Peugeot 208 Pikes Peak de Sebastian Loeb: imagen definitiva

Peugeot 208 Pikes Peak de Sebastian Loeb: imagen definitiva

Peugeot volverá a participar en la mítica subida al Pikes Pike, una carrera que se celebrará el 30 de junio en Colorado Spring, Estados Unidos, con Sebastien Loeb a los mandos de un 208 T16. Uno de los coches más espectaculares de la historia.

El nueve veces campeón del mundo de rallys Sebastien Loeb tratará de repetir las victorias de los Peugeot 205 T16 y 405 T16 en esta prueba, encuadrado en la categoría ilimitada. La mítica subida al Pikes Peak es una carrera en cuesta única por su trazado, completamente asfaltado desde el año pasado y compuesto por 156 curvas, por su recorrido de 20 kilómetros y por disputarse a una altura comprendida entre 2.800 y 4.300 metros en su punto culminante. También es una prueba única por su historia, ya que se trata de la segunda carrera más antigua de Estados Unidos después de Indianápolis.

El paquete aerodinámico del Peugeot 208 T16 Pikes Peak es simplemente espectacular.
El paquete aerodinámico del Peugeot 208 T16 Pikes Peak es simplemente espectacular.
Ampliar

Para Peugeot, los triunfos conseguidos en el Pikes Peak han marcado la historia de este deporte a nivel internacional y están muy presentes en los genes la marca. En 1988 el triunfo de Ari Vatanen al volante del 405 T16 quedó inmortalizado con los récords conseguidos y con su plasmación en la legendaria película Climb Dance. Peugeot volvió a ganar en 1989, esta vez con el americano Robby Unser.

Con el número 208, Peugeot se ha inscrito en la categoría “Unlimited” con Loeb al volante del 208 T16. Se trata de un vehículo cuyo motor, V6 biturbo, alcanza una potencia máxima de 875 CV. Con 875 kg de peso en total, os podéis imaginar el poderío de este “miura”. No obstante, durante la carrera se da la circunstancia de que los motores pierden hasta un 30% de su potencia, situación que se debe al aumento paulatino de la altura.

Además del motor, lo más espectacular de este Peugeot 208 T16 Pikes Peak es su aerodinámica. Los radicales cambios que presenta respecto al 208 convencional hacen que no podamos apartar la vista de él en ningún momento. Pero lo cierto es que cada añadido tiene su función aerodinámica, ya que cada punto de agarre que se pueda ganar en una carrera donde se alcanzan los 250 km/h es bienvenido. ¿De qué será capaz Loeb? En todo lo que se ha montado ha ido deprisa. Veremos…

Sebastien Loeb prueba el Peugeot 208 Pikes Peak

Ficha

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba