Porsche 911 Carrera S: todo lo que necesitas saber

13 Enero, 2012, modificada el 16 Enero, 2012 por

No me refiero a que en esta prueba vaya a explicarte todo lo que necesitas saber sobre el nuevo Porsche 911 Carrera S (aunque también voy a tratar de hacerlo), sino a que este nombre es suficiente para que te imagines el vendaval de sensaciones que se produce cuando lo conduces. Si ya tienes media sonrisilla en la cara, lo que sigue te va a gustar…

20

Nueveonce. Porsche lo escribe así, con todas sus letras, además de utilizar la mítica cifra (911) tatuada en la trasera del deportivo más deseado del mundo… Al menos, del mío y, evidentemente, del de todos los “porchistas”, que no son pocos. Da igual cómo se ponga, ya que el efecto es un aumento de las pulsaciones.

El 911 es EL Porsche; quien diga lo contrario, miente. Lleva colándose en los sueños de millones de personas desde 1963 y a finales de 2011 ha presentado su nueva generación, con numerosos avances. Cada versión configura “el mejor 911 de todos los tiempos” y los ingenieros ya trabajan en optimizaciones para el futuro. De momento, destaca el aumento de 10 cm en su batalla, las llantas de hasta 20 pulgadas y una carrocería totalmente nueva en aluminio y acero, que gana rigidez y que contribuye a la rebaja de 45 kilos en el peso del vehículo.

[auto_quote quote=”Un Porsche muy fiable” quote_title=”¿Cuántos 911 se han producido?” quote_description=”Desde su creación, en 1963, se han fabricado 700.000 Porsche 911. La marca calcula que el 80% de ellos sigue en uso.”]

Porsche 911 Carrera y Carrera S

Aunque la versión más vendida de cualquier 911 es la Carrera 4 S, las que debutan son las Carrera y Carrera S. Ambas cuentan con motores que han aumentado su potencia, a la vez que han mejorado las prestaciones, consumos y emisiones (estos últimos, hasta un 16% menores, según la marca).

Por ejemplo, en el caso de Porsche 911 Carrera, su mecánica ahora es de 3,4 litros –frente a los 3.6anteriores) y ofrece 350 CV (5 más). Pasa de 0 a 100 en 4,8 segundos y esto, en el peor de los casos, ya que con la transmisión automática PDK y con el paquete Sport Chrono la cifra es de 4,6 y 4,4 segundos, respectivamente. Además, estás ante el primer deportivo de la marca germana que no llega a unas emisiones de 200 gr/km de CO2.

Si hablamos del Carrera S, tenemos 3,8 litros en el propulsor bóxer de seis cilindros, 400 CV -15 más-, un 0 a 100 en 4,1 segundos y una velocidad máxima de 302 km/h. Y, aunque el propietario de un superdeportivo como éste es de lo último que se preocupa, el gasto de combustible (8,7 l/100 km y 8,2, en el caso del Carrera) se ha rebajado.

20

¿Cómo? Con la ayuda de varios elementos, entre los que se encuentra una caja de cambios manual de siete velocidades. El 911 es el primer turismo del mundo que dispone de una transmisión como ésta (nos habría gustado probarla, pero todas las unidades de prueba estaban equipadas con la PDK de doble embrague automática en la que se inspira), en la que la séptima relación sirve para desahogar consumos.

También es la primera vez que Porsche dota a un deportivo (911 Carrera) de la función Start/Stop, que permite ahorrar hasta 0,6 l/100 kilómetros. Resta otros 0,35 litros, cortesía de la gestión térmica compartida para el motor y el cambio y la recuperación de la red de a bordo; 0,1 de la nueva dirección asistida electromecánica y, sobre todo, hasta 1 l/100 km de la función de desplazamiento “a vela”.  Este sistema, que ya vimos en el Panamera Hybrid, se estrena en un deportivo con caja PDK: cuando retiras el pie del acelerador, y siempre que no estén activados los dispositivos Sport o Sport Plus, el motor se desacopla y el vehículo continúa su desplazamiento “al ralentí”. Al pisar el freno o el acelerador de nuevo, la marcha vuelve a engranarse; el ahorro de carburante es especialmente notable en autopista. Pero, teniendo un 911 como éste, ¿es ahí donde quieres pasar tu tiempo? No te lo recomiendo

[auto_quote quote=”Porsche Sound Symposer: envuelve tus sentidos” quote_title=”Pura melodía” quote_description=”Conducir un Porsche es algo que implica todos los sentidos, aunque uno de ellos se verá especialmente recompensado: el oído. Gracias al Sound Symposer, al pulsar la tecla Sport, el ronco sonido del motor bóxer se cuela en el habitáculo. Escucharás música celestial.”]

¿Hacemos unas curvas?

Por curioso que te resulte ser el centro de atención en la ciudad, donde el 911 es mirado, remirado y admirado, lo mejor es salir de allí y desplazarse a la carretera más retorcida que conozcas con el fin de poner a prueba las novedades en los sistemas de chasis que regulan su actuación. Para que te hagas una idea: tras todas las mejoras, el Porsche 911 Carrera S con equipamiento deportivo completa una vuelta al trazado norte de Nürburgring en 7’40”, 14 segundos menos que la generación anterior.

Una batalla más larga y una vía delantera más ancha proporcionan una mayor estabilidad y un menor balanceo de la carrocería en los giros, aunque la velocidad sea elevada, lo que influye positivamente en la sensación de aplomo y seguridad. En este apartado, cobran especial importancia todos los sistemas asociados a su plataforma.

El primero de ellos es el Control Dinámico del Chasis Porsche (PDCC; en sus siglas en inglés). Opcional para el Carrera S, registra de forma anticipada la inclinación del coche en las curvas y la contrarresta, lo que aumenta la agilidad y el equilibrio en los cambios de apoyo.

20

A la vez, tenemos –de serie por primera vez en el Carrera S- el Porsche Torque Vectoring, que mejora la tracción y la estabilidad de la trayectoria (existe una versión Plus para las cajas de cambio de doble embrague, con un autoblocante variable de regulación electrónica en el eje trasero, en lugar de mecánico), y los apoyos dinámicos del motor: propulsor y cambio pesan 300 kilos y se sujetan sobre tacos elásticos, que cuentan con un elemento amortiguador de firmeza variable, lo que también influye a la hora de mantener las masas en su sitio para ganar seguridad.

Tuve la oportunidad de comprobar la actuación de estos dispositivos realizando un “slalom” y pasando por un circuito tipo “Mickey Mouse” (es decir, muy “ratonero”) con un 911 Carrera 4 GTS de la anterior generación  y, después, repitiendo el ejercicio con un 911 Carrera S nuevo. No hay color, aunque los más puristas seguro que echarán de menos las reacciones más vivas del predecesor, al igual que su exigencia con el conductor. El actual te permite suavidad, limpieza en las trazadas y un empuje constante.

[auto_quote quote=”Pirelli desarrolla los neumáticos del 911″ quote_title=”Neumáticos especiales” quote_description=”La marca italiana de neumáticos ha desarrollado específicamente para el nuevo Porsche 911 Carrera dos versiones diferentes del PZero, una para el eje delantero (en medida 245/35 ZR 20) y otra para el trasero (295/30 ZR 20).”]

La silueta del 911 es inconfundible

Y mítica, por eso sus líneas maestras no cambian su esencia. El nuevo 911 tiene un parabrisas más arqueado, un frontal más amplio, nuevos faros delanteros Bi-xenón y entradas de aire más grandes. En la zaga, un spoiler de regulación variable, más ancho, y unos grupos ópticos rediseñados, más estrechos, atrapan la atención del que lo mira.

20

En el interior, el habitáculo se ha inspirado en el Carrera GT. La palanca de cambios está en posición elevada, por lo que cae directamente donde la mano va a buscarla. Varias teclas se agrupan en la consola central (al estilo de la que presenta el Panamera) y cada una de ellas tiene una función, por lo que su manejo es sencillo e intuitivo. Pero lo mejor son los asientos deportivos. Recogen el cuerpo a la perfección y todavía pueden ajustarse más para que se aferren a los costados y no te permitan “movimientos extraños”. Son comodísimos, casi como el sofá de tu casa… Y algo hay de cierto, ya que el precio de este Porsche es parecido al de un piso pequeño. Hay que desembolsar 99.393 euros por el Carrera (si lo quieres con cambio PDK, sólo te costará 25 euros más, debido al sistema impositivo español) y 115.456 por el Carrera S. Hablamos de un 911; la exclusividad se paga…

[auto_quote quote=”Techo innovador” quote_title=”El 911 Cabrio, el 3 de marzo” quote_description=”El 3 de marzo de 2012 se lanzará la versión cabrio del 911, dotada de una ligera capota con estructura de magnesio. Su precio comenzará en los 112.832 euros del Carrera Cabriolet con caja opcional PDK (129.395, en el caso del Carrera S).”]

¿Será tu próximo coche?

Los errores son perdonados con generosidad; este 911 es sencillo de conducir, siempre amable con el conductor, al que regala sensaciones fuertes en forma de aceleraciones rapidísimas y frenadas más que decididas, velocidad en las curvas y aún más en las rectas y una sinfonía ronca de su motor que pone los pelos de punta… Yo no necesitaría leer más para salir corriendo al concesionario Porsche más cercano; me lo impide la economía, eso sí…

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Porsche 911, pero quizás con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del 911, puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Y si lo prefieres de ocasión…

Consulta la oferta de Porsche 911 de ocasión en Autocasion.com.

Te puede interesar...

1 Comentario

Igar73 24 Enero, 2012

Star Stop en un 911? Are you serious? Menos mal que el contacto sigue estando a la izquierda…

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba