Prueba

VÍDEO| Prueba del Peugeot 308 SW PHEV 180 CV 2022: gran salto

02 de agosto, 2022

El Peufeot 308 SW es uno de los familiares más interesantes del mercado. Su estética cautiva, el interior es espacioso y en esta versión PHEV de 180 CV tenemos muy buenas prestaciones y todas las ventajas de la etiqueta Cero. Vamos a ver todo lo bueno y lo no tan bueno de este compacto familiar.

La nueva línea de diseño por la que ha apostado Peugeot está siendo todo un éxito y sus modelos llaman mucho la atención, desde el pequeño 208 hasta el 508. El último en llegar es uno de los más importantes de la gama, el Peugeot 308 SW, con los nuevos rasgos estrenados en el 508 y del que cuesta diferenciarlo al primer golpe de vista. Para saber si este nuevo modelo es más que una cara bonita, hemos sometido a un examen de larga distancia al Peugeot 308 SW híbrido enchufable de 180 CV en acabado Allure.

Nada más verlo el Peugeot 308 SW llama la atención y es un coche que atrae las miradas, incluso en este discreto color blanco nacarado. Sus formas son elegantes y tienen un toque deportivo y moderno gracias a los faros delanteros y las aristas que recorren los costados, especialmente en los pasos de rueda y también en el portón trasero. Esta versión familiar del Peugeot 308 crece casi 30 cm respecto al compacto, lo cual permite aumentar su maletero desde los 412 l hasta los 608 l en el caso de las versiones 100% térmicas y de los 361 l a los 548 l en el caso de los híbridos enchufables, que pierden el hueco del doble fondo del maletero.

Parte de este aumento de tamaño se aprovecha para aumentar la distancia entre ejes, lo que permite al Peugeot 308 SW ofrecer un poco más de espacio en la zona de los pies de los pasajeros traseros, pero poco añade en espacio para las piernas, que sigue siendo un punto débil para un coche de este tamaño.

Los rivales del Peugeot 308 SW Hybrid

Entre los rivales del Peugeot 308 SW Hybrid tenemos a su primo el Opel Astra ST, con el que comparte tecnología, plataforma y mecánicas, además de medidas. Decidirse entre uno y otro depende más de gustos personales y de afinidad a la marca que de razones objetivas. Personalmente me gusta más la postura de conducción del Opel Astra ST, pero el diseño del 308 es más fresco y da sensación de más moderno y mejor acabado.

Otro gran rival, aunque ya no tanto, es el eterno VW Golf en su versión Variant. Frente a él, el Peugeot 308 SW gana en calidad de acabados en el interior, un diseño más llamativo y un mayor agrado de funcionamiento del sistema de propulsión híbrido enchufable. También algunos mandos están mejor resueltos en el Peugeot, con mejor ergonomía que el Golf, que confía demasiado en mandos táctiles y carede de iluminación en otros, de modo que por la noche son inalcanzables, como es el caso de los ajustes de la climatización.

Por último, un duro rival es el Kia XCeed. También tiene un diseño cautivador y su relación precio/producto es tal vez mejor que la del Peugeot. En lo que gana el francés es en prestaciones del sistema híbrido enchufable, con casi 40 CV más de potencia.

Nuestra valoración: 7,0

Diseño 8

Motor 7

Comportamiento 7

Interior 7

Equipamiento 7

Consumos 6

Destacable

  • Etiqueta Cero
  • Diseño
  • Confort de marcha

Mejorable

  • Espacio en plazas traseras
  • i-Cockpit para tallas grandes
  • Precio

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Atrae miradas

El diseño es muy atractivo.

52 fotos

Ampliar

El diseño del nuevo Peugeot 308 SW es seductor y atrae las miradas. Sus proporciones son buenas y el aumento de longitud para llegar hasta los 4,63 metros de largo se ve equilibrado. En vez de encomendar esos casi 30 cm adicionales al voladizo trasero, parte de ellos se han ido al aumento de la distancia entre ejes. Las puertas son idénticas, pero el espacio entre el borde la puerta trasera y el paso de rueda es mayor en el sw.

Para darle un toque más juvenil y deportivo, el techo tiene una pequeña caída que parece más acusada de lo que en realidad es al jugar con la forma del cristal, que baja más que el techo y parece que tiene una línea más en cuña. Las aristas en los pasos de rueda y el portón trasero, así como los leds de los faros delanteros y pilotos traseros, contrubuyen a acentuar ese toque sport y futurista del modelo.

Los faros son full led y su iluminación es buena. Disponen de función adaptativa que trabaja correctamente y no comete demasiados errores a la hora de detectar al resto del tráfico para no deslumbrarlos.

Me llama la atención la medida de los neumáticos. Por suerte no se han vuelto locos con el diámetro y se conforma con unas llantas de aleación de 17 pulgadas. Sin embargo, la anchura del neumático es generosa, 225 mm de ancho, cuando en modelos superiores con las llantas de 19 pulgadas se conforman con 205 mm de ancho para mejorar el consumo y las emisiones. Es una pena que aquí no hayan hecho lo mismo.

La calidad de acabados y ajustes en la carrocería son buenos y el Peugeot 308 SW causa una buena impresión cuando lo tenemos delante.

Interior: Mejorando el i-Cockpit

Los asientos son muy cómodos.

52 fotos

Ampliar

El interior del Peugeot 308 SW no difiere del de su hermano compacto, con la última evolución del puesto de mando i-Cockpit exclusivo de Peugeot y que es una de las señas de identidad diferenciadoras de esta marca. Los asientos, con certificado AGR, son muy cómodos y sujetan bien el cuerpo, con una banqueta que se puede extender y multitud de reglajes. La postura de conducción del i-Cockpit con el volante muy bajo para poder ver la instrumentación por encima del aro resulta cómoda para muchas personas, pero los que somos de talla grande tenemos algunas discrepancias. Personalmente, el volante tan pequeño y achatado me obliga a conducir con las manos muy juntas respecto a los hombros, en una postura poco natural.

La pantalla del sistema multimedia está bien integrada en la consola central y los mandos de acceso directo a determinadas funciones como el clinatizador, el sistema de sonido o el navegador son muy cómodos de accionar. En la consola central tenemos la tecla para el selector del cambio automático y el mando para elegir entre los diferentes modos de conducción (sport, hybrid y electric).

Las plazas delanteras tienen iluminación ambiental que crea un ambiente acogedor alrededor de la pantalla multimedia y por la cenefa que se prolonga hacia las puertas.

Detrás el material de los paneles de puerta es bueno, pero no llega esa iluminación ambiental. El aumento en la distancia entre ejes hace que el hueco para los pies sea algo mayor y facilita el entrar y salir del coche, pero no se gana apenas nada en el espacio para las piernas. Con un conductor de 1,85  m de estatura, en la plaza trasera el que pase de 1,75 m irá rozando con las rodillas contra el respaldo delantero. Para su tamaño, no es un coche espcialmente espacioso en las plazas traseras.

El maletero se queda por debajo de los 600 litros en esta versión híbrida enchufable, que pierde el hueco que hay en el doble fondo debido a la recolocación de algunos componentes para dejar espacio a las baterías bajo los asientos traseros. Sus formas son cúbicas y muy utilizables y el mecanismo de abatimiento de los respaldos traseros muy fácil de accionar.

En cuanto a los acabados y ajustes en el interior, el Peugeot 308 SW está a buen nivel, sin ruidos parásitos y con materiales de buen tacto y apariencia.

Motor: Híbrido enchufable de 180 CV

El sistema híbrido enchufable de esta versión llega a los 180 CV con 150 CV de gasolina y 110 CV eléctricos.

52 fotos

Ampliar

El grupo propulsor de esta versión híbrida enchufable del Peugeot 308 SW es básicamente el que ya conocemos del grupo Stellantis y que hemos probado en otros modelos como el DS4 E-Tense, aunque aquí la potencia se queda en 180 CV en lugar de 225 CV debido a que la gestión del motor de gasolina 1.6 turbo está configurada para que rinda 150 CV en lugar de 180 CV. El motor eléctrico integrado dentro de la caja de cambios EAT8 de 8 velocidades es el mismo de 110 CV de potencia alimentado por las baterías de ión de litio. La autonomía eléctrica oficial es de 59 km, aunque en ciudad lo normal es que rondemos los 50 km de autonomía real, cifra que ronda los 35 km en el caso de circular por vías interurbanas y a velocidades entre 70 y 100 km/h.

Para cargar la batería disponemos de una toma de carga en el paso de rueda trasero izquierdo con un cargador a bordo de 3,7 kW de potencia, con el cual podemos cargar por completo las baterías en unas 4 horas, si disponemos de un punto de carga que suministre esa potencia.

Además de los modos de conducción que varían la respuesta del sistema para dar más preponderancia a las prestaciones (sport), la eficiencia (hybrid) o fuerzan al sistema a funcionar en modo eléctrico (electric), este Peugeot 308 SW PHEV dispone de un modo denominado e-Save que permite reservar la carga que tengamos en las baterías para poder usarla en el destino (si por ejemplo vamos de viaje a una ciudad con zona de acceso restringido a vehículos sin emisiones). Si tenemos suficiente carga en la batería, lo que hará el sistema es reservar esa cantidad que hayamos elegido (10 km de autonomía, 20 o toda la posible). Si no hay carga suficiente, el motor de gasolina actúa como un grupo electrógeno y a lo largo del viaje irá recargando las baterías, eso sí, a costa de aumentar el consumo de gasolina alrededor de un 20%, de modo que no conviene usar este modo salvo que no nos quede más remedio.

Comportamiento: Buen viajero

El nuevo Logo de Peugeot tiene un punto retro.

52 fotos

Ampliar

La conducción de este Peugeot 308 SW es muy fácil. En ciudad en modo eléctrico es una gozada. Sus 110 CV lo mueven con mucha soltura incluso al salir a circunvalaciones y no se amilana en las rampas más fuertes de los garajes aunque salgamos cargados hasta los topes. Las suspensiones cumplen bien y nos aíslan de los baches y bandas reductoras de velocidad con suficiente confort, además el habitáculo está bien aislado del ruido.

En carreteras secundarias las prestaciones son muy buenas y se mueve con desahogo. El tacto del freno está muy bien ajustado y la dirección responde bien, aunque me gustaría un poco más directa y que no llegase a las casi 3 vueltas que da ésta entre topes, cuando algunos rivales ya se conforman con sólo 2 vueltas. La caja de cambios EAT8 funciona mejor en modo Hybrid que en Sport, donde se vuelve demasiado brusca a la hora de reducir cuando frenamos, dando algunos trompicones cuando estamos a punto de detenernos. La estabilidad es buena, pero se nota el peso extra de las baterías en las zonas de curvas enlazadas, donde se aprecia claramente una mayor inercia del coche a la hora de cambiar de trayectoria de un lado al otro.

En autopista el Peugeot 308 SW Hybrid es un coche muy cómodo para viajar. Las suspensiones tienen un buen compromiso para aislarnos de las imperfecciones en el firme y sujetar el coche en las curvas rápidas, donde transmite confianza en la trazada. Al pasar por badenes vamos a notar de nuevo que llevamos un peso extra en la parte trasera, la sensación es casi como la de ir conduciendo el coche sin pasajeros pero con el maletero lleno.

En resumen, el comportamiento dinámico del Peugeot 308 SW Hybrid es bueno. Tiene un buen compromiso entre confort y eficacia, las prestaciones de los 180 CV dan para movernos con desahogo aunque viajemos cargados y la conducción resulta muy fácil para cualquier persona, sin reacciones extrañas que puedan cogernos por sorpresa.

Equipamiento: Lo esperable

Los faros full led tienen una buena luz.

52 fotos

Ampliar

El acabado Allure Pack cuenta con un buen nivel de equipamiento en el que no echaremos en falta nada realmente importante. En lo que se refiere al confort, el Allure incluye climatizador de doble zona con salidas independientes para las plazas traseras, asiento del conductor con reglaje en altura volante de piel multifunción, sistema de entrada con llave inteligente manos libres, luz ambiental, etc. Habría que pagar a mayores los asientos calefactados, por ejemplo, con un coste adicional de 200 euros. Si queremos los asientos delanteros con reglaje eléctrico, la cosa se dispara hasta los 2.150 euros, como puedes ver en la ficha técnica adjunta.

En cuanto a los asistentes avanzados a la conducción (ADAS), el Peugeot 308 SW es un coche de última generación y está bien servido. Disponemos de control de crucero adaptativo, alerta de colisión con frenado de emergencia, asistente de mantenimiento en el carril, sensores de ángulo muerto, asistente de aparcamiento con cámara de marcha atrás, etc.

El apartado multimedia está también a buen nivel, con una pantalla táctil en formato panorámico de 12 pulgadas de buena respuesta, Apple Car Play y Android Auto inalámbricos, puerto de carga por inducción, tomas USB-C, la aplicación my Peugeot para programar, por ejemplo, las horas de recarga y la climatización, consultar el estado de las baterías, etc.

En definitiva, el equipamiento está dentro de lo razonable en un coche que supera los 37.000 euros y que ofrece etiqueta Cero.

Consumo: Aprovecha el enchufe

Los consumos son correctos y se puede ahorrar si sacamos partido conduciéndolo en eléctrico.

52 fotos

Ampliar

Con una autonomía en modo eléctrico anunciada de 60 km, el consumo medio homologado de este Peugeot 308 SW híbrido enchufable es de sólo 1,1 l/100 km, lo que deja claro que está muy bien posicionado entre los híbridos enchufables en cuanto a eficiencia.

En esta prueba, si lo usas exclusivamente en ciudad, sí se acerca bastante la autonomía real eléctrica a la teórica, siendo relativamente fácil hacer en el entorno de los 55 km en modo exclusivamente eléctrico. Si subimos el ritmo y nos movemos por carreteras y sin dar mucho tiempo a recargar las baterías levantando el acelerador, podemos hacer en modo eléctrico alrededor de los 40 km sin muchos problemas.

Una vez agotada la autonomía eléctrica y usándolo exclusivamente como un híbrido, los consumos reales medidos en el Peugeot 308 SW PHEV de 180 CV han sido:

  • Ciudad: 7 l/100 km
  • Carretera: 5,5 l/100 km
  • Autopista: 6,2 l/100 km

Con estos consumos y un depósito pequeño de sólo 40 litros, la autonomía total del Peugeot 308 SW PHEV  de 180 CV ronda los 600 km, a los que habría que sumar los 40 o 50 que podemos hacer en modo eléctrico si salimos con las baterías cargadas a tope.

Rivales: Rivales del Peugeot 308 SW PHEV de 180 CV 2022

Vehículo

Peugeot 308 SW 1.6 Hybrid Allure Pack EAT8 180

Opel Astra 1.6T PHEV S/S Ultimate Aut. 180

Kia XCeed 1.6 PHEV eMotion Aut.

Volkswagen Golf Variant 1.5 eTSI R-Line DSG 110kW

Precio Desde
40.310 €
Desde
41.300 €
Desde
39.449 €
Desde
40.448 €
Combustible Híbrido Enchufable Híbrido Híbrido Enchufable Gasolina
Cambio 8 marchas 8 marchas 6 marchas 7 marchas
Potencia (CV) 180 180 141 149
Aceleración 0-100 km/h (s) 7,7 7,6 8,2 8,7
Consumo Medio (l/100 km) - - 1,7 -
Emisiones CO2 (g/km) - - 31 -

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche