Peugeot 207 SW 1.6 HDI 16v Sport

9 Agosto, 2007, modificada el 24 Enero, 2011 por

Con el 207 SW la marca del león cierra el círculo de este modelo, que dispone de versiones muy variadas, capaces de satisfacer las necesidades de todos cuantos se acerquen a él.

9
9




Con el 207 SW la marca del león cierra el círculo de este modelo, que dispone de versiones muy variadas, capaces de satisfacer las necesidades de todos cuantos se acerquen a él. Cuenta con variantes de tres puertas con un acento muy deportivo, de cinco puertas para aquellos que necesitan una mayor practicidad, el exclusivo Coupé Cabrio para los que buscan distinguirse y ahora el SW pensado para aquellos que además de todo necesitan un coche con una mayor versatilidad de uso.

  • Comportamiento



  • Prestaciones



  • Interior y maletero



  • Espacio y practicidad



  • Valor de compra



Comportamiento

En los datos obtenidos con el correvit en la pista de pruebas del INTA, tan sólo cede unas décimas con respecto a las berlinas del 207 que lo equipan. Por otro lado, este motor, dotado con un sistema de inyección directa por raíl común de segunda generación, sigue haciendo gala de un funcionamiento refinado y suave y unos consumos muy ajustados. Con un gasto medio en nuestra prueba de 5,4 l/100 km, permite una autonomía de más de 900 kilómetros, una cifra que no está nada mal.


Entre las múltiples virtudes del 207, una de las más destacables es su excepcional comportamiento, y el SW mantiene punto por punto esta característica. En este modelo la marca ha realizado algunos cambios en las suspensiones traseras, en las que han reforzado los tarados de los muelles y de la barra estabilizadora, pensando en que por su condición de vehículo familiar se va a utilizar con más carga en su parte trasera. También teniendo esto en cuenta han variado los parámetros de la dirección asistida eléctrica y del ESP. Unos cambios que se aprecian muy poco al volante.


El 207 SW tiene un comportamiento muy bueno en todo tipo de carreteras y las suspensiones, con unos tarados duros, muestran un buen equilibrio entre confort y estabilidad. Tan sólo se le puede reprochar que la amortiguación en compresión es un poco dura y filtra poco algunas irregularidades del asfalto. Además debido al comportamiento tan noble que muestra siempre, resulta un coche muy fácil de conducir.


La unidad de nuestra prueba estaba equipada con la opción del ESP+ASR, que tiene un precio de 500 euros. Unos sistemas de seguridad que la marca no contempla de serie en ninguna de las versiones del 207 SW, algo que, por contra, otras muchas marcas si lo ofrecen en coches del mismo nivel o incluso inferior al Peugeot 207. Nosotros al menos durante nuestra prueba con este modelo, (siempre con el asfalto seco) no lo hemos echado de menos, aunque hoy en día es un buen argumento de ventas que aporta caché tecnológico.


 

prestaciones

El nuevo Peugeot 207 SW llega con la gama de motores disponible en los 207 berlina, en los que los HDi son las estrellas indiscutibles. La primera prueba con la variante familiar de este utilitario de la marca del león la hemos realizado con el 1.6 HDi de 90 CV. Un motor sobradamente probado en diferentes modelos del grupo PSA y de Ford, que siempre ha dado muestras de un buen rendimiento y que al 207 SW le sienta muy bien. Este propulsor siempre ha hecho gala de ofrecer unas prestaciones muy honestas y en este modelo, que tiene un peso de 1.260 kilos, se comporta bien.

Interior y maletero

Al igual que sucede con todos los 207, la calidad percibida en este nuevo SW es elevada y no tiene nada que envidiar su acabado final al de coches de segmentos superiores. Destaca en este apartado el agradable tacto del salpicadero, realizado con materiales acolchados. Pese a su condición de coche familiar mantiene los detalles deportivos que caracterizan a este utilitario de la marca del león, con unos acabados cromados, los asientos delanteros muy envolventes y el cuadro de instrumentos con las esferas en color blanco y con una información completa. Deportividad que se complementa a la perfección con los múltiples detalles prácticos que distinguen al 207 SW.


El portón trasero, de generoso tamaño, permite acceder con facilidad al maletero, que con formas muy regulares hace posible que se pueda aprovechar al máximo. Su capacidad de carga oscila entre los mencionados 337 litros en condiciones normales de uso, hasta 1.258 litros si se abate el respaldo de los asientos traseros, permitiendo éstos la posibilidad de abatirlos de forma asimétrica, con lo que aumentan de forma notable sus posibilidades de uso. Además, tienen la ventaja añadida de permitir un plano de carga totalmente plano cuando se abaten. Otro detalle práctico y original es que la luneta trasera se puede abrir de forma independiente, una solución muy útil que posibilita guardar objetos de pequeño tamaño sin necesidad de abrir el portón, y también permite acceder al maletero cuando el vehículo se encuentra aparcado y sin demasiado sitio por detrás.


Pero en Peugeot no se han conformado con que el 207 SW sea un coche práctico y muy versátil, además le han querido dar un toque de distinción. Y lo han conseguido importando la solución de techo de cristal panorámico del 307 SW y del 407 SW. Un detalle que además de aumentar la exclusividad, permite un interior muy luminoso.

Espacio y practicidad

El 207 SW mantiene la imagen deportiva que distingue a las diferentes variantes de este modelo, con un frontal muy agresivo, y adopta un aspecto familiar, que para seguir recordándonos que se trata de un Peugeot se asemeja bastante en la zaga al 407. La versión familiar del 207 crece casi 12 centímetros conrespecto a la berlina, un aumento de esta cota que se produce en el voladizo trasero con la intención de permitir un aumento de su capacidad de carga. Y supera esta prueba, ya que encondiciones normales de uso nos obsequia conuna capacidad de 337 litros, un cifra que representa un aumento de 67 litros con respecto a la berlina, lo cual delata sus intenciones como vehículo más polivalente.

Esta interesante versión familiar del 207 comparte la plataforma del resto de sus hermanos de gama y con respecto a las versiones de tres y cinco puertas, del pilar central hacia adelante son idénticos y es a partir de este punto donde comienzan las diferencias. Por lo tanto el espacio de los asientos delanteros, el diseño del salpicadero o el puesto de conducción no experimentan cambios. Sí hay novedades en el asiento trasero, que gracias a una mayor altura del techo permite una ganancia de 24 milímetros más para la cabeza, todo pese a que la banqueta del asiento está ubicada 20 milímetros más alta que la de los 207 de 3 y 5 puertas. También se beneficia de la mayor longitud del coche y ofrece un espacio extra para las rodillas, al estar los asientos anclados un poco más atrás.

Valor de compra

En la actualidad el Peugeot 207 SW no tiene unos competidores directos, para ello habrá que esperar a que lleguen el Skoda Fabia Combi y el Renault Clio Grand Tour. Por lo tanto no se puede decir si su precio 207 SW es competitivo respecto a la competencia. La unidad de nuestra prueba, el 207 SW 1.6 HDi Sport de 90 CV, cuesta 17.610 euros, un precio que es sólo 460 euros más caro que el 207 con carrocería de cinco puertas y con un motor y nivel de acabado equivalentes. Por lo tanto, lo que está claro es que, por muy poco más Peugeot ofrece la posibilidad de poder disfrutar de un coche que resulta mucho más práctico y versátil.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba