Porsche 911 GT3 R Hybrid

11 febrero, 2010, modificada el 24 enero, 2011 por

La firma de Stuttgart presenta un 911 destinado a competición con mecánica bóxer y doble motor eléctrico delantero. Servirá como banco de experimentación.

6

110 años después de que Ferdinand Porsche desarrollara el primer vehículo con impulsión híbrida de la historia, el Lohner Porsche Semper Vivus, Porsche AG aplica un sistema equiparable a un coche de competición: el 911 GT3 R Hybrid.


Desarrollado especialmente para competición, y lógicamente basado en el 911 GT3 R -a su vez inscrito en la saga de los 911 GT3 RSR y 911 GT3 RS-, configuración y componentes se diferencian significativamente de los híbridos convencionales. El eje delantero aprovecha la energía de 2 motores eléctricos delanteros de 80 CV cada uno que complementan los 480 del propulsor de gasolina 4.0 de 6 cilindros bóxer -opuestos 3 a 3- montado en el vano de la zaga.


En vez de las baterías habituales de los híbridos de serie, aplica un volante de inercia eléctrico instalado en el habitáculo, cerca del conductor, que genera electricidad y proporciona energía a los motores eléctricos. Este volante es un tercer motor eléctrico en sí mismo, con un rotor que gira a hasta 40.000 rpm y almacena energía mecánicamente como consecuencia de las inercias de su movimiento.


Recarga al frenar. En ese instante, los 2 motores eléctricos invierten su función y actúan como generadores. Cuando se necesitan más prestaciones, por ejemplo al acelerar al salir de curvas o adelantar, el piloto disfruta de un extra de prestaciones al acumulador energético previamente cargado. Este transforma su energía cinética en electricidad con la que son alimentados los motores eléctricos proporcionando un conjunto de 160 CV. Esta potencia adicional está disponible para el conductor después de cada carga entre 6 y 8 segundos, de forma similar al sistema KERS utilizado en Fórmula 1. 

Además, la energía consumida al pisar los frenos se transforma en potencia adicional. Así, la propulsión híbrida permite potencia extra y ahorro de combustible. Las prestaciones mejoran porque, de paso, cuenta con un depósito más de gasolina más pequeño -al ser más eficiente- y el peso es menor. También tiene que parar a repostar menos veces.


El 911 GT3 R Hybrid se probará en carreras de resistencia en el circuito de Nürburgring. El punto culminante de su programa de ensayos será la participación en las 24 Horas de Nürburgring, los 15 y 16 de mayo. El objetivo no es ganar la carrera, sino evaluar su tecnología y servir como laboratorio de pruebas para lograr conocimientos que permitan trasladar esta tecnología a los deportivos de calle.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba