Prueba

Peugeot 308 1.6 HDi 115 CV Allure 2014, lo probamos

26 fotos

Ampliar

26 de febrero, 2014

Nos ponemos al volante del nuevo Peugeot 308 con la mecánica diésel de 115 CV. La unidad probada contaba con todos los detalles posibles en lo que a acabado y equipamiento se refiere, aunque nos atrevemos a afirmar que aún sin estos lujos el nuevo 308 es un rival de altura para los gigantes alemanes. ¿Quieres saber por qué?

El nuevo Peugeot 308 llega con la intención de dar mucha guerra. El nuevo compacto francés le va a dar más de un dolor de cabeza a sus rivales alemanes. No tiene nada que envidiar a un Volkswagen Golf VII o un Audi A3, por nombrar a dos de los contendientes más reputados del segmento.

La unidad que hemos probado en Autocasion.com cuenta con todos los lujos posibles, acabado Allure incluido. Es por ello que el precio de este 308 se dispara hasta los 23.340 euros. ¿Los vale? La respuesta es clara y concisa. Si. Ahora ya depende de ti decidirte por él o por la competencia.

Nuestra valoración: 8,5

9

9

9

7

8

9

Destacable

  • Comportamiento dinámico.
  • Evolución de su diseño.
  • Rendimiento y consumo del motor.

Mejorable

  • Posición del volante.
  • Tacto de la pantalla táctil, hay que presionar demasiado.

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño

Evolución a la alemana

El nuevo Peugeot 308 da un importante paso en lo que a diseño se refiere.

26 fotos

Ampliar

La estética del nuevo Peugeot 308 ha cambiado sustancialmente, algo lógico si tenemos en cuenta de que hablamos de una nueva generación. Si lo comparamos solamente con su antecesor, lo cierto es que ha dado un claro paso adelante. La imagen se ha modernizado, ofreciéndonos un coche más acorde con lo que se estila en la actualidad. Sus formas, más cuadradas y angulosas, favorecen una terminación más elegante.

Los principales cambios los apreciamos en el frontal, donde la parrilla ha reducido su tamaño considerablemente, viéndose flanqueada ahora con ópticas de nuevo diseño que, en el acabado Allure que tuvimos en nuestras manos, incorporan tecnología LED. El logotipo de Peugeot se adapta al nuevo lenguaje de diseño de la marca. Si bien éste pierde cierta presencia, gana en elegancia.

Otro de los puntos fuertes en lo que a diseño se refiere es la reducción de altura del 308. Pasa de 1,5 a 1,46 metros. Sobre el papel no es mucho, pero lo cierto es que el perfil del nuevo vástago de la marca francesa se ve beneficiado, ya que es más estiloso y deportivo. La zaga también se “achata”, aparcando esa sensación de exceso de altura que tenía la anterior generación.

Todos los pasos dados son para bien, pero el resultado, una vez que lo ves en directo desde ciertos ángulos, recuerda demasiado a competidores como el Audi A3 o el Volkswagen Golf VII. ¿Falta de imaginación, o unas preferencias de los clientes demasiado homogéneas? La respuesta es complicada de dar, aunque el resultado es evidente.

En cuanto al interior, Peugeot adopta una solución bastante minimalista que a mi personalmente me gusta bastante. Concentra todos los mandos, climatizador incluido, en la pantalla táctil, lo que reduce bastante la presencia de elementos en la consola central. Lo que no me termina de convencer, aunque hay a quien le encanta, es la presencia del diminuto volante que ya hemos visto en el 208. Al menos en esta ocasión, su posición está mejor solucionada, y si bien sigue tapando parcialmente el cuadro de mandos, no impide ver los datos más importantes que allí se reflejan. Uno de ellos, el cuenta revoluciones, presenta una innovación importante -que solamente afecta al plano estético, eso si-, y es que marca en el sentido contrario a las agujas del reloj.

Motor

La opción ideal

Las llantas de esta versión del Peugeot 308 le aportan un toque extra de deportividad, a pesar de contar con un motor más orientado al uso diario y convencional.

26 fotos

Ampliar

Como decía, la unidad que hemos probado contaba bajo el capó con el motor diésel e-HDi de 1,6 litros y 115 CV. Se trata de la unidad diésel más potente disponible para el 308, quedando por debajo el 1.5 HDi de 92 CV.

Sin rodeos, si quieres que tu 308 sea diésel, te has de comprar el e-HDi de 115 CV. El compromiso que obtiene entre rendimiento y gasto de combustible es óptimo, si bien antes de que entre el turbo se echa en falta algo de potencia. No obstante, esta sensación no la tendremos a menudo, cumpliendo esta mecánica perfectamente con todo lo que se espera de ella.

En ciudad se trata de un motor suave y progresivo, que nos permite afrontar los vaivenes del día a día sin mayor problema. En carretera quizás si que le notemos alguna carencia en el sentido de que nos pueda faltar potencia durante algún adelantamiento o en alguna subida pronunciada, pero no es nada que no podamos solucionar reduciendo a una marcha más corta.

El motor de la unidad probada se asociaba con una caja de cambios manual de seis velocidades. Me ha dado la sensación de que el tacto de la misma mejora respecto a lo que conocemos. Bajo mi punto de vista, Peugeot siempre ha pecado de tener un tacto de palanca de cambios demasiado tosco, donde se transmitían a la mano ciertas imperfecciones o saltos. Estas siguen existiendo, aunque en menor medida. El resultado es más que aceptable.

Comportamiento

En una palabra, brillante

El comportamiento dinámico del nuevo Peugeot 308 es brillante en todos los aspectos.

26 fotos

Ampliar

Llegamos al verdadero punto fuerte del nuevo Peugeot 308. Su comportamiento, tanto en ciudad como en carretera, es una auténtica maravilla. Los ingenieros de Peugeot han encontrado un compromiso ideal en lo que a confort y estabilidad se refiere. El nuevo 308 tiene una pisada fuerte y firme, sin que ello resulte incómodo en ningún momento.

Su estabilidad cuando buscas los límites del coche es muy elevada, siendo muy complicado que su comportamiento deje de ser neutro. El tacto directo de la dirección permite llevar el coche allá donde apuntes con el volante.

Personalmente, siempre he preferido que la dirección de cualquier coche tenga cierto punto de firmeza y dureza, ya que me transmite más confianza que al contrario. Y la dirección del Peugeot 308 es precisamente así. Firme y dura. No obstante, el reglaje de la misma la ablanda con la disminución de la velocidad, con lo que la maniobrabilidad dentro de la ciudad no es incómoda en ningún caso.

Me ha sorprendido también, y para bien, el tacto del freno. Es firme, casi deportivo. No es habitual encontrar un freno así en un coche tan orientado al uso familiar. Y a mi personalmente me transmite, como en el caso de la dirección, mucha más confianza un pedal de freno con este grado de firmeza.

Equipamiento

Con todo lujo de detalles

La cámara de visión trasera es una gran ayuda a la hora de aparcar en lugares complicados.

26 fotos

Ampliar

El acabado Allure de Peugeot para el 308 es un espectáculo. No echarás en falta nada. Asientos de cuero con calefacción -que ofrecen una sensación de comodidad a prueba de bombas-, navegador con pantalla táctil, conectores USB, un equipo de sonido a la altura… ni una pega en este apartado.

La unidad que he probado, además de contar con el máximo acabado posible, tenía también dos extras que aumentaban más si cabe la sensación de lujo y confort del conjunto. El primero de ellos es el sistema de navegación, paquete que además incorpora una segunda toma USB, lector de CDs  y sistema Peugeot Connect. Este extra tiene un precio de 400 euros.

El segundo de los extras de los que os hablo solamente afecta al plano estético, y es el color de la carrocería. El bonito blanco que ves en las fotos -para contemplarlo en todo su esplendor hay que verlo en directo, creedme- tiene un sobre coste de 190 euros. Para mí, merece la pena.

Consumo

Un gasto a la altura

La pantalla táctil, desde donde controlaremos todos los parámetros del coche, se integra perfectamente en el salpicadero en medio de un elegante hexágono.

26 fotos

Ampliar

Como he dicho en el apartado anterior, el equilibrio entre el rendimiento del motor y su consumo de combustible es francamente bueno.

Durante la semana que conviví con el 308, el gasto medio de combustible fue de 5,8 l/100 km. Se trata de una cifra que queda lejos de los 3,7 l/100 km de gasto medio homologados, pero que igualmente merece nuestros elogios, ya que estamos hablando de un consumo que nos permite pasar bastante tiempo sin visitar la gasolinera.

Por otra parte, no se trata de un gasto de combustible que aumente de forma significativa si decidimos exprimir al máximo las posibilidades que ofrece este Peugeot 308, algo sin duda elogiable.

Rivales

Vehículo

Peugeot 308 1.6e-HDI Allure

Audi A3 Sportback 1.6TDI Attraction 105

Volkswagen Golf 1.6TDI CR BMT Advance 105

Kia Cee´d 1.6CRDi Drive 128

Precio Desde
24.550 €
Desde
25.650 €
Desde
24.080 €
Desde
22.085 €
Combustible Diesel Diesel Diesel Diesel
Cambio 6 marchas 6 marchas 5 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 115 105 105 128
Aceleración 0-100 km/h (s) 10,9 10,9 10,7 10,9
Consumo Medio (l/100 km) 3,8 3,8 3,8 4,3
Emisiones CO2 (g/km) 100 99 99 114

Comparte este artículo:

Comentarios

Rubén Fidalgo 26 febrero, 2014

Totalmente contigo, me parece un coche excelente y un gran salto respecto a su predecesor, pero es que en su categoría hay verdaderas fieras, en mi opnión el León español puede con el francés, aunque el de éste sea rampante. Me decepcionó bastante el acceso a las plazas traseras, con una puerta muy corta en la parte baja, que dificulta meter los pies.

alfonso 26 febrero, 2014

Creo que Peugeot ha hecho un gran trabajo con este 308, pero como dices creo que el León está un paso por delante

Jorge Morillo 26 febrero, 2014

Alfonso, yo he probado los dos y la verdad es que no sabría decantarme por uno claramente. Creo que es un segmento en el que se están haciendo las cosas muy bien y serán los pequeños detalles los que te hagan decidirte por un coche u otro sin miedo a equivocarte.

jose carlos pons 30 marzo, 2014

Hola ¡¡ Desde un primer momento y a pesar de que llevo 40 años conduciendo, he tenido varios coches, el primero era famoso Mini.Cooper, que lo tenía modificado para correr en raylli, tenía caída de ruedas negativa y un largo etc., de modificaciones. Bueno … volviendo al 308 allure 115 CV., desde el primer instante me cautivio había probado otros pero no eran tan sobresalientes o tan apasionantes de conducir en casi todo. Estabilidad, buena respuesta, acabados, y sobre todo aplomo. El radio de giro también … se maniobra muy bien en el garaje o carreteras montañosas, en fin toda una delicia, el único pero de éste coche es que no es precisamente poco bebedor, me gasta en conducción mixta unos 6.3 l., muy lejos del Toyota Auris anterior que tenía, modelo 2009 (Norma IV), que me gastaba sobre 5.2 litros como mucho, y eso que era un 2.0 con 126 CV., aunque más tranquilos

IGC 9 abril, 2014

No entiendo las diferencias de consumo entre publicaciones. Vosotros decís que el Allure 115cv consume 5,8 pero a otras les consume exactamente un litro menos (casi un 20% menos) en uso mixto y destacan su excelente consumo, que vosotros criticáis por alto. No hay quien se aclare… y me hace sospechar que algunos probadores le meten mucha más caña que otros y después no lo comentan en la prueba (probablemente un conductor normal no le pisará mucho)

Rubén Fidalgo 11 abril, 2014

Hola IGC, en mis pruebas suelen criticar que mis consumos son más altos que los homologados por el fabricante, y te aseguro que aunque en momentos de la prueba hago una conducción más viva, la media de consumo la calculo practicando una conducción normal, tirando a eficiente, porque (modestia aparte) utilizo bastante bien el cambio y las inercias. Sin embargo, los consumos son casi siempre superiores a los del fabricante. Muchas veces porque la unidad de pruebas equipa extras que penalizan mucho el consumo (techo panorámico que aumenta el peso, ruedas más grandes que penalizan los rozamientos…), etc. Conozco a Jorge y me consta que es un probador muy profesional y que aunque su perfil personal es más bien sport, en las pruebas se comporta como lo haría un usuario real, incluso mejor, porque sabe utilizar el cambio mejor que la mayoría de conductores. Un saludo y gracias.

mauricio 30 abril, 2014

me quedo con mi peugeot 306 !!

josé carlos pons 25 octubre, 2014

Después de hacerle unos 4000 Kms., a mi Peugeot 308 HDI 115 CV. Alure, el consumo real mixto esta en 5.6. Después de algún viaje la media baja drásticamente, recuerdo que no hace mucho viniendo de Teruel, a la velocidad permitida bajo la media 4.9, pero poco a poco al circular por urbano y extraurbano sube a 5.6 – 5.7, con cubiertas que lleva de 225 y la norma Europea \”V\”, que también influye. En mi anterior coche Toyota Auris HDI 2.0 y 126 CV, con cubiertas de 205 y norma \”IV\”, consumía un litro menos sobre 4.8. aunque la última versión el Toyota Auris, 2.0 HDI 24 CV.consume sobre 6 litros. a menos contaminación más consumo, saludos cordiales !!

luis 11 marzo, 2016

direccion dura? yo la veo suave, pero genial directa precisa de lo mejor.
va muy bien , pero creo que exageran en lo de aplomo superestable etc.. yo creo que hay mejores.
el cambio no me gusto mucho.

Rubén Fidalgo 11 marzo, 2016

Hola Luis, muchas gracias por aportar tu opinión como usuario, es muy útil, un saludo.

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche