Novedad

Porsche 911 Turbo 2020: legendario

10 fotos

Ampliar

17 de julio, 2020

El ‘Nueveonce’ por excelencia vuelve a la carga con un diseño más radical y un conjunto dinámico a la altura de las expectativas. Así es el nuevo Porsche 911 Turbo.

Puede que muchos estén completamente cegados con los 650 CV del Porsche 911 Turbo S presentado hace unos meses y no les culpamos, ni mucho menos. Pero aunque la sigla S determine la máxima expresión de deportividad, el ‘Nueveonce’ por excelencia sigue siendo el 911 Turbo… ‘a secas’. Como diría aquel, con él empezó todo hace 45 años, siendo el encargado de reunir y mostrar la máxima expresión de deportividad de la firma de Stuttgart.

Te puede interesar: Videoprueba del Porsche 911 4S Cabriolet 992

Aunque solo se han mostrado imágenes de su carrocería coupé, es evidente que el nuevo Porsche 911 Turbo también estará disponible en carrocería descapotable (Cabriolet). Pero lo que más llama la atención de su apartado estético es lo ‘gordo’ que parece. Parte de culpa la tiene un incremento de 45 mm en su vía delantera y de 20 mm en su zaga. La tira de LED trasera, las nuevas lamas del capó o las llantas de 20 pulgadas delanteras y 21 pulgadas traseras, completan un exterior que, sinceramente, quita el hipo.

En el interior su figura está en consonancia con el resto de integrantes 911, tales como el Porsche Advanced Cockpit, la pantalla de 10,9 pulgadas o el Direct Touch Control. A la ecuación se suman los asientos deportivos, un volante GT con levas, equipo de sonido Bose o el Paquete Sport Chrono.

Porsche 911 Turbo: purasangre

Su motor rinde 580 CV y 750 Nm de par.

10 fotos

Ampliar

Todo lo anterior está muy bien al encargarse, en buena medida de darle personalidad. Pero lo que realmente define a los 911 Turbo es, sin duda, su rendimiento dinámico y mecánico. Comenzando por el motor, el 911 Turbo monta el inédito bóxer biturbo de seis cilindros y 3,8 litros de cilindrada que genera una potencia de 580 CV y un par máximo de 750 Nm. Cifras más razonables que las del 911 Turbo S pero que, en ningún momento, le restarán un punto de radicalidad.

Para confirmarlo, dos datos: los 2,8 segundos que necesita para pasar de 0 a 100 km/h y los 320 km/h de velocidad máxima que alcanza. Para que te hagas una idea, este 911 Turbo solo es una décima y 10 km/h más lento, respectivamente, que el 911 Turbo S. Un potencial que, como siempre, está perfectamente gestionado por la transmisión automática PDK de doble embrague y ocho relaciones así como por el sistema de tracción total.

Si hablamos de dinamismo, el esperado en el 911 Turbo. De serie incluye la dirección integral a las cuatro ruedas, el Porsche Active Suspension Management (PASM) con mayores posibilidades de personalización que en el resto de Nueveonces, un tarado más firme y una amortiguación controlada electrónicamente que rebaja la altura de la carrocería 10 mm. El equipo de frenos también está adecuado para la ocasión, con discos de fundición de 408 mm de diámetro, delante y 380 mm, detrás. Opcionalmente, se puede completar el conjunto con un escape deportivo, el sistema hidráulico activo antibalanceo (PDCC) o los frenos cerámicos PCCB con pinzas fijas de diez pistones para el eje delantero.

Los ingenieros alemanes también ha realizado un exhaustivo trabajo en lo que a aerodinámica se refiere. El Porsche 911 incluye aerodinámica activa con un alerón trasero de mayor tamaño (signo definitorio del modelo) unas rejillas de refrigeración delanteras y un spoiler frontal regulados de forma electrónica. Aunque las primeras unidades no llegarán hasta pasado el verano, Porsche ya ha abierto la cartera de pedidos del nuevo 911 Turbo con precios que parten de los 212.632 euros para el Coupé y los 228.107 euros para el Cabrio.

Videoprueba del Porsche 911 4s Cabriolet

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche