Peugeot 3008 1.6 HDI 110 CV FAP

27 Noviembre, 2009, modificada el 9 Febrero, 2011 por

Un modelo curioso que, sin ser pionero en su nicho, se posiciona como una opción para los que buscan espacio y una posición de conducción elevada, y no necesitan la tracción total que aporta su hermano 4007.

39

El segundo modelo de la marca francesa en incorporar un cuarto dígito en su denominación llega con carrocería crossover, nicho en el que caben carrocerías familiares elevadas con tracción total como la del Audi A4 Allroad o las de monovolúmenes elevados -con tracción total, o no- como el Seat Altea Freetrack, además de otros de tracción delantera como el Ford S-Max.


El 3008 comparte plataforma con su hermano -también de tamaño compacto- 308 SW, pero ofrece una imagen más contundente y se le presupone una mayor polivalencia por la distancia que separa su carrocería del suelo. Aunque la versión que nos ocupa no difiere de cualquier tracción delantera.

Interior

Por su tipo de carrocería y tamaño –4.365 mm de largo, 1.837 de ancho y 1.625 mm de alto- este “híbrido” compacto ofrece la máxima comodidad para entrar y salir del habitáculo. Su altura es idónea para sentarnos sin tener que flexionar las piernas lo más mínimo, aunque es cierto que personas mayores o de estatura inferior a la media creerán subirse a un todoterreno de verdad, con la dificultad que conlleva.


Las plazas delanteras están delimitadas por una consola central inclinada orientada al conductor, en la que encontramos un agarrador para el copiloto. Atrás dos adultos y un niño irán sin problema, e incluso tres adultos, ya que no hay túnel central que entorpezca. A esto hay que sumar la sensación de espacio que aporta el techo panorámico, con una persiana retráctil eléctrica.


El maletero merece mención aparte por su gran capacidad que va desde los 512 a los 1.604 litros, y ofrece modularidad con una tapa clasifcadora para llevar objetos sin que se muevan, además de una boca de carga muy accesible ya que la parte inferior del portón -que Peugeot llama Hobby– se abate para facilitar el acceso de objetos pesados -soporta hasta 200 kg-.


La calidad de los materiales en general es buena, así como sus ajustes. Sólo los plásticos de la parte baja del salpicadero y las guanteras -en los laterales de las puertas, bajo la columna de dirección, en el lado del acompañante, bajo el reposabrazos central y los pies de los ocupantes traseros-, de gran capacidad, dejan que desear visualmente y al tacto. No parecen muy robustas.


Nuestra unidad con acabado Sport Pack monta de serie todos los sistemas de seguridad activa y pasiva, y de ayuda a la conducción, habituales en los modelos actuales –ABS, airbags, controles de estabilidad y tracción, isofix…-, además del equipamiento de confort más completo –faros bixenón direccionales con lavafaros, sensores de aparcamiento traseros, retrovisor interior electrocrómico, sensores de luces y lluvia, climatizador bizona, control de velocidad de crucero, freno de mano eléctrico y automático con asistente de arranque en pendiente, alerta de distancia con el vehículo que nos precede, Head Up Display…-. Su precio es de 27.200 euros.


Opcionalmente puede llevar infinidad de extras, entre los que destaca el sistema Grip Control -no en nuestra unidad-, asociado al ESP y al control de tracción, que con cinco programas diferentes -similares a los del Terrain Response del Land Rover Freelander– acerca el comportamiento del 3008 al de un 4×4 sin serlo -actuando sobre cada rueda del eje delantero para conseguir la máxima tracción según el terreno por el que se circule-.

Comportamiento y Prestaciones

La mecánica turbodiésel common rail con filtro de particulas 1.6 HDI y 110 CV de potencia -a 4.000 rpm– es el acceso de gasóleo del 3008. Ofrece un par motor justo, a pesar de que los 240 Nm que entrega desde las 1.750 rpm aumentan -puntualmente- por la acción de un overboost hasta 260.

Esto implica una actitud voluntariosa, suave y ágil una vez lanzado desde el inicio del par máximo hasta las 3.000 rpm -antes y después es rumoroso y pesado-, y unos registros suficientes para un monovolumen con una velocidad punta de 180 km/h y una aceleración de 12,2 segundos en el 0 a 100. La unidad probada se asociaba a un cambio manual de 6 velocidades de desarrollos y recorridos largos, y tacto impreciso. 


Sin embargo, los grandes beneficiados son los consumos –5,3 litros en ciclo combinado, 4,5 en carretera y 6,7 en ciudad, todos ellos a los 100 km- y las emisiones de dióxido de carbono –140 gr/km que suponen el 4,75% de impuesto de matriculación-, en parte por su conseguida aerodinámica y peso contenido, 1.425 kg, cercano al de cualquier modelo compacto.


La suspensión -a pesar de ser el acabado deportivo y montar llanta de 18 pulgadas, eso sí en neumático de 235 mm de sección y 45 de perfil- tiende al balanceo en curva, y cabeceo en frenada -no más de lo normal, dada la distancia que separa la carrocería del suelo-.

Aunque al límite -como buen delantera- subvira, si se insiste con el volante, el eje posterior se manifiesta nervioso y con ganas de protagonismo. Pero los frenos de disco, ventilados sólo los delanteros y poco dosificables, lo contienen.


Un  modelo original con virtudes de monovolumen y aspiraciones camperas, si se opta por el Grip Control, cuidadoso con el gasto y pensado para el confort y la seguridad ya que en su haber están las 5 estrellas Euro NCAP.

Destacable

– Consumo ajustado.
– Ergonomía.
– Espacio interior.

1 Comentario

Peugeot 508 RXH | Autocasion 15 Septiembre, 2011

[…] cuando entra en funcionamiento el bloque de gasóleo. Este bloque se montó por primera vez en el 3008. if(typeof(v_randomnumber)=="undefined"){ var […]

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba