Probamos el Peugeot 108, ya a la venta en España37

Probamos el Peugeot 108, ya a la venta en España

6 octubre, 2014 por

El sustituto del 107, y gemelo del Citroën C1 y del Toyota Aygo, se pone a la venta en nuestro país. Su precio de salida para la versión más básica se sitúa en 9.500 euros, Plan PIVE y financiación incluidos.

Nuestra valoración: 7,8 Notable

9

7

8

8

9

6

Destacable

  • Diseño original y personalizable
  • Agilidad
  • Confort a bordo

Mejorable

  • Tacto y pomo de la palanca de cambios
  • Volante no regulable en profundidad
  • Ruido interior en versión descapotable

La declaración de intenciones de Peugeot con este 108 es clara: han querido ofrecer un pequeño compacto, con la agilidad que requiere su uso en el tráfico ciudadano y con ciertas aptitudes para viajes cortos por carretera. A bordo, tratan de que el conductor y los ocupantes se sientan mimados, complacidos por la estética y conectados a su smartphone con la ventaja de verlo todo en una pantalla mucho más  grande que la de su móvil. Todo ello se une a una personalización de múltiples opciones en las que cada tipo de comprador se pueda sentir identificado. Dicen que les gusta sobre todo a las mujeres, pero no sólo a ellas, y pretenden ganar 2 puntos de cuota de mercado en el segmento A (el de los pequeños ciudadanos), en el que ahoraPeugeot cuenta con un 5 por ciento.

Nuestro contacto con el 108, en unas horas de recorrido por ciudad y por carretera ha resultado satisfactorio y nos muestra un camino de futuro lleno de éxito. A una estética muy atractiva se une un comportamiento muy adecuado en carretera y realmente bueno en ciudad, todo ello apoyado por un equipamiento elegido con acierto y un catálogo de personalizaciones posibles en la carrocería y en el interior que seguro que atraen a esos compradores que, entre otras cosas, buscan diferenciarse e identificarse plenamente con el coche que conducen.

Llegará a los concesionarios españoles en octubre de 2014.37
Llegará a los concesionarios españoles en octubre de 2014.

El equipo de Diseño de Peugeot ha tenido como retos en este 108 la diferenciación y la personalización. Es conocida su alianza con las marcas Toyota y Citroën para producir este vehículo de tipo ciudadano, cuyas bases son las mismas, pues, que las del Toyota Aygo y del Citroën C1. El diseño se convierte así en una baza fundamental para la diferenciación de estos tres modelos en el mercado y a ese mismo objetivo obedecen también las múltiples posibilidades que el comprador del 108 tiene para personalizar su vehículo por dentro y por fuera.

El Peugeot 108 entra por los ojos. Es pequeño y compacto: 3,47 metros de largo por 1,62 de ancho, con una batalla (separación entre los ejes delantero y trasero) de 2,34 metros. Los voladizos delantero y trasero son muy cortos, de forma que las ruedas se sitúan muy cerca de los extremos de la carrocería, aumentando visualmente la sensación de vehículo compacto y provocando otros efectos positivos: puesto de conducción más adelantado (mejor visibilidad) y aprovechamiento máximo de la capacidad del habitáculo, en el que cuatro personads pueden viajar con relativa comodidad. En un coche de este tipo, la mayor parte de los recorridos serán urbanos y llevando a bordo una o dos personas. De hecho, el perfil del comprador trazado por Peugeot apunta a hombres y mujeres (pero sobre todo ellas) que viven en pareja, sin hijos y con otro coche más grande en la familia.

Se fabricará con dos carrocerías: berlina y con techo corredizo (denominada Top!) tipo targa, es decir, techo cubierto con una capota de lona que descubre toda la parte superior del coche sin llegar a ser un descapotable al uso.

Volviendo a los rasgos que caracterizan al 108, el frontal cuenta con parrilla “partida” (entre la parte superior y la inferior -boca de aireación- se sitúa la zona de la matrícula), un capó con dos pequeños pliegues entre los que destaca el logo con el león y grandes faros con una línea de leds en la parte superior. En el lateral destaca la línea cromada que desde las aletas delanteras y recorre la parte baja de las ventanillas. En la trasera, los pilotos sobresalen –algo en demasía para nuestro gusto- integrando también las luces traseras y las antiniebla, mostrando en su diseño  las ya típicas tres líneas de garra felina que aluden metafóricamente al león símbolo de Peugeot. La parte final del techo cuenta con un discreto alerón justo en la línea de apertura del portón trasero que, por ciento, cuando se levanta, pliega con él la bandeja trasera.

Las opciones de personalización del Peugeot 108 son muy amplias: 8 colores distintos para la carrocería, 3 para el capó y lo que la marca llama “temas” que, en realidad son elementos gráficos que se estampan sobre la pintura (en el capó, en los laterales, en los retrovisores, incluso en el techo) y le dan un aire desenfadado y, sí, diferenciador. Se puede llevar su dibujo también al interior, reproduciéndolo en una banda en el salpicadero y combinándolo todo con un catálogo de cinco tapizados. Aseguran los portavoces de la marca que esta posibilidad de elegir no causará retrasos en las entregas del 108, ya que se hace sobre pedido y salen así de fábrica.

Te puede interesar...

Isabel Gª Casado

2 Comentarios

Macapi 11 julio, 2014

Me parece un coche ideal para una chica, estaré pendiente cuando salga a la venta!

constantino 27 marzo, 2015

soy propietario desde hace 3 dias de un peugeot 108 automatico top allure y no consigo conectar mi nexus 5 con el cable ala pantalla del coche a que se puede deber esto si alguien losabe estaria muy agradecido

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba