Peugeot 908 HY

6 Octubre, 2008, modificada el 11 Enero, 2011 por

En la próxima edición de las 24 Horas de Le Mans participará el Peugeot 908 HY, primer vehículo híbrido usado en la mítica prueba. El coche francés, que sigue recurriendo a un V12 diésel como propulsor principal, podrá funcionar sólo en modo eléctrico cuando el piloto lo estime oportuno y recargará sus baterías de ion-litio aprovechando la energía cinética que se genera en cada frenada.

1

Hablar de las 24 Horas de Le Mans es hacerlo de una de las carreras preferidas por los ingenieros para poner a punto nuevas soluciones técnicas. En 1927, sólo cuatro años después del nacimiento de la prueba, la marca Tracta competía con un vehículo de tracción delantera. En 1953, Jaguar se impuso gracias a una innovación revolucionaria: los frenos de disco. Otro hito fue el marcado por Porsche en 1974, cuando inscribió el primer modelo dotado de turbo. Y si hablamos de motores diésel, muchos pensarán en la victoria del Audi R10 TDI en el 2006 como el estreno de las mecánicas de gasóleo en Le Mans, aunque el nacimiento de los diésel en esa prueba fuera anterior, concretamente en 1949.


HÍBRIDOS » Futuro inmediato


El siguiente capítulo en esta larga historia tecnológica se escribirá con las mecánicas híbridas, ya que en varias competiciones se autorizará su uso el próximo año. Así, los monoplazas de F-1 equiparán el KERS (Kinetic Energy Recovery Systems), destinado a aprovechar una parte de la energía cinética generada por la frenada. Ese mismo dispositivo, usado ya en diversos modelos de serie, es el empleado por el Peugeot 908 HY, un prototipo desvelado hace días en Silverstone con el que la firma del león debutará en la próxima edición de las 24 Horas de Le Mans; aunque el ACO, organizador de la cita, no permitirá que el coche puntúe y deja para el 2010 la irrupción de los híbridos en categoría oficial. Una decisión que permitirá asistir a un bonito duelo, pues el 908 HY se las verá con los 908 ‘aptos’ para la clasificación –llevan el mismo motor HDI, pero no tienen KERS– y con los Audi TDI.


VENTAJAS » ¿Más veloz o menos consumo?


El 908 HY complementa las ventajas del V12 diésel con varios componentes no presentes en el 908 HDI, como un motor/generador eléctrico de 60 kW –permite prescindir del motor de arranque–, diez baterías de ionlitio –seis bajo el asiento del piloto, donde normalmente iría la batería del coche, y cuatro en el lateral izquierdo– y un convertidor –en el lado izquierdo del frontal– que controla el flujo de energía entre las baterías –cada una formada por 60 pequeñas pilas– y el motor/generador. El inconveniente son los 45 kilos extra, aunque Peugeot quiere dejar ese sobrepeso en 35 kilos.


El prototipo, que ya ha realizado sus primeras pruebas, puede funcionar en tres modos: sólo con el motor diésel, combinando la acción de éste con el eléctrico o sólo con el eléctrico. Esa última alternativa se deja para el ‘pit lane’ o para los instantes previos a la salida, cuando se debe rodar despacio… y economizando.


Porque, a igualdad de ritmo, el 908 HY ahorra entre un tres y un cinco por ciento de gasóleo frente al HDI, ya que aprovecha una parte –en torno al cinco por ciento– de la energía de la frenada, que normalmente se disiparía en forma de calor. Por ejemplo, en una vuelta a Le Mans –tres minutos y medio, más o menos–, el KERS acumularía electricidad en las baterías durante un mínimo de 20 segundos y un máximo de 30. Y esa energía servirá para aportar poder extra –80 CV de ‘propina’– en fases de gran aceleración, aunque el piloto deberá elegir bien la situación, pues sólo dispondrá de unos 20 segundos por vuelta de ‘push to pass’ –empuje para adelantar–. Cuando se recurre mucho a esa función, el gasto se iguala con el 908 HDI, pero los registros por vuelta son pulverizados. Y eso, en las carreras, parece importante.

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba