el gasolina 3.6 de 300 CV y el diésel 3.0 de 240, dos opciones a tener en cuenta por ser los más accesibles.

5

Aviso a navegantes. Estas dos nuevas propuestas de acceso a la gama Cayenne ofrecen prestaciones de sobra y consumos menores frente a sus hermanos de mayor potencia, a unos precios igualmente inferiores que van desde los 62.600 euros del gasolina a los 64.600 del diésel, que probamos en la generación anterior. Este último se ofrece con la transmisión automática Tiptronic de 8 relaciones, mientras que en gasolina lo hay tanto con esta caja como con una manual de 6 marchas. Argumentos muy válidos para robar ventas a los que sueñan con los SUV y todoterrenos más lujosos y representativos, entre los que se encuentran los Audi Q7, BMW X5 y X6, Infiniti FX, Lexus RX 450h, Mercedes-Benz Clase M, Land Rover Discovery 4 y Land Rover Range Rover Sport, Toyota Land Cruiser y Volkswagen Touareg.


Entre los argumentos a favor del Cayenne están, además de la impronta de lucir el escudo de Porsche en el capó, un diseño interior y exterior actualizado, más elaborado y algo más grande, pero igualmente agresivo y exquisito, y unos equipamientos de serie y en opción más completos y tecnológicamente avanzados. Obviamente el consumo es otro factor a tener en cuenta, por lo que los ingenieros alemanes han conseguido ajustarlo a 7,4 litros de media para la versión diésel, y a 9,9 en el gasolina. Las prestaciones, como siempre, son brillantes ya que el 3.0 de gasóleo alcanza los 218 km/h y hace el 0 a 100 en 7,8 segundos, mientras que el 3.6 roza los 230 km/h de punta y acelera en 7,5 segundos.


Pese a que Porsche no ha informado al detalle sobre las nuevas mecánicas -aunque sí se sabe que el diésel es un 3.0 TDI de origen Audi-, la nueva ingeniería utilizada permite una importante reducción en las emisiones de dióxido de carbono -por debajo de los 195 gr/km en el diésel– y el cumplimiento de la normativa de emisiones Euro5, obligatoria en los vehículos nuevos matriculados a partir del 1 de enero de 2011. La optimización de los consumos se debe, entre otros, a la utilización de la nueva transmisión automática Tiptronic S de 8 velocidades, con la incorporación de la función Auto Start Stop incluida y unos desarrollos de cambio algo más largos, así como el uso de un sistema de recuperación energética y un menor peso total del vehículo.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba